‘El médico enfermo’ da el salto a la gran pantalla

El cine entra de lleno en el congreso que acoge a los facultativos de atención primaria en Oviedo y el profesional se hace un hueco en las pantallas. La Fundación SEMG-Solidaria preestrena hoy el documental El médico enfermo, la última producción de José Manuel Solla, en la que se narra la vida de cinco profesionales que padecen o han padecido cáncer de mama, cardiopatía isquémica, burnout, enfermedades degenerativas y adicciones.

A.S.L. – Jueves, 18 de Junio de 2009 – Actualizado a las 00:00h

Fundación Semg-Solidaria

Fundación Semg-SolidariaJosé Manuel Solla (Diario Médico)

El médico es persona, y por eso también enferma. Hoy se presenta en Oviedo el documental El médico enfermo, la última producción de José Manuel Solla, presidente de la Fundación SEMG-Solidaria. Con la sensibilidad de algo más que un aficionado, el que fuera presidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia presenta hoy un aperitivo de lo que será este largometraje. En él, cinco profesionales cuentan de primera mano cómo sufren o han sufrido las consecuencias de cinco patologías representativas: cáncer de mama, cardiopatía isquémica, burnout, enfermedad degenerativa y adicciones. Nada más completo que una enfermedad vista desde dentro por el que más entiende.

  • El conjunto busca suscitar, según Solla, «un debate constructivo sobre el propio sistema sanitario»

El hilo conductor del documental son las cinco entrevistas con imágenes poéticas de vídeo arte intercaladas. El conjunto busca suscitar, según Solla, «un debate constructivo sobre el propio sistema sanitario». De hecho, el preestreno tendrá lugar durante una mesa en la que participarán algunos de los médicos actores y en la que se contará también con la «inestimable participación de Albert Jovell», presidente del Foro Español de Pacientes.

Un ‘quemado’ en directo
Una de las historias que se narra en imágenes es la de Jesús Domínguez, médico de familia desde hace 24 años que ejerce en el centro de salud Almozara de Zaragoza. Él es el ejemplo de un paciente de burnout, y también de superación de un síndrome cada vez más extendido entre la profesión.

Después de quince años en un primer nivel con excesivas deficiencias, en el año 200o Domínguez asume que padece esta enfermedad laboral. Percibe, gracias a sus compañeros y a su familia, que está especialmente predispuesto a los conflictos y que tiene «la autoestima por los suelos». Tras lo que él llama «un consejo de guerra» de sus colegas, Domínguez se da de baja e inicia un periodo de introspección en el que se convierte en todo un experto en los desencadenantes y las salidas del síndrome del profesional quemado «que el sistema público ignora». En 2007 logra romper el cascarón. Implicarse en la lucha por la mejora de la atención primaria desde la Plataforma 10 minutos «me ayudó bastante». Además, mejorar su formación en comunicación con los pacientes fue un revulsivo para afrontar una nueva etapa profesional; por eso agradece también parte de su curación «al grupo de comunicación de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (Semfyc)». Sale del cascarón, «pero el entorno hostil y las circunstancias se mantienen». Ha superado esta enfermedad «para siempre, pero con un coste: casi ocho años de lucha armada convierte a un profesional responsable e implicado en la mejora de su centro de salud, en la docencia y la investigación, en un médico que ahora sólo se desgasta con cada uno de sus enfermos. Soy el principal paciente de mi cupo». Ya no hay darse más allá de lo exigido: es la consecuencia secundaria del burnout. Médicos cien por cien, pero para y por los pacientes, no por y para la Administración.

El cine, una ayuda para el médico y la sociedad

El documental que se preestrena hoy en la capital asturiana quiere ser un analgésico que ayude a los médicos de España y la sociedad. Estas son algunas de las propiedades curativas del cine de las que José Manuel Solla quiere servirse para enviar un mensaje de superación a sus espectadores. Con el lenguaje fluido de un médico de familia experimentado, el presidente de la Fundación SEMG-Solidaria muestra en imágenes «la peculiar manera que tienen los profesionales de afrontar las enfermedades»

Premios ‘Solla’

José Manuel Solla, productor de El médico enfermo, es un apasionado de la Medicina y de las cámaras de cine. Ya cosechó sus éxitos con Los anillos del alma, en la que se narran las desigualdades en salud de países desfavorecidos como Nicaragua, la niña de su teleobjetivo. Mientras termina el documental que presentará hoy en Oviedo, Solla aprovecha el tiempo para pensar el guión de Quemados, una iniciativa «a medio plazo en la que se cuenta la vida de niños quemados por dentro y por fuera». Además, el presidente de la Fundación SEMG-Solidaria tiene la ilusión de filmar la historia viva «y heroica» de la medicina rural española de los años 30 al 60.

http://www.diariomedico.com/congresos/semg-2009/medico-enfermo-da-salto-gran-pantalla