La eutanasia vuelve a ser motivo de debate

JANO.es y agencias · 07 Julio 2008 09:57

El ministro de Sanidad, Bernat Soria, declara que su regulación correspondería al ámbito de la Justicia y que necesitaría «un marco de reflexión más amplio»

El ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, aseguró que la regulación de la eutanasia, entendida como la participación activa del médico en la muerte de un paciente, es un asunto que «pertenece al ámbito de la Justicia» y que, por tanto, la creación de una regulación en este sentido necesitaría de «un marco de reflexión más amplio».

Durante la rueda de prensa de la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, tras el Consejo de Ministros del viernes, donde participó Soria, el titular de Sanidad recordó que su ministerio ya «se ha posicionado públicamente por la defensa de la dignidad en cualquier proceso vital, incluyendo la muerte».

El ministro pidió que se realizase un «uso adecuado de los términos» que permita «diferenciar lo que son cuidados paliativos» de lo que concierne a la regulación de la eutanasia en todas sus formas, y recordó que, como ministro de Sanidad, su obligación y lo que está en su programa de trabajo es esforzarse «por que las prestaciones sanitarias asociadas a cualquier proceso se presten en las mejores condiciones de calidad, confidencialidad, respeto a la intimidad del paciente y seguridad jurídica de los profesionales».

Sociedad Internacional de Bioética
El presidente del Comité Científico de la Sociedad Internacional de Bioética (SIBI) y miembro del Comité de Bioética de España, Marcelo Palacios, confió en que, en un futuro próximo, la eutanasia y el suicidio asistido «se legalicen en España y no se penalice a los profesionales o cooperadores que ejecutan las acciones pertinentes» para acabar con la vida del paciente que lo reclama.

Palacios diferenció «la eutanasia del suicidio asistido», ya que mientras que la primera consiste en «ayudar a morir sin sufrimiento a un enfermo terminal que lo ha solicitado reiteradamente y de manera consciente y madura», el suicidio asistido no se refiere a pacientes terminales, sino a personas que debido a una enfermedad o lesión se encuentran en condiciones de dependencia que les hacen considerar «la vida mucho menos preferible que la muerte», según afirmó en declaraciones a Europa Press.

En este sentido, consideró que en una «sociedad madura» como la española se «debe dejar morir a las personas según sus propias convicciones», ya que «la muerte es una parte de la vida» y, «si se aboga por que en la vida haya dignidad, también la tiene que haber en la muerte».

Palacios apuntó que la reciente aprobación y regulación de los testamentos vitales, en los que cada ciudadano deja escrito qué tratamiento médico desea recibir si sufre una enfermedad que no le permita comunicarlo personalmente, es un «paso importante». Además, esta medida «estimula el debate social», afirmó.

Asociación Federal Derecho a Morir Dignamente
Por su parte, la Asociación Federal Derecho a Morir Dignamente señaló que «no hay valentía política» para regular la eutanasia ni una ley de plazos para el aborto, a la vez que aseguró que cualquier propuesta de debate sobre estos temas en el 37 Congreso Federal del PSOE –celebrado este fin de semana- sería rechazada, ya que «no tiene ningún interés de sacar ninguna enmienda adelante».

Además, a juicio de su interlocutor, César Caballero, la posición actual del PSOE «es muchísimo más conservadora en temas sociales que la anterior». Por lo tanto, «el tema de la eutanasia en el Congreso del PSOE es sólo humo».

Asimismo, aseguró que la enmienda no seguirá adelante porque, «aunque el 80% de las bases la quieran presentar, otra cosa es lo que quieren lo dirigentes, que las va a echar todas abajo». «La gente puede estar a favor de la despenalización y de tener instrumentos para que una vez llegada la muerte pueda hacerlo de la mejor de las maneras, pero los políticos no quieran hablar de ninguna manera», afirmó.

No obstante, Caballero cree que, «posiblemente, será el PSOE el que apruebe la eutanasia», pero apuntó que «no será este PSOE».

Asociación del Defensor del Paciente
Finalmente, la presidenta de la Asociación del Defensor del Paciente, Carmen Flores, aseguró que la propuesta que debatió el PSOE en su Congreso, de garantizar cuidados paliativos de alta calidad es «un abuso de poder», ya que si no hay un «consenso ciudadano» sobre esta cuestión, resultaría una «forma dictatorial de hacer las cosas».

Según expuso Carmen Flores en declaraciones a Europa Press Televisión, este Gobierno que «presume de ser un Gobierno de todos», debería contar con todos a la hora de tratar cuestiones tan sensibles como las relacionadas con la eutanasia.

«Este es un debate que debe estar más en el ciudadano que en el propio Parlamento. Se debería debatir con un referéndum donde la gente dijera si le parece bien lo que el Gobierno está haciendo de forma unilateral», puntualizó.

Respecto a la cuestión de la eutanasia, Flores sugirió como solución el establecimiento de un documento de consentimiento del paciente en todas las historias clínicas, puesto que «una muerte digna es la que una persona decide tener».

En el caso de que un enfermo no estuviese capacitado para dar esta aprobación y no tuviese familiares, la opción sería que fuese un juez quien decidiera.

En cuanto a la experiencia con respecto a la eutanasia en comunidades autónomas como Andalucía, Carmen Flores afirmó que «allí se ha hecho un Decreto Ley que decide sobre la vida del paciente» y alegó que su asociación ya ha protestado en los mismos términos que lo hará con la propuesta del PSOE.

Por último, con respecto a los intereses económicos que estas propuestas puedan tener, dado el «alto coste» que supone para el sistema sanitario la asistencia a un paciente terminal, Flores consideró que sería «muy triste» que el argumento de «ahorrar dinero» se antepusiera a la vida de las personas.

http://www.jano.es/jano/actualidad/ultimas/noticias/janoes/agencias/eutanasia/vuelve/motivo/debate/_f-11+iditem-3243+idtabla-1