Archivo de la etiqueta: células madre

Bruselas dice que no habrá ayudas europeas para investigaciones que destruyan embriones

A PARTIR DE 2014

BRUSELAS, 11 Dic. (EUROPA PRESS) –

   La comisaria de Investigación, Máire Geoghegan-Quinn, ha asegurado este miércoles que no habrá ayudas europeas para proyectos de investigación que destruyan embriones en el nuevo periodo presupuestario a partir de 2014 pero ha dejado claro que no suspenderán las subvenciones para investigar con células madre.

http://www.europapress.es/salud/politica-sanitaria/noticia-bruselas-dice-no-habra-ayudas-europeas-investigaciones-destruyan-embriones-20131211191410.html

Máximo tribunal francés respalda investigación de células madre

El máximo tribunal de Francia aprobó el jueves una ley que facilita la realización de investigaciones sobre embriones humanos y células madre siempre y cuando se sigan normas estrictas para impedir la clonación.

http://noticias.terra.com.co/internacional/europa/maximo-tribunal-frances-respalda-investigacion-de-celulas-madre,e9015bd106430410VgnCLD2000000ec6eb0aRCRD.html

La investigación con células madre adultas, una elección ética de los científicos con más logros

15/07/2013 – Vida y bioética
“Podemos desarrollar fácilmente células pluripotenciales a partir de células adultas sin recelos éticos”, afirma el creador de un microhígado en laboratorio. Si las iPS son la respuesta terapéutica de la medicina regenerativa, ¿por qué se sigue investigando con embriones?

http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=26911&id_seccion=24

“Los avances científicos traen dilemas éticos”

CÉLULAS MADRE

Anna Veiga, experta en reproducción asistida, alaba la legislación española.

Redacción | dmredaccion@diariomedico.com   |  17/04/2013 00:00

http://www.diariomedico.com/2013/04/17/area-profesional/normativa/los-avances-cientificos-traen-dilemas-eticos

Células madre: La vanguardia científica también es ética

Aceprensa JI Moreno (Apr 14, 2013) Reportajes
Del 11 al 13 de abril tuvo lugar en el Vaticano una Conferencia Internacional sobre “Medicina regeneradora: cambio fundamental en la ciencia y la cultura”. Tomasz Trafny, del Departamento científico del Pontificio Consejo para la Cultura, ha explicado que esta iniciativa quiere transmitir “el apoyo de la Iglesia a una investigación ética de calidad, tanto a los estudiosos para que no tengan dudas de nuestro compromiso, como a los que viven el drama de las enfermedades degenerativas y desean que la investigación les dé señales de esperanza”.

http://noticiasjovenes.com/index.php?name=News&file=article&sid=51984

La patentabilidad de la tecnología embrionaria no afecta sólo a la moral sino también a su base antropológica

La Unión Europea prohíbe patentar la utilización de células embrionarias y define el concepto de embrión humano

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha emitido una Sentencia histórica a favor de la dignidad del embrión humano desde la concepción, según la cual no se pueden patentar los resultados de las investigaciones llevadas a cabo con células madre embrionarias porque “el respeto a la dignidad humana podría verse afectado”. La reclamación de nulidad de una patente sobre la obtención de células progenitoras neuronales no fue presentada por ninguna institución religiosa o grupo ultraconservador sino por Greenpeace eV, por estar en contra de la comercialización del cuerpo humano.

Por Eduardo García Peregrín  Catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Granada y colaborador de la Cátedra CTR.

http://www.tendencias21.net/La-patentabilidad-de-la-tecnologia-embrionaria-no-afecta-solo-a-la-moral-sino-tambien-a-su-base-antropologica_a13303.html

¿Será algún día el sexo innecesario para tener hijos?

POLÉMICA | Superventas en Reino Unido

Aarathi Prasad, autora del libro, se define como científica, escritora y presentadora. | Anjali Bhargava
  • El libro, ‘Como la Virgen’, ha generado polémica en el Reino Unido
  • En él se argumenta la cercanía del fin del vínculo entre sexo y fecundación
  • Su autora argumenta para ELMUNDO.es las razones que están detrás de su afirmación

Ainhoa Iriberri | Madrid

Actualizado lunes 10/09/2012 10:10 horas

Obama pide mayor “tolerancia” para el aborto y la investigación con células madre

JANO.es · 18 Mayo 2009 15:00

“Aunque uno pueda estar en contra del aborto tiene que aceptar que se trata de una decisión dolorosa para cualquier mujer por su dimensión moral y espiritual”.


El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, lanzó en el día de ayer un mensaje en favor de una mayor “tolerancia” en cuestiones polémicas e “irreconciliables” como el aborto o la investigación con células madre, al tiempo que abogó por trabajar para que disminuyan los embarazos no deseados y facilitar las adopciones como mecanismo para reducir el número de abortos.
 
Así lo aseguró Obama durante el discurso de graduación pronunciado en la Universidad de Notre Dame, la institución católica más importante de Estados Unidos, donde estudiantes, profesores y grupos pro vida venían protestando desde hacía varias semanas por la decisión del rector de conceder al presidente un título honorífico.
 
En palabras de Obama, “el soldado y el abogado pueden querer a este país con la misma pasión, pero tener diferentes puntos de vista sobre qué hace falta para protegerla. Al igual que un activista gay y un pastor anglicano pueden deplorar por igual los estragos que causa el sida, pero no poder superar las barreras que les impiden unir sus esfuerzos en un objetivo común”.
 
El presidente también estableció el mismo paralelismo entre quienes se oponen a la investigación con células madre, de quienes dijo que pueden hacerlo desde convicciones “admirables” que parten de la concepción más sagrada de la vida, igual de admirables que las de los padres de un niño enfermo de diabetes que están convencidos de que la enfermedad de su hijo puede y debe curarse. Así, según expresó, “la pregunta es, ¿cómo resolvemos estos conflictos? ¿Es posible unirnos en un mismo esfuerzo? Como ciudadanos de una democracia variada y vibrante, ¿cómo afrontamos este debate? ¿Cómo podemos, cada uno de nosotros, defender nuestros principios con firmeza y luchar por lo que consideramos justo sin demonizar a quienes tienes convicciones diferentes?”.
 
 
Posiciones irreconciliables
 
El momento más polémico de la intervención del presidente se produjo al comienzo de su discurso, cuando un estudiante trató de interrumpió sus palabras al grito de Paren de matar a nuestros niños, que fue inmediatamente respondido por la mayoría de los presentes con el ya tradicional Yes We Can, el eslogan que popularizó Obama durante la campaña electoral.
 
En el interior del recinto donde se celebró la ceremonia de graduación se pudo ver a los servicios de seguridad escoltando a un joven que intentó interrumpir el discurso de Obama, pero donde tuvieron lugar las protestas más sonadas fue en el exterior del campus universitario, que se encuentra en la localidad de South Bend, en el estado de Indiana.
 
Durante el discurso, el presidente mencionó directamente la polémica que ha suscitado su presencia en esta universidad, tras lo cual subrayó la importancia de que haya mayor tolerancia y pidió que aunque uno pueda estar en contra del aborto acepte que se trata de una decisión dolorosa para cualquier mujer por su dimensión moral y espiritual. “Trabajemos juntos para reducir el número de mujeres que busquen abortar reduciendo los embarazos no deseados y haciendo las adopciones más accesibles”, propuso Obama, quien pidió también dar más apoyo a las mujeres que deciden continuar con el embarazo y redactar una cláusula de conciencia que sea “prudente”.
 
Obama, que afirmó que no fue criado en un hogar con una religión particular, indicó que no pretende que se acabe el debate que rodea al aborto y otras cuestiones porque, según dijo, cada uno seguirá defendiendo su posición con “pasión y convicción” hasta alcanzar un punto en que las posiciones son “irreconciliables. Pero asegurémonos de que lo hacemos sin ridiculizar al contrario”.

Primera línea española de células embrionarias que preserva la viabilidad fetal

El nodo de la Comunidad Valenciana del Banco Nacional de Línea Celulares, ubicado en el Centro de Investigación Príncipe Felipe de Valencia (CIPF), presentó ayer una línea de células madre embrionarias obtenida sin destruir la viabilidad del embrión. Esta línea celular, bautizada como VAL-10B, se convierte así en la primera de estas características de Europa y la tercera del mundo, tras las presentadas por grupos de Boston y San Francisco.
E. Mezquita.Valencia 07/04/2009
El proceso, que ha supuesto más de dos años de trabajo, se ha basado en una derivación celular a partir de una blastomera -las células de las que se compone el embrión en las primeras fases-, procedente de un embrión en el tercer día de desarrollo. Gracias al empleo de técnicas de micromanipulación con láser para aislarla, se consigue iniciar ese proceso de derivación celular, pero también preservar la viabilidad del embrión del que procede, permitiendo que continúe su desarrollo normal.  

Carlos Simón, investigador del CIPF y responsable del equipo que ha obtenido la nueva línea, destacó que “estas células presentan compatibilidad completa con el embrión del que proceden, ya que son inmunológica y genéticamente compatibles, y muestran las mismas características que cualquier otra línea de células madre en cuanto a pluripotencialidad”. Además, se ha comprobado su capacidad de autorrenovación o crecimiento y proliferación ilimitada en ese estadio indeferenciado.

Un trato discriminatorio
La investigación, que ha contado con la colaboración del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI), se enmarca en el proyecto Derivación de líneas de células madre de grado terapéutico mantiendo la viabilidad embrionaria, aprobado por el Instituto de Salud Carlos III en diciembre de 2006. La Consejería de Sanidad valenciana ya ha solicitado al Ministerio de Ciencia e Innovación, a través del Instituto de Salud Carlos III, el depósito de una nueva línea celular.

No obstante, el consejero de Sanidad, Manuel Cervera, aprovechó la presentación para afirmar que estos avances son fruto de la labor de los investigadores y el esfuerzo de la Generalitat Valenciana, y reprochó al ministerio que dirige Cristina Garmendia de no contar con el mismo trato que regiones como Andalucía o Cataluña, que ya han firmado sus respectivos convenios de colaboración en este ámbito. “Me reuní con ella hace meses y hoy mismo le he enviado una carta pidiéndole y recordándole que gran parte de la investigación depende de los fondos que el ministerio, a través del Instituto Carlos III, pueda aportar a estos ensayos”.

http://www.diariomedico.com/edicion/diario_medico/medicina/es/desarrollo/1201834.html

El Observatorio de Bioética mantiene “dudas morales” sobre el estudio de Carlos Simón

Justo Aznar asegura que el éxito en la fecundación disminuye al quitar una célula al embrión
11.04.09 –
“No veo factible que la nueva línea celular VAL 10 B solucione los problemas éticos. Teóricamente no se destruye el embrión, eso es cierto, pero en la práctica es difícil que se le pongan medios para sobrevivir. Es un avance y, nosotros, desde el Observatorio de Bioética, como científicos, nos alegramos de que se produzcan avances… pero hay que señalar que es un avance en el sentido que se deriva de una blastomera de un embrión viable; pero eso no significa que viva, pues para que viva hay que implantarlo”. Ésta ha sido la respuesta del Observatorio de Bioética-Instituto de Ciencias de la Vida al resultado de la última investigación del Centro Príncipe Felipe de Valencia, que esta semana comunicó a la prensa la obtención, por primera vez en Europa, de células madre sin destruir el embrión.

Carlos Simón, responsable de la investigación de esta nueva línea que se denomina VAL 10 B, explicó a mediados de esta semana que el éxito se ha logrado mediante el aislamiento, a través de la aplicación de técnicas de micromanipulación con un láser, de una de las denominadas blastómeras, una de las siete células en las que se compone el embrión en su tercer día. Cada una de las células blastómeras del embrión tiene el potencial de dar lugar a cualquier célula del cuerpo, mientras que el embrión puede continuar su desarrollo normal tras este procedimiento.

Las células IPS
Justo Aznar, director del Observatorio de Bioética de la Universidad Católica de Valencia, recordaba que la técnica de fecundación in vitro posee una eficencia del 20%. “Un embrión de siete células, si se le retira una, es viable. Puede vivir. Ahora bien, si tenemos en cuenta que la fecundación in vitro posee un 20% de éxito, las posibilidades se van a reducir aún más puesto que de las siete células de que se compone el embrión en sus primeros días le hemos retirado una célula”, apuntaba, y añadía acto seguido el siguiente argumento: “Se reducen las posibilidades de que ese embrión viva. Poco matrimonios lo autorizarían. Otra cosa es que se descongele el embrión y luego no se implante, lo cual también mantendría el debate. Lo fundamental es dar con una mujer, con un matrimonio, que permita eso, puesto que es más segura la implantación si no le quitas esa célula”.

Tras la crítica, Aznar propone la alternativa: “La realidad pasa por el uso de las células IPS, que son células adultas reprogramadas (a comportarse como células madre embrionarias). Para curar son mejores las IPS pues son más controlables y compatibles. De hecho, en el mismo Centro de Investigación Príncipe Felipe (CIPF) hace reprogramación celular”.

Carlos Simón, responsable del equipo de investigadores del CIPF, había señalado que el hallazgo de la VAL 10 B anulaba los debates éticos planteados hasta la fecha: “Hemos conseguido una mejora técnica que permite quitar el debate”. El investigador valenciano también había matizado en rueda de prensa que siempre existirán “debates éticos y morales” sobre estas investigaciones, aunque ha indicado que el objetivo de su equipo ha sido “obtener la mejor fuente de células madre”, en este caso sin destruir el embrión.

El pasado año dos grupos de investigadores consiguieron producir células madre embrionarias a partir de células de la piel humana. Los científicos, dirigidos por dos de los principales expertos internacionales en células madre, James Thomson y Shinya Yamanaka, reprogramaron células adultas hasta llevarlas a un estado “pluripotencial”, capaz de dar lugar a los distintos tipos de células del organismo humano.

Justo Aznar quiso reforzar su argumento sirviéndose de las investigaciones de ciertos científicos:. “Gran parte de los investigadores desde 2004, cuando lo hizo Berlinski, lo ven más fácil y sin ninguna dificultad ética. Las ITA, además de más fáciles, son más baratas”.

Científicos españoles consiguen obtener células madre sin destruir embriones

 

  • Vídeos

Células madre sin destruir embriones

Células madre sin destruir embriones

Cristina Aguirre/Diego Pérez / Valencia, 07.04.2009 | 17:55 h.

El gran avance conseguido por científicos del Centro de Investigación Príncipe Felipe de Valencia (CIPF) es que con una nueva técnica se puede crear una línea de células madre que permitir mantener la viabilidad del embrión del que proceden.

 

“La viabilidad del embrión significa que ese embrión va continuar su ciclo para que el embrión esté preparado para nacer. Si se trata de una paciente que se va a colocar los embriones no hay ningún problema con esto, si se van a congelar tampoco, pero continúan vivos para cualquier proyecto posterior“, explica Carlos Simón, investigador del CIPF.

Se podrían crear potenciales terapias inmunológicas y genéticamente compatibles con el niño que nacería, pero además, con la posibilidad de que el embrión pueda seguir viviendo hasta convertirse en un bebé, se acabarían muchos de los problemas éticos que hay actualmente en la sociedad.

El éxito de este nuevo protocolo, pionero en Europa, supone además un paso muy importante para el conocimiento y manejo terapéutico de células madre. “Lo importante de estas células es que tienen la capacidad de la pluripotencialidad, te dan cualquier tipo de célula, se puede sacar piel para un quemado, hígado para alguien que tenga cirrosis, estamos tratando con células lo que no se puede tratar con medicamentos”, afirma Simón. Pero para que eso sea posible todavía habrá que esperar.

http://www.ondacero.es/OndaCero/noticia/Cientificos-espanoles-consiguen-obtener-celulas-madre-sin-destruir-embriones/5536426/ws

 

«Obtener células madre de embriones plantea serias objeciones éticas»

CÉSAR NOMBELA CANO CIENTÍFICO Y CATEDRÁTICO DE MICROBIOLOGÍA DE LA UNIVERSIDAD COMPLUTENSE

Este prestigioso científico toledano, experto en el conocimiento de las células madre, ofrece el miércoles una conferencia en Guareña dentro del ciclo ‘Vía Cultura’ de HOY 
25.01.09 – 
César Nombela Cano (Carriches, Toledo, 62 años) es uno de los científicos españoles más reconocidos dentro del campo de la microbiología, habiendo realizado investigaciones sobre microorganismos patógenos. Nombela ha compaginado la labor académica con la gestión de organismos científicos. Es licenciado en Farmacia y en Química por la Universidad Complutense, se doctoró en la Universidad de Salamanca trabajando con Julio R. Villanueva, para incorporarse después al grupo de Severo Ochoa en Estados Unidos, en donde trabajó tres años. Desde 1982 es catedrático de Microbiología en la Complutense, cargo que dejó temporalmente, entre 1996 y 2000, para desempeñar la presidencia del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de España. En la actualidad, también es presidente de la Fundación ‘Carmen y Severo Ochoa’. César Nombela recibió el premio de la CEOE a las Ciencias (1995) y está en posesión de la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil. Este prestigioso científico estará el próximo miércoles 28 en Guareña, dentro del ciclo de conferencias ‘Vía Cultura’ que organiza el diario HOY. La cita será en el centro cultural, a las 20.15 horas, donde ofrecerá una conferencia bajo el título ‘La vida humana ¿valor o mercancía? Reflexiones bioéticas sobre la investigación biomédica’. 

– ¿A qué se debe el hecho de que la microbiología esté ganando cada vez más terreno dentro del campo de la biología?

– La microbiología es una disciplina básica. De hecho, sobre los estudios microbianos se ha construido una buena parte de la biología actual, como la genética, la biología molecular ., destacando igualmente el impacto de la vida microbiana en la patología, el medioambiente, la biotecnología, etcétera Además, los microbios representan el 90 por ciento de la biosfera y compendian gran parte de la biodiversidad.

– Usted es un experto en el tema de células madre. Un concepto del que se habla mucho últimamente, pero que no mucha gente tiene claro. ¿Qué son las células madre?

– Mi vinculación con el conocimiento de las células madre ha venido más desde el lado de la Bioética, campo en el que me introduje hace años. Las células madre son células capaces de multiplicarse y diferenciarse, para generar la variedad de órganos y tejidos propios de los animales y vegetales. El potencial de diferenciación que les define puede ser mayor o menor según el tipo de célula y su estado de desarrollo.

– Sin duda, de cara a la efectividad en cuanto a ensayos clínicos, no son las mismas las células madre embrionarias que las células madre de adultos, ¿no?

– Las etapas tempranas del desarrollo embrionario animal se basan en células madre con gran potencial de diferenciación y crecimiento, denominadas células pluripotenciales, mientras que en el organismo adulto hay reservas de células madre de gran relevancia aunque con menor potencial, las conocidas como células multipotenciales. A medida que se ha ido avanzando en su conocimiento, se ha demostrado que las segundas son más apropiadas para emplear en clínica, para posibles tratamientos y más controlables que las embrionarias.

– ¿Cuál es su opinión sobre la utilización de las células madre y toda la polémica ética que ha surgido en torno a este tema?

– Las obtención de células madre embrionarias, de animales o humanos, para investigación o para clínica, implica la destrucción del embrión, lo que plantea serias objeciones éticas, porque la etapa embrionaria es el comienzo de la vida de cualquier individuo. No todos muestran el mismo grado de compromiso con la protección del embrión humano temprano, pero muchos creemos ineludible prestar atención al hecho de que la vida humana tiene valor desde sus inicios, pues es la fecundación de los gametos lo que marca un antes y un después. Las etapas subsiguientes son un continuo en ese desarrollo hasta la muerte.

– Lo que sí ha disparado toda esta potencialidad celular son las esperanzas de curación de ciertas enfermedades. ¿Cómo está tema y qué avances hay en este sentido?

– En el mundo se llevan a cabo miles de ensayos clínicos para establecer los posibles tratamientos con células madre. Todos ellos emplean células madre adultas. A día de hoy se anuncia la posibilidad del primer ensayo con embrionarias, sobre el que me surgen dudas científicas y reservas éticas. En todo caso, sería uno entre miles, por lo que no me cabe duda de que las adultas deben considerarse prioritarias si se quiere avanzar rápido en medicina regenerativa. Las terapias que se abordan experimentalmente con adultas son variadas, la mayoría tratamientos de restauración del sistema hematopoyético, como tumores, inmunodeficiencias, anemias, etcétera , aunque ya se adentran estos ensayos en abordar cardiopatías, procesos intestinales inflamatorios, problemas de huesos y cartílagos, incluso patologías neurales.

– ¿Por dónde pasa la investigación actual en el campo de las células madre?

– Hay un gran esfuerzo para conocer los controles bioquímicos, genéticos y moleculares que regulan el funcionamiento de las células. Con ello, se ha logrado en los dos últimos años el avance espectacular de reprogramar células adultas para que se comporten como pluripotenciales. Un hallazgo que abre grandes posibilidades, al tiempo que promete resolver el problema ético al hacer innecesario el empleo de células embrionarias humanas, para investigación o para clínica.

– ¿Cree que en nuestro país se invierte lo suficiente en estas investigaciones o piensa que se debería potenciar más?

– Los grupos relevantes que trabajan en España en células madre se centran en adultas. Además se han logrado avances importantes en su empleo en clínica, por ejemplo en la utilización de células madre de la grasa corporal para algunos tratamientos. En este campo hay una intensa actividad científica, industrial y ensayos clínicos muy prometedores.

– ¿Considera que los poderes públicos deberían tomar más parte en este tipo asuntos?

–Se trata de un tema importante, desde el punto de vista científico y médico, a la par que delicado, por los dilemas éticos que puede suscitar la instrumentalización del embrión humano. Por ello, los poderes públicos precisan de un asesoramiento experto muy riguroso, a la hora de hacer propuestas a la opinión pública y tomar decisiones de gobierno. Desgraciadamente hay ejemplos demostrativos de que a veces han caído en la demagogia, seguramente por falta de ese rigor en las propuestas de las que se fían.

–¿Qué supuso para usted el trabajo con Severo Ochoa?

–Para mí supuso la oportunidad de aprender de un científico del máximo nivel, con un liderazgo mundial, al tiempo que desarrollar una excelente relación con un ser humano excepcional, por ser un gran creador de ciencia que disfrutó con otras creaciones del espíritu humano como la música, la pintura y la literatura.

http://www.hoy.es/20090125/sociedad/obtener-celulas-madre-embriones-20090125.html

 

Rechazo ético a la nueva técnica de extracción de células madre embrionarias

La bioética y directora general científica y técnica de VidaCord, Mónica López Barahona, ha mostrado su rechazo a la nueva técnica para extraer células madre del embrión cuando éste sólo está formado por cuatro células (ver apoyo), porque “no ha intentado preservar la vida del embrión y ha puesto en grave riesgo su existencia sólo para finalizar el experimento”.
Europa Press. Madrid10/07/2008
Intervención abusiva
Según López Barahona, la técnica descrita en la investigación de la Universidad de Vrije en Bruselas (Bélgica) acepta la generación de embriones in vitro y la abusiva intervención sobre ellos cuando están formados por cuatro células para obtener uno de sus blastómeros, sin asumir el “riesgo vital” que esta práctica implica para el embrión. A su juicio, “sigue sin haber razón científica objetiva para continuar con el empeño de trabajar con células madre embrionarias en vez de con células madre adultas”. Hay más de 2.000 ensayos clínicos en marcha en el mundo con las adultas y ninguno con embrionarias, lo que demuestra que éstas “no son una alternativa terapéutica real frente a ninguna patología”.

Investigación desarrollada
Un grupo de científicos de la Universidad de Vrije en Bruselas ha conseguido desarrollar células madre embrionarias humanas a partir de una célula de un embrión cuando éste se encuentra en la fase en la que está formado sólo por cuatro células. Así se anunció ayer en la XXIV Reunión Anual de la Sociedad Europea de Embriología y Reproducción Humana. El investigador Hilde Van de Velde manifestó que su trabajo implica que en el futuro se podrían producir células madre sin destruir al embrión.

Las células del embrión o blastómeros se forman en las primeras fases del desarrollo embrionario. En concreto, unas 24 horas después de la fecundación del óvulo, éste se divide en dos células y la división en cuatro se produce a las 48 horas. A las 96, en la fase de mórula, el óvulo fecundado se ha dividido entre cuatro y cinco veces. En este periodo el embrión no aumenta de tamaño, de tal modo que las células son cada vez más pequeñas y están firmemente unidas unas a otras, por lo que resultan más difíciles de manipular.

http://www.diariomedico.com/edicion/diario_medico/mi_dm/biotecnologia/actualidad/es/desarrollo/1144183_04.html

Natalia López Moratalla: “Me inquieta que el Comité Nacional de Bioética siga el dictado del Gobierno”

La presidenta de la Asociación Española de Bioética (AEBI), reivindica el papel de estas entidades deben tener en el debate social de las cuestiones éticas del momento. Considera que en el Comité Nacional de Bioética no están representados todos los agentes implicados y le preocupa que sus dictámenes sigan el dictado del Gobierno.

Marta Esteban24/06/2008

La promoción de estudios sobre valores éticos en la investigación y la formación a la opinión pública sobre cuestiones de bioética son algunos objetivos de la Asociación Española de Bioética y Ética Médica. En una entrevista concedida a Diario Médico, su presidenta, Natalia López Moratalla, analiza las retos de los próximos años.

¿Qué papel deben jugar las asociaciones de bioética en la discusión social de los temas éticos?
-Por un lado, tienen que aportar un verdadero diálogo dentro del debate ético-jurídico sobre cuestiones que afectan a la ciencia de la vida. Podemos hacer juicios éticos desinteresados. Además, estas asociaciones deberían realizar una divulgación de los problemas, liberados de presiones ideológicas y de intereses meramente económicos.

¿Qué rol tiene que desempeñar el Comité Nacional de Bioética?
-Un comité nacional tiene un papel más puntual que las asociaciones de bioética, pero parece evidente que para ser creíble debe ser neutral. Lo sensato es que tuviera una comunicación fluida con los asociaciones de bioética y con observatorios que se dedican al estudio de temas específicos.

¿Qué le parece su composición?
-Los miembros han sido nombrados mayoritariamente por el Gobierno y las comunidades autónomas, por lo que la mayor parte tiene compromisos políticos y en muchos casos un pensamiento único. Es preocupante que pueda pasar lo que razonablemente se teme: que siga el dictado de lo que el Gobierno quiere en cada momento.

¿Cree que en dicho comité están representados todos agentes implicados en las cuestiones éticas que se van a debatir?
-Es curioso que sólo haya un miembro propuesto por las diversas asociaciones de bioética. No creo que estén representados todos los agentes implicados. Confío en que haya una reflexión y un diálogo abierto con todos, y en primer término con quienes no son deudores de una ideología.

Algunos partidos políticos han pedido la creación de una comisión para analizar una posible ampliación del aborto.
-La ampliación de la ley hasta la despenalización total del aborto es un compromiso político anunciado, pero a estas alturas del conocimiento científico es obvio que no se va a discutir si se trata o no de una vida humana. Legalmente, el nasciturus es un bien protegido. Sin embargo, creo que el debate está en la esfera política, dada la falta de rigor en el cumplimiento de la ley. El grave peligro para la vida o salud física o psíquica de la madre se ha convertido en un atajo para el aborto libre, pues a él se acogen el 97 por ciento de las embarazadas que desean abortar.

¿Cree que el Gobierno pretende regular la eutanasia?
-Sí, y el terreno ya se empezó a preparar en la anterior legislatura. Las asociaciones de bioética deben tener aquí voz, pues hay una desinformación muy fuerte en dos aspectos claves. A veces los cuidados paliativos se consideran cataplasmas y se desconoce la profundidad de los actos médicos. Por otra parte, en ocasiones hay una mala práctica médica traducida en un abuso de medios inútiles para la salud, dadas las circunstancias del enfermo. Estos dos aspectos bien orquestados por las asociaciones proeutanasia, dejan en el imaginario de muchas personas la idea del derecho a dejar morir en paz, traducido en una ayuda al suicidio cuando el paciente decida que su vida no merece la pena vivirse.
Una buena y humana relación médico-paciente permitiría una auténtica medicina del final de la vida: el justo medio entre esos dos extremos que son el encarnizamiento terapéutico (lo inútil) y la muerte provocada como un supuesto deber porque la vida resulta costosa y desamparada (lo desesperanzado).

De células embrionarias y ley de plazos
La Ley de Investigación Biomédica, que va a cumplir un año desde su promulgación, establece el uso preferente de las células embrionarias para el avance científico. Natalia López Moratalla no habla de esta cuestión sólo como presidenta de la Asociación Española de Bioética, sino también como catedrática de Bioquímica. “El camino de la investigación en medicina regenerativa con células embrionarias ya es pasado y pasará a la historia como una curiosa nota a pie de página. Carece de racionalidad científica plantearse curar a unos destruyendo a otros. Es un error promocionar una investigación equivocada”. En cuanto a la posible aprobación de una ley de plazos en el aborto, López Moratalla considera que “no encaja en la Constitución”. Es más, “la situación del aborto en España plantea la necesaria información transparente, pues la reflexión racional exige conocimiento, y hoy no lo hay”.

http://www.diariomedico.com/edicion/diario_medico/mi_dm/biotecnologia/actualidad/es/desarrollo/1138162_04.html

Una división celular que une dos destinos

Minutos después de que el espermatozoide se una al óvulo, surge el esquema corporal del feto. A las 24 horas aparecen los ejes dorso-ventral y cabeza-cola. A las dos semanas, en el embrión se puede señalar arriba y abajo, delante y detrás, izquierda y derecha. En palabras de la responsable del hallazgo, la embrióloga Magdalena Zernicka-Goetz, “guardamos memoria de nuestro primer día de vida”.
Sonia Moreno 03/06/2008
La afirmación de Magdalena Zernicka-Goetz, del Instituto Wellcome del Reino Unido, recogida por Nature en 2002, habría chocado hace diez años. Entonces se creía que los embriones de mamíferos eran un conjunto de células indistintas y sólo al implantarse en el útero emprendían el camino hacia su lugar en el futuro cuerpo. Sin embargo, investigaciones como la de Zernicka-Goetz, han desvelado que el huevo recién fecundado no es un amasijo celular, sino que ya cuenta con el eje que va a regir el destino del embrión.

El conocimiento de la asimetría del cigoto ha revolucionado los paradigmas de la Embriología y se incluye en el Informe científico sobre la comunicación materno-filial en el embarazo: células madre y vínculo de apego en el cerebro de la madre. El documento, dirigido por Natalia López Moratalla, catedrática de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Navarra, y Enrique Sueiro, doctor en Comunicación Biomédica del centro, aporta una lectura divulgativa sobre los últimos descubrimientos en torno a la cronología de la evolución de las células madre y a la relación neurobiológica entre madre e hijo.

Desde el primer día, el embrión envía señales moleculares para crear una tolerancia inmunológica y hacer que la mujer no lo perciba como un extraño -el 50 por ciento es del padre-, ni active las defensas para destruirlo. La gestación constituye una simbiosis de dos vidas: el embrión no es una parte de la madre, ni tampoco un injerto. A este primer diálogo molecular le sigue una serie de contactos entre embrión y madre, no ya moleculares, sino de tejidos: el blastocisto se introduce en el epitelio uterino, después en el endometrio y hacia el día 15 se organiza el sistema circulatorio gracias al flujo de sangre materna que llega a través de la placenta.

De esa comunicación surge el microquimerismo maternal: algunas células madre de la sangre del feto y su placenta, que son pluripotenciales, pasan a la circulación materna. Luego se almacenan en nichos, sobre todo en la médula ósea, y se dispersan por distintos órganos de la madre. Igual que el hijo tendrá toda su vida la impronta genética de la madre, ésta guardará un recuerdo físico del pequeño.

Se cuentan de dos a seis células madre del feto -denominadas progenitores celulares asociadas al embarazo o PAPC- por cada mililitro de sangre materna. “Sabemos que las PAPC pueden participar en la regeneración de tejidos de la madre. Un trabajo las identificó convertidas en cardiomiocitos de una paciente con cardiopatía”, apunta López Moratalla. Esto es fácil técnicamente si el hijo ha sido un varón, pues sus células tienen el cromosoma Y a diferencia de las maternas. También se ha identificado la participación de las PAPC en la regeneración del hígado y de los vasos sanguíneos, catorce y veinte años después del parto.

José Manuel Giménez Amaya, catedrático de Anatomía y Embriología de la Universidad Autónoma de Madrid, y colaborador en el informe, considera que el “respeto celular” es clave en la medicina regenerativa: “No sólo coexisten células de dos personas sin perjuicio, sino que además resultan beneficiosas”.

Apego de doble dirección
Parte del proceso biológico del embarazo es la reducción del estrés. A las dos semanas de la gestación, la progesterona contribuye a aumentar la oxitocina y a reducir el cortisol. La disminución del estrés favorece el desarrollo fetal. Pero no es el único cambio en el cerebro de la madre. De hecho, en el quinto mes, el cerebro se encoge -para recuperarse tras el parto-, y se adapta a los cambios en el metabolismo celular que darán lugar al vínculo de apego, la respuesta afectiva y emocional de la madre a los estímulos del hijo.

Diversos trabajos de neuroimagen abundan en cómo la maternidad moldea al cerebro. En un claro ejemplo de plasticidad neuronal, no sólo la madre biológica, sino el padre, los progenitores adoptivos e incluso las personas que están en contacto íntimo y diario con un niño experimentan cambios funcionales en el cerebro. Así lo muestra el que los padres respondan con más intensidad al llanto que a la risa del pequeño (para atender mejor sus necesidades), al contrario de lo que les ocurre a quienes carecen de la experiencia de la paternidad. Además, el vínculo de apego no es unilateral.

Como en la gestación, la relación entre madre e hijo hace un recorrido de ida y vuelta.

DÍA 1: Primer indicio de la formación corporal del feto
La afirmación de que “guardamos memoria del primer día de vida” se refiere al hecho de que la fecundación da lugar a dos células desiguales y esta primera división determina el eje dorso-ventral del cuerpo. En ese momento surge también el eje cabeza-cola, perpendicular al dorso-ventral, aunque no será hasta la segunda semana cuando se sepa qué polo será rostral.

DÍA 6-7: Llega el contacto físico directo
El primer contacto directo materno-filial se produce cuando el blastocisto se introduce en el epitelio uterino o la superficie interna del útero, donde inicia la anidación. Empieza la especialización celular. Aparecen las células madre neurales, base para el desarrollo del cerebro y la neurogénesis adulta. Se forma el esbozo cardiaco (centro motor de la circulación sanguínea). El día 21 se produce el primer latido.

DÍA 8: Las células madre evolucionan
En el segundo contacto físico, el embrión ha penetrado en el endometrio y toma de los capilares de la madre la energía que necesita. Las células madre se diferencian en epiblasto. El páncreas deriva de la región anterior del endodermo intestinal cercano a la región donde se origina el hígado.

DÍA 15: Aparecen las células madre precursoras de todos los órganos, tejidos y sistemas
El embrión ha evolucionado hasta tener tres capas y se denomina gástrula. Esta estructura de triple capa ordena el desarrollo completo del organismo. Por el proceso de inducción embrionaria, las células interaccionan dando lugar a troncales precursoras.

DÍA 16-22: Esbozos del corazón y el cerebro
Empieza la especialización celular. Aparecen las células madre neurales, base para el desarrollo del cerebro y la neurogénesis adulta. Se forma el esbozo cardiaco (centro motor de la circulación sanguínea). El día 21 se produce el primer latido.

DÍA 28: Páncreas e hígado
El páncreas deriva de la región anterior del endodermo intestinal cercano a la región donde se origina el hígado.

http://www.diariomedico.com/edicion/diario_medico/especialidades/salud_de_la_mujer/es/desarrollo/1130850_06.html

Tribuna. El giro de la terapia celular

Con el descubrimiento de las células pluripotenciales inducidas (iPS) se ha dado un giro a los avances en terapia celular, ya que se está investigando con un material de gran flexibilidad y disponibilidad que no plantea los problemas éticos que surgen con las embrionarias.
Natalia López Moratalla. Catedrática de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Navarra22/05/2008
“A new year and a new era”, afirmaba M. Pera en Nature. En efecto, este año 2008 se ha dado un giro importante en la investigación con las células madre, sus aplicaciones en la medicina regeneradora y la obtención de productos humanos, especialmente líneas celulares por parte de empresas biotecnológicas. De hecho, está siendo un año de avance espectacular en la biología de las células madre pluripotentenciales y su maduración natural en el organismo durante el desarrollo, especialmente en cómo se guardan estas células con capacidad regeneradora en los nichos específicos de cada órgano y tejido; es decir, las células madre de adulto.

El uso terapéutico de estas células es una posibilidad real que requiere mucha investigación básica y clínica. La creatividad científica ha permitido en menos de diez años algo espectacular.

Puede responder -y debe divulgar esas respuestas- a grandes interrogantes: ¿Cómo se van produciendo las células madre a lo largo del desarrollo embrionario y la vida? ¿Cuál es la función natural de las células madre de adulto y cómo ayudar para que se ejerza en el organismo sano y, sobre todo, en el enfermo? ¿Qué le aportan a la madre durante el embarazo las troncales del hijo que pasan a la circulación y perduran durante decenios y colonizan una variedad de órganos maternos? ¿Cómo circulan las células de la médula ósea y cómo vuelven a esa gran reserva para todo el organismo?

Los órganos y las lesiones degenerativas son muy diversos. Es obvio que, según sea el tejido dañado y el tipo de lesión, el proceso regenerador será más o menos complejo. Hay procesos de diferenciación celular, como el de formación de la sangre, que permiten autotrasplantes de células en enfermedades hematológicas.

Hay lesiones que se remedian transfiriendo al lugar afectado un tipo celular que aporta los materiales necesarios en el sitio adecuado, incluso en forma de una prótesis. Es el caso, por ejemplo, del uso de las células autólogas de la médula ósea en necrosis óseas y en lesiones del cartílago articular, que cuando se incorporan a los soportes adecuados sirven para tratar fracturas. Parece posible realizar una ingeniería celular en la que se pueda implantar directamente la prótesis con estas células.

El cerebro, por el contrario, tiene múltiples sistemas de maduración de células; y además las neuronas que se alteran, y el mecanismo patológico, es diferente en las diversas enfermedades neurodegenerativas.

En general, y especialmente en Parkinson, no basta estimular la formación de neuronas y células endógenas, sino que al mismo tiempo hay que impedir la muerte celular. Para esto se ensaya el trasplante de células madre manipuladas para expresar moléculas protectoras.

Se ha comprobado que el corazón no está diferenciado a término, sino que dispone de células madre capaces de madurar a los diversos tipos celulares que constituyen este músculo vital. Ahora bien, no es fácil asegurar la funcionalidad cardiaca tras un infarto.

El principal esfuerzo, en orden al uso terapéutico de las células madre de adulto, pasa por la identificación del potencial de cada tipo celular y su transferencia al paciente, al desarrollo de sistemas que aseguren su incorporación funcional al tejido afectado. De ahí que se estén probando sofisticadas manipulaciones previas al trasplante y el empleo de materiales para el transporte de las células y la utilidad clínica de estos procedimientos.

En la etapa inicial de la terapia regeneradora es necesario aislar las células, activarlas in vitro y transferirlas de nuevo al órgano dañado; sin embargo, para el futuro próximo se trata de inducir y potenciar in vivo la función que ya naturalmente poseen.

Un aspecto importante para la eficacia a largo plazo de la medicina regeneradora es conocer el envejecimiento de las células troncales.

Falta mucha investigación básica y clínica para conseguir el sistema regenerador específico para cada lesión, especialmente aquélla que exige eliminar la causa de la destrucción celular.

Y obviamente todas las normas legales, los pasos previos de investigación en modelos adecuados, etc. han de ser cumplidos con rigor.

Trabajos fracasados
Las células madre embrionarias provenientes de embriones generados por fecundación suelen fracasar como material celular para terapia.

También sucede algo similar con las buscadas células humanas provenientes de la transferencia del núcleo de una células somática a óvulos desnucleados. La posibilidad de conseguir líneas celulares con dotación genética elegida para investigación no se ha logrado por transferencia nuclear y si se lograra siempre arrastraría la incongruencia de meter como materia prima óvulos humanos.

Pues bien, ya disponemos de la alternativa perfecta para investigación y para obtener los productos biotecnológicos necesarios y de interés sanitario. Hoy se pueden manipular células humanas de adulto y generar células con pluripotencialidad inducida (iPS) que poseen el mismo potencial de crecimiento y diferenciación de las células troncales embrionarias. Sustituyen con creces a las posibilidades biotecnológicas soñadas para las embrionarias.

La reprogramación inducida en células hasta el estado embrionario abre perspectivas importantes tanto a la investigación básica como a la clínica.

El compromiso ético de Yamanaka, diseñador de esta tecnología, en relación con su uso hacia otros fines es un ejemplo de la responsabilidad del investigador y supone asumir que la ciencia triunfa al servicio del hombre sólo desde la ética.

El conocimiento de los procesos básicos no significa que la clínica actual con células troncales de adulto tenga que esperar para ir avanzando a que se haya entendido todo lo que ocurre in vivo.

Significa que no se puede dejar atrás la investigación básica sobre el desarrollo y la construcción de los órganos y los mecanismos para la regeneración del tejido. El avance es necesariamente lento, ya que requerirá conocer el proceso de maduración: las señales moleculares que lo ponen en marcha y las vías de señalización requeridas.

http://www.diariomedico.com/edicion/diario_medico/mi_dm/biotecnologia/actualidad/es/desarrollo/1126457_04.html

La investigación con células madre

LUIS ESQUENA ROMAGUERA – Torroella de Montgrí, Girona – 23/04/2008

Mientras que la investigación con células madre embrionarias, de la que es tan entusiasta el ministro de Sanidad, Bernat Soria, todavía no ha logrado ningún resultado positivo, la empresa Cellerix, creada por la flamante ministra de Innovación, Cristina Garmendia, ha conseguido desarrollar una nueva generación de medicamentos utilizando células madre adultas procedentes del tejido adiposo, que a nadie provoca el más mínimo recelo ético. Son las mismas células con las que ya se han logrado más de un 70% de curaciones de fístulas perianales complejas. La experimentación con células adultas, sin apoyo alguno de la Administración, ha fructificado ya con más de trescientas aplicaciones clínicas en medicina regenerativa, entre ellas la recuperación de tejido cardiaco en afectados de infarto. Por el contrario, con las células embrionarias, hasta ahora, lo único que se ha logrado es la producción de carcinomas en los tejidos que se generan a partir de las mismas, y crear falsas expectativas en personas afectadas por enfermedades degenerativas. ¿Será por ello que Zapatero ha sacado las atribuciones que en este campo de la investigación tenía el ministro Soria para dárselos a la ministra Garmendia? Quizá sea un punto positivo a favor del nuevo Gobierno.

“Puede parecer magia, pero hay experimentos con clonación que dan resultados positivos”

 

Dr. Nicolás Jouve de la Barreda
Última actualización 18/04/2008@13:13:20 GMT+1
Llevamos casi 10 años investigando con embriones y no se han obtenido buenos resultados con estas células. Es cierto que los embriones tienen células totipotentes –con capacidad para generar un organismo completo–, pero existe un problema de rechazo inmunológico y por otro lado tienen un crecimiento muy dinámico que tras el transplante, al tratar de restaurar los tejidos deteriorados pueden causar tumores, y esto no ayuda al enfermo a que van destinadas.
Nicolás Jouve de la Barreda es Catedrático de Genética y Director del Departamento de Biología Celular y Genética de la Universidad de Alcalá de Henares, UAH. Además, es Doctor en Ciencias Biológicas. En la actualidad, imparte cursos de Genética en la Facultad de Medicina y de Genética Evolutiva en la Facultad de Biología de la UAH. Fue Director de la Unidad de Biología Molecular de la UAH. Premio de Investigación del Consejo Social de la UAH en 1991 y Premio de Docencia del Consejo Social de la UAH en 1996. Fue Presidente electo de la Sociedad Española de Genética (SEG) desde 1990 a 1994 (600 socios) y cofundador y signatario de la Federación Europea de las Sociedades de Genética en Birmingham (Inglaterra) en 1984 (más de 20.000 federados). Tiene cerca de 200 publicaciones en revistas de su especialidad. Hablar con él es un auténtico placer, puesto que trata de explicar la complejidad de la genética y la clonación de forma sencilla. En Guadalajara, habló ante un atento auditorio que llenó el salón de actos de la Casa Diocesana.

Pregunta: Dr. Nicolás Jouve de la Barreda ha acudido a Guadalajara para pronunciar una de las conferencias programadas dentro de la IV Semana de la Familia titulada “Todos fuimos embriones. Clonación humana y manipulación de la vida”. Muy relacionada con este tema es su colaboración con la cátedra UNESCO de Bioética y Biojurídica, ¿tienen mucho trabajo en este ámbito?
Respuesta: Mi participación en el curso de Doctorado de Bioética y Biojurídica que dirige la Dra. Vila-Coro se ciñe a los temas científicos y va dirigido a profesionales de todos los campos (científicos, humanistas, periodistas, juristas, etc.) que desean aclarar las dudas que hay en relación con la vida humana, sobre todo las surgen como fruto de una mala información sobre los avances de la ciencia. La información ofrecida por la ciencia respecto a la vida humana en su primera etapa no llega bien al público. Mi trabajo es coordinar el módulo de ciencia, donde un conjunto de profesores tratamos de resolver las dudas sobre los temas más básicos respecto a el inicio de la vida, qué es la clonación, qué es un embrión, la utilización de los embriones para otros fines que no son la propia vida, También, hablamos sobre temas de terapia génica, ensayos clínicos, transplantes de tejidos y órganos, bancos de cordón umbilical, fecundación in vitro, diagnóstico genético preimplantatorio, etc.
?
Cuando dice usar embriones para otros medios que no son la propia vida, ¿se refiere a investigación con embriones?
Efectivamente. El uso más peliagudo es el de la investigación con embriones, porque se ha hecho una campaña precipitada diciendo que los embriones son muy útiles para curar enfermedades degenerativas y, aparte de carecer de fundamento, supone la destrucción de los mismos. Se trata de extraer sus células madre para crear a partir de ellas líneas celulares por cultivo in vitro que en principio se pensó serían útiles para curar enfermedades como el Parkinson, el Alzheimer, la diabetes o el infarto de miocardio. Lo cierto es que llevamos casi 10 años investigando con embriones y no se han obtenido buenos resultados con estas células. Es cierto que los embriones tienen células totipotentes –con capacidad para generar un organismo completo–, pero existe un problema de rechazo inmunológico y por otro lado tienen un crecimiento muy dinámico que tras el transplante, al tratar de restaurar los tejidos deteriorados pueden causar tumores, y esto no ayuda al enfermo a que van destinadas.

No obstante, hay otras alternativas como las células madre no embrionarias, que se extraen del propio organismo adulto. Son muy parecidas a las embrionarias, pero más difíciles de obtener, aunque no crean problemas de rechazo inmunológico ya que se pueden extraer de un tejido sano del propio paciente. Incluso, hay investigaciones más actuales como es el uso de células diferenciadas que son reprogramadas genéticamente para que se conviertan en células jóvenes con capacidad de diferenciarse en cualquier tipo de tejido. Estas investigaciones consisten en obtener células diferenciadas de organismos adultos, como de la piel, por ejemplo, y reprogramarlas para que puedan ser transplantadas en tejidos enfermos para sanarlos. Se han llevado a cabo investigaciones con éxito en este sentido. Esto ha hecho que muchos investigadores hayan dejado de trabajar con embriones y hayan empezado a desarrollar otras alternativas, con lo que, afortunadamente, está perdiendo el interés por trabajar con embriones.

Por otra parte, hay otros frentes negativos que afectan a los embriones. Por ejemplo, los embriones producidos in vitro en los laboratorios de las clínicas de fertilización pueden ser objeto de selección. Esto obedece al llamado diagnóstico genético preimplantatorio, una tecnología destinada a elegir los embriones que estén exentos de genes defectuosos, pero que supone una puerta abierta a la elección de sexo o a la elección de niños a la carta, con determinados genes. De hecho, en los embriones, se puede ver el sexo antes de la implantación. Esta selección surgió, en principio, como una idea destinada a evitar enfermedades ligadas al varón como la hemofilia, pero que ahora, se puede aplicar para casi cualquier fin. Una cosa es que se use para liberar de enfermedades, que fue su origen y otra muy distinta, desde el punto de vista ético, es que aprovechando la falta de legislación se practique para llevar a cabo una selección de embriones. Esto no deja de ser una eugenesia –filosofía social que defiende la mejora de los rasgos hereditarios humanos mediante varias formas de intervención–.
?
¿Pero con esta selección no estaríamos derivando en una sociedad que llegase a convertirse en lo que nos mostraba la película futurista “Gattaca” donde sólo los válidos genéticamente podían alcanzar los mejores trabajos?
Ese es el riesgo. Si tenemos en nuestras manos la posibilidad de hacer selección de los embriones que hayamos producido antes de implantarlos, podemos elegir los que más nos interesen y ahí es donde está el grave riesgo: ¿Qué es lo que más nos interesa? Puede ser una cuestión médica, es decir, tener un hijo sin una determinada enfermedad. La cuestión ética que se plantea es la selección de unos embriones y el rechazo de otros en función de una enfermedad o de una cualidad menos deseada. Porque no deja de ser un hijo igual que otro, incluso si tuviese la enfermedad, hay muchas patologías que tienen curación. Se trata de un paso más en una sociedad que está dejando de lado la dignidad de la vida humana.
?¿Por qué dice que se está dejando de lado la dignidad de la vida?
Porque estamos en una cultura más bien ajena al carácter personal del individuo humano. El ser humano es una persona y se diferencia del resto de seres vivos de la naturaleza por nuestra superioridad intelectual y autoconciencia, unas cualidades muy especiales y únicas entre las especies de la naturaleza, que nos confieren un grado superior de dignidad. Desgraciadamente, con el uso de los embriones como si fueran objetos, no como vidas humanas en desarrollo, sino como si fueran cosas, esto tiende a olvidarse. Decimos elijo éste y dejo el otro, aunque cuando digo ‘dejo’ lo que haga sea congelarlo, –triste destino sin saber lo que va a ser de él–, o destruirlo, que es destruir una vida humana.
?
Habrá quién se plantee cuándo comienza la vida…

La ciencia nos lo dice muy claro. Los estudios recientes de la Biología señalan que en el cigoto está todo el programa genético nuevo, inédito, diferente al padre y a la madre de esa nueva vida que acaba de configurarse. En el momento de la fecundación, queda establecido el genoma individual, que es del que va a depender el desarrollo de esa persona, de esa vida. Al fecundarse el óvulo, se pone en marcha el reloj biológico de esa vida, que es un continuo y que si se implanta en el útero materno dará lugar a un niño. Por el contrario si se destruye, lo que hacemos es cercenar el desarrollo de una vida. La genética dice que la información que hay en el ADN del cigoto es vida. La biología celular dice que una célula procede de otras células, nosotros somos un clon enorme de células: provenimos de una sola que es el cigoto. Y desde el punto de vista de la embriología, se explican las fases por las que transcurre la vida, que es un continuo, no hay una etapa y luego otra.

Desde que nacemos hasta que morimos mantenemos la misma información genética del cigoto (ADN), que es singular y distinta en cada persona y a lo que obedece la identidad biológica de cada ser humano. Estas áreas: Biología, genética, biología celular y embriología explican todo muy claro. Además, la genética del desarrollo, que es una ciencia muy moderna, explica cómo van produciéndose las distintas fases del desarrollo embrionario, mediante el cumplimiento de un programa de las actividades de nuestros genes en el espacio (cuerpo) y en el tiempo. Nuestras características personales son el fruto del genoma individual que ya estaba presente en el cigoto y que es el centro coordinador del desarrollo.

Todo esto está en vías de conocimiento porque es una rama muy atractiva y está dando lugar a muchas investigaciones.
?
Hay nuevas investigaciones en muchos sentidos, como la nueva ley inglesa que permite experimentar con embriones híbridos de células humanas y animales, ¿Qué opina de esto?
Es una cuestión que ha surgido hace unos meses y que se basa en el método Dolly, que consiste en hacer el trasplante de un núcleo procedente de una célula adulta en una ovocélula (gameto femenino) de una especie animal. En este caso, en lugar de fecundarla se trasplanta el núcleo de una célula humana (ADN humano) en una ovocélula de otra especie (al que se elimina el ADN). Se pretende transplantar un núcleo de célula humana a una célula animal de vaca, oveja u otra especie. La finalidad que persigue con estas investigaciones es tratar de crear células que proliferen del núcleo trasplantado para conseguir linajes de células que sean fundamentalmente humanas, para su utilización en la curación de enfermedades degenerativas.

En realidad son investigaciones enormemente arriesgas porque hay un ambiente citoplásmico de células animales alrededor de un ADN humano. No sabemos qué efectos pudiera tener el ambiente celular sobre la programación genética, ignoramos la posible incidencia de transmisión de zoonosis, etc. A parte de ser una aberración, porque nadie sabe qué se va a obtener, está siendo abandonada por muchos investigadores. Creo que va a ser un fracaso. Los investigadores, a pesar de que eso parece muy nuevo, ya lo estaban probando y han decidido dejarlo de lado y dedicarse a investigaciones más prometedoras, como la reprogramación de células de piel u otras procedencias a las que aludíamos antes con fines de transplante para regenerar tejidos deteriorados.?

Pero resulta sorprendente que sin ser útil esta línea de investigación hayan aprobado una ley, que es el resultado de que muchos lo hayan solicitado.

Estamos hablando de Gran Bretaña y en España no vamos a la zaga, porque con la Reforma de la Ley de Reproducción Asistida de hace un par de años, y la Ley de Investigación Biomédica aprobada nos colocan en una situación muy similar a la británica. Lo que ocurre casi siempre es que la legislación va por detrás de la investigación, es decir, que cuando las leyes son aprobadas, los investigadores pueden haber abandonado esas líneas de experimentación. Los investigadores, aunque se diga que no están pendientes de asuntos éticos, sino del resultado de sus investigaciones y de que éstas sean útiles, también piensan en la ética de lo que hacen. En general, prefieren investigaciones más directas para sus objetivos, pero también menos arriesgadas y más éticas. En conclusión, lo que ocurre es que cuando por fin se aprueban las leyes, pueden estar desfasadas con respecto a las nuevas líneas de experimentación, porque la investigación va por delante. Lo que se ha decidido en Gran Bretaña no tendrá ninguna utilidad, puesto que ya se está realizando una investigación más útil con la reprogramación de células diferenciadas.
?
Para los científicos todas estas diferenciaciones están claras, pero para el conjunto de sociedad es incompresible la distinción entre una línea de investigación y otra…

Sí, es verdad, nosotros lo vemos claro y nos gustaría poder hacérselo comprensible a la sociedad. La divulgación científica es difícil. En la Cátedra de Bioética de la UNESCO, tratamos de aclarar las dudas que puedan surgir a los profesionales que se han de enfrentar con los problemas éticos de que hemos estado hablando
?
Dentro de estas dudas, ¿Le han preguntado en alguna ocasión si hay alguna línea en la investigación genética y en la clonación que sea positiva y no vaya ligada a la polémica?
Si hablamos de clonación con embriones, debe quedar claro que hay polémica por razones éticas y técnicas y que no se han obtenido los resultados esperados. No obstante, hay investigaciones con células madre somáticas que no están sujetas a ninguna polémica. Estos experimentos clínicos consisten en clonar células somáticas de la misma persona enferma. Se extraen de partes sanas de la persona y se clonan para implantarlas en la zona enferma o dañada.

Esto es clonación y está teniendo éxito. Los investigadores que comenzaron con embriones casi todos se están pasando a otras estrategias de investigación que persiguen el mismo fin pero eluden la utilización de los embriones. Se obtienen líneas celulares de procedencia somática que no plantean problemas éticos. Son muchos los investigadores que confiesan que no les gusta trabajar con embriones y prefieren trabajar con otras células madre, con las que están alcanzando resultados positivos.

¿Quizá no quieren tener el complejo de Dr. Moreau y optan por otras líneas de investigación menos polémicas?
Sí… Hay investigaciones bonitas y atractivas para los investigadores que pretenden encontrar solución a enfermedades degenerativas, que se están llevando a cabo con ensayos clínicos con células somáticas y que han obtenido resultados, mientras que en las investigaciones con células embrionarias no ha habido resultados útiles. En definitiva, lo que el investigador busca es obtener resultados útiles para las personas, para la sociedad. Hay algunos investigadores, incluso el mismo ministro de Sanidad, Bernat Soria, que han confesado que los trabajos con células adultas son útiles, al tiempo que van trabajando, ven que en las investigaciones con células embrionarias no están obteniendo nada de lo que pretendían o buscaban.
?
La mayoría de las investigaciones, como usted ha dicho, parece que están enfocadas a buscar la cura de enfermedades degenerativas, ¿es la genética la panacea?
Hay que desmitificarlo. La genética es preciosa y tiene unas perspectivas muy positivas, pero otras que no lo son. La terapia génica, por ejemplo, es muy positiva. Consiste en corregir in situ un defecto genético (en el ADN) causante de una enfermedad. Se reemplaza un gen defectuoso o se añade una pieza de ADN que restaure la función genética alterada. El proceso consiste en detectar dónde se encuentra el error del ADN y tratar de corregirlo introduciendo un gen corrector. Es una terapia que se está abriendo paso y con unas perspectivas enormes en los próximos años, aunque de momento solo para determinadas enfermedades causadas por un solo gen.?

¿En un individuo adulto?
Puede ser en un embrión o en un niño. Ya se han hecho algunos protocolos con ‘niños burbuja’, que no cuentan con sistema inmunitario porque les falta la enzima adenosina desaminasa, ADA. Esto les deja absolutamente indefensos contra cualquier agente patógeno y tienen que vivir en un ambiente absolutamente estéril. En estos casos, se conoce y se ha clonado el gen implicado que se inserta en células de la médula ósea, con una curación efectiva en la práctica totalidad de los casos.

Los experimentos indican que el tratamiento génico de algunas células extraídas a los enfermos y su posterior reinserción, una vez introducido el gen corrector, está siendo eficaz, ya que, los niños así tratados adquieren defensas de las que carecían, al poseer la enzima de les faltaba.

Eso es casi magia….

Puede sonar a magia, pero se ha hecho. Es verdad que ha habido casos con muchas complicaciones, incluso un niño falleció. Todas estas investigaciones hay que hacerlas con mucho cuidado y siguiendo unos protocolos de investigación, llamados ensayos clínicos. Primero se hace con modelos animales y cuando se ha visto que funciona en el laboratorio, se piden voluntarios que quieran probar la nueva técnica, lo que supone muchos años de trabajo. Es decir, estamos hablando de un futuro, pero no muy inmediato, sino más bien a medio y largo plazo.?

¿Quiere añadir o destacar algo más?
Simplemente, me gustaría hacer hincapié en que protejamos un poco más la vida. Que entendamos que los embriones son vidas y que respetemos su dignidad. El embrión tiene un genoma que contiene toda la información para el desarrollo de una vida que empieza a funcionar en ese momento y que si la cortamos, estamos cercenando una vida humana que tiene el mismo derecho a vivir que cualquiera otra.
?
En cierto modo, ¿es como un aborto?
Sí, es equivalente, pero antes de la implantación del óvulo fecundado en el útero. Estamos hablando de terminar con la vida en sus primeras fases, antes del 14º día que es cuando se culmina la implantación del embrión en el útero. A efectos de la vida es lo mismo, porque la vida es un continuo. El ciclo vital tiene un inicio y un final. Creo que nadie duda del final, pero debería estar igual de claro el inicio, lamentablemente parece que nos olvidamos del dato biológico, que está claramente explicado, y me interesa resaltarlo, el programa genético de la nueva persona existe desde el principio de la fecundación (todos fuimos al principio un cigoto y durante unos días fuimos embriones).

http://www.guadalajaradosmil.es/noticia.asp?ref=26674

Clonan ratones con la técnica de reprogramación de células adultas

La técnica de regeneración de células adultas para revertirlas a un estado similar al embrionario ha sido utilizada para la clonación de ratones. El hecho de que se trate de un proceso de clonación menos complicado que el utilizado en el caso de la oveja Dolly, el primer mamífero clonado, podría llevar a aplicar este mismo sistema a la clonación de seres humanos, sin fines ya terapéuticos sino con el objetivo de generar «bebés de diseño».
Esto último es lo que advierte el científico norteamericano Robert Lanza, que ayer desvelaba en una información publicada por el diario británico «The Independent» que su equipo investigador de la compañía Advanced Cell Tecnology ha logrado clonar ratones con un método distinto al utilizado en el caso de la oveja Dolly.
El nuevo sistema se basa en la técnica anunciada el pasado mes de enero para reconvertir células madre adultas, por ejemplo obtenidas de tejidos como la piel, en un tipo de células madre de propiedades similares a las embrionarias. El gran interés científico de este avance es que el procedimiento aporta células de características iguales a las embrionarias, de gran potencial investigador, sin necesidad de destruir embriones, con lo que se salvan objeciones morales.
El trabajo desarrollado por el doctor Lanza ha consistido en introducir ese tipo de células, extraídas de la piel de un ratón adulto y luego reprogramadas, en embriones de ratón producidos por fecundación in vitro. Los resultados han sido en unos casos ratones parcialmente clonados y en otros clones completos de animal donante de la célula adulta.
Una técnica más simple
Se trata de una clonación menos compleja que la utilizada para la oveja Dolly y casos semejantes, en los que la información genética de una célula de la piel es introducida en un óvulo al que previamente se le ha extraído el ADN. Esto hace que la producción del embrión sea más laboriosa, mientras que en el método utilizado por la compañía Advanced Cell Tecnology el embrión ya viene dado y basta mezclar con sus células la procedente de la piel.
Este último procedimiento supone la posibilidad de generar descendencia de tres padres biológicos: el macho que aporta el esperma, la hembra que da el óvulo y un tercer ratón del que se ha extraído la célula de la piel y que es el que en algunos embriones imprime sus características genéticas.
Fuente: ABC 
Científicos de EE UU abren una vía para crear «bebes de diseño»
Han logrado clonar ratones humanos a partir de células de piel

Celia Maza
londres- Los «bebés de diseño» ya pueden existir. A pesar de que distintos sectores de la sociedad siempre han advertido de los dilemas morales que plantean los avances científicos, ahora son los propios investigadores los que temen que algún día los embriones puedan ser utilizados en un intento de conseguir el «bebé Einstein». Desde luego, la técnica ya existe. Robert Lanza, el responsable científico de la empresa americana Advance Cell Technology, pionera en la reprogramación celular, ha clonado, por primera vez, ratones a partir de células de la piel. El experto asegura que la técnica utilizada no presenta apenas efectos secundarios y, a diferencia de la empleada con la oveja Dolly, ésta resulta «tan simple» que no descarta que alguien la quiera utilizar en humanos.
El proceso consiste en dos fases. La primera es reprogramar células de la piel para que éstas vuelvan a su estado embrionario. La segunda, implantarlas en un embrión. A diferencia de la técnica utilizada con la oveja Dolly, no se extrae el material genético de un óvulo. La técnica de Lanza, hasta ahora, siempre había sido utilizada con fines terapéuticos. De hecho, cuando el año pasado se emplearon por primera vez células humanas, el proceso fue elogiado por la Iglesia católica y el presidente de EE UU, George Bush, al no crear ni destruir embriones. Sin embargo, según el propio científico, «el logro podría convertirse ahora en la peor de las pesadillas». «Aunque la tecnología de la clonación con fines reproductivos en el hombre no existe, con este avance, joven o viejo, estéril o no, heterosexual u homosexual, en definitiva, todo el que quiera podría tener un hijo utilizando sólo las células de la piel», manifestó al rotativo «The Independent».
De momento, el estudio con ratones ha tenido éxito. El experto recalcó que, pese a que algunos ratones fueron clonados «de forma parcial», otros fueron «clones completos» de los donantes de piel. Según los científicos, la técnica es tan eficiente que, a diferencia de la utilizada con Dolly, ésta se convierte en aceptable para el uso humano. «En este momento no hay leyes o reglamentos para este tipo de cosas y lo paradójico es que la Iglesia católica y otros sectores opositores piensan que es un logro cuando, en realidad, podría convertirse en una pesadilla», matizó el experto. «Tan sólo con conseguir células de la piel, el niño podría ser un clon de Albert Einstein, por ejemplo», añadió.

Fuente: La Razón

Expertos en bioética piden una moratoria de cinco años para clonación de embriones

El II Congreso de Bioética de la UR se clausuró ayer con una serie de propuestas en relación al estudio de células madre

13.04.08 – G. MARTÍN

El II Congreso de Bioética de la Universidad de La Rioja (UR), titulado ‘Presente y futuro en la investigación con células troncales: su utilización en terapia regenerativa’, se clausuró ayer con una apuesta clara por los trabajos con células madre adultas y la reprogramación celular, al margen de la manipulación de embriones.

En concreto, los expertos reunidos en el congreso propusieron, entre otras cuestiones, «una moratoria de cinco años para los experimentos de clonación de embriones», afirmó el coordinador del evento y profesor de la UR, Roberto Germán. Asimismo, proponen mantener las líneas existentes en investigación con embriones pero no abrir ninguna vía nueva en cinco años y que los recursos públicos se destinen a los trabajos con células madre adultas y a la reprogramación celular.

Y es que, tal y como explicó Germán, una de las principales conclusiones del congreso ha sido que «las evidencias científicas disponibles determinan que las células embrionarias no son aptas para la aplicación terapéutica, ya que no se ha registrado ningún ensayo de estas características, frente a los más de 1.800 que existen sobre células madre adultas». El debate ético, sin embargo, es muy polémico en el primer caso e inexistente en el segundo, ya que en este tipo de trabajos no se manipulan embriones humanos.

Los expertos también sugieren la creación de una comisión independiente y plural que analice las investigaciones de medicina regenerativa y que, sobre sus conclusiones, «se reabra el debate dentro de cinco años», explicó.

120 personas

Desde el pasado jueves, el Congreso ha ofrecido una serie de ponencias de los ámbitos médicos, jurídicos y éticos de la investigación con células troncales, en las que se han acreditado 120 personas. Ayer, se departió sobre la regeneración celular en la medicina deportiva y el Centro de Investigación Biomédico riojano.

Fuente: El Correo

Presionan por embriones híbridos

 

Embrión

Los embriones híbridos son creados fusionando óvulos animales con genes humanos.

Más de 200 orgenizaciones de beneficencia del Reino Unido enviaron cartas a todos los miembros del Parlamento, instándolos a apoyar la controversial ley que permitiría la creación de embriones híbridos fusionando células humanas con óvulos animales.

El primer ministro, Gordon Brown, afronta la oposición de clérigos católicos y de parlamentarios de su propio Partido Laborista.

La carta, escrita por la Asociación de Organizaciones de Beneficencia para la Investigación Médica dice que, a pesar de que hay problemas éticos en permitir a los científicos crear embriones que combinan ADN humano y células animales con el fin de ser usados para la investigación, el hallazgo ofrece “beneficios considerables” para pacientes futuros.

 

 

Lea: Aprueban la clonación de “híbridos”

La carta continúa diciendo que las organizaciones creen que existe un apoyo público considerable respecto a la creación de embriones híbridos.

Opiniones divididas

El secretario de Salud, Alan Johnson, dijo que se alcanzará un “acuerdo” con los parlamentarios laboristas que se oponen a partes del proyecto de ley “Fertilización y Embriología Humana”.

Cardenal Cormac Murphy-O'Connor

El cardenal Murphy-O’Connor pidió a los legisladores votar de acuerdo a sus convicciones.

Prominentes clérigos católicos pidieron a todos los miembros del Parlamento que voten libremente.

El cardenal Cormac Murphy-O’Connor, líder de la Iglesia Católica Romana en Inglaterra y Gales, indicó que los parlamentarios deberían votar de acuerdo a sus convicciones.

Por su parte, el gobierno británico asegura que los beneficios médicos de los embriones híbridos podrían aliviar el sufrimiento de millones de personas.

Óvulos de vaca

Los embriones son creados combinando óvulos de vaca con núcleos de células humanas. Posteriormente, el embrión se desarrollará en el laboratorio durante algunos días y allí será cultivado para la obtención de células madre que se usarán para la investigación.

Gordon Brown

Gordon Brown tiene la presión de sus propios parlamentarios laboristas.

El proyecto legislativo surge en respuesta a la falta de disponibilidad de óvulos humanos para investigación.

“Para personas que sufren del mal de Parkinson y de enfermedades de la neurona motora, ésta no es una cuestión común acerca del procedimiento de la Cámara de los Comunes”, declaró Johnson a BBC News 24.

“Éste es un asunto sobre si podemos encontrar las drogas que pueden curar sus enfermedades. Ese es el centro de la cuestión”.

El proyecto fue presentado en la Cámara de los Comunes en febrero y, a pesar de que no se fijó una fecha para su aprobación, es considerado una pieza clave dentro de la agenda legislativa del gobierno.

Fuente: BBC