La anonimización, no tan importante para los pacientes

El hecho de que las muestras biológicas donadas para un estudio sean o no identificables, no tiene tanta trascendencia para los pacientes que participan en el estudio, según un estudio norteamericano.
G.S.S. 20/11/2008
Un estudio realizado en Estados Unidos ha tirado por tierra la percepción de que a los pacientes les es significativo que las muestras genéticas donadas para una investigación sean anonimizadas o identificables. Así lo recoge el informe, elaborado por varios especialistas e investigadores de universidades norteamericanas y que publica The American Journal of Bioethics. La anonimización es el proceso por el cual deja de ser posible establecer por medios razonables el nexo entre un dato y el sujeto al que se refiere y es aplicable también a la muestra biológica.

Pocos pacientes, consultados telefónicamente, expresaron preferencias entre la distinción de ambos procesos. Según el periódico norteamericano, los resultados de este estudio podrían cuestionar las políticas que obligan a anonimizar las muestras en determinadas investigaciones. El objetivo de la investigación fue examinar las actitudes y preferencias de los pacientes tras una investigación en lo que se refiere a su resultado final o al uso de las muestras anónimas o identificables.

Para realizarlo se entrevistaron a 1.193 pacientes provenientes de la medicina general, cirugía torácica o la oncología clínica de cinco centros médicos de Estados Unidos. La muestra de los encuestados representa a pacientes de centros médicos universitarios que han donado muestras para la investigación genética.

Pocas diferencias
Además, la encuesta no mostró grandes diferencias entre el interés que estos pacientes mostraron cuando ha finalizado una investigación. Así, el 72 por ciento de los pacientes que donaron muestras anónimas se interesaron por el resultado de la investigación en la que participaron, mientras que, cuando la muestra era identificable, el 81 por ciento de los pacientes mostraron interés. Además, sólo el 17 por ciento de los encuestados quiso conocer el escenario de la investigación con muestras identificables y no mostraron interés por el resultado de un estudio anonimizado.