Archivo de la etiqueta: derechos de los pacientes

El Partido Popular europeo propondrá una Carta de Derechos Sanitarios para Ciudadanos Europeos

PARA LA EQUIDAD EN LOS SERVICIOS

El PP defenderá el próximo mes de octubre en el congreso del Partido Popular Europeo en Bucarest (Rumanía), la elaboración de una Carta de los Derechos Sanitarios de los Ciudadanos Europeos que sirva como hoja de ruta para la política sanitaria, y así «alcanzar la armonización de derechos sanitarios de los ciudadanos de la Unión» según el secretario de Asuntos Europeos del Partido Popular en Castilla-La Mancha, José María Dívar.

Redacción   |  30/08/2012 10:26

http://www.diariomedico.com/2012/08/30/area-profesional/sanidad/partido-popular-europeo-propondra-carta-derechos-sanitarios-ciudadanos-europeos

Es necesario que la información se cuide por y para el paciente

En el nuevo paradigma que parece acercarse cada vez más y que sitúa al paciente en el centro del sistema de salud, la información será un elemento clave, pero a su vez provocará ciertas tensiones que habrá que gestionar con precisión en temas como la seguridad de los datos.

Rosalía Sierra. Pamplona – Viernes, 22 de Mayo de 2009 – Actualizado a las 00:00h.

Si algo ha cambiado respecto a la relación médico-paciente en los últimos años es el flujo de información: «Antes se registraba en un marco de secretismo y se utilizaba el complejo lenguaje médico para encriptarla; ahora se comparte y fluye», ha dicho Nicolás García González, director médico de la Clínica Universidad de Navarra (CUN), durante el VI Foro sobre Protección de Datos de Salud que, bajo el lema La salud en red: un reto para la protección de datos, han organizado la Sociedad Española de Informática de la Salud (SEIS) y la entidad Navarra de Gestión para la Administración (NGA) en Pamplona.

  • Dentro del paradigma que sitúa al paciente como eje del sistema, con capacidad de manejo de sus datos, se incluye también la información clínica

Por tanto, dentro del paradigma que sitúa al paciente como eje del sistema se incluye también la información clínica: «Los datos son suyos y debe tener capacidad de manejarlos», por lo que en la CUN «se los proporcionamos para que los puedan facilitar a quien deseen». No obstante, para que esto sea posible es preciso ser rigurosos con la seguridad de la información en todos los frentes: «No basta con controlar los sistemas de información.

La batalla de la confidencialidad no se libra en la informática, sino en los pasillos, los controles de enfermería, los ascensores y los teléfonos; es responsabilidad de todos los profesionales, y para hacer las cosas bien la única herramienta con que contamos hasta ahora es la formación».

Proyecto HCCC
En la misma línea de situar al paciente como protagonista y abogar por la transparencia se sitúa el proyecto de Historia Clínica Compartida de Cataluña (HCCC), que permite a los usuarios «ejercer su derecho de acceso, rectificación y oposición sobre sus datos», ha explicado Ana García Martínez, responsable del Programa de Seguridad de la Información del Departamento de Salud catalán.

  • Según Nicolás García González, la batalla de la confidencialidad no se libra en la informática, sino en los pasillos, los controles de enfermería…

La HCCC incluye sólo los datos que, por su relevancia, hay que compartir entre los distintos centros de la red, aunque los pacientes pueden decidir si quieren que sean accesibles desde centros distintos al suyo. Esta información incluye informes de alta, pruebas analíticas y, en general, «documentos de cierre de proceso a los que ya ha tenido acceso el paciente». De este modo se preserva también, a juicio de García Martínez, la confidencialidad de la información médica subjetiva.

Por el momento, el Departamento de Salud de Cataluña ha habilitado unos plazos máximos de un mes para el acceso a la información y de diez días para rectificación y oposición. Sin embargo, está previsto que se habilite el control de los datos en internet, «siempre con las garantías de seguridad necesarias».

Acceso en el Sescam
El acceso a la historia clínica electrónica (HCE) vía web es, precisamente, una de las líneas de trabajo hacia las que avanza el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), aunque aún no hay un proyecto concreto. «Hemos hecho mucho en los siete años que han pasado desde las transferencias, y una de las ventajas de avanzar tanto en tan poco tiempo es que la protección de toda la información que íbamos generando se desarrollaba al mismo tiempo que la propia información», explica Jesús Fernández Sanz, gerente del Hospital General de Ciudad Real.

Este centro, pionero en el Sescam en lo que respecta a sistemas de información, ha puesto en marcha nueve Estrategias de Mejora 2008-2010, siendo la primera, precisamente, el desarrollo tecnológico.

«Se está trabajando en cuatro dimensiones: gestión de la documentación e información clínica; mejora de los procesos referidos a estos elementos para fomentar la relación con el paciente y la de éste con sus datos; extensión de la información en red para mejorar las actuaciones entre centros, y búsqueda de la mejora de los procesos». En este sentido, Fernández Sanz ha avanzado que «estamos cambiando el modelo de HCE: de gestionar episodios pasará a organizarse por procesos clínicos».

No todo es tecnología

La gestión de la protección de datos suele poner el acento en el refuerzo de los sistemas de información, pero «no es a éstos a los que hay que proteger sino a la información en sí», considera Juan Miguel Signes, responsable de la Unidad de Seguridad y Organización del Area de Informática de la Agencia Valenciana de Salud. En su opinión, centrarse en la informática es un error porque «asigna la responsabilidad a departamentos técnicos cuando debería recaer sobre la alta dirección e implicar a todos los gestores». Esta implicación incluirá el compromiso de llevar un control riguroso de la seguridad y de las contrataciones de entidades externas para la gestión de datos, dado que «la seguridad de la información es un componente indispensable de la calidad, y para mejorar es preciso poder medir».

http://www.diariomedico.com/2009/05/22/area-profesional/gestion/necesario-informacion-cuide-paciente

 

Bruselas debate una nueva norma sobre derechos de los pacientes

 JANO.es y agencias · 16 Diciembre 2008 16:06

España reclama que, en casos de «turismo sanitario», haya una autorización previa por parte del país de origen y una aceptación previa del centro en caso de tratamiento hospitalario

El ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, declaró hoy que la prioridad de la nueva norma sobre servicios sanitarios que prepara la Unión Europea debe ser garantizar los derechos y la seguridad de los pacientes. También reclamó que se respete el principio de subsidiariedad en países como España, cuyo Sistema Nacional de Salud «está evaluado como uno de los mejores del mundo».
 
Los ministros de Sanidad de la UE discuten hoy en Bruselas la norma propuesta por la Comisión Europea para reforzar los derechos de los pacientes que viajan para recibir tratamiento en otro Estado miembro, por ejemplo para saltarse una lista de espera.
 
La directiva establece que los europeos no necesitan autorización previa de su país de origen para recurrir al «turismo sanitario» y tienen derecho a que se les reembolse el coste del tratamiento a la vuelta. En el caso de los tratamientos hospitalarios, sí que se permitirá a los Estados miembros introducir un sistema de autorización previa para sus habitantes que quieran ir a otro país de la UE. Eso sí, deberán justificar que, sin esta restricción, podría haber riesgos para el funcionamiento de su sistema sanitario.
 
España se opone a esta norma y reclama que haya una autorización previa por parte del país de origen y una aceptación previa del centro en caso de tratamiento hospitalario, de manera que se garantice que se puede prestar asistencia de calidad.
 
Para tratar de vencer la resistencia de España y de otros Estados miembros, la presidencia francesa de la UE ha presentado una propuesta de compromiso que impone la autorización previa en el caso de los tratamientos hospitalarios. No obstante, el Gobierno en cuestión no podrá denegarla, salvo que pueda garantizar un tratamiento similar en el país en un plazo correcto desde el punto de vista médico.
 
«Estamos avanzando bastante en ese tema, no sé si hoy se podrá cerrar, pero nosotros estamos siendo muy garantistas de la seguridad y los derechos de los pacientes, al mismo tiempo que aseguramos la movilidad transfronteriza», dijo Soria a la entrada de la reunión.
 
Explicó que también existe «bastante consenso» por parte de los Estados miembros sobre la necesidad de que «la cartera de servicios y de calidad de los servicios tiene que ser similar» y de que hay que respetar el «principio de subsidiariedad en países como España cuyo sistema nacional de salud está evaluado como uno de los mejores del mundo». «Lo que queremos es poner nuestra experiencia al servicio del resto de Europa», señaló.
 
Aparte de la directiva sobre servicios sanitarios, Soria explicó que los ministros de Sanidad de la UE abordarán la propuesta de España de mejorar las normas de etiquetado de los alimentos para dar «más seguridad» a los enfermos celíacos. También se abordará la puesta en marcha de una estrategia sobre enfermedades raras, cuestión sobre la que España «está teniendo una actitud de liderazgo», dijo el ministro.
 
Por otro lado, Soria aseguró que el Ministerio de Sanidad apoya las reivindicaciones de los médicos contra la norma que amplía la jornada laboral máxima hasta 65 horas semanales y espera que el Parlamento Europeo, que se pronunciará al respecto mañana miércoles, corrija el acuerdo alcanzado por los Veintisiete.
 
«En ese punto de vista, todos los profesionales sanitarios y el ministro de Sanidad y Consumo vamos juntos. Espero que el Parlamento Europeo también vaya en esa línea», señaló el ministro de Sanidad.
 
Los ministros de Trabajo pactaron en junio que el periodo inactivo de la guardia (por ejemplo, cuando un médico duerme en un hospital) no debe considerarse como tiempo de trabajo a menos que la legislación nacional, un convenio colectivo o un acuerdo entre interlocutores sociales disponga lo contrario. Frente a ello, la Eurocámara reclama que todo el tiempo de guardia se considera tiempo de trabajo.

El paciente no puede exigir el historial si venció su custodia

Un juez ha eximido a un médico de la obligación de entregar a su paciente la historia clínica por haber transcurrido el plazo de conservación que la ley fija en cinco años. El fallo analiza la Ley 41/2002, de Autonomía del Paciente, y aclara qué se debe entender por historia clínica.

Marta Esteban 21/11/2008

La entrada en vigor, hace ahora seis años, de la Ley 41/2002, de Autonomía del Paciente, zanjó cualquier discusión sobre el derecho del enfermo a obtener una copia íntegra de toda su historia clínica. En su artículo 18.1 dispone: «El paciente tiene derecho de acceso […] a la documentación de la historia clínica y a obtener copia de los datos que figuran en ella».

Correlativamente a esta concesión, la misma norma impone a los centros sanitarios y a los médicos el deber de conservar esta documentación «durante el tiempo adecuado a cada caso y, como mínimo, cinco años contados desde la fecha del alta de cada proceso asistencial».

Conjugando la interpretación de ambos artículos, una sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 3 de Bilbao ha absuelto a un médico de una demanda en la que una de sus pacientes le compelía a entregarle la historia completa de su asistencia psiquiátrica.

Para resolver la reclamación la sentencia tiene en cuenta la fecha en la que se produjo la atención clínica a la enferma, pues habían transcurrido más de treinta años desde el alta.

Vacío legal durante años
A falta de una regulación legal en el momento en el que se produjeron los hechos, la resolución judicial echa mano de las disposiciones de la Ley 41/2002, tanto del derecho de acceso a la documentación que se concede a los pacientes como de la obligación de custodiar las historias por un tiempo mínimo de cinco años.

El juez, que admite las argumentaciones de Josu Garai, letrado del Colegio de Médicos de Vizcaya, aclara que «en el momento actual el médico no está obligado a la custodia de la documentación requerida, y de la que no está en posesión, por lo que la paciente carece de derecho a exigírsela».

La responsabilidad del facultativo queda así resuelta por el juzgado de Bilbao, que no deja pasar la oportunidad de hacer alguna que otra aclaración a la documentación que el médico entregó a la paciente cuando ésta le requirió su historia clínica.

En efecto, la sentencia advierte que el especialista «confunde la historia clínica con un informe, pues lo que el médico facilitó a la paciente fue un amplio resumen de los datos existentes en el historial de la etapa que la tuvo en tratamiento». El juez aclara que esta información «no constituye una historia clínica», según lo dispuesto en la propia Ley de Autonomía del Paciente.

El artículo 3 del texto legal define este concepto como «el conjunto de documentos que contienen los datos, valoraciones e informaciones de cualquier índole sobre la situación y evolución clínica de un paciente a lo largo de su proceso asistencial». Es más, la misma ley exige que en la historia se incluya «la identificación de los médicos y de los demás profesionales que han intervenido en el proceso».

Excepciones
Todo derecho, y el de acceso del paciente a la historia no podía ser menos, tiene sus límites. La ley impide su ejercicio en dos supuestos. En primer lugar, cuando el acceso perjudique la confidencialidad de terceros cuyos datos se han recogido en interés terapéutico del enfermo, y segundo término, no se permite el acceso a las anotaciones subjetivas del médico.

Salud abordará este mandato la ley de dignidad ante la muerte

La espera para los tratamientos de reproducción asistida se limitará a 180 días

EL PAÍS – Sevilla – 22/05/2008

 
La consejera de Salud, María Jesús Montero, confirmó ayer que su departamento abordará esta legislatura dos de los compromisos electorales más ambiciosos de los socialistas: la tramitación de una ley que regule la «dignidad ante el proceso de la muerte» y el establecimiento de un plazo máximo de 180 días para recibir un tratamiento adecuado en las unidades de reproducción asistida.

La ley reguladora de la dignidad ante el proceso de la muerte fue uno de los grandes caballos de batalla entre el PSOE y el PP para llegar al acuerdo final del Estatuto. Finalmente, el compromiso quedó recogido en el artículo 20, en el que se reconoce el derecho a realizar el testamento vital y a «recibir un adecuado tratamiento del dolor y cuidados paliativos integrales y a la plena dignidad en el proceso de su muerte». Montero, que compareció ayer en el Parlamento, tampoco avanzó mucho más, al margen de que la futura ley reforzará el testamento vital y potenciará la atención sanitaria en el domicilio para los pacientes que requieran cuidados paliativos.

La titular de Salud se comprometió también a establecer el derecho a la garantía de plazo (180 días) para el inicio del tratamiento adecuado en las unidades de reproducción asistida de los hospitales públicos, una promesa recogida en el programa con el que el PSOE concurrió a las últimas elecciones andaluzas. Además de limitar el plazo de atención, los socialistas se comprometieron a «extender» el derecho a asesoramiento y consejo genético para que todas las personas que lo precisen puedan recibirlo en condiciones de equidad y en el plazo más breve posible.

La consejera reconoció que aún no puede «concretar» cuándo se hará efectivo este nuevo derecho, pero aseguró que será en esta legislatura. La norma, según Montero, garantizará que el tratamiento comenzará «antes de los 180 días» desde que un profesional lo prescriba y que llegará a todas las mujeres que lo precisen, «independientemente de su situación personal o de que tengan o no pareja masculina».

Salud pretende incluir también en todos los hospitales planes de parto personalizados, que recogerán las «preferencias» de cada mujer.

http://www.elpais.com/articulo/andalucia/Salud/abordara/mandato/ley/dignidad/muerte/elpepusoc/20080522elpand_12/Tes

La UEMS prioriza la defensa de los intereses de los pacientes



En su 50 aniversario, la Unión Europea de Médicos Especialistas (UEMS) trabaja para mejorar la atención de salud especializada para la Europa de los ciudadanos


Madrid, 23 abril 2008 (mpg/AZprensa.com)

La Unión Europea de Médicos Especialistas (UEMS), que celebra este año su 50 aniversario y es la entidad médica más antigua después de la Asociación Médica Mundial (AMM), está centrando sus esfuerzos en “una nueva visión para una moderna atención médica especializada”, lema que ha acogido una serie de actos en su última reunión celebrada en Bruselas, así como diversas comisiones de trabajo.

Entre estos actos, cabe destacar la conferencia “Construyendo una sólida institución para mejorar la atención de salud especializada para la Europa de los ciudadanos”, impartida por la doctora Isabel de la Mata, de la SANCO (Dirección Europea de Salud Pública y Protección de los consumidores). En su intervención ha desarrollado aspectos como la salud de los profesionales y la seguridad del paciente, la migración de los profesionales y sus consecuencias, las iniciativas para mejorar la calidad de la asistencia médica, los actuales patrones para el mejor desarrollo profesional continuado de los especialistas, el tiempo de trabajo, la calidad de las actividades médicas y la implantación de guías clínicas o la globalización y la Educación Médica Continuada.

España está representada en la UEMS desde 1986 por el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos y en esta última reunión ha contado con la participación de los doctores Gutiérrez Martí, Helios Pardell y José Ramón Huerta, coordinador del área internacional del Consejo General.

En el transcurso de estas reuniones se ha trabajado en la definición de estrategias. En este sentido, la UEMS centrará su actuación en varias áreas clave como la coordinación y armonización europea en materia de desarrollo profesional continuo y el establecimiento de un plan de trabajo para asegurar en Europa una práctica médica especializada de calidad.

La UEMS ha dado una especial importancia al desarrollo de la acreditación de la formación de los especialistas, especialmente a través de la vía electrónica, para la cual dispone del instrumento adecuado, el Consejo Europeo para la acreditación de la Educación Médica Continuada (EACCME) fundado en 1999 y con quien el Consejo General de Colegios de Médicos de España, ha renovado recientemente el acuerdo que tenían suscrito.

Otros temas en los que la UEMS ha mostrado un especial interés, además de todo lo relativo a la educación médica continuada, son la promoción adecuada de las especialidades médicas, el desarrollo de todos los aspectos de la salud por vía electrónica, los derechos de los pacientes, la directiva de servicios de salud, la modificación sobre la directiva del tiempo de trabajo, la salud electrónica o el reconocimiento de títulos profesionales.

http://www.azprensa.com/noticias_ext.php?idreg=35909