Archivo de la etiqueta: eugenesia

Nuevo respaldo a los embriones de ‘tres padres’ en Reino Unido

GENÉTICA | No es definitivo

  • El Ministerio de Sanidad aprueba una técnica contra las enfermedades mitocondriales
  • La decisión final no llegará antes del debate en el Parlamento, este mismo año

ELMUNDO.es | Madrid

Actualizado viernes 28/06/2013 08:55 horas

La simple anomalía no valida abortar, dice un TSJ

‘GRAVE RIESGO PARA LA VIDA DEL FETO’

El tribunal de Navarra aclara que el diagnóstico de arteria umbilical única no justifica un aborto y revoca un fallo de instancia por pérdida de oportunidad.

G.E | dmredaccion@diariomedico.com   |  14/05/2013 00:00

http://www.diariomedico.com/2013/05/14/area-profesional/normativa/la-simple-anomalia-no-valida-abortar-dice-un-tsj

 

Condena a un médico que no vio la falta de brazos en un feto

LA NIÑA NACIÓ EN JULIO DE 1988

El ginecólogo deberá indemnizar con 300.000 euros a la familia. El Supremo reprocha que no se aportaran la ecografías al juicio.

Soledad Valle. Madrid | soledad.valle@unidadeditorial.es   |  08/04/2013 00:00

http://www.diariomedico.com/2013/04/08/area-profesional/normativa/condena-medico-no-vio-falta-brazos-feto

Una nueva técnica evita que se transmita el ADN mitocondrial

EL 37 POR CIENTO DE LOS GENES

Los autores del trabajo consideran que la técnica permite a las mujeres afectadas tener hijos sin las mutaciones, y quizá también aporte nuevos tratamientos.

Redacción   |  20/12/2012 00:00

http://genetica.diariomedico.com/2012/12/20/area-cientifica/especialidades/genetica/nueva-tecnica-evita-que-se-transmita-adn-mitocondrial

Nacen unos gemelos sin predisposición a cáncer de colon hereditario

MEDIANTE UN DIAGNÓSTICO GENÉTICO

Por primera vez en el mundo se logra el nacimiento de unos gemelos sin una mutación de predisposición al cáncer de colon hereditario no polipósico (HNPCC) o síndrome de Lynch.

Redacción   |  07/11/2012 13:34

http://genetica.diariomedico.com/2012/11/07/area-cientifica/especialidades/genetica/nacen-gemelos-predisposicion-cancer-colon-hereditario

Derecho a Vivir respalda que la reforma suprima el aborto eugenésico

ANUNCIADA PARA ESTE OTOÑO

La reforma de la Ley del Aborto anunciada por el ministro de Justicia Alberto Ruiz Gallardón para este otoño cuenta con el apoyo de la plataforma Ginecólogos por el Derecho a Vivir.

Redacción | dmredaccion@diariomedico.com   |  06/11/2012 16:48

http://www.diariomedico.com/2012/11/06/area-profesional/normativa/derecho-a-vivir-respalda-reforma-suprima-aborto-eugenesico

Un nuevo ‘microarray’ será capaz de identificar 227 enfermedades monogénicas de forma preimplantacional

PERMITIRÁ A LOS PADRES CONOCER EL RIESGO QUE TIENEN SUS HIJOS DE HEREDARLAS

Una herramienta desarrollada por españoles que trabajan en Estados Unidos puede identificar 227 enfermedades de forma preimplantacional al quinto día de la fecundación. De este modo, permitirá a los padres conocer el riesgo que tienen sus hijos de heredar alguna de esas 227 patologías.

Ana Callejo Mora   |  10/09/2012 00:00

http://genetica.diariomedico.com/2012/09/10/area-cientifica/especialidades/genetica/nuevo-microarray-identificar-227-enfermedades-monogenicas-preimplantacional

Estrasburgo sanciona a Italia por no permitir la selección de embriones sanos

ITALIA | Sentencia

  • El Estado prohíbe esta técnica aunque las parejas puedan transmitir una enfermedad
  • Ahora deberá pagar 17.500 euros a un matrimonio portador del gen de fibrosis quística
  • La sentencia será definitiva dentro de tres meses si no se interpone un recurso
  • El diagnóstico preimplantacional en Europa está prohibido sólo en Austria, Suiza e Italia

A la venta en Europa un test no invasivo para detectar el síndrome de Down

EMBARAZO | Una prueba sanguínea

  • Se trata de un análisis sanguíneo que se le realiza a la mujer con alto riesgo
  • Esta prueba evita hacer otras con riesgos que van desde daño fetal a un aborto

Rosalía Sánchez | Berlín

Actualizado martes 21/08/2012

El Vaticano alerta sobre el riesgo de eugenesia

La Academia Pontificia para la Vida del Vaticano ha alertado sobre los riesgos de eugenesia en que podría derivar la experimentación genética si se pierde de vista el valor esencial de la dignidad humana, según ha señalado el presidente de este organismo, monseñor Rino Fisichella.
E.P. Roma 20/02/2009
El arzobispo hizo estas declaraciones durante la presentación del congreso Las nuevas fronteras de la genética y el riesgo de la eugenesia, que se celebra estos días en el Vaticano con ocasión de la XV asamblea general de la Academia Pontificia para la Vida.

Según Fisichella, este tipo de experimentaciones se suelen presentar bajo el “rostro consolador de quien querría mejorar físicamente la especie humana”, tal y como demuestran diversos proyectos de orden científico, biológico, médico, social y político. Sin embargo, dichos proyectos acaban practicando la eugenesia “en nombre de un cierto concepto de la normalidad”.

Mentalidad reductiva
Esta mentalidad reductiva tiende a considerar “que hay personas que tienen menos valor que otras, ya sea a causa de sus condiciones de vida, tales como la pobreza o la falta de educación, como a causa de sus condiciones físicas, como por ejemplo los discapacitados, los enfermos psíquicos, las personas en estado vegetativo o las personas ancianas con graves patologías”.

Según Fisichella, el riesgo de que, poco a poco, la experimentación genética vaya tomando esta deriva no es “sólo teórico sino un hecho” y se corresponde con una mentalidad “que tiende lentamente pero inexorablemente a difundirse cada vez más”.

Además, ha señalado que la Iglesia está “llamada a expresarse” en todas las cuestiones relacionadas con el inicio, el desarrollo y el final de la vida.

La eugenesia espartana

 

El autor compara la eugenesia espartana y la situación actual en nuestra sociedad, que está tramitando una ley de plazos para el aborto. Pide la protección del no nacido y la defensa de la vida humana.
Jesús Aguirre. Médico y senador del Partido Popular 20/01/2009
Gran admiración nos provocaba a los estudiantes de bachillerato de los años 60, fomentado por el sistema educativo de la dictadura franquista, estudiar la organización social y la educación espartana. Pensar en Esparta era transportarnos a la antigua Grecia del siglo VII a.C, a orillas del río Eurotas, en la península del Peloponeso, al poderío militar de la ciudad hoplita por excelencia, a las guerras médicas, y al paso de las Termópilas.

Incluso imbuidos por la España de aquella época admirábamos la educación espartana basada en la guerra y en el honor, en la pureza de sangre de las minorías privilegiadas, en la educación por parte del Estado y no de la familia a partir de los 7 años, basada en reglas muy rigurosas de disciplina, de obediencia, y de sometimiento a la autoridad, con un objetivo educacional único de formar ciudadanos obedientes y valientes guerreros.

Estos conceptos admirados en aquella época, fruto de nuestra juventud, inexperiencia y de la cultura política-social imperante, hoy los tenemos totalmente superados y sólo son recuerdos de dictaduras pasadas y de extremismos por desgracia aún presentes dentro de los nacionalismos extremos y de los intentos del padre Estado de socavar a la familia y retornar a la antigua formación del espíritu como medida de adoctrinamiento político.

Similitud histórica
De la historia espartana, hay un capítulo, que ni en aquella época de juventud admiré, ya que siempre me ha causado un gran horror. Era la eugenesia espartana, consistente en que “al nacer el niño espartano era examinado por una comisión de ancianos en el Pórtico para determinar si era sano y bien formado. En caso contrario se le consideraba una boca inútil y una carga para la ciudad. En consecuencia, se le conducía al Apótetas, lugar de abandono, al pie del monte Taigeto, donde se le arrojaba a un barranco”.

Si comparamos la eugenesia espartana con nuestra sociedad actual encontramos una gran similitud.

El padre Estado tiene una legislación oportuna que permite deshacerse de una hipotética “boca inútil y carga para la ciudad”. Las dos únicas diferencias son: primera, que no se espera a que nazca, y segunda, que la comisión de ancianos es sustituida por la decisión de la madre en lo referente a si el hijo que hay en su vientre es una “boca inútil o una carga”.

No voy a entrar en las disquisiciones políticas, sociales, sanitarias, y de carácter legal sobre la idoneidad y el cumplimiento de la actual Ley Orgánica 9/1985 donde se despenalizan las interrupciones voluntarias de embarazo, ni sobre la futura ley de plazos, ni sobre el artículo 15 de la Constitución Española, que al regular los derechos fundamentales dice expresamente: “Todos tienen derecho a la vida”.

Defensa del ‘diferente’
Lo que quiero es transmitir un canto a la vida en defensa de los derechos de los no nacidos, de los más indefensos de nuestra sociedad y de aquéllos que al nacer van a ser diferentes y de los que no vamos a conocer sus sentimientos, alegrías y preocupaciones.

Tenemos una sociedad muy bien estructurada donde prima la defensa de los derechos del ciudadano; de ahí que existan figuras tan importantes como el Defensor del Pueblo, el Defensor del Paciente, el Defensor del Ciudadano, el Defensor del Niño, etcétera. Deberíamos crear la figura del defensor del que menos se puede defender, de aquél que no tiene voz, que su única misión es crecer y su único anhelo es nacer; del que no lo ha pedido, pero que ha sido concebido y que exige el derecho de ser alguien en esta vida y de no quedar en el camino.

Seamos progresistas, defendamos la vida, demos vida a la vida y huyamos de darle muerte a la vida, opongámonos a la pena de muerte desde la concepción hasta el final de nuestros días; rasguémonos las vestiduras ante las imágenes de niños muertos en las guerras o por inanición en el Tercer Mundo, pero mirémonos el ombligo de vez en cuando, sobre todo el ombligo creciente de la mujer embarazada.

Busquemos soluciones solidarias donde prime la defensa de los más indefensos y siempre pensando que ese no nacido podríamos ser tú o yo.

La ecografía no requiere recabar un CI por escrito

La Audiencia de Castellón sostiene que la ecografía no exige que el paciente firme un documento escrito de consentimiento al no ser una prueba de riesgo ni invasiva. El fallo absuelve a una médico y un centro.
Marta Esteban 22/05/2008
La forma escrita del consentimiento informado es una exigencia legal reconocida en la Ley Básica 41/2002, de Autonomía del Paciente, y en las normas autonómicas que han regulado la información clínica y los derechos de los usuarios. Sin embargo, el médico no tiene la obligación de recabar siempre una autorización escrita del paciente, pues este documento se reserva para los procedimientos invasivos y que entrañen riesgos para el enfermo, tal y como establece el artículo 8.2 de la norma básica estatal.

Uno de estos supuestos en los que no es preciso el consentimiento escrito es la prueba ecográfica realizada en los embarazos. Así se desprende de una sentencia de la Audiencia Provincial de Castellón que ha absuelto a una médico y a una entidad de la demanda interpuesta por los padres de un niño que exigen una indemnización por no haber sido informados de las malformaciones que padecía el feto cuando se realizaron las pruebas ecográficas.

Según la demanda, la negligencia profesional grave se produjo cuando el informe de una de las ecografías apreció normalidad en las extremidades del feto cuando éste padecía una agenesia del brazo derecho. Y es que “resulta inasumible que se visualizaran dos brazos cuando había sólo uno”. Como consecuencia de esta impericia médica se privó a los progenitores de la “información adecuada a la que tenían legítimo derecho para poder optar por la interrupción voluntaria del embarazo”. Además, los padres alegan que no se les informó de los márgenes de error de la prueba diagnóstica.

Fiabilidad advertida
Los magistrados no admiten la demanda por varias razones. En primer lugar, sostienen que hubo información sobre la fiabilidad de la prueba, tal y como se desprende “de la carpeta que recibió la madre, que contiene una página dedicada a la ecografía obstétrica”.

La entrega de esa documentación “acredita que la facultativa informó a la paciente y que ésta pudo conocer que la utilización de la prueba no era definitiva en la detección de alteraciones morfológicas”.

En segundo término, la resolución judicial, facilitada por Aranzadi, aclara que la información a la paciente tampoco debía realizarse en documento escrito, ya que tanto la Ley 41/2002 como la normativa autonómica sobre documentación clínica y derechos de los pacientes “no exigen el consentimiento por escrito, salvo, entre otros casos, que se trate de un procedimiento diagnóstico invasivo con riesgo, que no es el caso de las ecografías”.

En cuanto al error en la valoración de una de las pruebas, en la que según la demanda no se apreció la malformación de las extremidades, la Audiencia Provincial del Castellón afirma que “el ecógrafo permite la detección del sesenta por ciento de las malformaciones del feto”, lo que significa que existe un “cuarenta por ciento que no se pueda detectar y más aún cuando se trata de una sola anomalía”. Y es que, según el dictamen pericial, cuando hay una sola malformación, la tasa de detección es más baja que en los casos en los que se asocian varias anomalías”.

La sentencia confirma la absolución dictada en primera instancia.

La ley exige la información verbal como regla general
La Ley 41/2002, de Autonomía del Paciente, respalda el uso primordial de la información verbal y deja la forma escrita para casos concretos, como intervenciones quirúrgicas y procesos invasivos o en los que haya riesgo. La validez del consentimiento verbal ha sido avalada por el Supremo (ver DM del 10-X-2005).

Fuera de plazo legal
El derecho de la gestante a optar por la interrupción voluntaria del embarazo es el telón de fondo de una reclamación que se basaba en un defecto informativo en los resultados de las pruebas diagnósticas.

La sentencia de la audiencia provincial aclara que, en cualquier caso, la ecografía que se aporta en la demanda es la correspondiente a las 24 semanas de gestación. Por tanto, en caso de que los médicos hubieran podido detectar la malformación del feto, el aborto no habría podido llevarse a cabo, pues no concurrían ninguno de los tres supuestos tasados en el Código Penal. En concreto, la ley permite la interrupción del embarazo por graves taras físicas si se realiza antes de las 22 semanas de gestación.

http://www.diariomedico.com/edicion/diario_medico/especialidades/salud_de_la_mujer/es/desarrollo/1126053_06.html