Blanca Clavijo: «Las voluntades previas de los enfermos deben ser accesibles a todos los médicos»

Blanca Clavijo, presidenta de la Asociación Nacional de Alzheimer (AFALcontigo), ha solicitado un sistema nacional de publicidad de las voluntades anticipadas y ha criticado la confusión que impera en España.

Gonzalo de Santiago 21/07/2008

«Si otorgo el testamento vital en Cataluña se registra allí, y si sufro luego un accidente en Málaga nadie va a saber que otorgué mi voluntad. ¿De qué sirve hacer voluntades anticipadas ante notarios si luego el documento va a quedar guardado en un cajón y nadie lo va a ver?». Por ello, ha pedido que «los médicos tengan un registro nacional que puedan consultar para saber las últimas voluntades de los pacientes». Clavijo ha hecho esta petición en la presentación de la guía Evidencia Científica de enfermedad de Alzheimer, editada por la Organización Médica Colegial (OMC) y dirigida a los médicos de Atención Primaria.

Su objetivo es aportar al médico la evidencia científica para poder realizar una buena evaluación clínica y diagnóstica, así como conocer los tratamientos existentes.

El momento del diagnóstico es muy importante y por desgracia suelen pasar muchos meses desde los primeros síntomas hasta que se detecta la enfermedad. Por ello, «los pacientes pedimos a los médicos y, especialmente, al Sistema Nacional de Salud, que establezca los protocolos y mecanismos adecuados para que ese periodo se reduzca al máximo». Además, Clavijo criticó que los afectados por este tipo de demencia no puedan entrar acompañados en las consultas de especialistas y de urgencias», cuando su capacidad es muy vulnerable.

Profesional clave
Francisco Toquero, vicesecretario de la Organización Médica Colegial, cree que el médico de primaria es el profesional clave «para detectar los primeros síntomas de esta enfermedad y solucionar así muchos problemas que tendrá el enfermo y los familiares.

La información que queremos dar al médico es qué debe hacer una vez que ha diagnosticado la enfermedad» y ahí las voluntades anticipadas juegan un papel clave para determinar los tratamientos.

Además, «los enfermos deben contar con una protección jurídica especial porque no todos los afectados cuentan con el buen criterio de la familia que le tiene a su cargo». La guía tiene el valor añadido de incluir los aspectos bioéticos en el marco asistencial de esta enfermedad y de otras demencias. «El médico de Atención Primaria debe proporcionar una atención integral socio-sanitaria al enfermo de Alzheimer».

http://www.diariomedico.com/edicion/diario_medico/normativa/es/desarrollo/1147659.html