Archivo de la etiqueta: derechos humanos

Deontología y Política en Guantánamo

TRIBUNA

La obligación deontológica que tiene el médico de asistir al preso en huelga de hambre se diluye ante la situación de limbo jurídico en la que permanecen los retenidos en Guantánamo.

José Miguel Serrano. Miembro del Comité Nacional de Bioética.   |  28/06/2013 00:00

http://www.diariomedico.com/2013/06/28/area-profesional/normativa/deontologia–politica-guantanamo

Human Dignity, Human Rights, and Responsibility: The New Language of Global Bioethics and Biolaw

Human Dignity, Human Rights, and Responsibility: The New Language of Global Bioethics and Biolaw (Basic Bioethics)Michael Barilan

«Human dignity» has been enshrined in international agreements and national constitutions as a fundamental human right. The World Medical Association calls on physicians to respect human dignity and to discharge their duties with dignity. And yet human dignity is a term–like love, hope, and justice–that is intuitively grasped but never clearly defined. Some ethicists and bioethicists dismiss it; other thinkers point to its use in the service of particular ideologies. In this book, Michael Barilan offers an urgently needed, nonideological, and thorough conceptual clarification of human dignity and human rights, relating these ideas to current issues in ethics, law, and bioethics. Combining social history, history of ideas, moral theology, applied ethics, and political theory, Barilan tells the story of human dignity as a background moral ethos to human rights. After setting the problem in its scholarly context, he offers a hermeneutics of the formative texts on Imago Dei; provides a philosophical explication of the value of human dignity and of vulnerability; presents a comprehensive theory of human rights from a natural, humanist perspective; explores issues of moral status; and examines the value of responsibility as a link between virtue ethics and human dignity and rights. Barilan accompanies his theoretical claim with numerous practical illustrations, linking his theory to such issues in bioethics as end-of-life care, cloning, abortion, torture, treatment of the mentally incapacitated, the right to health care, the human organ market, disability and notions of difference, and privacy, highlighting many relevant legal aspects in constitutional and humanitarian law.

Editorial Reviews

Review

«This wonderful book provides a comprehensive, well-written, and well-argued reading of the relationship between human dignity and human rights. This kind of deep historical analysis and systematic argument is paramount to understanding the present philosophical discussions of the foundations of human rights, law, and bioethics.» –Jacob Dahl Rendtorff, Roskilde University, Denmark

«In recent years the concept of human dignity has been accorded diminished respect as fundamentally useless for normative moral theory as well as practical application, especially in the field of bioethics. Likewise, the notion of basic human rights has been regarded as being too controversial to be useful in addressing most practical moral problems. Barilan offers a novel, fundamental reconstruction of both these notions that, arguably, restores their respectability and utility for addressing a broad range of bioethical issues. This is an ambitious and provocative book worth a careful reading.»–Len Fleck, Center for Ethics and Humanities in the Life Sciences, Michigan State University

«In exploring crucial questions that are at the very heart of various moral problems of our time, Yechiel Michael Barilan demonstrates a deep and wide-ranging familiarity with the history of ideas, with classic philosophical and theological discussions, and with medical concepts. It is rare to find this combined expertise in one person. This broad and multifaceted approach makes this volume particularly original when compared to the existing literature on the notion of human dignity.»–Roberto Andorno, University of Zurich

About the Author

Yechiel Michael Barilan is a practicing physician, specialist in internal medicine, and Associate Professor of Medical Education in the Sackler Faculty of Medicine at Tel Aviv University.

José María Rodríguez: «El poder biotecnológico debe gestionarse de forma ética»

La ética que emerge de las nuevas tecnologías requiere una modificación de los códigos, dado que pueden generar efectos beneficiosos y adversos, según José maría Rodríguez Merino, doctor en Filosofía, que apuesta por la formación en valores y habilidades de comunicación.

Marta Esteban – Viernes, 26 de Junio de 2009 – Actualizado a las 00:00h.


Regístrese gratis en Diariomedico.com

Está usted viendo una versión reducida de este contenido. Para consultar la información completa debe registrarse gratuitamente.
Tan sólo le llevará unos segundos.

Regístrese gratis

José María Rodríguez Merino

José María Rodríguez Merino

José María Rodríguez Merino es doctor en Filosofía por la Universidad Autónoma de Madrid, master en Bioética y profesor de esta disciplina en la Escuela de Enfermería de la Cruz Roja. En su obra Ética y Derechos Humanos en la Era de la Biotecnología, Rodríguez Merino analiza cuestiones como el derecho a la investigación biomédica y propone nuevos términos como la biotecnética.

En líneas generales, ¿por qué debe gestionarse de modo ético el poder biotecnológico?
-El poder biotecnológico supone unos riesgos y unos beneficios, de ahí que, si no se gestiona de modo ético, es decir, con responsabilidad y precaución, pueden llegar a obtenerse resultados adversos para el ser humano.

¿Qué es la biotecnética?
-Es la ética que emerge de las nuevas biotecnologías, esto es, de la manipulación de la materia viva por medio de las altas tecnologías, con lo que se obtiene un valor añadido en el producto procesado. Este valor se da en la alimentación, por ejemplo con los transgénicos (cereales, vegetales), en la biomedicina (células madre con la terapia celular y transgénicos de orden animal) y en los fármacos a la carta con las nuevas vacunas, etcétera. Todo ello está originando nuevos problemas que son susceptibles de una deliberación biomédica, bioética y legal.

  • Con los códigos éticos actuales no es factible afrontar gran parte de los problemas biomédicos resultantes de las investigaciones, como la intimidad

En su obra habla de la necesidad de una renovación de los códigos éticos. ¿En qué línea y cuáles serían algunas de sus propuestas?
-Con los códigos actuales no es factible afrontar gran parte de los problemas biomédicos resultantes de las investigaciones, tales como la identidad, la intimidad y la seguridad genética. Valga el ejemplo de los hackers genéticos que se dedican a robar pelo, sangre, saliva, fluidos o un vaso porque en él hay una huella dactilar de la que se puede desvelar el ADN o la herencia genética de una persona.

El afectado ha dejado en el vaso la posible revelación de su identidad al arbitrio de los hackers para que puedan utilizarlo en su beneficio o por encargo de terceros. Interesados en esta caza de genes están, entre otros, ciertas entidades laborales, aseguradoras, agencias matrimoniales, etcétera.

¿Por qué considera que la mera enseñanza en valores éticos no es suficiente y que es necesario educar en habilidades al personal sanitario?
-Un profesional sanitario puede tener su aval de valores éticos, pero requiere de ciertas habilidades para comunicarlos. Por ejemplo, muchas denuncias en el ámbito de los profesionales de la Medicina y la Enfermería vienen por no dar una información correcta y veraz, bien sea por comisión o por omisión. Un caso paradigmático es cómo dar malas noticias al paciente o a los familiares.

La introducción de la educación en habilidades de comunicación en el sistema sanitario es todavía incipiente, aunque se va avanzando con la oferta de cursos, seminarios y talleres que tratan temas sobre cómo afrontar los sentimientos, las emociones, la evaluación de la depresión, etcétera.

  • Estamos ante una Medicina de calidad en cuanto a los conocimientos, pero en creciente deshumanización y judicialización

En el libro analiza la necesidad de recuperar la ética de la virtud. ¿A qué se refiere con este término y qué problemas puede generar el modelo actual de relación médico-paciente?
-El médico no sólo debe tener conocimientos y habilidades para ejercer su profesión, sino que también debe considerar las virtudes, los valores, los hábitos y las actitudes que a lo largo de la historia de la Medicina siempre ha demostrado. Recuperar la amabilidad, la amistad, la confianza, la disponibilidad o saber infundir esperanza en el enfermo debe ser una tarea para los profesionales sanitarios. Estamos ante una Medicina de calidad en cuanto a los conocimientos y las aplicaciones técnicas, pero en creciente deshumanización, sobremedicalizada y judicializada.

¿Qué habilidades debe obtener el médico para ser lo que usted denomina médico excelente?
-Al médico no sólo se le debe de exigir que sea competente en los conocimientos y en las técnicas de su especialidad, sino también que en cada caso maneje la información de modo adecuado, comprensible y veraz. Es decir, que presente un trato integral, humano y virtuoso en su ejercicio de la Medicina. En esto reside el secreto de por qué los pacientes prefieren a unos profesionales más que a otros y salen de la consulta musitando: «éste es un doctor excelente».

La nueva medicina

Desde la ética en la biotecnología hasta la importancia de esta disciplina en cuestiones como la protección de datos se analizan en el libro de José María Rodríguez Merino. Editado por Dykinson, S.L. dentro de la Colección sobre Religión y Derechos Humanos de la Universidad Carlos III, el libro Ética y Derechos Humanos en la Era de la Biotecnología hace un extenso análisis de los nuevos problemas éticos ante los avances de la biomedicina. Cuestiones como la clonación, la predicción de datos genéticos, la investigación con transgénicos, etcétera se abordan en un temario que el autor ha analizado con «gran rigor y enorme honestidad intelectual», según su prologuista, Diego Gracia.

http://www.diariomedico.com/2009/06/26/area-profesional/normativa/poder-biotecnologico-gestionarse-forma-etica

La UNESCO estudiará dar un «tratamiento diferente» a la clonación humana con fines terapéuticos

14:27 – 13/10/2008

El Comité Internacional de Bioética (CIB) de la UNESCO celebrará una reunión en París (Francia) los próximos 28 y 29 de octubre para hacer balance de la situación actual de la clonación humana con fines reproductivos y determinar «un tratamiento diferente» para este tipo de investigación biomédica.

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

Desde la Declaración Universal sobre el Genoma Humano y los Derechos Humanos –adoptada en 1997, en la que se condena la clonación de seres humanos con fines reproductivos por ser contraria a la dignidad de la persona–, la comunidad científica pide que la clonación con fines terapéuticos sea objeto de «un tratamiento diferente», por lo que en dicho encuentro se hará un balance de la situación actual y escuchar los diferentes pareceres existentes al respecto.

De hecho, el Director General de la UNESCO, Koichiro Matsuura, ya ha pedido un grupo de trabajo para examinar esta cuestión y determinar si los últimos adelantos científicos y la evolución reciente en los planos ético, social, político y jurídico justifican la adopción de una nueva iniciativa a nivel internacional.

La agenda de reuniones dará comienzo con una sesión dedicada al principio de respeto de la vulnerabilidad humana y la integridad personal, en la que pronunciará una conferencia la profesora de ética Maria do Céu Patrao Neves (Portugal). La sesión de tarde estará presidida por el profesor de derecho y Vicepresidente del CIB, Fawaz Saleh (República Árabe Siria), y se dedicará al examen del proyecto de informe sobre la responsabilidad social y la salud.

Las sesiones del 29 de octubre se centrarán en la clonación humana y la gobernanza internacional. Por la mañana y a principios de la tarde de ese día, se efectuarán audiciones públicas para escuchar los pareceres de la Comisión Nacional de Ética en la Investigación (CONEP) de Brasil, el Comité Malgache de Ética para la Ciencia y la Tecnología (CMEST), la Comisión Nacional de Bioética (KNEPK) de Indonesia y la Sociedad Internacional de Investigación con Células Madre (ISSCR). El profesor Toivo Maimets (Estonia) presentará a continuación el informe provisional del grupo de trabajo del CIB sobre este tema.

Asimismo, los próximos 30 y 31 del mismo mes se celebrará una reunión conjunta del CIB y el Comité Intergubernamental de Bioética (CIGB), en la que se examinará un informe dedicado a las actividades del programa de bioética de la UNESCO en general y, más concretamente, a la promoción y difusión de la Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos.

http://ecodiario.eleconomista.es/salud/noticias/800579/10/08/La-UNESCO-estudiara-dar-un-tratamiento-diferente-a-la-clonacion-humana-con-fines-terapeuticos.html

 

Ángela Aparisi: «La Bioética actual niega en muchos casos la universalidad de los derechos humanos»

Ángela Aparisi, directora del Instituto de Derechos Humanos y del Departamento de Filosofía del Derecho de la Universidad de Navarra, ha afirmado que la Bioética actual «niega en muchos casos un aspecto que ha sido básico y fundamental en la concepción de los derechos humanos: la universalidad».
E.M. Valencia 17/07/2008
A su juicio, coexisten diversas visiones sobre estos derechos, pero la basada en el principio de la dignidad ontológica, que recoge que todo ser humano merece un respeto incondicional porque es un fin en sí mismo, «es negada, sobre todo en las etapas en las que el ser humano es más vulnerable».

La especialista cree que resulta paradójico que la Bioética se presente en muchas ocasiones bajo un signo progresista, cuando propugna lo contrario. «Es un pena que, por un lado se vea un discurso que exalta la cultura de los derechos humanos, y por otro en el ámbito práctico se niega su universidad y se difunde la discriminación contra los vulnerables». Los segmentos más amenazados son «los seres humanos en sus primeras etapas de desarrollo y los creados in vitro», además de los que niños con malformaciones y las personas en el final de su vida, en vista de las propuestas para legalizar la eutanasia.

Según la ponente, existe en la actualidad una influencia muy importante del ámbito anglosajón basada en una línea muy utilitarista, «y parece que España quiere sumarse e incluso superarla». En cambio, países como Italia o Alemania son «mucho más respetuosos» en cuestiones como la reproducción artificial o la investigación con embriones.

http://www.diariomedico.com/edicion/diario_medico/normativa/es/desarrollo/1146726.html

Los expertos aseguran que los avances médico-científicos obligan a reflexionar sobre su colisión con los derechos humanos

Se celebra el IV Seminario Internacional de Biomedicina y Derechos Humanos

Madrid (20-08-06).- Con motivo de la celebración del IV Seminario Internacional de Biomedicina y Derechos Humanos, los expertos han puesto de manifiesto que los grandes logros en la Ciencia en general, y en la Medicina en particular, están obligando a investigadores, médicos y juristas a reflexionar sobre los aspectos en los que la aplicación de determinados avances científicos colisiona con derechos de los pacientes.

La UNESCO, la Universidad Europea de Madrid, la Fundación Tejerina y el Ayuntamiento de Madrid han convocado a expertos mundiales para debatir sobre estos asuntos. Así, el presidente del Comité de Bioética de la UNESCO, el mexicano Adolfo Martínez Palomo y del miembro del nuevo Comité de Bioética de España, Marcelo Palacios, darán a conocer las prioridades de la ONU y de España en asuntos de polémica tanto ética como legal. La bióloga molecular Margarita Salas impartirá la conferencia inaugural.

Los errores médicos y sus consecuencias judiciales son informaciones demasiado habituales en los medios de comunicación. Durante este seminario se ha expuesto un estudio pionero y único que analiza un millar de sentencias de la Audiencia Nacional sobre errores médicos. Los errores más frecuentes se producen en Traumatología y los más graves en Obstetricia y Ginecología. Y la principal conclusión a debate es que este estudio demuestra que los errores se repiten, lo que plantea la necesidad de crear en la Sanidad “Unidades de Vigilancia” que permitan que dichos errores no se vuelvan a producir o lo hagan en menor medida.

Otro de los temas abordados los avances en genética son la última revolución científica importante. Gracias a las investigaciones genéticas se han abierto nuevas fronteras hasta ahora desconocidas para dar solución a muchas enfermedades y para predecirlas a través de los test genéticos. Así, gracias al test genético, ya puede saberse la eficacia real de un medicamento al uso en el organismo de un paciente concreto. Con esta prueba, que tiene un coste aproximado de 600 euros, se conocería la dosis justa que precisa un paciente y la eficacia del medicamento. Con este estudio se reducirían los efectos secundarios innecesarios y los costes sanitarios en medicamentos.

Por el contrario, la información que proporciona un test genético entra en zonas de conflicto con otros derechos del paciente: derecho a la intimidad, el derecho a no saber, a la no discriminación laboral por razones de salud…Problemas legales que se derivan de un mayor conocimiento de nuestra salud futura. Por ello, en las jornadas también se ha debatido sobre los seguros de vida y el test genético:

En cuanto a la Psiquiatría y a los derechos humanos, los expertos destacan que las enfermedades mentales afectan directa o indirectamente a una gran parte de la población. Sólo en lo que se refiere a la enfermedad de Alzheimer, hay más de medio millón de afectados en nuestro país. Por ello, en el transcurso de estas jornadas, se ha analizado la calidad de la asistencia psiquiátrica en Europa y en España, la cobertura sanitaria que se da a las enfermedades mentales y el papel de las familias como el principal soporte de estos enfermos

Finalmente, Fernando Bandrés Moya, presidente del Comité Organizador, afirma que: “el Derecho un día enfermó, fue al hospital, conoció de cerca a los profesionales y la complejidad del quehacer sanitario, le dieron el alta y desde entonces pasó a llamarse Derecho Sanitario. La Medicina un buen día conoció su error, se asustó, acudió el Derecho y le exigió asumir sus responsabilidades. Desde entonces la Medicina se convirtió en más justa, legal y humana”.

http://www.azprensa.com/noticias_ext.php?idreg=36982

¿Vencedores o vencidos? (El juicio de Nuremberg)

¿Vencedores o vencidos? (El Juicio de Nuremberg)Traigo esta película, recordada por el fallecimiento de Abby Mann, guionista de la misma.

Adjunto el comentario de la misma por Óscar Cantero para MuchoCine.net y la ficha en IMDB, junto a información del propio guionista

  

 «¿Vencedores o vencidos?», otra manera de juzgar

«¿Vencedores o vencidos?», otra manera de juzgar

 

Abby Mann _ Guionista de cine y televisión

ABC

El guionista Abby Mann, ganador de un Oscar en 1961 por la adaptación del filme «Juicio de Nuremberg», conocida en España con el título de «¿Vencedores o vencidos?», ha muerto en Beverly Hills, California a los 80 años debido a un problema cardiaco. Mann obtuvo grandes éxitos como guionista de cine y televisión, entre ellos la creación de la popular serie «Kojak», que dio fama a su protagonista Telly Savalas.

La película que le dio el Oscar fue «Juicio de Nuremberg», dirigida por Stanley Kramer con Spencer Tracy, Burt Lancaster, Richard Widmark, Maximilian Schell, Marlene Dietrich, Montgomery Clift, Judy Garland, Edward Binns, William Shatner en los papeles principales, cuenta el desarrollo del proceso de 1945-1946 cuando el juez americano Daniel Haywood (Spencer Tracy) preside el juicio contra cuatro juristas alemanes acusados de «legalizar» atrocidades nazis. La cinta obtuvo dos Oscar, al mejor actor concedido a Maximilian Schell, y a Abby Mann al guión adaptado. El fallecimiento de Mann se conoció 24 horas después del fallecimiento de Richard Widmark, uno de los principales actores de la película, rodada en 1961.

Escritor de guiones con contenido social para películas y televisión, Mann también ganó múltipes premios Emmy, incluyendo uno en 1973 por «The Marcus-Nelson Murders», que creó a un detective de la policía de Nueva York llamado Theo Kojak. A la cinta, protagonizada por Telly Savalas, le siguió la serie de televisión «Kojak», que permaneció largo tiempo en pantalla.

En una carrera que se extendió más de cincuenta años como guionista y productor, Mann recurrió en repetidas ocasiones a temas de contenido ético, realizando películas para televisión sobre asuntos como la vida de Martin Luther King Jr., el activista por los derechos humanos Simon Weisenthal y Jimmy Hoffa, presidente del gremio de camioneros Teamsters.

«Grandes productores como Herbert Brodkin ayudaron a Abby a prosperar, pero él tenía su propia pasión. Desde sus inicios como escritor le guió una brújula moral que nunca osciló», manifestó Del Reisman, ex presidente del Gremio de Guionistas de Estados Unidos y buen amigo suyo.

Hijo de inmigrantes judíos rusos, Mann nació en Filadelfia (Pensilvania) el 1 de diciembre de 1927 y según publicó el diario «Los Angeles Times», durante su carrera se forjó una firme reputación por crear proyectos innovadores y en sus trabajos se mostró especialmente crítico con el sistema de justicia de los Estados Unidos.

Fuente: ABC (También en El Mundo, EL País)

El aborto es un «fracaso de toda la sociedad»

LAURA DANIELE. MADRID

El aborto es un «fracaso de toda la sociedad», y un fracaso «muy grande» cuando las cifras, que van en aumento, indican que sólo en 2006 se produjeron más de 100.000 interrupciones voluntarias del embarazo. Frente a este «enorme drama humano», los obispos resolvieron, en su Asamblea Plenaria de noviembre del año pasado, fijar una fecha específica para celebrar la Jornada Nacional por la Vida, que tendrá lugar este lunes, con el objetivo de concienciar a la sociedad sobre «el valor sagrado de la vida desde su concepción hasta la muerte natural».

Y es que, no sólo para los prelados, sino también para numerosas asociaciones pro vida, el aborto se ha convertido para muchas mujeres en una «salida desesperada» ante una situación de «presión muy grande» a la que ni la sociedad ni los gobiernos han sabido dar respuesta. «Un aborto quiere decir que la sociedad no ha sabido ofrecer a la mujer que quiere dar a la luz los medios para poder llevarlo adelante. Porque una mujer normalmente cuando va a abortar en su corazón sabe lo que está afrontando», asegura la Subcomisión Episcopal de Familia y Vida.

A la falta de recursos públicos para ayudar a las mujeres embarazadas se suma la desidia de las administraciones a la hora de hacer cumplir la actual ley del aborto y cuya prueba salta a la vista tras salir a la luz pública meses atrás ciertas prácticas abortivas realizadas en la clínica del doctor Carlos Morín en Barcelona y la crueldad de los medios utilizados para ocultarlas.

En su nota con motivo de esta jornada, titulada «La vida siempre es un bien», los obispos recalcan la urgencia de «apoyar eficazmente a la mujer, especialmente con motivo de su maternidad, creando una nueva cultura donde las familias acojan y promuevan la vida». Además, y aún considerando como un «gran avance» el cese de la práctica ilegal del aborto, instan al Gobierno a abolir la ley del aborto, por considerarla una normativa «gravemente injusta».

Sin embargo, el camino no se presenta nada fácil, después de que el recién electo presidente de Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, incluyera en su programa electoral promover en la sociedad una «reflexión» sobre la actual normativa para analizar la posibilidad de modificarla. Su objetivo: «Garantizar la equidad y la calidad en el acceso a esta prestación sanitaria».

Para el cardenal arzobispo de Toledo, Antonio Cañizares, no se trata de una cuestión de «ampliación de derechos», ya que ha sido el propio Tribunal Constitucional el que «ha reconocido los derechos del niño por nacer». Por ello, ha advertido al Gobierno socialista que la Iglesia seguirá defendiendo el derecho a la vida, ya que renunciar a ello «sería una traición». Además, ha recordado al líder socialista que «quien niega el derecho a la vida está contra la democracia y conduce a la sociedad al desastre».

La conciencia del católico

Pese a la gran responsabilidad pública de los políticos con respecto a las políticas que regulan la interrupción voluntaria del embarazo, los obispos también apelan en su nota al crucial papel que deben desempeñar los católicos para hacer frente a lo que consideran «la cultura de la muerte». En este sentido, y ante el «gran drama que el aborto supone para el niño, para la propia madre y para la sociedad entera», emplazan a los cristianos a promover «una cultura que acoja y promueva la vida».

Ha sido el propio cardenal Cañizares quien ha dado el pistoletazo de salida al asegurar semanas atrás que «ningún católico, cualquiera que sea el partido en el que milite, puede desertar». Por el contrario, «el parlamentario, el médico, el profesor universitario, todos deben hacer su parte».

Y es que, según los prelados, el cristiano no sólo «no puede admitir en ningún caso ni en el ámbito privado ni en el público prácticas como el aborto», sino que, además, está «continuamente llamado a movilizarse para afrontar los múltiples ataques a que está expuesto el derecho a la vida». «Es compromiso de todos acoger la vida humana como don que se debe respetar, tutelar y promover, mucho más cuando es frágil y necesita atención y cuidados, sea antes del nacimiento, sea en su fase terminal», apuntan.

Así lo ha entendido la Fundación Red Madre, que junto a la colaboración de un centenar de asociaciones, atiende desde febrero de 2007 a las mujeres que acuden a su línea de atención telefónica ante la angustia de un embarazo no esperado. En un 90% de los casos, según su responsable Carmina García, se ven obligadas a abortar debido a las presiones sociales, laborales y familiares. Muchas cambian de opinión cuando ante sí se abren otras posibilidades. Casi todas están relacionadas con la compañía, la acogida, el asesoramiento legal y los recursos económicos necesarios para salir adelante.

Fuente: ABC