Archivo de la etiqueta: objeción de conciencia

El Parlamento Europeo rechaza el informe sobre el aborto y lo declara materia estatal

INFORME SOBRE LA SALUD SEXUAL Y REPRODUCTIVA

Los europarlamentarios aprobaron una resolución en la que manifiestan que “la formulación y aplicación de políticas en materia de salud sexual y reproductiva” es competencia de cada Estado.

S. Valle. Madrid   |  11/12/2013 00:00

Ollero: “La objeción de conciencia no puede verse limitada por la voluntad del paciente”

MAGISTRADO DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL
Señala que “no es un conflicto entre el Derecho y la moral”
Jueves, 21 de noviembre de 2013, a las 19:05

Andoc recuerda que la reforma del aborto debe revisar la objeción

TRAS LAS DECLARACIONES DE GALLARDÓN

La asociación provida Andoc cree que debe tutelarse el derecho a la maternidad de mujeres con dificultades personales o económicas.

S.V.   |  04/09/2013 19:30

http://www.diariomedico.com/2013/09/04/area-profesional/normativa/andoc-recuerda-reforma-aborto-revisar-objecion-

La objeción maniatada

TSJ DE ANDALUCÍA

La sentencia del TSJ de Andalucía negando la objeción a informar del aborto en primaria muestra, según el autor, un derecho maniatado que clama por una legislación que proteja a médicos, embarazadas y nasciturus.

José Antonio Díez* Coordinador de Andoc y profesor de Derecho en la Universidad Internacional de La Rioja   |  17/04/2013 00:00

http://www.diariomedico.com/2013/04/17/area-profesional/normativa/la-objecion-maniatada

Gallardón: “muy pronto” habrá reforma del aborto

LEY DE OBJECIÓN

Alberto Ruiz Gallardón, ministro de Justicia, ha vuelto a referirse a la reforma del aborto anunciando que se presentará “muy pronto”.

Redacción   |  17/04/2013 00:00

http://www.diariomedico.com/2013/04/17/area-profesional/normativa/gallardon-muy-pronto-habra-reforma-del-aborto

El TSJA niega a los médicos de primaria la objeción a informar sobre abortos

Los jueces afirman que la invocación de motivos morales de los facultativos “no es un derecho fundamental”

Se confunde la objeción de conciencia con la objeción profesional

MORAL Y LEY

La objeción de conciencia se confunde con la objeción profesional (o reticencia moral del profesional), según se sugiere en el documento Consideraciones sobre la objeción de conciencia, del Instituto Borja de Bioética de la Universidad Ramon Llull, que dirige Nuria Terribas.

Carmen Fernández. Barcelona   |  31/12/2012 00:00

http://www.diariomedico.com/2012/12/31/area-profesional/normativa/se-confunde-la-objecion-de-conciencia-con-objecion-profesional

La objeción en personas jurídicas sí existe

TRIBUNA. EL AUTOR RECHAZA QUE SEA UN DERECHO INDIVIDUAL, COMO HA DICHO EL TSJ DE MADRID EN UN FALLO SOBRE EL CÓDIGO DE LA OMC

Los colectivos pueden proclamar su adscripción ideológica o religiosa a una determinada corriente y por ese motivo también a declarar su objeción, pues este derecho es expresión de los anteriores. Así lo razona el profesor de Derecho Federico de Montalvo, que rechaza la interpretación de que la objeción es sólo un derecho individual. Según el autor, el Tribunal Constitucional ha dictado una doctrina que admite este reconocimiento.

Federico de Montalvo. Profesor de Derecho Constitucional UP Comillas (Icade).   |  19/09/2012 00:00

http://www.diariomedico.com/2012/09/19/area-profesional/normativa/objecion-personas-juridicas-si-existe

Aval al Código de la OMC y al deber de informar del aborto

EL TSJ DE MADRID RECHAZA EL RECURSO DE TOLEDO

El Colegio de Médicos de Toledo recurrió el artículo 55 del Código Deontológico, en sus puntos 1 y 2, que obliga al médico a informar del aborto. El TSJ de Madrid ha desestimado su recurso y dice que la objeción no es un derecho absoluto y respalda el derecho de la mujer a poder decidir.

S.V.   |  14/09/2012 00:00

http://www.diariomedico.com/2012/09/14/area-profesional/normativa/aval-codigo-omc-deber-informar-aborto

La ausencia de una ley hace que el derecho a objetar del médico lo resuelva el juez

NO HAY SANCIONES PREVISTAS

Los médicos del Sistema Nacional del Salud que mantengan la atención al inmigrante sin tarjeta sanitaria más allá de los casos de urgencia, desobedeciendo así lo recogido en el real decreto ley de recortes en Sanidad, podrían terminar en los tribunales.

S.Rego/S.V Santander/Madrid   |  03/09/2012 00:00

http://www.diariomedico.com/2012/09/03/area-profesional/normativa/ausencia-ley-hace-derecho-a-objetar-medico-resuelva-juez

“Con la autonomía del paciente se rompen los esquemas del médico”

SE HA PERDIDO EL HÁBITO DE CUIDAR AL ENFERMO

Blanca Farrús, presidenta del Comité de Ética Asistencial del Hospital Clínico de Barcelona, señala que el respeto a la libertad del enfermo forma parte de “una ética de máximos”.

Nuria Monsó   |  27/08/2012 10:18

http://www.diariomedico.com/2012/08/27/area-profesional/normativa/con-autonomia-paciente-se-rompen-esquemas-medico

Pedro Talavera: “Un registro de objetores al aborto no tiene cabida en nuestra realidad jurídica”

En virtud de la legislación y la jurisprudencia en nuestro país, la objeción de conciencia en el ámbito del aborto es un derecho fundamental y, por tanto, puede ejercitarse e invocarse directamente sin legislación previa que lo regule y sin que exista ningún protocolo específico dentro de los centros sanitarios.

Enrique Mezquita. Valencia – Lunes, 29 de Junio de 2009 – Actualizado a las 00:00h.

Para Pedro Talavera, profesor de Filosofía del Derecho y Política de la Universidad de Valencia, que ha participado en una mesa redonda sobre este tema en el Colegio de Médicos de Valencia, la protección y las garantías que amparan a este derecho hacen inviables la existencia de un registro de objetores de conciencia, ya que sería inconstitucional al vulnerar “el artículo 16 de la Constitución, que protege la libertad de declarar o no sobre las propias creencias”. Según Talavera, “establecer un registro o tratar de obligar a alguien a que manifieste su postura sería inconstitucional y, aunque se pusiera en marcha, duraría muy poco tiempo”.

Respecto al proyecto de ley de muerte digna de Andalucía, “el texto deberá someterse a múltiples controles, y las restricciones al derecho de objeción no prosperarán, ya que ninguna legislación, y mucho menos una autonómica, puede impedir a alguien ejercer un derecho fundamental”.

Ética de la convicción
Por su parte, Vicente Bellver, director del Master en Bioética de la Escuela Valenciana de Estudios para la Salud, ha abordado un tema de gran importancia para los profesionales sanitarios: la necesidad de conciliar la responsabilidad con la ética personal. “En un tiempo como el actual, en el que domina sobre todo la ética de la responsabilidad -la persona se adapta permanentemente a las circunstancias y consecuencias previsibles de sus actos-, es fundamental subrayar la importancia de la ética de la convicción -las convicciones del individuo se mantienen imperturbables a pesar de las condiciones externas-“.
Para Bellver, “si se magnifica la ética de la responsabilidad estamos distorsionando la visión ética cabal, que desde mi punto de vista debería integrar las dos visiones. Hay que atender a las consecuencias de nuestros actos, pero no hasta el punto de abdicar de los principios que mueven nuestra vida y nuestras acciones”.

http://www.diariomedico.com/2009/06/29/area-profesional/normativa/registro-objetores-aborto-no-tiene-cabida-nuestra-realidad-juridica

 

Fernando Abellán: “Si el aborto no incluye la objeción, provocará un grave conflicto entre los médicos”

La última intervención del encuentro de responsabilidad médica contó con la participación de Fernando Abellán, abogado director de Derecho Sanitario Asesores, que analizó el anteproyecto de la Ley Orgánica de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo.

M. Esteban – Viernes, 5 de Junio de 2009 – Actualizado a las 00:00h.

Abellán denunció que con el anteproyecto, que regula el aborto libre hasta las catorce semanas, “se pasa de la despenalización en tres supuestos muy concretos a la activación de un derecho sin precedentes”. Además, criticó la norma porque “adolece de una ponderación mínima de los intereses de la mujer y de la vida embrionaria”. En efecto, en su exposición de motivos establece textualmente: “La tutela del interés en la vida prenatal se articula a través de la voluntad de la mujer embarazada y no frente a ella”. Esta disposición, según Abellán, “convierte a la mujer en juez y parte”.
  • “El anteproyecto de la ley del aborto adolece de una ponderación mínima de los intereses de la mujer embarazada y los de la vida embrionaria”

La omisión del derecho del médico a la objeción de conciencia también mereció las críticas del ponente, quien aseguró que si no llega a introducirse este derecho “se creará una situación de grave conflicto en el ámbito médico y de inseguridad jurídica”.

Abellán también se mostró contrario al concepto de salud sexual que establece el anteproyecto al “hurtar del mundo médico la delimitación de muchas situaciones. No se ha pensado las repercusiones que puede tener en el ámbito de la reproducción asistida, pues podría abrir la puerta a la creación de vida bajo determinadas condiciones físicas, como el color de los ojos, y a las madres de alquiler”.

  • “La modificación se va a llevar a cabo a través de una norma que no cuenta con la debida reflexión bioética ni con la información a la sociedad”

Implicación necesaria
El anteproyecto constituye “el salto de la idea de la Administración a una norma concreta que tampoco ha contado con la opinión del Comité de Bioética de España”. Abellán recordó que el anteproyecto del aborto “es una norma de gran calado ético que cuestiona el carácter humano de la vida embrionaria o fetal, afirma que la píldora poscoital es un medicamento sin efectos secundarios y niega la objeción de conciencia”.

La modificación del aborto en nuestro país “se va a llevar a cabo a través de un proyecto normativo que no cuenta con la debida reflexión bioética y con la necesaria información a la población”, contraviniendo el Convenio de Oviedo.

http://www.diariomedico.com/2009/06/05/area-profesional/normativa/aborto-no-incluye-objecion-provocara-grave-conflicto-entre-medicos

 

Asturias ve imposible conciliar la ley del aborto con la objeción

La presidenta del Colegio de Médicos de Asturias, Carmen Rodríguez, considera inviable que los hospitales de la red pública asturiana ofrezcan la prestación de la interrupción voluntaria del embarazo, ya que “todos los médicos objetan a dicha práctica”.

Europa Press Gijón – Jueves, 21 de Mayo de 2009 – Actualizado a las 00:00h.

Todos los derechos reservados. Los contenidos totales o parciales de este WEBSITE no podrán ser reproducidos, distribuidos, comunicados públicamente en forma alguna ni almacenados sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora Recoletos Medios Digitales.

Recoletos expresamente prohibe el acceso a los contenidos de DIARIO MEDICO a través de sistemas robot o cualquier otro sistema mecanizado que no se corresponda con el acceso personal de usuarios a sus páginas. El acceso a los contenidos de DIARIO MEDICO por medio de sistemas robot o mecanizados ocasiona a Recoletos y a DIARIO MEDICO importantes daños en la medición de sus audiencias, por lo que la sociedad editora perseguirá las conductas realizadas en vulneración de lo dispuesto en el presente apartado.

En caso de que esté interesado en reproducir, distribuir, comunicar, almacenar o utilizar en cualquier forma los contenidos de DIARIO MEDICO, dirija su petición a propiedadintelectual@recoletos.es con el fin de poder gestionar la autorización necesaria.

La información que figura en esta página web, está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que requiere una formación especializada para su correcta interpretación. S.V.P. nº 712-L-CM concedida por la Comunidad de Madrid,autoridad competente en la materia, el 10 de junio de 1997.

En relación con el anteproyecto de Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, Rodríguez ha dicho que “todos los médicos del Servicio de Salud del Principado se acogieron a la objeción de conciencia”, recordando que “actualmente en los hospitales públicos no se practican abortos”.

Difícil conciliación
Por ello, cree que en Asturias difícilmente se podrá conjugar el derecho de las mujeres a la interrupción voluntaria del embarazo con la objeción de conciencia -tanto moral como ética- de los profesionales. “La formación médica se dirige a dar vida y salud, y por encima del derecho de la paciente está el derecho a la vida del niño”.

La presidenta del colegio de médicos asturiano ha aclarado que ningún colegio obliga a los facultativos a objetar, “sino que se trata de una decisión que los profesionales toman según su propia conciencia”. Por otro lado, considera un error y una medida irracional fijar en los 16 años la edad legal para abortar sin consentimiento paterno.

http://www.diariomedico.com/2009/05/21/area-profesional/normativa/asturias-imposible-conciliar-ley-aborto-objecion

Kutz pide la regulación de la objeción de conciencia

cLa consejera de Salud del Gobierno de Navarra, María Kutz, consideró indispensable que se regule la objeción de conciencia de los profesionales de salud, un asunto que genera debate en torno a la interrupción voluntaria del embarazo (IVE). “Pido seguridad jurídica”.

Europa Press Pamplona – Miércoles, 22 de Abril de 2009 – Actualizado a las 00:00h.

Kutz se mostró a favor -en comisión parlamentaria- de parte del informe realizado por la subcomisión del Congreso sobre el aborto como la referida a políticas de prevención, planificación y a la clarificación de la objeción de conciencia, que si bien es un “derecho de los profesionales sanitarios está sin legislar”.

Sin embargo, se mostró en contra de la posibilidad de que niñas de 16 de años puedan abortar sin consentimiento ni conocimiento de sus padres. En su opinión, “esto incumple la ley vigente actualmente” y censuró que los jóvenes de esa edad no pueden votar ni conducir y sin embargo puedan llegar a abortar sin conocimiento de sus familias.

María Kutz manifestó que este asunto “traspasa ideologías políticas y que genera un debate ético de primera magnitud. Me parece bien que haya un debate ético de calado y no solamente político, que se hable de esto y esté en la calle”.

http://www.diariomedico.com/2009/04/22/area-profesional/normativa/kutz-pide-regulacion-objecion-conciencia

La objeción de conciencia en casos de aborto y eutanasia necesita ser regulada

JANO.es · 02 Marzo 2009 16:45

El Comité de Bioética de España recuerda que no ha recibido ninguna petición concreta para abrir un debate sobre la eutanasia
El Comité de Bioética de España ha incluido en su plan de trabajo para 2009 la objeción de conciencia de los profesionales sanitarios al considerar que es un tema que debe regularse “de forma urgente” ante los problemas que ocasiona en la práctica clínica y, en concreto, en casos de aborto y eutanasia, según lo anunció hoy la presidenta de este organismo, Victoria Camps, tras su primera reunión mantenida hoy en Madrid.
 
Concretamente, Camps ha asegurado que “la objeción de conciencia está creando problemas, sobre todo a propósito de la interrupción voluntaria del embarazo en los centros públicos”, por lo que se hace necesario alcanzar un consenso y regular esta práctica en el ámbito sanitario. Es más; como ha apuntado Antonio Martín Pallín, magistrado emérito del Tribunal Supremo, “en la actualidad falta una legislación homogénea sobre objeción de conciencia y sólo existen reacciones a casos concretos dependientes del ordenamiento jurídico”, pues la Constitución sólo la contempla en casos relacionados con el servicio militar y en el ámbito de los medios de comunicación.
 
No obstante, los miembros del Comité han precisado que la objeción de conciencia afecta a otros aspectos de la profesión médica y no debe vincularse sólo a estos dos temas, ya que también está generando problemas en temas vinculados a la anticoncepción postcoital –“donde muchos médicos se acogen a la objeción de conciencia para no administrarla”, explicó Pablo Simón, miembro del Comité– o el cumplimiento de los testamentos vitales. 
 
Eutanasia y aborto
 
El Comité de Bioética, constituido formalmente en noviembre de 2008, se ha propuesto ocho líneas de trabajo entre las que, sin embargo, no se incluye explícitamente el debate de la eutanasia como tal, al no considerarse ‘un tema primordial’ para el organismo, al que tampoco no ha llegado ninguna petición concreta para abrirlo.
 
En este contexto, Camps entre los casos relacionados con los cuidados paliativos y el tratamiento de los enfermos terminales, considerada como “eutanasia pasiva”, y el suicidio asistido, que “en ningún momento salió como tema a debatir” por este comité. “Si ahora tratáramos este tema, probablemente lo estropeáramos –añade Camps a título personal–, dado que la sociedad no está en condiciones de abordar la eutanasia como suicidio asistido”. Por el contrario, Marcelo Palacios, miembro del Comité español y presidente de la Sociedad Internacional de Bioética, aboga por que “la sociedad aborde este tema pronto”.
 
Por lo que respecta al aborto, la presidenta del Comité de Bioética lamentó que, al haber “tardado tanto en constituirse”, el tema del aborto estaba ya debatiéndose en el Congreso de los Diputados, mientras que el Ministerio de Igualdad decidió crear otro órgano consultivo paralelo.
 
 
Conciliación con el Comité de Ética de la Investigación
 
Por último, Camps también ha informado del inicio de las conversaciones con el Ministerio de Ciencia e Innovación (MICINN) para conocer cómo quedará constituido el Comité de Ética de la Investigación que aparece en el borrador de la Ley de Ciencia, para así “llegar a un acuerdo sobre la conciliación” de ambos organismos.
 
Y es que, como ha precisado la presidenta del Comité de Bioética, ”se trata tan sólo de un borrador de expertos, por lo que estamos en espera para ver cómo va a funcionar este nuevo organismo y las funciones que desempeñará. Estamos hablando para llegar a un acuerdo para que, si tienen que subsistir, que lo hagan de una forma pacífica”. Todo ello sin olvidar, como recordó Camps a modo de conclusión, que el Comité de Bioética abarca un ámbito más amplio”.

Juristas y bioéticos piden una ley sobre objeción de conciencia

La objeción de conciencia debe tener una regulación legal, dado que en el campo sanitario es donde se producirán los próximos conflictos entre la ley y la conciencia. Así se ha puesto de relieve en las VII Jornadas sobre Comisiones Deontológicas de Colegios de Médicos.
Marta Esteban 16/01/2009
El derecho a la objeción de conciencia del profesional sanitario será uno de los aspectos claves de la sanidad en los próximos años. La prescripción y dispensación de la píldora del día después, la próxima reforma del aborto en España y las decisiones médicas al final de la vida son ámbitos en los que sin duda este derecho cobrará una gran relevancia.

El Tribunal Constitucional tuvo ocasión de pronunciarse sobre la objeción de conciencia en la sentencia de 1982 al analizar la constitucionalidad de los supuestos de despenalización del aborto.

El propio Tribunal Supremo o el Tribunal Superior de Justicia han abordado también esta materia en algunas sentencias, pero no hay una ley específica que regule este derecho.

Juristas y bioéticos han apuntado la necesidad de una norma legal que desarrolle el derecho de objeción durante la celebración de las VII Jornadas de Comisiones Deontológicas de Colegios de Médicos que se están celebrando en el Colegio de Médicos de Madrid.

“Estamos en el momento justo de encontrar una formulación. Hay derecho a objetar, pero no una ley que lo regule. Deben establecerse cauces para el ejercicio de este derecho donde también se establezcan sus límites”, ha subrayado Javier Sánchez Caro, responsable del Área de Bioética y Derecho Sanitario de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

Sánchez Caro ha recordado que hay algunas comunidades autónomas, como Galicia y Andalucía, donde el derecho a la objeción de conciencia está reconocido para el caso de la píldora del día después en las respectivas leyes de ordenación farmacéutica, lo que “creo supone una discriminación para el resto de profesionales de otras autonomías”.

Derecho implícito
Isidoro Martín, catedrático de Derecho Eclesiástico de la Universidad Autónoma de Madrid, ha aclarado que “el campo de la sanidad será en el que preferentemente se desarrollarán los conflictos entre la conciencia y la ley”. Según Martín, la objeción de conciencia debe reconocerse como “un derecho fundamental de carácter implícito del artículo 16 de la Constitución Española, que recoge el derecho a la libertad ideológica y de culto”. Además, ha recordado que la objeción no se menciona ni en la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias ni en el Estatuto Marco, pero sí en normas deontológicas como el Código de Ética y Deontología Médica de la Organización Médica Colegial. Sin embargo, “estas reglas éticas no pueden ser alegadas ante un tribunal para fundamentar el derecho a la objeción de conciencia”.

La misma postura es compartida por David Larios, coordinador de Derecho Sanitario y Bioética de la Consejería de Salud de Castilla-La Mancha. “Tenemos un modelo de inseguridad jurídica que crea problemas al profesional, a la Administración y a los pacientes”.

Siguero defiende la objeción de conciencia del facultativo

El presidente de la OMC, Isacio Siguero, ha defendido la objeción de conciencia del facultativo como un derecho fundamental. A su juicio, hay cuestiones como la vida, la muerte, la dependencia o la capacidad mental que no se pueden legislar sin contar con la profesión médica. “La Medicina y el Derecho tienen como punto de encuentro la ética”.
Redacción 20/10/2008
El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Isacio Siguero, ha defendido la objeción de conciencia del médico en el XV Congreso Nacional de Derecho Sanitario celebrado en Madrid. Ha recordado que “el médico es un ciudadano y que también para él la objeción de conciencia es un derecho fundamental”. Además, ha señalado que “ante los nuevos retos que la sociedad y la ciencia están planteando, la Medicina y el Derecho tienen como punto de encuentro la ética”. A su juicio, asuntos como la vida, la muerte, la capacidad mental o la dependencia forman parte de la práctica médica diaria y no deben legislarse “sin contar con los profesionales de la Medicina”.

Trabajo conjunto
Cuando se crean en los pacientes unas expectativas médicas o de asistencia sanitaria injustificadas o difícilmente alcanzables, la insatisfacción del usuario será la consecuencia más inmediata y esto conducirá a una mayor judicialización de la Medicina. “Una sociedad no puede funcionar mientras la inseguridad y la desconfianza estén presentes en la práctica médica y en la administración de justicia”.

Según el presidente de la OMC, facultativos y juristas están obligados a trabajar conjuntamente para mostrar a la sociedad un camino de convivencia dentro de un marco correcto del ejercicio profesional.

En toda actuación que realiza un médico siempre está presente la ética, “algo completamente lógico si tenemos en cuenta que estamos hablando de una ciencia destinada a aliviar el dolor, curar la enfermedad, reincorporar al individuo a su entorno social y promover la salud”.

Según Siguero, “la complejidad del acto médico y el estado actual de conocimiento (…) aconsejan desde un punto vista ético analizar caso por caso, sin caer nunca en generalizaciones”.

http://www.diariomedico.com/edicion/diario_medico/normativa/es/desarrollo/1176281.html

La mayoría de los colegios andaluces ve innecesaria la ley de muerte digna

El anteproyecto de ley de muerte digna de Andalucía no ha sido bien acogido por la mayor parte de los presidentes colegiales andaluces, que afirman que no era necesario. Los mandatarios han criticado además que no se haya contado con el profesional para elaborar el texto y que no se mencionen aspectos tan importantes como la objeción de conciencia.
Gonzalo de Santiago 09/09/2008
La mayoría de los presidentes colegiales andaluces han criticado el anteproyecto de Ley de Derechos y Garantías de la Dignidad de la Persona en el proceso de la muerte. Su inconveniencia y su nula referencia a aspectos tan importantes como la objeción de conciencia son las objeciones más repetidas. Además, no se entiende que el texto ha llegado antes a la prensa que a los profesionales.

Juan José Sánchez, presidente del Colegio de Médicos de Málaga, afirmó no estar en contra de la ley como tal, pero cree que no era el momento oportuno, “pues el testamento vital aún necesita un rodaje en Andalucía para evaluar y medir sus resultados”. Se mostró critico con que el texto no lleve aparejada la objeción de conciencia del médico y con su artículo 17, que obliga a los profesionales a respetar los valores y preferencias del paciente, debiendo abstenerse de imponer sus opiniones personales morales, religiosas, filosóficas o de cualquier otra naturaleza. “La propia Constitución, en su artículo 16, garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto. Por tanto hay que apelar a la libertad del profesional médico, teniendo en cuenta que su actividad tiene un componente ético importante”. Sánchez también criticó que la iniciativa legal llegue a los profesionales a través de los medios de comunicación y pidió que se cuente con ellos en su redacción final.

Multas desproporcionadas
El presidente del colegio gaditano, Ricardo Miranda, también ve innecesaria la medida. “El encarnizamiento terapéutico es algo que no hacen los médicos. Me parece ridículo que se insista ahora en ello”. Además, criticó las multas previstas, “más propias de jugadores de fútbol que de médicos”. En su opinión, esa desproporción encierra un objetivo velado: atraer el debate hacia esa dirección y no hacia el fondo de la norma, que es la introducción de la eutanasia. “El médico tiene derecho a ejercer la objeción de conciencia y no es ningún verdugo”.

Pedro Barranco, del colegio granadino, calificó de “barbaridad” que la consejera amenace a los médicos con multas de un millón de euros. “No creo que sea lo más apropiado u oportuno y la norma es innecesaria. Se ha faltado al respeto y se ha puesto en entredicho a la profesión. Hay que respetar la libertad de conciencia de cada uno”.

También de “innecesaria” calificó la medida Antonio Luna, presidente del colegio de Jaén. “Las normas deontológicas ya son suficientes. El médico no practica el encarnizamiento terapéutico y se autorregula”. Por ello, el profesional debe tener libertad de acción, siempre, eso sí, “sujeta a la voluntad del paciente”.

Otra de las quejas repetidas entre los presidentes de los colegios ha sido la forma en que el anteproyecto ha salido a la luz. Así lo piensa Serafín Romero, presidente del Colegio de Médicos de Córdoba. “Hablamos del texto por lo que ha salido en la prensa, ya que ni siquiera nos ha llegado el borrador”. Además, mostró su desacuerdo con las medidas punitivas y que del texto se desprenda la idea de que se está llevando a cabo una práctica que no es la adecuada. “Se pone la palabra digna en el título del anteproyecto, como si ahora la asistencia fuera indigna”.

Francisco Ortega, presidente del colegio almeriense, afirmó no haber conocido en su larga experiencia profesional a ningún médico que haya practicado el ensañamiento terapéutico, “por lo que sobran las amenazas. El médico andaluz merece un profundo respeto y lo que se debería debatir es cómo proveernos de unos servicios paliativos que garanticen la atención al enfermo”. Además, se mostró contrario a que se le imponga al médico cualquier actuación en contra de sus creencias.

“Hace falta pulirla”
Carlos González Vilardell, presidente del Colegio de Médicos de Sevilla, no comparte la opinión de que la medida sea inoportuna, aunque cree que hace falta pulirla. “Es un punto de partida para suplir algunas lagunas”. A pesar de ello, precisó que no le gustan algunos aspectos del texto. “Se trata al facultativo como un empleado, con sanciones y normas, y no como a un profesional” y echa en falta que se cite la objeción de conciencia del profesional, “pero no nos podemos olvidar de que aún es un anteproyecto de ley”. Vilardell criticó que se anticipara el texto a la prensa antes que a los profesionales.

Muy cauto se mostró el presidente del Colegio de Médicos de Huelva, Juan Luis González, que no quiso opinar “hasta que no disponga del texto”. Aunque, en principio, “me parece bien que se legisle sobre esta cuestión”.

http://www.diariomedico.com/edicion/diario_medico/normativa/es/desarrollo/1162875.html

Experto en Bioética pide a los médicos que “se hagan fuertes” en el debate del suicidio asistido y defiendan la objeción

19:08 – 8/09/2008 Puntúa la noticia :

El experto en Bioética Manuel de Santiago Corchado, secretario general de la Fundación World Wide Bioethics, ha pedido hoy a todos los médicos españoles y a las sociedades que los representan, como la Organización Médica Colegial (OMC), que “se hagan fuertes” desde el principio en el debate que podría legalizar el suicidio asistido, para defender “su derecho a la objeción de conciencia”.

MADRID, 08 (EUROPA PRESS)

De Santiago advierte de que la intención del ministro de Sanidad, Bernat Soria, es crear una ley nacional “sobre la base de los criterios que emplea el proyecto andaluz de Ley de Derechos y Garantías de la Dignidad de las Personas en el Proceso de la Muerte”, que establece criterios para definir la eutanasia y también sanciones para los médicos que incumplan la norma “sin derecho a la objeción”.

“La norma andaluza está bien calculada y en ella han participado personas cuyo conocimiento técnico en la materia es indudable y que podrían también estar participando en el debate para la creación de una norma nacional”, declaró a Europa Press De Santiago, para quienel Gobierno está “ensayando primero en Andalucía lo que quiere hacer a nivel nacional para ver la respuesta social y de los médicos”.

A su juicio, “lo más preocupante” de esta situación es que la futura norma andaluza “obliga a los médicos a matar a sus pacientes si ellos se lo piden y no concede al profesional sanitario su derecho constitucional a negarse a hacerlo alegando objeción de conciencia o de ciencia, si piensa que su obligación como médicos no es matar, sino luchar por la vida”.

“Se trata de la más grave agresión a la libertad de conciencia de los médicos en toda la historia de la legislación sanitaria española”, aseveró el experto, quien defiende que son los médicos, a través de organizaciones como la OMC, quienes deben “hacerse fuertes desde el primer momento en el debate sobre el suicidio asistido”.

http://ecodiario.eleconomista.es/salud/noticias/740479/09/08/Experto-en-Bioetica-pide-a-los-medicos-que-se-hagan-fuertes-en-el-debate-del-suicidio-asistido-y-defiendan-la-objecion.html

EE UU protegerá a los médicos contrarios al aborto

Los centros que no permitan objetar serán sancionados
DAVID ALANDETE – Washington – 23/08/2008

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, no ceja en su política conservadora ni en los últimos meses de su mandato. Su última iniciativa permitirá que el Ministerio de Sanidad rescinda la financiación pública a los hospitales y centros de salud (hay 584.000 en el país) que no atiendan a la objeción de conciencia de su personal sanitario ante el aborto. “Los trabajadores no deben ser forzados a participar en actividades que consideran moralmente erróneas”, dijo el secretario de Sanidad, Mike Leavitt.

Farmacéuticos, médicos y enfermeros podrán citar motivos personales, éticos o religiosos para negarse a tomar parte en cualquier fase del aborto. El uso de un lenguaje poco concreto permitirá que muchos de ellos se puedan negar incluso a administrar métodos anticonceptivos o a dar información sobre la interrupción del embarazo.

En julio, la Casa Blanca presentó una versión preliminar de esta ley en la que, por primera vez en la historia de EE UU, se definía el aborto a efectos legales. “Hay dos opiniones sobre cuándo comienza el embarazo. Algunos consideran que en la concepción (es decir, cuando el espermatozoide fertiliza el óvulo); otros defienden que en la implantación (cuando el embrión se coloca en el útero). Ambas opiniones son razonables”.

Los congresistas demócratas, en mayoría en las dos Cámaras legislativas, se opusieron ferozmente a un ardid argumentativo que implícitamente definía como aborto algunos métodos anticonceptivos, como el DIU o la píldora del día después, que impiden la implantación del óvulo fecundado. La senadora Hillary Clinton criticó que Bush “permita a ciertos proveedores de salud negarse a ofrecer métodos contraceptivos a mujeres que los necesiten”.

Según Cecile Richards, presidenta del grupo Planned Parenthood, que defiende que las mujeres accedan a medidas de planificación familiar, esta medida “supone una seria amenaza a la salud de las mujeres, ya que limita su derecho a recibir información y servicios adecuados”. “Es una propuesta politizada e ideológica”, añade.

En España, donde el personal sanitario ya puede negarse a practicar un aborto (menos de un 3% de las interrupciones de embarazo se hace en centros públicos), se está elaborando una medida que regule la objeción de conciencia. El objetivo es crear un registro y un procedimiento para hacerlo.

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/EE/UU/protegera/medicos/contrarios/aborto/elpepusoc/20080823elpepisoc_6/Tes

Carlos Pérez del Valle: “Una ley de plazos sobre el aborto dificultaría la objeción de conciencia”

Carlos Pérez del Valle, magistrado y catedrático de la Universidad CEU de Barcelona, cree que un sistema de plazos en el aborto pondría en peligro el derecho de objeción de conciencia del médico.
Enrique Mezquita Valencia 17/07/2008
La mesa redonda celebrada por la Universidad Cardenal Herrera-CEU de Valencia puso de relieve que este derecho es una opción cada vez más amenazada. “La posibilidad de la objeción de conciencia, que parece clara en estos momentos, se vería dificultada si entrara en vigor un sistema de plazos sobre el aborto, ya que sería muy difícil garantizarla a causa de las incompatibilidades internas del propio sistema”.

Esta es la opinión de Carlos Pérez del Valle, catedrático en la Universidad CEU Abat Oliba de Barcelona y profesor de la escuela judicial de Barcelona, que participó la mesa redonda La objeción de conciencia en la rama sanitaria, ¿un caso de intolerancia?, enmarcada en el curso de verano sobre los conflictos en Bioética organizado por la Universidad Cardenal Herrera-CEU de Valencia.

El ponente puso de relieve que este derecho es una opción cada vez más amenazada, debido tanto a los avances científicos que multiplican los posibles conflictos ético-morales como a unas legislaciones que cada vez se introducen más en todos los ámbitos sociales y personales. A su juicio, la objeción de conciencia se encauzó inicialmente de forma correcta en los casos que podrían ser más conflictivos, sobre todo el del aborto.

Sin embargo, en los últimos años han resurgido problemas o conflictos en diversos ámbitos. Por ejemplo, la atribución a centros médicos muy pequeños de la posibilidad de dispensar la píldora del día después (PDD) también ha acrecentado los problemas, “ya que en ocasiones sólo existe un profesional para hacerlo y, por tanto, queda en una situación complicada”.

En el caso de pacientes que deciden no someterse a un determinado tratamiento ante la proximidad de su muerte, “se le ha dado relevancia y ciertas atribuciones de ponderación al propio médico, pero no tiene la competencia absoluta para decidir y puede incluso encontrarse indefenso para adoptar una decisión determinada cuando no es el paciente el que da su opinión, sino los propios familiares”.

Según Pérez del Valle, “la ponderación del médico es esencial, dado que es muy difícil atribuirle una posibilidad a un paciente que normalmente está inconsciente y una voluntad indefinida e irrevocable a los testamentos vitales”. Además, es complicado entender que las voluntades de los familiares están exentas de un cierto interés en la vida o la muerte del paciente y, por todo ello, “está muy justificada la objeción de conciencia de los médicos cuando se trata de la interrupción de un tratamiento salvador”.

Según José Hernández, jefe del Laboratorio de Organización Celular del Centro de Investigación Príncipe Felipe de Valencia (CIPF), el problema es la intromisión estatal en la conciencia tanto social como personal, estableciendo una serie de leyes que se entienden como la propia conciencia del Estado.

La propia conciencia
En este escenario, la objeción de conciencia no puede ser un argumento para no obedecer una determinada legislación. Según Hernández, “esto es equivalente a no reconocer la conciencia individual y personal del profesional, que podría tener razones para dudar que eso aprobado por ley responda efectivamente a una verdad moral o ética”.

Aunque es una tendencia que vislumbra en España, “ello no quiere decir que en otros países no haya ideologías que traten de imponer también su propia ética estatal”. Por ello, “el objetor debe ser consciente de que para defender su posición no puede hacerlo a la ligera, sino con argumentos y con la disposición de encontrar respuesta”. Para Hernández, dada la realidad que se aprecia con temas como la eutanasia o la eugenesia, a corto y medio plazo es de prever que “se tense aún más la conciencia del profesional en momentos críticos para él, como es el de defender la vida de un ser humano”.

http://www.diariomedico.com/edicion/diario_medico/normativa/es/desarrollo/1146728.html

Los ginecólogos, en contra del término ‘aborto’ a partir de la semana 22 de gestación

VIABILIDAD FETAL

La sociedad quiere cambiar el término porque ‘un feto de 22 semanas es viable’
Según su presidente, ‘ha llegado el momento de acompasar la legislación a la medicina’
A partir del tercer trimestre del embarazo, defienden el parto del feto, vaya a vivir o no
Otros entes defienden el límite de la viabilidad pero no a cualquier precio

(Video: EFE)
Actualizado jueves 03/07/2008 14:56 (CET)
CRISTINA DE MARTOS
MADRID.- El presidente de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), José Manuel Bajo Arenas, sostiene que a partir de la semana 22 de gestación las interrupciones del embarazo no deberían llamarse aborto sino “destrucción de un feto viable”. Estas declaraciones se han producido durante la presentación de un documento que recoge la postura de esta organización médica frente al aborto.

La SEGO se basa en el límite fijado por la Organización Mundial de la Salud, que establece la viabilidad fetal en las 22 semanas de gestación -o 24 desde la última regla-, a pesar de que si el bebé naciera en este tiempo tendría más de un 74% de posibilidades de fallecer y muchas opciones de tener un desarrollo neurológico anormal.

Esta sociedad ha presentado un documento elaborado por su comisión de bioética para mostrar su postura frente al aborto, “ante la alarma social manifestada en los últimos meses”. La declaración gira en torno al eje de la viabilidad fetal.

Sin embargo, el concepto jurídico de aborto “es más amplio”. Para Bajo Arenas, “ha llegado el momento de acompasar la legislación a la medicina” y de emplear “correctamente” el término aborto, que no se debe utilizar al hablar de interrupciones que superan la semana 22.

‘Pocos casos en los que sobrepasar ese límite’
Han añadido que para ellos existen muy pocos casos en los que se deba interrumpir una gestación más allá del límite de la viabilidad fetal. El primero, en caso de peligro para salud física y psíquica de la madre, se solucionaría induciendo el parto. Según cifras aportadas por el propio presidente de la sociedad, un niño nacido en la semana 24 tiene un 26% de posibilidades de vivir.

En cuanto a las malformaciones graves del feto, supuesto contemplado en la ley actual que permite la interrupción del embarazo hasta la semana 22, la SEGO asegura que, “hoy en día se detectan dos tercios de los casos incompatibles con la vida antes de ese límite”. Para evitar abortos ‘tardíos’ en estos casos, proponen mejorar el disgnóstico prenatal, especialmente “la ecografía de la semana 20” (en la que se han de detectar), según ha explicado Rosa Savater, especialista de la sociedad.

“Nosotros también estamos de acuerdo con ese límite, pero no a toda costa”.

——————————————————————————–
“Con los esfuerzos adecuados -apunta el presidente- se podría mejorar [el diagnóstico prenatal], así que no habría tantos casos [en los que realizar un aborto]”. Para Bajo Arenas, a partir de la semana 22, habría que hablar de “destrucción de un feto viable o cualquier otro término, no de aborto”.

Este especialista ha insistido en la necesidad de sustituir los abortos de tercer trimestre, que implican segmentar el feto dentro del útero materno para facilitar su extracción, por la inducción del parto.

“Triturar un feto con una túrmix hasta hacerlo papilla no se puede considerar aborto”, afirma. En el caso de un feto con malformación incompatible con la vida detectada tras la semana 22, desde la SEGO defienden que la madre lo para y que el feto muera.

El centro del debate
El 90% de las interrupciones del embarazo que se hacen España se practica dentro de las primeras 12 semanas. Los abortos que se produjeron en la semana 21 o después en 2005 representaron el 2% del total de los registrados, según un informe presentado por la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo (ACAI).

Para Francisca García Gallego, vicepresidenta y portavoz de esta asociación, la cuestión está clara: “Han abierto el debate de la viabilidad fetal”, que es donde está el quid de la cuestión. “Nosotros también estamos de acuerdo con ese límite, pero no a toda costa”.

García Gallego apunta al caso de Reino Unido, donde especialistas en la materia debatieron recientemente recortar el tiempo legal en el que parcticar un aborto (de 24 a 22 semanas), propuesta que fue rechazada.

“No se trata de que el feto tenga latido cardiaco, sino de que pueda tener un desarrollo neurológico compatible con una calidad de vida buena”, cosa que a las 22 semanas de gestación es difícil.

Educación y objeción
En lo que todas las partes de debate coinciden es en la necesidad de reducir lo máximo posible el número de embarazos no deseados, drama que afecta principalmente a las jóvenes. El 98% de las chicas entre 15 y 19 años no buscaban la gestación y más de la mitad la interrumpen. “El aborto no se puede considerar un procedimiento contraceptivo más y hay que hacer un esfuerzo por evitar los embarazos no deseados”, según el presidente.

José Manuel Bajo Arenas ha aclarado que la intención de la sociedad que él preside no es “cambiar la ley”, a pesar de la disparidad de conceptos que denuncia y la necesidad de “acompasarlos”. “Sólo hablamos a partir de la semana 22 [supuesto despenalizado en nuestro país en caso de peligro de la salud de la madre]. Antes de eso, creemos que está fuera de nuestro papel”. El presidente no ha querido entrar en valoraciones de la propuesta de varias organizaciones y sociedades de crear una ‘ley de plazos’. Asimismo, ha restado importancia a la cuestión de los diagnósticos tardíos de las malformaciones. “Sólo pretendemos unificar los criterios de lo que es un aborto”, ha afirmado.

Desde esta sociedad científica se ha defendido, además, el derecho “inalienable” e “insoslayable” de los médicos a la objeción de conciencia y la necesidad de que las pacientes que se acojan a la ley “tengan todas las garantías”.

http://www.elmundo.es/elmundosalud/2008/07/03/mujer/1215080479.html