Begoña Román: «No es posible excluir los valores de la práctica clínica»

Begoña Román, profesora de Filosofía Teórica y Práctica de la Universidad de Barcelona, ha argumentado que «la práctica clínica siempre implica valores», una idea que contrarresta la visión de un determinado positivismo científico «que incide en que existe una clara separación entre hechos y valores, algo que no es posible».
Enrique Mezquita. Valencia 28/11/2008
Román, que ha participado en las IV Jornadas Nacionales de Comités de Ética Asistencial que concluyen hoy en la UIMP-Valencia, ha señalado que cualquier persona que realice una práctica clínica «delibera y toma decisiones que deben ser argumentadas». Por ello, «es mejor que lo haga desde una ética cívica, que será válida ante cualquier ciudadano del mundo y podrá ser defendida y argumentada ante un profesional que pueda discrepar. La Declaración de los Derechos Humanos puede ser una buena base para esa ética mundial».

Según Román, es necesario destacar que esa ética va más allá de los aspectos y las cuestiones meramente morales, ya que éstas «son productos culturales y quedan obsoletas». En su opinión, los nuevos poderes biotecnológicos generan nuevas preguntas, «y tenemos insuficiencias argumentativas ante formas antiguas de proceder, que sabemos que no son positivas». Por lo tanto, es necesario hacer una reflexión crítica sobre las costumbres y hábitos que tenemos.

La apelación a la ética «implica un nivel de conciencia maduro, ya que es necesario comprender que las morales quedan obsoletas y no tenemos autoridades morales compartidas, ya sean religiosas, políticas, etc». Por ello, es vital que quienes tienen mayor responsabilidsd en este ámbito tome las decisiones.

http://www.diariomedico.com/edicion/diario_medico/normativa/es/desarrollo/1187749.html