Archivo de la etiqueta: inforación

Es necesario que la información se cuide por y para el paciente

En el nuevo paradigma que parece acercarse cada vez más y que sitúa al paciente en el centro del sistema de salud, la información será un elemento clave, pero a su vez provocará ciertas tensiones que habrá que gestionar con precisión en temas como la seguridad de los datos.

Rosalía Sierra. Pamplona – Viernes, 22 de Mayo de 2009 – Actualizado a las 00:00h.

Si algo ha cambiado respecto a la relación médico-paciente en los últimos años es el flujo de información: «Antes se registraba en un marco de secretismo y se utilizaba el complejo lenguaje médico para encriptarla; ahora se comparte y fluye», ha dicho Nicolás García González, director médico de la Clínica Universidad de Navarra (CUN), durante el VI Foro sobre Protección de Datos de Salud que, bajo el lema La salud en red: un reto para la protección de datos, han organizado la Sociedad Española de Informática de la Salud (SEIS) y la entidad Navarra de Gestión para la Administración (NGA) en Pamplona.

  • Dentro del paradigma que sitúa al paciente como eje del sistema, con capacidad de manejo de sus datos, se incluye también la información clínica

Por tanto, dentro del paradigma que sitúa al paciente como eje del sistema se incluye también la información clínica: «Los datos son suyos y debe tener capacidad de manejarlos», por lo que en la CUN «se los proporcionamos para que los puedan facilitar a quien deseen». No obstante, para que esto sea posible es preciso ser rigurosos con la seguridad de la información en todos los frentes: «No basta con controlar los sistemas de información.

La batalla de la confidencialidad no se libra en la informática, sino en los pasillos, los controles de enfermería, los ascensores y los teléfonos; es responsabilidad de todos los profesionales, y para hacer las cosas bien la única herramienta con que contamos hasta ahora es la formación».

Proyecto HCCC
En la misma línea de situar al paciente como protagonista y abogar por la transparencia se sitúa el proyecto de Historia Clínica Compartida de Cataluña (HCCC), que permite a los usuarios «ejercer su derecho de acceso, rectificación y oposición sobre sus datos», ha explicado Ana García Martínez, responsable del Programa de Seguridad de la Información del Departamento de Salud catalán.

  • Según Nicolás García González, la batalla de la confidencialidad no se libra en la informática, sino en los pasillos, los controles de enfermería…

La HCCC incluye sólo los datos que, por su relevancia, hay que compartir entre los distintos centros de la red, aunque los pacientes pueden decidir si quieren que sean accesibles desde centros distintos al suyo. Esta información incluye informes de alta, pruebas analíticas y, en general, «documentos de cierre de proceso a los que ya ha tenido acceso el paciente». De este modo se preserva también, a juicio de García Martínez, la confidencialidad de la información médica subjetiva.

Por el momento, el Departamento de Salud de Cataluña ha habilitado unos plazos máximos de un mes para el acceso a la información y de diez días para rectificación y oposición. Sin embargo, está previsto que se habilite el control de los datos en internet, «siempre con las garantías de seguridad necesarias».

Acceso en el Sescam
El acceso a la historia clínica electrónica (HCE) vía web es, precisamente, una de las líneas de trabajo hacia las que avanza el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), aunque aún no hay un proyecto concreto. «Hemos hecho mucho en los siete años que han pasado desde las transferencias, y una de las ventajas de avanzar tanto en tan poco tiempo es que la protección de toda la información que íbamos generando se desarrollaba al mismo tiempo que la propia información», explica Jesús Fernández Sanz, gerente del Hospital General de Ciudad Real.

Este centro, pionero en el Sescam en lo que respecta a sistemas de información, ha puesto en marcha nueve Estrategias de Mejora 2008-2010, siendo la primera, precisamente, el desarrollo tecnológico.

«Se está trabajando en cuatro dimensiones: gestión de la documentación e información clínica; mejora de los procesos referidos a estos elementos para fomentar la relación con el paciente y la de éste con sus datos; extensión de la información en red para mejorar las actuaciones entre centros, y búsqueda de la mejora de los procesos». En este sentido, Fernández Sanz ha avanzado que «estamos cambiando el modelo de HCE: de gestionar episodios pasará a organizarse por procesos clínicos».

No todo es tecnología

La gestión de la protección de datos suele poner el acento en el refuerzo de los sistemas de información, pero «no es a éstos a los que hay que proteger sino a la información en sí», considera Juan Miguel Signes, responsable de la Unidad de Seguridad y Organización del Area de Informática de la Agencia Valenciana de Salud. En su opinión, centrarse en la informática es un error porque «asigna la responsabilidad a departamentos técnicos cuando debería recaer sobre la alta dirección e implicar a todos los gestores». Esta implicación incluirá el compromiso de llevar un control riguroso de la seguridad y de las contrataciones de entidades externas para la gestión de datos, dado que «la seguridad de la información es un componente indispensable de la calidad, y para mejorar es preciso poder medir».

http://www.diariomedico.com/2009/05/22/area-profesional/gestion/necesario-informacion-cuide-paciente