Archivo de la etiqueta: suicidio

El cine como herramienta para abordar el suicidio

CURSO ‘CINE Y PSICOPATOLOGÍA’

El Ramón y Cajal dedica la XII edición de su curso ‘Cine y Psicopatología’ a mejorar la formación de los profesionales para prevenir la conducta autolítica.

Isabel Gallardo Ponce. Madrid | igallardo@diariomedico.com | 23/10/2013 18:25

http://www.diariomedico.com/2013/10/23/area-profesional/entorno/cine-herramienta-abordar-suicidio

El ingreso voluntario del suicida requiere un control normal

LA DEFENSA DE LA ADMINISTRACIÓN

El TSJ de Castilla y León absuelve a la Administración de responsabilidad en un suicidio en una unidad de agudos.

S.Valle. Madrid | soledad.valle@unidadeditorial.es   |  11/09/2013 00:00

http://www.diariomedico.com/2013/09/11/area-profesional/normativa/ingreso-voluntario-suicida-requiere-control-normal-

Palacios propone reformar el Código Penal para regular la eutanasia y ve «insuficiente» el avance del Testamento Vital

GIJÓN, 29 Abr. (EUROPA PRESS) –

El presidente de la Sociedad Internacional de Bioética (SIBI), el médico asturiano Marcelo Palacios, destacó hoy que la puesta en marcha del Testamento Vital ha supuesto un avance para garantizar la dignidad de los pacientes y el derecho a decidir sobre su enfermedad, aunque entiende que es «insuficiente» ya que la toma de decisión está limitada por el ordenamiento jurídico. Por ello, reiteró su propuesta de reformar el Código Penal para regular la eutanasia y el suicidio asistido.

Palacios presentó hoy en Gijón su libro ‘Soy mi dignidad. Eutanasia y suicidio asistido’, editado en papel y en formato digital, en el que aborda la normativa de diversos países sobre estas actuaciones, analiza más de 50 casos acontecidos en España y otros países, y aborda unas siete encuestas realizadas a distintos colectivos de la sociedad española.

Así, ante la pregunta de si está preparada la sociedad española para reformar el Código Penal y abordar la eutanasia, Palacios afirmó, en declaraciones a Europa Press, que «la sociedad está absolutamente preparada».

Para el científico es fundamental que la reforma incluya una definición fundamentada de la eutanasia y el suicidio asistido, y se ofrezcan garantías para que no se comentan abusos; se realicen estudios psicológicos a los pacientes ‘terminales’ o ‘terminados’ para garantizar que existe consentimiento; se establezcan los cooperantes y su papel, para despenalizar su actuación; se defina el lugar donde se realizarían; y se desarrollen comités de seguimiento y control de estos servicios asistenciales.

También aboga por que se ofrezca asistencia psicológica o religiosa a quienes lo soliciten y el Estado disponga de facultativos que lleven a cabo esta labor cuando otros profesionales se declaren objetores.

Respecto a las críticas y confrontaciones que este tema suscita en determinados colectivos sociales, Palacios incidió en que España es un «Estado democrático y de derecho y las personas y grupos tienen derecho a opinar, pero siempre respetando la libertad personal y los derechos individuales». Por ello, remarcó que la reforma del Código Penal implicará reforzar la libertad y dignidad humana para decidir sobre la propia vida.

Asimismo, remarcó que es necesario concretar las circunstancias en que estas actuaciones estarían indicadas, apuntando a enfermos con invalidez y dependencia total, estados vegetativos persistentes, lesiones medulares graves o demencias. «Siempre con el consentimiento y total información para los pacientes y sus tutores legales», remarcó.

«Dolor y sufrimiento no son lo mismo, el dolor se puede paliar, pero el sufrimiento es más íntimo y cuenta con factores psicológicos», resaltó el doctor, quien recordó que en sus años de profesión ha asistido a muchos pacientes y «aunque se intente entender su sufrimiento, es algo que solo conoce y padece el propio individuo». Por ello, abogó por el respeto a las decisiones individuales de quienes deciden seguir viviendo y quienes quieren morir «con dignidad».

http://www.europapress.es/asturias/noticia-palacios-propone-reformar-codigo-penal-regular-eutanasia-ve-insuficiente-avance-testamento-vital-20090429192503.html

El suicidio de un joven minusválido reabre el debate sobre la eutanasia en Francia

 El joven pidió a Nicolas Sarkozy un cambio en la legislación que despenalizase el suicidio asistido

AGENCIAS – París – 14/08/2008

Rémy Salvat tenía 23 años y estaba enfermo desde los 6 años de una rara enfermedad degenerativa que le estaba conduciendo a la incapacidad total. El pasado domingo Salvat se encerró en su habitación y tomó una sobredosis de medicamentos que acabó con su vida. Este caso ha vuelto a abrir en Francia de forma dramática el debate sobre la eutanasia. Todos los medios del país se hacen hoy eco de esta muerte después de conocerse que el joven pidió al presidente de la República, Nicolas Sarkozy, un cambio en la legislación que despenalizase el suicidio asistido.

«Por razones filosóficas personales», le contestó el presidente, «creo que no nos corresponde, que no tenemos derecho, a interrumpir voluntariamente la vida». Después de recibir esta respuesta el 6 de agosto, el domingo pasado Salvat decidió llevar adelante su voluntad. «Quisiera que se privilegie el diálogo en la cabecera de la cama del enfermo entre él, el médico y la familia para que se encuentre la solución más adaptada a cada situación», escribía Sarkozy haciendo alusión «al proyecto de desarrollo de cuidados paliativos», según interpreta las palabras del presidente el diario francés Le Figaro. El cuerpo lo encontraron sus padres, que desde hacía tiempo apoyaban el combate del hijo en favor de la eutanasia.

El joven, que sufría una minusvalía severa progresiva que le impedía ya andar, dejó un mensaje grabado a sus padres en el que les comunicaba que pretendía que «hubiese un verdadero debate sobre la eutanasia y el suicidio». Antes de este mensaje había escrito una carta a Sarkozy. «Como Vincent Humbert, pido que se me permita morir para liberarme de mis sufrimientos», escribía recordando el caso del tetrapléjico que en 2003 conmocionó a la opinión pública francesa. «Sé que en Francia», continuaba Rémy en su carta, «no hay ley que permita a los equipos médicos practicar la eutanasia. Esto me impide vivir en paz… es necesario que la ley cambie».

«No haga oídos sordos»

Su ruego al presidente terminaba: «El problema es que usted, señor Nicolas Sarkozy no quiere oír hablar del asunto. Yo, Rémy Salvat, le pido que deje de lado su convicción personal y no haga oídos sordos. Usted puede, si es usted el presidente de todos los franceses». La posición del presidente quedó clara en otro caso similar reciente, el de Chantal Sébire, que pedecía un tumor incurable que le deformaba el rostro y le causaba dolores atroces. Falleció en marzo por una sobredosis de barbitúricos después de pedir sin éxito a la justicia el derecho a morir dignamente. Un caso que llevó al Gobierno a realizar una reevaluación de la «ley sobre el final de la vida» que debe publicarse antes de 2009.

Según amigos de la familia, Rémy no quería recurrir a los cuidados paliativos, se sabía condenado y había manifestado conscietemente su deseo de no acabar como «un vegetal». «Rémy nos decía: mientras que pueda andar viviré. Pero desde hacía varios meses ya no podía utilizar sus piernas y sufría terribemente», ha contado su padre, Jean-Pierre, según publica Le Figaro. Hace nueve años, la madre, Régine, en un momento de «hundimiento total» según explicó ella misma a la Justicia, intentó acabar con los padecimientos de su hijo, lo que le valió ser imputada de intento de asesinato, causa que fue sobreseída.

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/suicidio/joven/minusvalido/reabre/debate/eutanasia/Francia/elpepusoc/20080814elpepusoc_4/Tes

Una francesa pide ayuda para morir y reclama un referéndum sobre la eutanasia

HA ESCRITO UNA CARTA A SARKOZY
  • Clara Blanc no dispone de 6.000 euros para que le practiquen un suicidio asistido en Suiza
Actualizado martes 08/04/2008 11:10 (CET)
ELMUNDO.ES

MADRID.- Clara Blanc tiene 31 años y una rara enfermedad degenerativa que se llama síndrome de Ehlers-Danlos. Su historia protagoniza estos días en la prensa gala un nuevo debate sobre el derecho a la eutanasia activa y el suicidio asistido. Porque Clara, igual que hace poco Chantal Sébire, reclama su derecho a morir dignamente y así se lo ha hecho saber por carta al presidente de la República, Nicolas Sarkozy, y a su ministra de Sanidad, Roselyn Bachelot.

«En algún momento tendré que estar encamada, completamente dependiente (…). ¿Cuál es el sentido de todo esto? Yo no quiero ser un vegetal», asegura Clara en su misiva, de la que se hizo eco el pasado 1 de abril el diario ‘Midi libre’. «Ésta no es mi idea de dignidad. Yo no soy una suicida, no sé cuándo ni cómo querré morir, porque no sé hasta cuándo podré aguantar (…)», añade, «pero quiero que dejen mi muerte a mi propio arbitrio».

El mal que padece Clara es un raro trastorno genético que afecta a su tejido conectivo, y que le ocasiona contusiones frecuentes, hemorragias múltiples y dificultades para moverse. En la consulta de un especialista, hace ahora seis años, conoció el diagnóstico al que se enfrentaba: «‘Usted tiene 25 años, su vida se detiene ahí’, me dijo. ‘No podrá tener hijos, no podrá tener un porvenir’«, explica esta francesa. «Y parece que dentro de cinco años tendré que estar en silla de ruedas».

En su carta al presidente Sarkozy, Clara Blanc reclama su derecho al suicido asistido cuando llegue el momento, pero también exige al ejecutivo francés que organice un referéndum nacional sobre esta cuestión. En su documento, Clara no olvida a la otra mujer que, antes que ella, planteó esta misma petición al gobierno, y que permitió abrir un debate nacional sobre la actual legislación, Chantal Sébire.

Esta maestra de 52 años padecía un tumor incurable que le deformaba completamente la cara y le producía dolores insoportables. A pesar de pedir por la vía legal que se le practicara la eutanasia activa, el Gobierno únicamente le ofreció la posibilidad de inducirle un coma hasta esperar el momento de su muerte. Días después de que su petición fuese denegada, Sébire apareció muerta en su casa de Dijou, al oeste del país, por una sobredosis de medicamentos de uso veterinario y tranquilizantes.

«Yo sé que, como Chantal, encontraré una salida», apunta, después de explicar que carece de los 6.000 euros que le costaría practicar un suicidio asistido con la asociación suiza Dignitas, que facilita este trámite a las personas que lo desean. Actualmente, Clara vive con una pensión mensual de 620 euros que aporta el gobierno a los adultos con discapacidad.

«Ese miedo a no tener elección de parar me atormenta», confiesa, «no es algo morboso, es un himno a la vida. Sólo depende de lo que cada uno ponga detrás de esa palabra».

Fuente: El Mundo

Un ex político alemán idea una «máquina para el suicidio» de enfermos terminales

El ‘invento’ indigna a políticos, religiosos y a la comunidad médica de Alemania

ELPAÍS.com – Madrid – 04/04/2008

Roger Kusch, un ex alto cargo político de Alemania, ha ideado lo que él llama «la máquina del suicidio» para enfermos terminales que deseen morir. Se trata de un artilugio usado habitualmente para pinchar a pacientes durante un largo periodo de tiempo y al que Kusch ha añadido un botón que permite a los enfermos terminales activar el mecanismo de inyección para poner fin a su vida, informa la cadena estadounidense CNN. Según este ciudadano alemán, técnicamente el paciente se suicida, protegiendo a los médicos que habrían de mezclar las sustancias que provocarían el fallecimiento de cualquier medida legal.

De acuerdo con el método del antiguo político alemán, la «máquina del suicidio» administraría un anestésico y una dosis letal de cloruro de potasio al paciente, que moriría en unos minutos.

Políticos, la comunidad médica y sobre todo la iglesia de Alemania han mostrado su indignación por el ‘invento’. «Es contrario a nuestra ética, a nuestra tradición, al espíritu cristiano y a nuestras leyes», ha señalado Wolfgang Huber, líder de la iglesia luterana alemana. A juicio de Huber, la sociedad debe ayudar a los pacientes terminales a sufrir lo menos posible, pero nunca admitiendo el suicidio como una opción.

«A los que me critican, les digo: no es vuestro asunto», ha respondido Kusch al ser preguntado por las críticas que está recibiendo. Según Kusch, la mayoría de los alemanes ya ha aceptado el suicidio asistido como una forma de poner fin a su vida si ésta se les hiciera insoportable.

La muerte de Chantal Sébire, la mujer francesa que supuestamente se suicidó en marzo pasado tras sufrir un extraño tumor incurable en el rostro, ha reabierto en Europa el debate sobre la eutanasia.

La asistencia al suicidio a pacientes terminales no está ni permitida ni perseguida por la ley en Suiza, si bien la eutanasia activa (suministrar fármacos letales desde el sistema sanitario) sigue estando prohibida. Este vacío legal ha convertido a Suiza en el paraíso soñado por quienes persiguen una muerte digna y ha introducido formas de suicidio muy polémicas. Tal es el caso del método del helio. La fiscalía de Zúrich investiga varios vídeos en los que puede verse a personas que introducen la cabeza por su propia voluntad en un saco lleno de gas helio hasta que les sobreviene la muerte.

Fuente: El País

Francia investiga quién ayudó a morir a Chantal Sébire

La mujer tomó un potente barbitúrico de uso veterinario

OCTAVI MARTÍ – París – 28/03/2008

El fiscal de Dijon (Francia), Jean Pierre Alacchi, ha confirmado lo que todo el mundo sabía: Chantal Sébire no murió por causas naturales sino debido a la ingesta de barbitúricos. Esta profesora de 52 años, madre de tres hijos, víctima de un tumor que le deformó el rostro y le causaba graves dolores, falleció el pasado 19 de marzo en su casa de Plombières, cerca de Dijon. Había pedido sin éxito que le ayudaran a morir. Pero la legislación francesa -como la española- no admite la «ayuda o incitación al suicidio». Así que ella misma buscó una salida para acabar con el sufrimiento. Ya ni veía ni olía. Tampoco conservaba ya el sentido del gusto.

La autopsia ha revelado que la fallecida había tomado, junto a los tranquilizantes prescritos por su médico, pentobarbital, un barbitúrico de acción rápida que utilizan los veterinarios y que no está disponible en las farmacias. «En los jugos gástricos de la señora Chantal Sébire había una cantidad de pentobarbital tres veces superior a la que un humano puede resistir», explicó ayer Jean-Pierre Alacchi.

En su momento, la decisión judicial de proceder a la autopsia, trámite legal obligatorio, indignó al abogado de la familia Sébire. «Habría que cerrar el caso de la señora Sébire para abrir el de la eutanasia y convertirlo en un debate que afecte a toda la nación», sostiene Gilles Antonowicz. El abogado no quiere hablar de suicidio sino de «autoliberación» e insiste en el sufrimiento intolerable en medio del cual se veía obligada a malvivir la enferma.

Pero el fiscal de Dijon no está dispuesto a archivar todavía el caso. Primero debe aclararse cómo se procuró Chantal Sébire el pentobarbital. «No pierdo de vista la dimensión humana del caso, pero la justicia tiene que seguir su curso. No pretendo buscar un culpable a cualquier precio pero tenemos que saber, porque así lo exige la ley, qué pasó».

El primer ministro francés François Fillon, en medio de la conmoción de la muerte de la profesora, pidió que se revise la ley de la eutanasia para dictaminar si hay que ampliar sus supuestos. Una encuesta reciente asegura que nueve de cada diez franceses son partidarios de la eutanasia activa.

Fuente: El País

Diputados suizos piden una asignatura sobre el suicidio

Dos diputados suizos han propuesto que la asistencia al suicidio sea una asignatura obligatoria en los cursos de formación del personal sanitario, tanto médicos como enfermeros.

EFE Ginebra 28/03/2008

El diputado verde Luc Recordon, y el socialista Didier Berberat consideran que los médicos y enfermeros se verán tarde o temprano enfrentados a una situación de este tipo, por lo que es mejor que reciban preparación. Por ello han pedido al gobierno suizo que se incluya entre las materias obligatorias en las Facultades de Medicina y escuelas especializadas.

En Suiza funcionan varias organizaciones dedicadas a los suicidios asistidos, que en alguna ocasión han sido objeto de polémica por haber ayudado a morir a enfermos llegados de países vecinos, como Alemania, donde no se permite la eutanasia. La propuesta de los diputados ha sido acogida favorablemente por el sindicato de enfermería, cuyo presidente, Pierre Theraulaz, señaló que «aunque los enfermeros no tienen grandes lagunas en la materia, sería una buena cosa que se formalice la cuestión para quitarle el lado tabú que tiene el suicidio asistido».

Fuente: Diario Médico

El letrado de Chantal Sébire califica de «acto inhumano y bárbaro» la autopsia hecha tras la muerte de su cliente

El abogado de Chantal Sébire, fallecida la semana pasada después de que la justicia francesa rechazara su petición de eutanasia, ha calificado de acto inhumano y bárbaro la autopsia hecha a su defendida, solicitada por el procurador. Según el resultado de la prueba, la enferma se suicidó con barbitúricos, informa EFE.

DM París 28/03/2008

La declaración del abogado ha hecho reaccionar a la institución colegial de médicos forenses, que preside Michel Debout. En un comunicado el colegio señala que «la autopsia médico-legal es un acto médico, realizado con el respeto debido por la dignidad del cuerpo, por profesionales cualificados y con la intención de aclarar a la justicia y a la sociedad las circunstancias de un fallecimiento. Este procedimiento aporta respuestas a las interrogantes planteadas, lejos de ser un acto inhumano». Además, «permite rehumanizar la muerte y dotarla de sentido y realidad».

Acciones en Kosovo
Para responder a las acusaciones sobre la supuesta barbarie de dicha acción, los forenses franceses recuerdan las acciones de sus colegas en guerras como la da Kosovo, «en las que realizaron multitud de exámenes a cadáveres objeto de verdaderos actos inhumanos».

Finalmente, el colegio considera que, dado que Sébire ha hecho pública su historia, la opinión pública tiene derecho de conocer las causas de su muerte y cerrar todos los interrogantes planteados, «para solamente recordar la única cuestión útil que ella nos permitió preguntarnos. Dadas sus circunstancias, ¿cabría la pena aceptar la eutanasia? Y si es así, ¿qué cambios legislativos serían necesarios?».

Fuente: Diario Médico

JK ROWLING PENSÓ EN EL SUICIDIO.

JK RowlingLa escritora británica JK Rowling, creadora de ‘Harry Potter’, ha admitido que pensó en el suicido tras sufrir una depresión como consecuencia de la ruptura de su primer matrimonio, en 1993, con el periodista portugués Jorge Arantes. «Las circunstancias de mi vida eran precarias y realmente me hundí. Lo que me hizo buscar ayuda fue probablemente mi hija», confiesa Rowling, que entonces acudió a su médico de cabecera, pero éste libraba y el sustituto no le prestó gran atención y sólo le recomendó hablar con una enfermera si se sentía «un poco deprimida». «Aquí hablamos de pensamientos suicidas. No hablamos de que me sintiera un poco triste», espetó la escritora, atendida finalmente por su médico de cabecera, quien le ayudó a superar ese bache de su vida. El final del cuento ya se sabe: gracias a la imaginación que le permitió crear las aventuras del famoso mago se ha convertido en una de las mujeres más ricas del mundo, con un fortuna que asciende a 692 millones de euros, según la Lista de Ricos del ‘Sunday Times’ de 2007. (Foto: AP)

Fuente: El Mundo

Un anciano se quita la vida asistido por un robot

SERVIMEDIA. MADRID

Francis Tovey, un inglés de 81 años que vivía en la localidad australiana de Burleigh Heads, se quitó la vida el pasado martes pegándose un tiro asistido por un ‘robot suicida’ que el mismo montó con instrucciones que encontró en Internet, según informa el diario «The Times».

Al parecer, Tovey, que vivía solo en su casa, valorada en 450.000 libras esterlinas (585.000 euros), se tomó muy a mal que sus propios familiares le sugirieran que debía dejar su hogar e irse a vivir a una residencia para personas mayores.

Las notas dejadas por el anciano prueban, según las informaciones de la prensa local recogidas por «The Times», que Tovey buscó en Internet planes para construir una compleja máquina que le ayudase a poner fin a su vida.

El mortífero artilugio contaba con una sierra eléctrica conectada a una pistola semiautomática cargada con cuatro balas, y podía disparar varias veces activada por control remoto.

Tovey se quitó la vida en la entrada de coches a su casa, a fin de que los operarios que trabajaban en una vivienda vecina encontrasen su cuerpo. Su plan funcionó hasta el final, ya que un carpintero, Daniel Skewes, escuchó los disparos, acudió corriendo y halló al anciano muerto con heridas de bala en la cabeza.

Un vecino comentó que el anciano había vivido en la misma casa desde 1984. «Era un hombre maravilloso, el vecino ideal y le echaré mucho de menos. Había nacido en Inglaterra, como yo, y soliamos tomar el té juntos», explicó.

Fuente: ABC. 22-3-2008

La autopsia de Chantal Sébire indica que su enfermedad no causó su muerte.

LA JUSTICIA LE HABÍA NEGADO LA EUTANASIA

  • La necropsia no ha encontrado la causa ‘específica’ del deceso, según el fiscal
  • Ya están en marcha los análisis toxicológicos de sustancias encontradas en su cuerpo

Actualizado viernes 21/03/2008 14:00 (CET)

ELMUNDO.ES | EUROPA PRESS

MADRID | PARÍS.- La autopsia practicada al cuerpo de Chantal Sébire, la mujer aquejada de un cáncer a quien la justicia francesa había negado la eutanasia, no ha permitido determinar las circunstancias de su muerte, según ha explicado el fiscal de Dijon, Jean-Pierre Alacchi. De acuerdo con la prensa gala, los resultados de la necropsia descartarían que Chantal falleció por causas naturales, a consecuencia del tumor que padecía.

Sébire, en una imagen de archivo. (Foto: AFP)Sébire, en una imagen de archivo. (Foto: AFP)

Chantal Sébire, aquejada de un raro tumor incurable, fue encontrada muerta en su domicilio de Dijon, en el este de Francia, en la tarde del miércoles 19 de marzo. Sólo dos días antes, la Justicia le había negado su deseo de que se le ayudase a morir.

«No hay una causa específica que pueda explicar el fallecimiento», dijo Alacchi. «El estado de esta persona no conlleva una muerte directa. No hemos encontrado hemorragias, ni infartos o una hemorragia cerebral que habrían podido explicar el deceso», señaló, según declaraciones recogidas por ‘Le Figaro’.

El fiscal anunciará a lo largo del día los siguientes pasos a seguir en el marco de la investigación judicial abierta tras la muerte de Sébire. Según el diario, ya están en curso los análisis toxicológicos de las sustancias encontradas en el cuerpo de la fallecida.

«No tengo los resultados de estas sustancias y las cantidades, por lo tanto, no puedo decir otra cosa más que debo esperar los resultados definitivos para que sepamos qué sustancias se han identificado y cuáles son las dosis y, si las hay, si han podido contribuir a la muerte de Sébire», añadió el fiscal.

Alacchi consideró consideró «normal» que se hayan encontrado sustancias en el cuerpo de Sébire, puesto que tomaba muchos medicamentos y aseguró que los análisis, que pueden durar varias semanas, tratarán de determinar la naturaleza de esos productos. Según ‘Le Monde’, en un bol usado por la enferma había restos de un producto tóxico.

De acuerdo con fuentes judiciales citadas por ‘Le Monde’, la familia no se habría opuesto a la autopsia. Otras fuentes apuntaban que tanto la familia como el abogado de Sébire se oponían al examen ‘post mortem’. «Su cuerpo ya ha sufrido bastante. Déjenlo por fin en paz», había dicho el letrado, Gilles Antonowicz.

Debate político

No se sabe a qué hora murió: su hija, Virginia, la descubrió sin vida al llegar al apartamento hacia las siete de la tarde.

Según la reconstrucción de las últimas horas de su vida por parte de los gendarmes, la mujer había recibido la visita de su enfermera en la mañana del miércoles y durante el día intentó contactar con su médico, que precisamente estaba en París para reunirse con el presidente, Nicolas Sarkozy, para hablar de su caso.

Con su apelación a la justicia para que se le permitiera morir dignamente, Sébire ha reavivado en Francia el debate sobre la eutanasia activa y obligado a la clase política a revisar el actual texto legal sobre cuidados paliativos y derecho del paciente, que data de 2005 y sólo contempla el coma inducido.

El Partido Socialista ha solicitado la creación de un grupo de trabajo sobre el tema y el diputado Laurent Fabius ha presentado una proposición de ley para que los pacientes que lo deseen, en caso muy concretos, puedan beneficiarse de una «ayuda activa a morir».

Fuente: El Mundo

La autopsia practicada a Chantal Sébire no aclara la causa de su muerte

EP. PARÍS

La autopsia practicada ayer al cuerpo de Chantal Sébire, la mujer aquejada de un cáncer a quien la justicia francesa había negado la eutanasia, no ha permitido determinar las circunstancias de su muerte, según explicó hoy el fiscal de Dijon, Jean-Pierre Alacchi.

«No hay una causa específica que pueda explicar el fallecimiento», dijo.

El fiscal anunciará a lo largo del día los siguientes pasos a seguir en el marco de la investigación judicial abierta despues de que Chantal Sébire fuera encontrada muerta en su domicilio de Dijon, en el este de Francia, en la tarde del miércoles 19 de marzo.

Según fuentes judiciales citadas por ‘Le Monde’, la familia no se habría opuesto a la autopsia. Ahora serán los exámenes toxicológicos los que deban establecer las causas de la muerte de Sébire. En un bol usado por la enferma había restos de un producto tóxico, según el diario.

Con su apelación a la justicia para que se le permitiera morir dignamente, Sébire ha reavivado en Francia el debate sobre la eutanasia activa y obligado a la clase política a revisar el actual texto legal sobre cuidados paliativos y derecho del paciente, que data de 2005 y sólo contempla el coma inducido.

El Partido Socialista ha solicitado la creación de un grupo de trabajo sobre el tema y el diputado Laurent Fabius ha presentado una proposición de ley para que los pacientes que lo deseen, en caso muy concretos, puedan beneficiarse de una «ayuda activa a morir».

Fuente: ABC

Francia se replantea la eutanasia conmocionada por el caso de Chantal Sébire.

PADECÍA UN TUMOR DEGENERATIVO E INCURABLE

Actualizado jueves 20/03/2008 14:51 (CET)

AGENCIAS

PARÍS.- El Gobierno francés ha abierto la puerta a una modificación de la ley sobre cuidados paliativos en medio de la gran emoción que sacude al país por la muerte de Chantal Sébire. La mujer apareció muerta este miércoles, dos días después de que la justicia le denegara la eutanasia activa que había solicitado.

Chantal Sébire. (Foto: AFP)Chantal Sébire. (Foto: AFP)

La imagen de su rostro desfigurado por un tumor en las fosas nasales, su relato sobre los «atroces» dolores que le provocaba la enfermedad, poco común, degenerativa e incurable, y su muerte, en circunstancias que todavía están por esclarecer, han conmocionado al país y relanzado el debate sobre la eutanasia.

Una vez más, ha sido un caso extremo el que ha reabierto en Francia la cuestión de la eutanasia activa, que ya se practica en los Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo y Suiza. En 2003, el país galo ya se vio conmocionado por el caso Humbert, una madre que trató de provocar la muerte de su hijo tetrapléjico que había pedido en muchas ocasiones un final digno a su vida.

En medio de aquel debate, se aprobó una ley que permitía ‘dejar morir’, pero no la eutanasia activa que ahora reclamaba Chantal. Sólo dos días antes de su muerte, la Justicia había negado a Sébire su petición de «morir con dignidad» para poner fin a los «intensos sufrimientos» que le causaba su tumor.

Investigación

El miércoles por la noche, Sébire era hallada sin vida en su casa, cerca de Dijon. La investigación todavía no ha podido determinar cómo se produjo la muerte de esta maestra de 52 años, madre de tres hijos.

El fiscal de Dijon, Jean-Pierre Alacchi, ha señalado que estudia los análisis de las pruebas recogidas y de los testimonios recolectados por los gendarmes, sin querer pronunciarse sobre una eventual autopsia. El cuerpo de Sébire fue encontrado por su hija mayor, aunque el fiscal no desveló si ésta se encontraba con su madre en el momento del deceso.

La investigación deberá determinar si falleció de muerte natural, fruto de un empeoramiento de su mal, si se suicidó o si alguien le ayudó a morir. Ninguna de las hipótesis puede descartarse, aunque la de la muerte natural parece menos probable, dado que el cadáver no presentaba signos externos de haber sufrido una hemorragia.

En medio del trabajo de los investigadores, clama la voz de los defensores de la eutanasia en Francia, tristes porque Sébire no pudo terminar sus días como le hubiera gustado, pero aliviados de que haya terminado su calvario.

Deseoso de ver a la paciente descansar en la paz que buscó durante tanto tiempo, su abogado, Gilles Antonowicz, aseguró que sería «vergonzoso» que se practicara la autopsia en busca de elementos que pudieran mancillar su final.

Reforma de la ley

Pero el mediático combate de Sébire, pionera en acudir a los tribunales en busca de una «muerte digna», la negativa de la justicia a autorizarla basándose en la ley de cuidados paliativos de 2005, y su muerte pueden forzar la puerta de un cambio de la legislación.

El Gobierno conservador francés, que inicialmente pareció hermético a la demanda de la enferma, ha terminado por reconocer que quizá la ley deba admitir excepciones.

Ésta era la primera ocasión en la que la justicia francesa se enfrentaba a una demanda de este tipo desde que se aprobara esta legislación en 2005. Si la semana pasada el primer ministro, François Fillon, se mostraba escéptico sobre las posibilidades de que la ley pueda regular cada caso particular, el miércoles, horas antes de que se descubriera el cuerpo sin vida de Sébire, el Ejecutivo encargó un estudio que abre la puerta a una revisión legislativa.

El relator de la legislación vigente, el diputado Jean Leonetti, ha sido de nuevo encargado de estudiar si es preciso revisar la ley y solucionar su deficiente aplicación o «eventuales insuficiencias».

Desde el Ejecutivo se insiste en que la ley sirve en el 99% de los casos y que toda reforma debe hacerse de manera sosegada, lejos de la emoción que provoca el caso de la mujer.

Varios miembros del Ejecutivo, entre ellos los ministros de Exteriores, Bernard Kouchner, y la secretaria de Estado de la Familia, Nadine Morano, han apuntado que el cambio debe abrir la puerta al estudio de casos particulares, bajo la autoridad de una comisión ética que autorice a los médicos a aplicar la eutanasia.

La ley actual sólo permite a los doctores medicar a los pacientes que lo soliciten hasta que entren en coma y, en ese estado, aguardar la muerte.

Una solución que Sébire consideraba indigna y que rechazaba con contundencia, deseosa de ver su final de una forma más rápida y rodeada de sus allegados.

«Quiero terminar la fiesta rodeada de mis hijos, amigos y médicos antes de dormirme definitivamente al amanecer», había dicho la paciente.

Fuente: El Mundo

El aborto perjudica la salud mental (La Razón 17-3-2008)

El Colegio de Psiquiatras del Reino Unido advierte de los riesgos del sentimiento de culpabilidad  – El Parlamento británico votará que se reduzca de 24 a 20 semanas el plazo para interrumpir embarazos

El riesgo para la salud mental justifica casi todos los abortos, pero esta práctica también tiene riesgos psíquicos.

Celia Maza
Londres- Las mujeres que se someten a un aborto pueden sufrir problemas mentales graves. La advertencia, del Real Colegio de Psiquiatras del Reino Unido, cuestiona, por primera vez, la máxima que durante décadas se ha aplicado en el campo de la medicina donde el riesgo para la salud mental de la madre de continuar con un embarazo no deseado primaba sobre el riesgo de vivir con la posible culpa de no haber tenido a un hijo.
Más del 90 por ciento de los 200.000 abortos que se practican anualmente en el país son posibles porque los médicos creen que continuar con el embarazo podría causar a la mujer un mayor estrés mental. Sin embargo, esta institución matiza ahora que no se tendría que permitir exponer a las pacientes a una operación de este tipo sin avisarlas antes del riesgo que corre su salud psíquica.
Cambio legal
La advertencia, recogida ayer por el rotativo «The Sunday Times», sale a la luz justo cuando el Parlamento se dispone a votar la posibilidad de reducir de 24 a 20 semanas el periodo en el que se puede solicitar la interrupción de un embarazo. En 1990, ya se decidió reducir de 28 a las 24 semanas actuales el periodo límite. Para la responsable del ministerio de Sanidad, Dawn Primarolo, el 89 por ciento de los abortos se llevan a cabo en el Reino Unido antes de las 13 semanas y el 68 por ciento antes de las 10. «La viabilidad de los bebés nacidos a las 21 semanas es del 0 por ciento y a las 23 sólo del 10 por ciento. No hay motivos entonces para admitir a trámite ninguna enmienda a la ley», matizó.
Según un sondeo publicado ayer por el rotativo británico, un 59 por ciento de las mujeres se muestra a favor de modificar el plazo, frente a un 28 por ciento que prefiere que todo siga como hasta ahora.
La encuesta refleja que poco menos de la mitad de los hombres y mujeres (48 por ciento) quiere una reducción del tiempo límite a 20 semanas, mientras que el 35 por ciento quiere mantener las 24 semanas actuales.
Algunos diputados han propuesto que se dé a las mujeres que desean abortar un plazo suficiente para que puedan reflexionar sobre las consecuencias de la finalización del embarazo y su impacto sobre su salud mental. La propia institución recomienda la actualización de los folletos que se les dan a las pacientes para incluir detalles de los riesgos de depresión. «No puede existir el consentimiento informado de la mujer sin el suministro de información adecuada y apropiada», dice el Real Colegio de Psiquiatras. Varios estudios, como los publicados en la Revista de Psiquiatría y Psicología Infantil en el año 2006, ya hablaban de que el aborto en mujeres jóvenes podía desencadenar riesgos de problemas de salud mental.
La controversia sobre la interrupción del embarazo en el Reino Unido está a flor de piel desde principios de este año cuando salió a la luz el caso de una prometedora artista de Cornwall que se había suicidado después de abortar a sus gemelos.
Emma Beck, de 30 años, antes de ahorcarse dejó una nota que decía: «Vivir es un infierno para mí. Yo nunca tendría que haber abortado. Habría sido una buena madre. Quiero estar con mis bebés. Ellos me necesitan».
Otros estudios finlandeses abundan sobre la relación aborto, y suicidio, y revelan que «las mujeres que abortan tienen seis veces más probabilidades de suicidarse».
El estudio está basado en historiales médicos recientes de víctimas de suicidio. Los resultados, publicados en el «British Medical Journal», revelan que «la tasa de suicidios después de un aborto es tres veces mayor que la media y seis veces mayor que la asociada al parto». Dar a luz reduce el riesgo de suicidio en comparación con la población «normal».

Fuente: La Razón