Archivo por meses: mayo 2009

Deber de informar en el aborto

El autor recuerda los estudios poblacionales que se han publicado sobre los efectos del aborto en las mujeres. Hace un llamamiento a los médicos para que informen a las gestantes sobre estos riesgos de la intervención y las alternativas a la interrupción del embarazo.

José Jara. Presidente de la Asociación de Bioética de la Comunidad de Madrid – Viernes, 22 de Mayo de 2009 – Actualizado a las 00:00h.

Aunque quizás parezca que ya está dicho todo en el debate sobre el aborto y que las decisiones están prefijadas prácticamente de manera inamovible, lo cierto es que aún queda mucho por hacer si queremos disminuir la creciente tasa de abortos de nuestro país, tal como recomienda la OMS en su propuesta de Enfoque estratégico para fortalecer políticas y programas de salud sexual y reproductiva 2008.

  • Llama poderosamente la atención que aún no existan documentos de consentimiento informado avalados por la SEGO para las diferentes técnicas de aborto realizadas en nuestro país

Para ello, quizás deberíamos partir de una mayor sensibilización hacia el drama que supone para cualquier mujer el hecho de abortar. En un estudio longitudinal publicado en 2008 en la revista British Journal of Psychiatry, la incidencia de alteraciones mentales a largo plazo en mujeres que habían abortado fue un 30 por ciento superior frente a mujeres que llevaron adelante su embarazo. Teniendo en cuenta los datos sobre las características sociosanitarias que envuelven a estas mujeres, también reflejadas en los datos de nuestro propio Ministerio de Sanidad, podemos deducir que la decisión de abortar, en no pocos casos, está condicionada por una enormidad de factores externos: miedo a ser abandonadas por su pareja, soledad y falta de apoyos, situaciones económicas insostenibles, pánico por perder posibilidades de trabajo, aunque éste sea precario, y en algunos casos, hasta auténticas coacciones familiares. La detección de estos condicionantes no puede ser considerada como algo ajeno a la práctica clínica, ya que estamos hablando de un problema de salud que requiere de un abordaje específico.

La banalización del hecho de abortar, reduciéndolo a una simple cirugía electiva sin riesgos, parece obedecer más a la ignorancia que a la realidad sobre las posibles secuelas que esta decisión puede conllevar a la mujer a corto, medio o largo plazo. Por eso, no parece superfluo recordar que existen amplios estudios poblacionales que desmienten la inocuidad de este procedimiento. Una revisión de los registros médicos de 56.741 pacientes californianas de Medicaid reveló en 2003 que las mujeres que abortan tienen un 160 por ciento más probabilidades de ser hospitalizadas por tratamientos psiquiátricos en los primeros 90 días después del aborto que las mujeres que dan a luz. Las tasas de tratamiento psiquiátrico permanecieron significativamente más altas durante al menos cuatro años. Estos datos han sido pormenorizados en otros estudios sobre muestras poblacionales representativas, publicados en 2008 y 2009 y, aunque sus resultados no sean bien recibidos por algunos, lo cierto es que obligan a reconsiderar el deber de informar.

  • No se entiende bien que el anteproyecto no haya contado en el comité de expertos con ninguna representación de la OMC y de las asociaciones médicas involucradas en este problema

En concreto, en el caso de las consultas de adolescentes, un estudio representativo publicado recientemente en el Journal of Youth & Adolescence (2006) ha revelado que las adolescentes que abortan por embarazos imprevistos o no deseados tienen cinco veces más probabilidades de buscar ayuda por problemas psicológicos o emocionales con posterioridad, comparadas con sus equivalentes que llevaron a término embarazos no deseados, incluso después de tener en cuenta la historia de salud mental previa, las situaciones familiares y otros factores que pudieran influir en su evolución. Las adolescentes que abortaron eran tres veces más propensas a padecer problemas del sueño y tenían nueve veces más probabilidades de consumir marihuana.

Este tipo de secuelas psicológicas justificaría, tal como refleja también otro artículo de 2006 publicado en el Journal of Medical Ethics, que las mujeres que están considerando someterse a una operación quirúrgica como el aborto manifiesten que toda información sobre riesgos físicos o psíquicos es muy relevante para tomar una decisión. En este nuevo estudio, un 95 por ciento de las pacientes deseaban ser informadas de todos los riesgos estadísticamente asociados a una intervención, incluso si la conexión causa-efecto entre intervención y riesgo no había sido plenamente establecida. (Este hallazgo es especialmente relevante para los practicantes de abortos que aseveran que sin pruebas de que el aborto causa directamente secuelas mentales, las mujeres preferirían que no se les dé esa información “preocupante” e “innecesaria”).

Consentimientos específicos
Por otra parte, el deber de informar sobre riesgos posibles de las técnicas quirúrgicas ha sido recogido en sentencia del Tribunal Supremo, concluyendo que su incumplimiento puede generar en sí mismo daño moral, ya que “podría existir dicho perjuicio en el supuesto de que se haya lesionado el poder de la persona de autodeterminarse, lo que a su vez vulnera su dignidad”. Por eso, llama poderosamente la atención que aún no existan documentos de consentimiento informado avalados por la SEGO para las diferentes técnicas de aborto realizadas en nuestro país (aspiración, dilatación, legrado, inyección de oxitocina, inyección intramniótica, histerotomía y las técnicas de aborto por nacimiento parcial encubiertas eufemísticamente en el informe del Ministerio de Sanidad para las gestaciones de más de 21 semanas bajo el epígrafe de “otros métodos”). Estos documentos deberían incluir, al menos, una descripción de la técnica abortiva, tal como prevé el propio anteproyecto de ley de la interrupción voluntaria del embarazo (artículo 17), en relación al estado de desarrollo en el que se encuentre el embrión o feto que va a ser abortado, y deberían ser facilitados, de modo aséptico e imparcial, en la sanidad pública, evitando así la entrada de otros intereses en juego.

Por todo ello, no se entiende bien que el anteproyecto de legislación no haya contado en el comité de expertos que ha contribuido a su redacción con ninguna representación institucional por parte de la Organización Médica Colegial o de las diferentes asociaciones médicas más involucradas en la atención a este problema. Sin embargo, somos los médicos los más inmediatos receptores de estas consultas. Por ello, es lógico que nos sintamos interpelados en primer lugar sobre cómo se puede reducir el número de personas que recurren al aborto, de acuerdo al plan estratégico de la OMS sobre este tema.

La buena praxis debería llevar a no desentenderse de la situación que rodea a estas mujeres y a recordar que el concepto de atención sanitaria basada en el sistema biopsicosocial también rige para estos casos. Un buen protocolo de entrevista clínica, enfatizando aspectos de empatía, respeto y eficacia en la comunicación, podría ser el recogido en la web www.abortoinformacionmedica.es, auspiciada por la Asociación de Bioética de Madrid y fácilmente asequible gracias a la informatización de las consultas de primaria. En esta herramienta de trabajo sin sesgos ideológicos se dispone también de links de conexión a redes de ayuda social de toda la geografía nacional para responder a las necesidades específicas detectadas. Lo que nunca podrá defenderse como éticamente admisible será la actitud de inhibirse derivando a estas mujeres a otros profesionales, negándoles la información disponible sobre su estado de gestación, posibles secuelas de la cirugía o alternativas de recursos.

http://www.diariomedico.com/2009/05/22/area-profesional/normativa/deber-informar-aborto

 

María Dolores Vilacoro: “El paciente necesita afecto y ser escuchado”

 El cuidado de sus ocho hijos le impidió sacar el tiempo necesario para estudiar medicina, pero se ha dedicado a ella desde otro punto de vista complementario: el de la bioética.

Marta Esteban – Jueves, 21 de Mayo de 2009 – Actualizado a las 00:00h.

María Dolores Vilacoro

 

El nombre de María Dolores Vilacoro siempre ha estado ligado a la bioética y a los derechos humanos. Directora de la Cátedra de Bioética de la Unesco y vocal del Comité Director de Bioética del Consejo de Europa, Vilacoro aborda la visión de este área desde dos puntos de vista: el del derecho y el de la medicina.

¿A quién interesa más la bioética, a médicos o a juristas?

-Ante los avances biotecnológicos y científicos, los profesionales de la sanidad se plantean la aplicación de la bioética a los seres humanos.

  • A veces se confunde lo que es la ley con lo que es lícito moralmente. Las normas enarbolan banderas de falsa libertad y eso confunde a la sociedad.

Los juristas se encuentran con las consecuencias derivadas de la adecuada aplicación o no de la lex artis y se preguntan si las leyes se ajustan a la naturaleza de las realidades que regulan.

Tiene hijos que han cursado la carrera de Medicina. ¿Alguna vez le hubiera gustado cambiar su visión jurídica de la sanidad por un punto de vista puramente clínico?

  • El Derecho y la Filosofía me han ayudado a saber que las leyes, para ser verdaderas, deben adecuarse a la naturaleza de las cosas

-Me hubiera gustado estudiar Medicina, pero con 8 hijos y mi trabajo era difícil sacar tiempo para las prácticas. Por eso me decanté por el Derecho y más tarde por la Filosofía.

Ambas disciplinas me enseñaron a pensar con rigor, usar con precisión el lenguaje y saber que las leyes, para ser verdaderas, deben adecuarse a la naturaleza de las cosas. Pude estudiar ayudante técnico sanitario, que me ha sido muy útil para comprender la parte científica de la Bioética.

¿Qué inquietudes le transmiten sus hijos médicos?

-Que tenemos grandes profesionales que sólo buscan el bien del enfermo, pero la masificación de la sanidad en España impide proporcionarle una parte importante de la terapia: el afecto de una palmadita, la sonrisa de complicidad, la comprensión, la escucha de una lejana historia familiar, etcétera.

Desde su experiencia como directora de la cátedra de la Unesco, ¿en qué cree que ha cambiado la bioética en los últimos años?

-En cuanto a la estrategia no ha cambiado nada. Es el campo de juego de dos visiones contrapuestas del ser humano. Para el materialista, el hombre es fruto del azar; una forma más de movimiento de la materia, y el valor del individuo está subordinado al grupo, al partido, al Estado, a la ciencia.

Para otros, el hombre tiene dignidad, que es el máximo valor que se puede predicar de un ser, y las instituciones están a su servicio para que se realice plenamente como persona.

¿Qué mecanismos deben ponerse en marcha para que ocupe el papel principal que le corresponde?

-Ante todo, informar, y si pensamos con rigor veremos cómo muchas prácticas se descartan por reducción al absurdo. Por ejemplo, la ley de plazos.

Si el límite para abortar lo pone el legislador, ¿por qué no esperar a que el niño haya nacido para constatar sus deficiencias y evitar errores y eliminarlo a los dos o tres años si su desarrollo no es normal?

¿Se ha deshumanizado la sociedad y los poderes públicos?

-Los poderes públicos hacen las leyes, que tienen un efecto docente.

A veces se confunde lo que la ley permite con lo que es lícito moralmente. Hoy las leyes legalizan conductas, atribuyen derechos y enarbolan banderas de falsa libertad, que en realidad esclavizan al hombre. La sociedad se encuentra confundida.

Como madre de 8 hijos y abuela de 18 nietos, ¿qué opinión le merece la posibilidad de que las adolescentes puedan abortar sin consentimiento?

-Desde el sentido común considero que es un monumento a la irresponsabilidad que anima a la niña a no ser consecuente con sus actos: crea hostilidad en el santuario de la familia, y con la mayor frivolidad se deshace uno de un ser humano porque no está en sus planes.

Se rompe así el vínculo más profundo y sagrado que es el que une a la madre con el hijo.

http://www.diariomedico.com/2009/05/21/area-profesional/entorno/paciente-necesita-afecto-escuchado

 

Es necesario que la información se cuide por y para el paciente

En el nuevo paradigma que parece acercarse cada vez más y que sitúa al paciente en el centro del sistema de salud, la información será un elemento clave, pero a su vez provocará ciertas tensiones que habrá que gestionar con precisión en temas como la seguridad de los datos.

Rosalía Sierra. Pamplona – Viernes, 22 de Mayo de 2009 – Actualizado a las 00:00h.

Si algo ha cambiado respecto a la relación médico-paciente en los últimos años es el flujo de información: “Antes se registraba en un marco de secretismo y se utilizaba el complejo lenguaje médico para encriptarla; ahora se comparte y fluye”, ha dicho Nicolás García González, director médico de la Clínica Universidad de Navarra (CUN), durante el VI Foro sobre Protección de Datos de Salud que, bajo el lema La salud en red: un reto para la protección de datos, han organizado la Sociedad Española de Informática de la Salud (SEIS) y la entidad Navarra de Gestión para la Administración (NGA) en Pamplona.

  • Dentro del paradigma que sitúa al paciente como eje del sistema, con capacidad de manejo de sus datos, se incluye también la información clínica

Por tanto, dentro del paradigma que sitúa al paciente como eje del sistema se incluye también la información clínica: “Los datos son suyos y debe tener capacidad de manejarlos”, por lo que en la CUN “se los proporcionamos para que los puedan facilitar a quien deseen”. No obstante, para que esto sea posible es preciso ser rigurosos con la seguridad de la información en todos los frentes: “No basta con controlar los sistemas de información.

La batalla de la confidencialidad no se libra en la informática, sino en los pasillos, los controles de enfermería, los ascensores y los teléfonos; es responsabilidad de todos los profesionales, y para hacer las cosas bien la única herramienta con que contamos hasta ahora es la formación”.

Proyecto HCCC
En la misma línea de situar al paciente como protagonista y abogar por la transparencia se sitúa el proyecto de Historia Clínica Compartida de Cataluña (HCCC), que permite a los usuarios “ejercer su derecho de acceso, rectificación y oposición sobre sus datos”, ha explicado Ana García Martínez, responsable del Programa de Seguridad de la Información del Departamento de Salud catalán.

  • Según Nicolás García González, la batalla de la confidencialidad no se libra en la informática, sino en los pasillos, los controles de enfermería…

La HCCC incluye sólo los datos que, por su relevancia, hay que compartir entre los distintos centros de la red, aunque los pacientes pueden decidir si quieren que sean accesibles desde centros distintos al suyo. Esta información incluye informes de alta, pruebas analíticas y, en general, “documentos de cierre de proceso a los que ya ha tenido acceso el paciente”. De este modo se preserva también, a juicio de García Martínez, la confidencialidad de la información médica subjetiva.

Por el momento, el Departamento de Salud de Cataluña ha habilitado unos plazos máximos de un mes para el acceso a la información y de diez días para rectificación y oposición. Sin embargo, está previsto que se habilite el control de los datos en internet, “siempre con las garantías de seguridad necesarias”.

Acceso en el Sescam
El acceso a la historia clínica electrónica (HCE) vía web es, precisamente, una de las líneas de trabajo hacia las que avanza el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), aunque aún no hay un proyecto concreto. “Hemos hecho mucho en los siete años que han pasado desde las transferencias, y una de las ventajas de avanzar tanto en tan poco tiempo es que la protección de toda la información que íbamos generando se desarrollaba al mismo tiempo que la propia información”, explica Jesús Fernández Sanz, gerente del Hospital General de Ciudad Real.

Este centro, pionero en el Sescam en lo que respecta a sistemas de información, ha puesto en marcha nueve Estrategias de Mejora 2008-2010, siendo la primera, precisamente, el desarrollo tecnológico.

“Se está trabajando en cuatro dimensiones: gestión de la documentación e información clínica; mejora de los procesos referidos a estos elementos para fomentar la relación con el paciente y la de éste con sus datos; extensión de la información en red para mejorar las actuaciones entre centros, y búsqueda de la mejora de los procesos”. En este sentido, Fernández Sanz ha avanzado que “estamos cambiando el modelo de HCE: de gestionar episodios pasará a organizarse por procesos clínicos”.

No todo es tecnología

La gestión de la protección de datos suele poner el acento en el refuerzo de los sistemas de información, pero “no es a éstos a los que hay que proteger sino a la información en sí”, considera Juan Miguel Signes, responsable de la Unidad de Seguridad y Organización del Area de Informática de la Agencia Valenciana de Salud. En su opinión, centrarse en la informática es un error porque “asigna la responsabilidad a departamentos técnicos cuando debería recaer sobre la alta dirección e implicar a todos los gestores”. Esta implicación incluirá el compromiso de llevar un control riguroso de la seguridad y de las contrataciones de entidades externas para la gestión de datos, dado que “la seguridad de la información es un componente indispensable de la calidad, y para mejorar es preciso poder medir”.

http://www.diariomedico.com/2009/05/22/area-profesional/gestion/necesario-informacion-cuide-paciente

 

Nuevos dilemas éticos: la otra contribución de la gripe A

A ha obligado a los Estados a tomar medidas para proteger a los ciudadanos. Pero cuando la alarma social ceda deberán decidir cuántos recursos es lícito emplear para luchar contra esta enfermedad, teniendo en cuenta que existen otras más dañinas para el ser humano.

G.S.S. – Jueves, 21 de Mayo de 2009 – Actualizado a las 00:00h.

Además, deben resolverse cuestiones como si es obligatorio que la gente se vacune o qué hacer con los médicos que no sigan las indicaciones higiénicas.

Cuando el pánico social generado alrededor de la gripe A H1N1 disminuya, los Estados tendrán que afrontar una nueva crisis que tiene que ver con ciertas cuestiones éticas que rodean al virus. Por ejemplo, ¿se puede obligar a la gente a vacunarse?, se pregunta Arthur Caplan, director del Centro de Bioética de la Universidad de Pennsylvania, en The American Journal of Bioethics.

Además, ¿qué haremos con aquellos médicos y enfermeros que no siguen indicaciones higiénicas como lavarse las manos? ¿Les despedimos? Estos son algunos de los problemas que tendrán que ser resueltos, según Caplan.

El especialista cree que estas y otras cuestiones sobre la llamada gripe porcina serán debatidas en los próximos días.

Entre los retos que plantea el futuro se encuentra la distribución de la vacuna, que, en su opinión, será una realidad en los próximos meses. El bioético se pregunta quién hará uso de esta vacuna cuando esté disponible, dado que no habrá dosis suficientes para todos.

¿Cómo será racionada? ¿Por qué no ponemos más esfuerzos en la gripe común, que mata a muchas más personas? Al respecto, argumenta que medio millón de personas mueren en todo el mundo por esta gripe común cada año.

Papel de los medios

Caplan analiza también en su artículo el papel de los medios de comunicación. “Se volvieron locos al principio con titulares como La muerte está llegando a tu vecindario, pero una vez que se calmaron unos días después, han hecho un buen papel informando al público sobre la necesidad de lavarse las manos y permanecer en casa cuando se sientan mal”.

Por su parte, Rabbi Claudio Kogan, director de educación de The Anshe Emeth Memorial Temple, considera que es importante reflexionar sobre estas cuestiones “para poder vivir en un mundo más justo”.

http://www.diariomedico.com/2009/05/21/area-profesional/normativa/nuevos-dilemas-eticos-otra-contribucion-gripe-a

Asturias ve imposible conciliar la ley del aborto con la objeción

La presidenta del Colegio de Médicos de Asturias, Carmen Rodríguez, considera inviable que los hospitales de la red pública asturiana ofrezcan la prestación de la interrupción voluntaria del embarazo, ya que “todos los médicos objetan a dicha práctica”.

Europa Press Gijón – Jueves, 21 de Mayo de 2009 – Actualizado a las 00:00h.

Todos los derechos reservados. Los contenidos totales o parciales de este WEBSITE no podrán ser reproducidos, distribuidos, comunicados públicamente en forma alguna ni almacenados sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora Recoletos Medios Digitales.

Recoletos expresamente prohibe el acceso a los contenidos de DIARIO MEDICO a través de sistemas robot o cualquier otro sistema mecanizado que no se corresponda con el acceso personal de usuarios a sus páginas. El acceso a los contenidos de DIARIO MEDICO por medio de sistemas robot o mecanizados ocasiona a Recoletos y a DIARIO MEDICO importantes daños en la medición de sus audiencias, por lo que la sociedad editora perseguirá las conductas realizadas en vulneración de lo dispuesto en el presente apartado.

En caso de que esté interesado en reproducir, distribuir, comunicar, almacenar o utilizar en cualquier forma los contenidos de DIARIO MEDICO, dirija su petición a propiedadintelectual@recoletos.es con el fin de poder gestionar la autorización necesaria.

La información que figura en esta página web, está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que requiere una formación especializada para su correcta interpretación. S.V.P. nº 712-L-CM concedida por la Comunidad de Madrid,autoridad competente en la materia, el 10 de junio de 1997.

En relación con el anteproyecto de Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, Rodríguez ha dicho que “todos los médicos del Servicio de Salud del Principado se acogieron a la objeción de conciencia”, recordando que “actualmente en los hospitales públicos no se practican abortos”.

Difícil conciliación
Por ello, cree que en Asturias difícilmente se podrá conjugar el derecho de las mujeres a la interrupción voluntaria del embarazo con la objeción de conciencia -tanto moral como ética- de los profesionales. “La formación médica se dirige a dar vida y salud, y por encima del derecho de la paciente está el derecho a la vida del niño”.

La presidenta del colegio de médicos asturiano ha aclarado que ningún colegio obliga a los facultativos a objetar, “sino que se trata de una decisión que los profesionales toman según su propia conciencia”. Por otro lado, considera un error y una medida irracional fijar en los 16 años la edad legal para abortar sin consentimiento paterno.

http://www.diariomedico.com/2009/05/21/area-profesional/normativa/asturias-imposible-conciliar-ley-aborto-objecion

Cuando existe negligencia es irrelevante el consentimiento

El Juzgado de Primera Instancia número 9 de La Coruña ha estimado el recurso de una paciente que le quedó una cicatriz tras una operación de cirugía con láser. El juzgado argumenta que cuando existe una negligencia es irrelevante que la paciente fuera informada.

Gonzalo de Santiago – Viernes, 22 de Mayo de 2009 – Actualizado a las 00:00h.

La negligencia médica genera responsabilidad por sí misma, se haya prestado o no consentimiento informado (CI), por lo tanto, si hay mala praxis es irrelevante que se haya informado al paciente. Así lo ha argumentado el Juzgado de Primera Instancia número 9 de La Coruña, que ha obligado a un centro de cirugía estética a indemnizar con 27.756 euros a una paciente que se sometió a un tratamiento de cirugía con láser.
  • La sentencia señala que la intervención para retirar la cicatriz no estaba aconsejada, por ser muy elevado el riesgo de recidiva y agravamiento

En concreto, a la demandante se le aplicó un tratamiento con láser CO2 el 9 de mayo de 2003. Tres días después se le dio una nueva sesión y curas, pero la herida profundizó hasta convertirse en un segundo grado profundo. Además, poco después se manifestó una reacción alérgica y ello le provocó una cicatriz quiloidea. Aunque los médicos le recomendaron la utilización de parches de silicona, le ha quedado una gran mancha alargada en el escote.

El fallo, que recoge las argumentaciones de Alfonso Iglesias, abogado de la parte demandante, se apoya en un informe pericial para determinar que existió negligencia por parte de la profesional que le atendió. El documento pericial pone de manifiesto que la paciente sufrió una lesión similar a una quemadura de segundo grado profundo o tercer grado que la dejó sin dermis y epidermis por abrasión total, “consecuencia de haber empleado un láser CO2 o un láser Erbium-Yag”.

Según el especialista, ambos aparatos son equipos de alto riesgo en la zona preesternal, “que es un área de escasez de anejos cutáneos y de riesgo para el desarrollo de cicatrices quiloideas o hipertróficas”. Por ello, la intervención para retirar la cicatriz que le ha quedado no se recomienda por ser muy elevado el riesgo de recidiva y de agravamiento, además de que el proceso de curación es largo”. Dado que condena por mala praxis, la sentencia no tiene en cuenta que en el documento de consentimiento informado constaba el tipo de láser que se aplicó, métodos alternativos como la cirugía y la información de que la cicatrización y los efectos secundarios indeseables dependen de cada persona.

Indemnización concedida
Por lo que respecta a la cuantía indemnizatoria, el juzgado tiene en cuenta que la afectada ha estado con necesidad de atención médica durante un tiempo muy largo y que ha sufrido molestias, incomodidades y sufrimientos. A ello se suma que le ha quedado una cicatriz en una zona especialmente dada a exhibirse como es el escote y que, como consecuencia de la marca, no puede mostrarlo. Por ello, el juzgado no considera desproporcionada la cuantía pedida por la demandante.

http://www.diariomedico.com/2009/05/22/area-profesional/normativa/cuando-existe-negligencia-es-irrelevante-consentimiento

 

Científicos tildan a Bibiana Aído de «ignorante y carente de razón»

 

Científicos tildan a Bibiana Aído de «ignorante y carente de razón»
Miércoles, 20-05-09
Para Mónica López Barahona, doctora en Ciencias Químicas y directora de la Cátedra de Bioética Jérôme Lejeune, «las declaraciones de la ministra no obedecen al dato objetivo de la ciencia y su sola exposición la descalifica para cualquier discusión seria. Desde 1991, un estudio de la Universidad de Luisiana identificó y demostró una secuencia de genoma específicamente humano, conocida como secuencia ALU. Es la que, por ejemplo, se utiliza en medicina forense para determinar si la sangre es humana o no». «El cigoto -prosigue- es una célula y su genoma tiene esa misma secuencia ALU. Luego es fácilmente deducible que si el cigoto ya es un ser vivo, correcto como dice la ministra, es, además, específicamente un ser humano, lo que ella niega. Pero da igual que hablemos del cigoto, que el feto tenga 13 semanas, 22 o que el niño haya sido bautizado. No es una cuestión de tiempo en todos los casos se trata de un ser humano».
«Un sinsentido»
Nicolás Jouve de la Barreda (Catedrático de Genética de la Universidad de Alcalá de Henares) entiende que Aído «carece de razón. Lo que ha manifestado es un sinsentido. Si hay algo claro para la Genética y la Biología, que son las ramas que domino, es que un feto de 13 semanas es un ser humano. Sino que la ministra nos diga lo que es. El problema de la ministra es que a ella le da igual lo que diga la ciencia. Le molesta la verdad. No le interesa oír lo que le dicen los científicos, luego aplica la ideología. Pero la ideología comienza donde acaba el conocimiento. Y el conocimiento es tozudo demuestra que cada vida humana es una vida única y singular, desde la concepción hasta la muerte, perteneciente a la especie Homo sapiens, sin saltos cualitativos. El embrión y el feto son biológicamente equiparables al recién nacido y al adulto, del que lo único que los diferencia es un factor temporal, porque el ser humano es el mismo y mantiene su identidad genética a lo largo de su vida. Se trata del mismo individuo, el mismo ser en un proceso continuo de desarrollo. Un ser, caracterizado por un «continuum» genético y por tanto biológico».
Para el portavoz de «Ginecólogos por el Derecho a Vivir», Luis Chivas «lo que ha dicho la ministra es de una ignorancia tan enorme y de una irresponsabilidad tan gigantesca que la descalifica de inmediato como inspiradora del anteproyecto de reforma de la ley del aborto. Por dignidad debería dimitir o ser inmediatamente cesada. A las 13 semanas, un feto es un ser humano perfectamente formado, con un aspecto absolutamente humano: tiene todos los órganos, se le notan las uñitas, tiene ojitos, se le ven los órganos sexuales, ya se sabe si es niño o niña, tiene sensibilidad al tacto… ¿Cómo puede afirmar que no es un ser humano y además decir que no existe base científica?».
A la ministra le quitan la razón hasta los lingüistas, aquellos que la reconvinieron cuando alumbró el término «miembra» y se quejó de no lo incluyeran en el diccionario de la Real Academia. Pues bien, el académico Gregorio Salvador recordó a Aído «que un feto es un ser humano desde el punto de vista etimológico, ya que es ser porque existe y humano al proceder del hombre y no del mono o del caballo». Y remachó que «desde el momento de la concepción, en que se unen el espermatozoide y el óvulo, el humano empieza a ser». Esto no quita para que cuando crezca se vuelva «inhumano».

Más de la mitad de los ciudadanos se muestra a favor de defender la vida

Más de la mitad de los estadounidenses está en contra del aborto, según una encuesta de la firma Gallup, que revela por primera vez desde hace catorce años que hay más ciudadanos a favor de las posiciones que defienden los grupos pro vida.

Europa Press Nueva York – Martes, 19 de Mayo de 2009 – Actualizado a las 00:00h.

El 51 por ciento de los encuestados se declara a favor de los grupos pro vida, frente al 42 por ciento que apoya a quienes defienden el derecho a decidir de las mujeres, según la encuesta, que fue realizada entre el 7 y el 10 de mayo, y con un margen de error del 3 por ciento.

Los resultados del estudio han sido publicados en medio de la fuerte polémica suscitada en la universidad católica más importante de Estados Unidos, donde el presidente, Barak Obama, ha pronunciado el discurso de graduación.

Estudiantes y profesores de la Universidad de Notre Dame, en la localidad de South Bend (Indiana), llevan semanas protestando por la invitación cursada por el rector al presidente Obama, a quien critican por su postura favorable al aborto.

La encuesta de Gallup revela que la cifra de quienes creen que la interrupción voluntaria del embarazo debería ser considerada ilegal en cualquier circunstancia ha subido al 22 por ciento, mientras que el 23 por ciento defiende el derecho al aborto sin restricciones.

Nancy Keenan, presidenta de un grupo pro abortista, afirma que los estadounidenses no quieren que se dé marcha atrás a la sentencia Roe versus Wade, en la que el Tribunal Supremo definió el aborto como un derecho constitucional en 1976.

En cambio, desde los grupos pro vida insisten en que encuestas como la de Gallup prueban que el estadounidense medio está en contra del aborto. “Estos datos no son nada nuevo”, ha señalado la presidenta de Americanos Unidos por la Vida, Charmaine Yoest.

La encuesta revela que la cifra de quienes creen que el aborto debería ser ilegal en cualquier caso ha subido al 22 por ciento

http://www.diariomedico.com/2009/05/19/area-profesional/normativa/mas-mitad-ciudadanos-muestra-favor-defender-vida

Obama pide mayor “tolerancia” para el aborto y la investigación con células madre

JANO.es · 18 Mayo 2009 15:00

“Aunque uno pueda estar en contra del aborto tiene que aceptar que se trata de una decisión dolorosa para cualquier mujer por su dimensión moral y espiritual”.


El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, lanzó en el día de ayer un mensaje en favor de una mayor “tolerancia” en cuestiones polémicas e “irreconciliables” como el aborto o la investigación con células madre, al tiempo que abogó por trabajar para que disminuyan los embarazos no deseados y facilitar las adopciones como mecanismo para reducir el número de abortos.
 
Así lo aseguró Obama durante el discurso de graduación pronunciado en la Universidad de Notre Dame, la institución católica más importante de Estados Unidos, donde estudiantes, profesores y grupos pro vida venían protestando desde hacía varias semanas por la decisión del rector de conceder al presidente un título honorífico.
 
En palabras de Obama, “el soldado y el abogado pueden querer a este país con la misma pasión, pero tener diferentes puntos de vista sobre qué hace falta para protegerla. Al igual que un activista gay y un pastor anglicano pueden deplorar por igual los estragos que causa el sida, pero no poder superar las barreras que les impiden unir sus esfuerzos en un objetivo común”.
 
El presidente también estableció el mismo paralelismo entre quienes se oponen a la investigación con células madre, de quienes dijo que pueden hacerlo desde convicciones “admirables” que parten de la concepción más sagrada de la vida, igual de admirables que las de los padres de un niño enfermo de diabetes que están convencidos de que la enfermedad de su hijo puede y debe curarse. Así, según expresó, “la pregunta es, ¿cómo resolvemos estos conflictos? ¿Es posible unirnos en un mismo esfuerzo? Como ciudadanos de una democracia variada y vibrante, ¿cómo afrontamos este debate? ¿Cómo podemos, cada uno de nosotros, defender nuestros principios con firmeza y luchar por lo que consideramos justo sin demonizar a quienes tienes convicciones diferentes?”.
 
 
Posiciones irreconciliables
 
El momento más polémico de la intervención del presidente se produjo al comienzo de su discurso, cuando un estudiante trató de interrumpió sus palabras al grito de Paren de matar a nuestros niños, que fue inmediatamente respondido por la mayoría de los presentes con el ya tradicional Yes We Can, el eslogan que popularizó Obama durante la campaña electoral.
 
En el interior del recinto donde se celebró la ceremonia de graduación se pudo ver a los servicios de seguridad escoltando a un joven que intentó interrumpir el discurso de Obama, pero donde tuvieron lugar las protestas más sonadas fue en el exterior del campus universitario, que se encuentra en la localidad de South Bend, en el estado de Indiana.
 
Durante el discurso, el presidente mencionó directamente la polémica que ha suscitado su presencia en esta universidad, tras lo cual subrayó la importancia de que haya mayor tolerancia y pidió que aunque uno pueda estar en contra del aborto acepte que se trata de una decisión dolorosa para cualquier mujer por su dimensión moral y espiritual. “Trabajemos juntos para reducir el número de mujeres que busquen abortar reduciendo los embarazos no deseados y haciendo las adopciones más accesibles”, propuso Obama, quien pidió también dar más apoyo a las mujeres que deciden continuar con el embarazo y redactar una cláusula de conciencia que sea “prudente”.
 
Obama, que afirmó que no fue criado en un hogar con una religión particular, indicó que no pretende que se acabe el debate que rodea al aborto y otras cuestiones porque, según dijo, cada uno seguirá defendiendo su posición con “pasión y convicción” hasta alcanzar un punto en que las posiciones son “irreconciliables. Pero asegurémonos de que lo hacemos sin ridiculizar al contrario”.

Venta de la pdd: alarma científica y ética

La venta de la píldora del día después (pdd) sin receta, anunciada por Sanidad, puede producir efectos perniciosos en las usuarias, dadas las contraindicaciones advertidas por los laboratorios.

Dolores Voltas, Médico endocrinólogo y bioeticista. – Miércoles, 20 de Mayo de 2009 – Actualizado a las 00:00h.

La autora hace también hincapié en la falta de estudios y ensayos controlados que demuestren con garantía cómo actúa el principio activo.

Si se expenden sin receta las llamadas píldoras del día siguiente, ¿quién se hará responsable de los efectos perniciosos que puedan acarrear?

  • A pesar de la contracepción poscoital se dan casos de fecundación, y si los hay es porque algo los hace fracasar. ¿Alteraciones en la motilidad de las trompas? ¿Cambios en el endometrio?

El laboratorio ha advertido de ellos; el médico queda al margen: ni participa ni es consultado. ¿Quién lo hará? ¿El farmacéutico? ¿El Gobierno, la consejería que ha autorizado la dispensación sin receta médica? ¿Lo han pensado seriamente?

Tanto en las referencias del principio activo levonorgestrel, explicitadas por los laboratorios que lo comercializan, como en la guía de prescripción terapéutica de 2006 del Ministerio de Sanidad y Consumo, se señalan una serie de contraindicaciones, precauciones y efectos adversos que, en una cultura de consentimiento informado, alguien deberá explicar a las usuarias.

En la ficha técnica de NorLevo, proporcionada por la Agencia Española de Medicamentos, autorizada el 26 de abril de 2006, se enumeran las reacciones adversas registradas en dos ensayos clínicos (Contraception 2002; 66: 269-273, y Lancet 2002, 360: 1803-10): alteraciones de la menstruación, aumento de la sensibilidad mamaria, cefaleas, mareos, dolor en hipogastrio, náuseas, diarrea, vómitos, sensación de fatiga, alteraciones cutáneas.

Solas o asociadas, suelen darse en más del 10 por ciento de las usuarias. No parecen ser graves, pero sí alarmantes y necesitadas de consulta médica.

Mecanismo de acción

El mecanismo de acción preciso de los contraceptivos de emergencia no es suficientemente conocido. Se supone, -“se piensa”, dice la ficha técnica de los laboratorios que los fabrican- que actúan como anovulatorios: es decir, evitan la ovulación e impiden la fecundación del óvulo si una relación sexual tiene lugar en la fase preovulatoria.

Esa suposición no tiene en cuenta que la ovulación es un proceso, sucede en el tiempo, de tal modo que, sobrepasada una cierta fase evolutiva de maduración del folículo ya no hay marcha atrás posible. No cabe inhibir la ovulación inminente. Los mecanismos hormonales no son de efecto instantáneo. La contracepción hormonal actúa a través de un mecanismo complejo.

Necesita horas, bastantes, para hacerse efectiva: un nivel suficiente de contraceptivo ha de inducir a la hipófisis a frenar la máquina que tiene en marcha, dejando de producir y de secretar hormona luteinizante; sólo después el ovario se entera de que ha de suspender la maduración folicular. Además, las hormonas que están en sangre o actuando en los órganos efectores siguen activas durante horas hasta que se consumen.

No basta, por ejemplo, decir sin más que, ingerida la píldora, cambia la textura del moco cervical, de modo que imposibilita el ascenso de los espermatozoides al útero.

Ese efecto tarda 24 horas en establecerse: las células de las glándulas del endocérvix han de cambiar su maquinaria molecular, echar fuera el moco fluido que acaban de producir, sintetizar el moco denso, y segregarlo hasta que se acumule el tapón de moco impermeable a los espermatozoides. Pero la píldora es poscoital: cuando se ingiere, los espermatozoides ya llevan horas o días en el útero y en la trompa.

A pesar de la contracepción poscoital, nadie lo niega, se dan casos de fecundación. Y si los hay y no siguen adelante, algo los hace fracasar. ¿Alteraciones en la motilidad de las trompas? ¿Cambios en el endometrio que impiden la implantación del blastocisto? No hay estudios basados en pruebas, ni ensayos controlados ni revisiones estructuradas que demuestren con garantía cuál es el mecanismo de acción del efecto neto del levonorgestrel.

No hay pruebas, sólo palabras. La Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia, junto con otros organismos, publicó el pasado octubre una declaración que, bajo apariencia de información científica, es un anuncio promocional del levonorgestrel como contraceptivo de emergencia.

Habla de evidencias, pero se apoya en datos provisionales y estadísticamente débiles. Si se estudia la declaración, se descubren notables discrepancias entre lo que ella atribuye a los trabajos que cita en su apoyo y lo que esos trabajos en realidad dicen. Baste un ejemplo.

De estudio piloto a declaración

Para convencernos de que el levonorgestrel carece de efecto anti-implantatorio, la declaración invoca un ensayo en el que “se observaron embarazos sólo en aquellas mujeres que tomaron el levonorgestrel después de la ovulación o el mismo día que ésta”.

El dato, a juicio de los autores, “confirma que la píldora contraceptiva de emergencia no impide la implantación”. Dicha la cosa así parece convincente.

Pero, ¿estamos ante un dato fuerte sobre el que basar decisiones responsables? Cuando se examina el artículo citado (Novikova N, Weisberg E, Stanczyk FZ, Croxatto HB, Fraser IS. Effectiveness of levonorgestrel emergency contraception given before or after ovulation – a pilot study. Contraception 2007: 75: 112-118), nos sorprende estar ante un mero estudio piloto.

Los autores consideran, honradamente, que sus conclusiones son provisionales y advierten que será preciso “obtener datos más exactos tanto sobre la eficacia como sobre el modo de acción del contraceptivo.

Se necesitan estudios más extensos […] y en un número de mujeres mucho más elevado. El pequeño número de participantes en nuestro estudio no nos permite hacer una afirmación definitiva sobre el hipotético efecto posfecundación del contraceptivo de emergencia”.

En una declaración que se propone orientar a los médicos y educar al público no parece de recibo incluir, sin advertirlo, datos prematuros, estadísticamente endebles.

Es conducta impropia de las entidades que la han publicado. De hecho, esas organizaciones, entre ellas la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia, no tienen en este área una visión independiente y crítica.

A pesar de la contracepción poscoital se dan casos de fecundación, y si los hay es porque algo los hace fracasar. ¿Alteraciones en la motilidad de las trompas? ¿Cambios en el endometrio?

http://www.diariomedico.com/2009/05/20/area-profesional/normativa/venta-pdd-alarma-cientifica-etica

Bioética y aborto

Pablo Cabellos

Es evidente que, del mismo modo que no existe un acuerdo generalizado sobre los distintos aspectos éticos de la existencia del hombre, tampoco lo hay en lo relativo a la ética sobre biología humana. Algo tan elemental como la concepción, nacimiento, salud y muerte de la persona no encuentra un concierto total entre nosotros. Hay una mayoría que admite el no matar pero, a la hora de la verdad, comienzan las excepciones que imposibilitan un arreglo en este tema entre las diversas visiones de la persona. Tampoco hay conformidad en el asunto de la pena de muerte. Sin embargo, no deja de ser sorprendente que muchos contrarios a esta práctica sean partidarios del aborto. Quizá se explica con la idea de que nadie es dueño de la vida de otro —aunque sea un criminal condenado— pero no deja de ser contradictorio con la aceptación del aborto, que supone una especie de propiedad sobre otra vida absolutamente diferente a la de la madre gestante. No tiene mucho sentido aferrarse a la vieja idea de que mi cuerpo es mío, porque el embrión es otro ser distinto de la madre de modo científicamente claro.
Con ocasión del proyecto de nueva ley del aborto, se ha hablado mucho de lo que dice la ciencia sobre el comienzo y la viabilidad de una nueva vida humana. Se ha dicho que no se abortará después de la semana veintidós de embarazo, porque la ciencia explica que, a partir de ese momento, el feto es ya viable fuera de la madre. Y es cierto pero, ¿no lo es también que antes de ese tiempo es ya vida viable en el seno de la madre? ¿No es verdad que la mayoría de la comunidad científica considera que hay vida desde que se produce la unión del óvulo y el espermatozoide?
También es indiscutible que, en las dos últimas décadas, algunos han puesto en duda que el embrión sea, desde el primer momento de su concepción, un individuo de la especie humana. En este sentido, el debate ético —que no es una cuestión religiosa— se situaría ahí. Algunos pensarían que el embrión inicial no es más que «un conjunto de células envueltas en la zona pelúcida». Sin embargo, muchos aseguran que, por una serie de datos embriológicos, se puede afirmar que desde la fecundación existe un individuo de la especie humana. Lo justifican hablando de una novedad biológica, pues ahí está un ser biológicamente irrepetible, con una carga genética singular; una individualidad biológica, es decir, un todo compuesto de partes organizadas, con el genoma como centro organizador; una clara continuidad desde ese momento hasta la muerte, un individuo que se irá desarrollando de modo continuo; goza también de autonomía desde el principio al final, pues la información para dirigir sus procesos viene del mismo genoma; tiene la especificidad del homo sapiens desde el primer momento, observable en su cariotipo; posee una historicidad o biografía, en el sentido de que todo viviente es lo que ha sido hasta ese momento y lo que será después.
Como es obvio, lo citado en el párrafo anterior no es mi ciencia, sino que en este caso concreto pertenece al profesor Javier Vega. Es cierto también que sería necesario responder a algunas posibles objeciones, pero no lo haré, y no porque no existan respuestas, sino por falta de conocimientos y de espacio. Sin embargo, una posible solución a algunas de esas objeciones (el embrión no es persona, no aparece hasta el día catorce el sistema nervioso central, etc.), la ofrecen también el doctor Vega: en la duda sincera de que aquello sea un embrión humano, debería ser respetado por la seriedad de lo que nos estamos jugando. Del mismo modo que el Derecho Penal establece que in dubio pro reo, o en el Derecho Laboral se afirma que in dubio pro operario, aquí tendría sentido establecer: en la duda, hay que estar por el embrión. Eso es lo que ha hecho siempre la Iglesia Católica, respetar la vida; pero no es un tema católico ni de partido político, ni retrógrado ni progresista. Se trata de amar la vida naciente sin necesidad de ser insensible al dolor de algunas personas. Pero tampoco se puede olvidar que, aparte de la muerte del nasciturus, queda el impacto psicológico y moral en la mujer, del que apenas se le advierte.
*Sacerdote

http://www.levante-emv.com/secciones/noticia.jsp?pRef=2009051900_5_591248__Opinion-Bioetica-aborto

Aborto.- Nombela dice que si el feto es ser vivo, que la ministra aclare de qué especie es

19/05/2009 – 15:09

El ex presidente de la Sociedad Española de Bioética, el catedrático César Nombela pidió hoy a la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, que aclare de qué especie es un feto de 13 semanas si, como dice, es ser vivo pero no es humano.

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

“Un feto de trece semanas es un ser vivo de la especie humana; es un ser humano y todas sus células corresponden a la especie ‘Homo sapiens sapiens’. Es un ser humano que la Constitución Española y la jurisprudencia del Tribunal Constitucional, en sentencia del año 85, dicen que hay que proteger. La protección de su vida es responsabilidad de los poderes públicos”, aseveró el catedrático.

Según explicó Nombela, la vida humana tiene una etapa fetal y un feto de 13 semanas es un ser humano en su etapa fetal. “Si no lo es, ¿a qué especie pertenece?”, preguntó. A renglón seguido añadió: “¿Cuál es la propuesta de la ministra?”

Nombela, para quien desde el momento de la fecundación de los gametos comienza vida humana, detalló que los primeros latidos de las células se producen a las tres semanas de gestación; a la semana siguiente ya se habla de embrión; y al cabo de ocho semanas se llama feto y es identificable como condición humana. En este punto sostuvo que a las 13 semanas el desarrollo es tan avanzado, que “hablando de ser vivo”, Aído “tiene que decir a qué especie pertenece”.

En este sentido, el catedrático quiso dejar claro que el aborto a las trece semanas de gestación se provoca mediante muerte farmacológica, extracción en fragmentos del seno materno, o ambas opciones a la vez, y sostuvo que el tema del aborto no puede resolverse con esta ley cuyo anteproyecto aprobó el pasado jueves el Consejo de Ministros, sino con apoyo a maternidad y a la mujer.

http://ecodiario.eleconomista.es/sociedad/noticias/1257545/05/09/Aborto-Nombela-dice-que-si-el-feto-es-ser-vivo-que-la-ministra-aclare-de-que-especie-es.html

Victoria Camps afirma que un feto de 13 semanas es “nada más que eso” ya que la ciencia no determina si es humano

   MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) –

   La presidenta del Comité de Bioética de España, Victoria Camps, afirmó hoy que la ciencia no se pronuncia sobre el momento en que una persona comienza a ser persona y aseguró que en el ámbito científico “un feto de 13 semanas es un feto de 13 semanas, nada más que eso”.

   Tras las declaraciones de la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, afirmando que un feto de 13 semanas no es un ser humano, Camps explicó a Europa Press que “la ciencia deja indeterminado decidir cuándo una persona comienza a ser persona”, dado que “no ve en ello un problema científico”.

   En este sentido, insistió en que “la ciencia considera al feto como un feto, sin entrar en determinar si es persona o no”. Sin embargo, prosiguió esta experta, “la ciencia sí que decide si el feto es viable o no lo es, independientemente de que esté en el útero de la madre”, estipulando la viabilidad a partir de la semana 22 de gestación.

   Del mismo modo, destacó que cuando se reguló el aborto en 1985 el Tribunal Constitucional dejó indeterminado cuando empieza a considerarse la vida humana ya que se especifica que “el feto merece protección por parte del Estado pero no dice que sea una vida humana, ni tampoco dice que no lo sea”.

   No obstante, esta indeterminación de la ciencia da paso a otras interpretaciones desde el punto de vista ideológico ya que “la religión si que entra en estas cuestiones”.

http://www.europapress.es/salud/noticia-aborto-victoria-camps-afirma-feto-13-semanas-nada-mas-eso-ya-ciencia-no-determina-si-humano-20090519152819.html

 

Aído defiende la ley de salud sexual e IVE y la ‘píldora postcoital’

JANO.es · 19 Mayo 2009 10:30

Afirma que “no hay base científica” para que un feto de 13 semanas “sea considerado un ser humano”


La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, ha defendido en el día de hoy en referencia al anteproyecto de Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) que aludir a que un feto de 13 semanas de gestación es un ser humano no tiene base científica
 
Según sus palabras, un feto de 13 semanas es “un ser vivo, claro, lo que no podemos hablar es de ser humano porque eso no tiene ninguna base científica”.
 
De la misma manera, Aído ha insistido en que no se legisla sobre “la confianza, las emociones o los sentimientos. Son cuestiones que llevan a encrucijadas morales, pero al Gobierno no le compete el ámbito de los sentimientos”. Así, ha afirmado que cuando se habla de aborto se trata de “decisiones que afectan a toda la vida”, reiterando que la labor del Gobierno ha de centrarse en “garantizar la seguridad jurídica”.
 
En referencia a la ‘píldora postcoital’ o ‘del día después’, Aído ha lamentado los “peregrinajes” para conseguirla, reafirmando que lo más conveniente sería extender a todo el territorio lo que ya ocurre en Andalucía, donde los centros de salud administran este medicamento de forma gratuita.
 
Con todo, Aído ha prometido que “por parte del Ministerio de Igualdad se tratará de dar una mayor accesibilidad a los métodos anticonceptivos”, insistiendo en que la píldora del día después no es un método anticonceptivo cualquiera, sino uno “de emergencia”.

La OMC, en contra de que no se informe a los padres en los casos de aborto de menores

JANO.es · 18 Mayo 2009 13:30

El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Dr. Juan José Rodríguez Sendín, ha afirmado hoy que el aborto “no es como tomarse un caramelo, sino que se trata de una intervención quirúrgica traumática en la que la autonomía de la paciente debe hacerse compatible con el derecho de los padres a estar informados”.
 
De esta manera, el Dr. Rodríguez Sendín se ha mostrado contundente tras la aprobación del anteproyecto de Ley de Salud Sexual e Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) en el último Consejo de Ministros, calificando de “error” y “poco afortunado” fijar en los 16 años la edad legal para abortar sin consentimiento paterno o del tutor ya que puede crear “graves problemas” en los entornos familiares, a su juicio, “más de los que ya de por sí puede haber”
 
Es más; si bien la Ley de Autonomía del Paciente fija en los 16 años la edad a partir de la que se puede dar el consentimiento informado a cualquier prestación sanitaria, el presidente de la OMC considera que es necesario “darle la oportunidad al padre o la madre de que sepan los problemas de su hija para ayudarla o consolarla”, insistiendo en que “no es como tomarse un caramelo o ir al botellón, es una intervención quirúrgica traumática en los aspectos personales y ningún plato de gusto”.
 
 
Regular la objeción de conciencia
 
A ello se aúna la disconformidad de la OMC por que el tema se haya tratado desde el Ministerio de Igualdad y no desde Sanidad, que es “el que sabe”, criticando que no se haya tenido en cuenta la “opinión de los autores” en un tema “tan controvertido” como el aborto. De hecho, El Dr. Rodríguez Sendín ha advertido de que con la nueva norma se pueden dar situaciones de “confrontación de valores” entre las ciudadanas que quieran ejercer un derecho y el profesional que no quiera llevarlo a cabo, por lo que pidió “regular la objeción de conciencia de los médicos”.
 
Concretamente, desde la OMC, consideran que la mejor forma para hacerlo es creando un registro de profesionales en cada colegio de médicos en el que quede patente la postura de cada facultativo ante estas prácticas y, al mismo tiempo, “poder demostrar que son coherentes con sus actuaciones” en la práctica clínica.
 
Igualmente, ha solicitado a los profesionales que sean “responsables” con el consentimiento informado que firman las pacientes que quieran abortar, advirtiendo de que los médicos “deben asegurarse de que la mujer entiende lo que firma y explicar el contenido que no se entienda”. En estos casos, ha asegurado el presidente de la OMC, “debe cuidarse la salud mental” de estas pacientes, por lo que el consentimiento “no se ciñe a un papel” ya que las mujeres pueden precisar información complementaria que hay que facilitar.

La OMC arremete contra la venta sin receta de la ‘píldora postcoital’

JANO.es · 18 Mayo 2009 17:00

Implica “la pérdida de control sobre una población de riesgo, fundamentalmente de su uso por parte de las menores de edad”

El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Dr. Juan José Rodríguez Sendín, ha afirmado en el día de hoy que la comercialización de la píldora postcoital sin receta médica va a quitar a los médicos “la oportunidad de seguir controlando a una población con prácticas sexuales de riesgo” a la que se le pueden dar “consejos útiles” para evitar el uso de este fármaco de forma más continuada.
 
En palabras del Dr. Rodríguez Sendín, la decisión “se ajusta más a razones políticas que sanitarias”, advirtiendo de que, “hasta el momento, y para bien o para mal” quedaba registrado cada vez que una mujer solicitaba este fármaco al tiempo que se le podía informar de las contraindicaciones y de la necesidad de usar métodos anticonceptivos para evitar también enfermedades de transmisión sexual.
 
De hecho, para la OMC la solución pasaba por asegurar que todas las comunidades autónomas la dispensaran gratuitamente en su centro de salud ya que, a partir de ahora, dependiendo de cada región “unas la van a tener que pagar y otras no”. Igualmente, al dispensarse sin control médico “cualquier mujer podrá adquirirla en las farmacias aunque no la vayan a utilizar –ha explicado el Dr. Rodríguez Sendín–, por lo que se pierde también el control de su uso por parte de las menores de edad”.
 
Por último, el presidente de la OMC ha manifestado su confianza en que los farmacéuticos se pongan en contacto para unificar los consejos que se les va a facilitar a las demandantes de esta píldora, si bien a su vez ha recordado que la educación sexual “corresponde al médico. Pero por lo menos se les va a dar un papelito con información”.

Científicos españoles desarrollan una técnica para identificar las anomalías de embriones preimplantacionales



Se detectan así las posibles enfermedades que pueda desarrollar


Madrid (15-5-09).- Científicos del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) están ultimando una nueva técnica de diagnóstico preimplantacional, conocida como metabolómica, mediante la cual consiguen estudiar in vitro el grado de normalidad del embrión “sin tocarle”, analizando lo que consume y expulsa en su medio de cultivo y detectando así posibles enfermedades que pueda desarrollar.

Según explicó el presidente del IVI, Antonio Pellicer, en el marco del III Congreso Internacional IVI sobre Medicina Reproductiva que ha comenzado hoy en Madrid, los ensayos todavía están en estadios iniciales pero los resultados están siendo prometedores a la hora de comprobar si el embrión está sano y, por tanto, apto para su implantación en el útero.

En concreto, se trata de comprobar el índice de viabilidad del embrión a través de sus metabolitos, es decir, “lo que consume y excreta” durante su estancia en el líquido de cultivo. Es preferible hacerlo a partir de su tercer día de desarrollo y, de este modo, se comprueba el estado de sus cromosomas y se analiza su grado de normalidad, que influye en el desarrollo de alteraciones genéticas como el síndrome de Down o el de Turner.

La metabolómica tan sólo permite detectar enfermedades “más obvias” como las derivadas de anomalías cromosómicas -como las dos citadas- aunque en el futuro se podrán ir analizando nuevos marcadores genéticos en los metabolitos, para diagnosticar con esta técnica enfermedades hereditarias, como la fibrosis quística, o las distrofias musculares.

Además, y a diferencia de las biopsias embrionarias, al analizar los metabolitos en el líquido y no a través del contacto directo con el embrión se evita la posibilidad de dañarlo y, por tanto, de reducir las tasas de embarazo.
Por el momento, el IVI y la Universidad de Yale (Estados Unidos) son los dos únicos centros en todo el mundo que están evaluando la viabilidad de esta técnica que, de ser finalmente eficaz, sustituiría los métodos de selección actuales basados en las características morfológicas del embrión al observarlo bajo el microscopio, algo “intuitivo y subjetivo” que provoca que los finalmente seleccionados no siempre cumplen las expectativas.

Por otro lado, en el marco de este Congreso Internacional de Reproducción Asistida, su presidente, Antonio Requena, destacó el aumento de la demanda de crioconservación de óvulos que se está produciendo en España en los últimos años, advirtiendo que se trata de una práctica que “cada vez se da más entre mujeres jóvenes”.

De hecho, la edad más recomendable para iniciar esta técnica es sobre los 23-25 años, que es cuando la mujer es más fértil, aunque la mayoría de peticiones procede de pacientes de una media de 35 años que quieren preservar sus ovocitos para poder tener un hijo unos años más tarde.

Con la congelación, los ovocitos mantienen todas sus cualidades y consiguen sobrevivir incluso más de 20 años. Además, es más recomendable ya que, en el caso del óvulo, cuando éste se congela se forman cristales que pueden acabar dañando el tejido cromosómico.

Según añadió el profesor Pellicer, se trata de una técnica que tras la ley de Reproducción Asistida se va a ir extendiendo poco a poco ya que es un proceso inocuo y barato -no llega a los mil euros- que facilita que muchas mujeres “puedan preservar su fertilidad”.

http://www.azprensa.com/noticias_ext.php?idreg=41725

Mare De Hennezel: “Acompañar hacia la muerte es un privilegio”

Esta especialista en cuidados paliativos asesoró al Gobierno de Mitterrand y ha escrito varios tratados ministeriales y libros. El último, La suerte de envejecer bien (Plataforma).

Loreto Mármol – Martes, 12 de Mayo de 2009 – Actualizado a las 00:00h.

A la típica frase que se dice en Francia para consolar a alguien -C’est la vie (así es la vida)-, Marie de Hennezel añadiría “y así es la muerte”. Como si se tratara de Caronte -en mitología griega, el barquero que guiaba a los difuntos hacia el Hades-, esta psicóloga clínica trabajó en la primera unidad de cuidados paliativos de su país (en París, 1987), y desde entonces forma parte del equipo. Junto a médicos y enfermeros, ha vivido experiencias que ha plasmado en varios libros. Las páginas de La suerte de envejecer bien (Plataforma) desprenden toda una lección: para aliviar a los enfermos terminales sólo hacen falta medios y coraje para acompañarles.

  • Para tener una muerte digna hace falta vivir el proceso con conciencia y rodeado de los tuyos. La dignidad y la humanidad son una sola y misma cosa

¿Qué es envejecer bien?
-Es aceptar hacerse mayor, algo que no es fácil en un mundo que valora tanto ser joven. Una vez que se acepta el proceso, tienes capacidad para adaptarte y abrirte a todo lo nuevo que la edad puede aportar. Así se consigue envejecer conservando un espíritu joven.

Sin duda, una suerte…
-Woody Allen decía: “No tengo nada en contra de envejecer, ya que no hemos encontrado nada para no morir joven”. Es una manera de expresar que tenemos suerte de estar vivos, siendo tantas las personas que mueren en la flor de la vida por una grave enfermedad.

¿Morir asusta?
-La gente tiene menos miedo de la muerte que de las condiciones en las que puede morir: miedo de sufrir, miedo de terapias muy agresivas, miedo de morir sola, abandonada.

  • La Medicina no es tan poderosa y los médicos lo saben; necesitan que se les acompañe en su confrontación con el sentimiento de fracaso y de impotencia

¿Hay que saber morir?
-Las personas que sienten que van a morir preparan su viaje, dicen adiós a sus familiares y ponen sus cosas en orden. Entonces decimos que ha sido una buena muerte. Para tener una muerte digna hace falta vivir el proceso con lucidez y conciencia y rodeado de los tuyos. La dignidad y la humanidad son una sola y misma cosa.

¿Qué hay que tener en cuenta para dar atención a enfermos terminales?
-Establecer una relación personal, escuchar, estar disponible. La persona que va a morir necesita sentir que no será abandonada, que puede expresar sus miedos y sus deseos. El equipo médico y asistencial que la acompaña debe estar atento a estas demandas, además de tomar las decisiones éticas que impone este contrato de no abandono.

¿Qué le ha demostrado la experiencia?
-He comprendido que el duelo es peor para quienes no han hecho ese acompañamiento. Pretendo ayudar a todo aquél que tenga que acompañar a un ser querido hacia la muerte, porque creo que es una experiencia esencial y un privilegio.

Para un médico debe ser difícil resignarse cuando ya no hay cura posible…
-La Medicina no es tan poderosa y los médicos lo saben, pero necesitan que se les acompañe en su confrontación con el sentimiento de impotencia y de fracaso. Esto implica formación en varios frentes: tratamiento del dolor, asistencia psicológica y apoyo a la familia.

En 2005 el Gobierno de su país le encargó un cometido: recorrer Francia para evaluar los avances en la cultura paliativa. Acaban de cumplirse dos años de la llegada de Nicolas Sarkozy al Palacio del Elíseo. ¿Qué ha cambiado?
-He advertido irregularidad en el acceso a los cuidados paliativos, falta de información y de apoyo a equipos e incluso mala imagen.

No obstante, se está intentando difundir la conducta paliativa en todas las unidades. Entre 1999 y 2005 hubo grandes progresos, pero luego han disminuido. Sarkozy ha anunciado un plan para 2008-2011 que por el momento es sólo una declaración de intenciones.

 http://www.diariomedico.com/2009/05/12/area-profesional/entorno/acompanar-muerte-privilegio

 

Diego Gracia: “Es un drama que se gaste tanto dinero público en procedimientos ineficaces”

“Nuestro gran drama es que gastamos mucho dinero público en procedimientos ineficaces y esta sangría de recursos hace que se tengan que racionar otros que sí son eficaces y que están en la cesta de necesidades primarias”. Así lo ha señalado Diego Gracia Guillén, catedrático de Historia de la Ciencia y director del máster en Bioética de la Universidad Complutense, quien cree que cuando se está gestionando dinero público hay que regirse por el principio de equidad y “no sería justo gastar recursos en principios ineficaces o de eficacia no probada”.

Gonzalo de Santiago – Viernes, 15 de Mayo de 2009 – Actualizado a las 00:00h.

Gracia, que dio una conferencia en las II Jornadas de Aspectos Eticos y Legales en Evaluación de Tecnologías Sanitarias, organizadas por la Agencia Laín Entralgo en Madrid, considera que, desgraciadamente, en la práctica esto no es así y se emplea más dinero en productos ineficaces o que no tienen eficacia probada. “Otra cosa es el dinero privado, que se puede destinar a este tipo de productos, aunque los profesionales sanitarios no pueden prescribir en ningún caso productos que comporten más perjuicios que beneficios”.

El bioético argumentó que la eficiencia es, en cierto sentido, un principio ético “porque tenemos la obligación de maximizar los beneficios con costes lo menos elevados posibles. Es un cierto deber, ya que no pertenece al mundo de los hechos, sino de los valores”. Sin embargo, el criterio de eficiencia no es absoluto: “Este valor es la relación coste-beneficio y va a depender del modo en cómo definamos el beneficio. Esto es importante, porque se trata de una convención social”.

Es un valor
Por lo tanto, es el resultado de un periodo de valoración tanto individual como social y no es un puro fenómeno matemático o estadístico. En este sentido, la idea de beneficio ha cambiado completamente. “Vivimos en una sociedad llamada del bienestar”.

Pero existen otros valores y en sanidad la eficiencia suele entrar en conflicto con la equidad. “Este criterio es básico cuando se trata de bienes sociales primarios. ¿Incluimos la asistencia santiaria en esta cesta de necesidades primarias? Supongo que todos diremos que sí, pero no toda la asistencia. Por lo tanto, hay que definir qué metemos en el catálogo de prestaciones”.

http://www.diariomedico.com/2009/05/15/area-profesional/normativa/drama-que-se-gaste-tanto-dinero-publico-procedimientos-ineficaces

 

El Consejo de Ministros aprueba el aborto libre hasta la semana catorce

El Consejo de Ministros dio ayer luz verde al anteproyecto de Ley de Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo. El texto, que se remitirá a la Fiscalía General del Estado y al Consejo General del Poder Judicial para que emitan el correspondiente informe, se ha aprobado sin cambios con respecto a la propuesta realizada por la comisión de expertos del Ministerio de Igualdad.

G.S.S. – Viernes, 15 de Mayo de 2009 – Actualizado a las 00:00h.

El proyecto de Ley recoge el aborto libre hasta las 14 semanas de gestación y la posibilidad de abortar hasta las 22 semanas cuando haya alguna tara o enfermedad grave del feto. Además, se aprueba la posibilidad de que las mujeres a partir de los dieciséis años puedan interrumpir su embarazo sin necesidad del consentimiento de los padres, lo que afecta a la vigente Ley 41/2002, de Autonomía del Paciente, que exige la autorización para estos casos.

Según la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, el texto legal, que todavía tendrá que realizar su recorrido parlamentario, es el resultado un “debate tranquilo, respetuoso y sin posiciones dogmáticas. Está en línea con la sociedad española, la legislación de los países de nuestro entorno y las recomendaciones de los organismos internacionales”. En su opinión, “trata de garantizar y salvaguardar la dignidad de la mujer en el marco de los derechos fundamentales recogidos de la Constitución”.

La ley incluye también la medida anunciada esta semana por la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, y la de Igualdad, Bibiana Aído, sobre la venta de la píldora poscoital en las farmacias sin límite de edad y sin necesidad de receta.

Medidas sociales
Aído afirmó que la Organización Mundial de la Salud establece la semana 22 de gestación como el plazo a partir del cual el feto es viable con independencia de la mujer y que el anteproyecto contiene una batería de medidas sociales y educativas para disminuir los embarazos no deseados. “Se ha conseguido la mejor ley posible”, ya que “ofrece las mayores garantías jurídicas para las mujeres y la mayor seguridad para los profesionales sanitarios”.

http://www.diariomedico.com/2009/05/15/area-profesional/normativa/consejo-ministros-aprueba-aborto-libre-hasta-semana-catorce

Engendrar vida después de la muerte

La procreación post mortem permite a la mujer o compañera de un hombre fallecido usar el semen de éste o los embriones originados in vitro con los gametos de ambos (o procedentes de donantes).

Nuria Siles – Viernes, 15 de Mayo de 2009 – Actualizado a las 00:00h.

Es una técnica que está admitida expresamente en la vigente Ley de Reproducción Asistida de 2006. Para ello es necesario contar con la voluntad del varón y se ha de realizar en un plazo máximo de 12 meses. En torno a esta cuestión se suscita un debate ético y jurídico, en el que se presentan argumentos a favor y en contra.

Imagínese a un hombre enfermo de cáncer que tiene que someterse a quimioterapia. En un momento dado decide dejar una muestra de semen congelada en una clínica de reproducción para utilizarla cuando acabe el tratamiento. Además de su autorización para la congelación, el paciente firma un apartado donde manifiesta su deseo de que dicha muestra pueda ser usada por su pareja en el caso de que él falleciera y dentro de los plazos permitidos por la ley. Un año después el hombre muere y sus padres se personan en el centro exigiendo que el material biológico de su hijo no se utilice por la mujer, “que no es su pareja ni nada”.

¿Puede la compañera del fallecido usar el semen de éste para engendrar un bebé? ¿Existe un plazo legal para hacerlo? ¿Debe prevalecer la postura de los padres del varón? Estas son algunas de las interrogantes que se suscitan en relación con la procreación post mortem, que consiste en la posibilidad de que la esposa o pareja de hecho de un hombre muerto pueda utilizar su semen o los embriones originados in vitro con los gametos de ambos (o procedentes total o parcialmente de donantes).

  • Es necesario que el fallecido dé su consentimiento en vida para que su material reproductor pueda ser utilizado y que se realice en los doce meses siguientes al óbito

Para que este tipo de fecundación se pueda llevar a cabo es necesario que se cumplan dos requisitos legales: que el fallecido dé su consentimiento en vida para que su material reproductor pueda ser utilizado cuando muera y que se realice en los doce meses siguientes al óbito. Por lo tanto, en el supuesto planteado la mujer podría usar la muestra congelada de su pareja dentro de dicho plazo al haber dejado constancia explícita de su voluntad para ello.

No obstante, hay que tener en cuenta que existe un caso controvertido que contempla la Ley de Reproducción Humana Asistida en virtud del cual aun sin el consentimiento del varón fallecido, la mujer puede decidir transferirse los embriones comunes. Si, por ejemplo, la pareja tenía embriones congelados y en mitad del ciclo el hombre muere se entiende que el consentimiento que ha dado para las técnicas también lo ha otorgado para tener un hijo póstumo.

Esta presunción ha recibido críticas como las de los autores del libro Bioética y Ley de Reproducción Humana Asistida, Fernando Abellán y Javier Sánchez Caro, que consideran que “no es razonable pensar que un hombre que desea tener un hijo con su pareja en vida quiera necesariamente que lo tenga su mujer si muere y no se va a poder ocupar de él”.

Defensores y detractores
Se trata de un tema que tiene implicaciones jurídicas y plantea reparos éticos por parte de aquéllos que consideran que con esta técnica se condena al hijo a una orfandad deliberada, pues se sabe a ciencia cierta que nacerá sin padre.

  • No es razonable pensar que un hombre que desea tener un hijo con su pareja en vida quiera necesariamente que lo tenga su mujer si muere

Otro de los argumentos que utilizan los detractores de este tipo de procreación es que en estos supuestos la fecundación in vitro no tiene un carácter terapéutico porque con el fallecimiento del varón desaparece la esterilidad que se quería reparar. Además, aducen intereses económicos por parte de la mujer para administrar los bienes que el fallecido dejaría a su hijo y los problemas jurídicos de filiación y sucesorios que surgen.

Los defensores de este modo de proceder aportan argumentos como el hecho de facilitar a la viuda su deseo de prolongar de alguna manera la vida de su marido o pareja y la carencia de preceptos constitucionales que prohiban esta forma de procreación. Además, señalan que resulta incongruente que una mujer pueda ser fecundada con semen de un donante anónimo y no con el de su marido fallecido.

La filiación de la descendencia que se puede establecer por esta práctica tiene una gran trascendencia. No es un tema menor si el bebé será hijo también del padre difunto o sólo de la mujer que usa el material genético de éste último.

Esta cuestión incidirá en la conformación de la identidad del propio menor y en los intereses de terceros, ya que el nacimiento puede condicionar repartos hereditarios, establecimiento de cargas familiares, etc. Si ambos estaban unidos en matrimonio, el consentimiento del marido es obligatorio, y si se trataba de una pareja de hecho es optativo, pero hay que tener en cuenta que si el hombre no lo presta la mujer sólo puede ser madre a título personal.

Como explica Fernando Abellán, “el consentimiento del varón dado antes de realizar las técnicas de fecundación in vitro, esté casado o no, le vincula a los embriones y a los hijos que nazcan de ellos como un padre natural con todas las obligaciones”. Estos casos en los que consta expresamente la voluntad del esposo o pareja a la procreación post mortem dan lugar a una filiación paterna. Es como si el padre estuviera vivo y, por lo tanto, el niño participará de la herencia, del apellido y de los derechos que su progenitor hubiera tenido, es decir, le convierte en hijo de ese varón con todos los efectos de una procreación natural.

  • En estos supuestos la fecundación in vitro no tiene un carácter terapéutico porque con el fallecimiento del varón desaparece la esterilidad

Amparo legal
La procreación post mortem está admitida en nuestro ordenamiento jurídico. España tiene un régimen muy permisivo. A diferencia de lo que ocurre en otros países del entorno europeo como Francia, Italia o Alemania, donde esta técnica esta prohibida, u otros como Portugal y Reino Unido, en los que la práctica está sujeta a limitaciones, la Ley 14/2006, de 26 de mayo, Sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida, la recoge expresamente.

De hecho, en la anterior ley del 1988 también aparecía, aunque con unos requisitos más rígidos. Se exigía que la voluntad del marido o pareja de hecho constara en escritura pública o en testamento y que el semen o los embriones congelados se usaran en los nueve meses siguientes al fallecimiento del varón.

Con la vigente ley de 2006 el interesado podrá además prestar su conformidad en el documento de consentimiento informado de las técnicas y en el de instrucciones previas o testamento vital. Asimismo, el plazo de utilización del material biológico se amplió a 12 meses.

http://www.diariomedico.com/2009/05/15/area-profesional/normativa/engendrar-vida-despues-muerte

Clamor de los colectivos médicos contra la venta sin receta de la píldora poscoital

DOMINGO PÉREZ | MADRID
Trinidad Jiménez ha establecido una nueva plusmarca al frente del Ministerio de Sanidad. Le ha bastado un mes para levantar a los médicos en su contra. El detonante del clamor ha sido la decisión de obligar a las farmacias a vender la píldora poscoital sin receta médica y sin límite de edad.
Desde el punto de vista médico la nueva determinación ministerial ha cosechado las críticas del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (Cgcom), de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) y del Comité de Bioética de la Sociedad Española de Ginecología, entre una multitud de otras asociaciones y colectivos.
Para el Cgcom el anuncio realizado por la ministra supone «una clara banalización del consumo de la píldora, especialmente entre la población joven que podría hacer uso de esta oportunidad de planificación sin una valoración médica y un seguimiento de su seguridad detectando a tiempo cualquier problema médico que pudiera presentarse». «La píldora anticonceptiva de emergencia -añade- es un medicamento y, como tal, no está exento de riesgos por lo que antes de su administración debe ser el médico quien haga la valoración del beneficio o riesgo que esta prescripción supondrá para cada paciente en particular».
Desde Semergen calificaron la medida de «innecesaria» y se confiesan «preocupados ya que prescindir del consejo y supervisión médica conlleva un riesgo sanitario para las pacientes».
Banal, frívola e innecesaria
Asimismo, destacan los especialistas de Atención Primaria que «muchas chicas podrían usar la píldora del día después como un método anticonceptivo habitual a pesar de ser un método de urgencia. Además, el momento de la prescripción es aprovechado por los facultativos para detectar situaciones de riesgo, ver si existen enfermedades de transmisión sexual e informar, por lo que evitar este paso podría resultar un inconveniente».
Los ginecólogos coinciden con sus colegas, aunque a las calificaciones dadas a la propuesta de banal e innecesaria, añaden la de «frívola ya que la generalización de su uso como anticonceptivo convencional podrá hacer que aumenten tanto los embarazos no deseados como las enfermedades de trasmisión sexual». Especialmente crítico se mostró el presidente del Comité de Bioética de la SEGO, el doctor José Zamarriego, que consideró que era «una imprudencia grave porque el medicamento debe recetarlo un médico y además aconsejar, dar normas, ilustrar y educar. Lo más seguro es que se convierta en un anticonceptivo más con las consecuencias que inevitablemente van a suceder: más embarazos y más enfermedades de transmisión sexual».
Estas reacciones adversas se produjeron también a nivel local. Por ejemplo en Cataluña, según informa Esther Armora, el principal sindicato médico (MC) mostró su rechazo porque la medida «implica un abandono de la prevención de posibles enfermedades de transmisión sexual».
Los farmacéuticos
La coherencia y consistencia de la respuesta médica contrasta con la tibieza en la reacción de los farmacéuticos. La presidenta de la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles, Isabel Vallejo, aseguró que sus representados «asumirán con responsabilidad» la decisión gubernamental y el presidente del Consejo General de Colegios Farmacéuticos, Pedro Capilla, apuntaba a que «hay que cambiar la legislación vigente para que se lleve a cabo», pero al tiempo destacaba la «voluntad de trabajar codo a codo con el Ministerio para conseguir la mayor efectividad en el ámbito sanitario».
Estas dos grandes asociaciones ya han pedido cita con la ministra y sus representantes van preparados para aceptar, como pudo confirmar ayer ABC, lo que Jiménez les va a solicitar. Concretamente les va a pedir a que asuman la responsabilidad de hacerle «la campaña» a la píldora. Por un lado para que no se produzca una oleada de objeciones de conciencia y, por otro, para que las farmacias sean puntos informativos para las jóvenes que la demanden.
Sin embargo, algunos colegios regionales, como el castellanoleonés, se mostrarán críticos y no entienden como «se puede vender la píldora con la misma facilidad con la que se despachan aspirinas».

Los notarios proponen que el testamento vital se realice ante ellos

05/2009 17:41

EFE

Los notarios han propuesto hoy que el testamento vital se realice ante notario en lugar de ante un funcionario de la administración al considerar que, aunque tiene la misma validez, el código civil atribuye como norma general a esta figura profesional la encomienda de la toma de voluntades.

Esta consideración ha sido puesta de manifiesto durante la celebración Granada de unas jornadas sobre el anteproyecto de ley andaluza de Derechos y Garantías de la Dignidad de las Personas en el Proceso de la Muerte, organizadas por la Fundación Aequitas.

El director de las jornadas y notario responsable del servicio de documentación de esta fundación, Higinio Pi, ha explicado a los periodistas que el testamento vital ante un funcionario de la administración tiene a efectos legales la misma validez que si se hiciera ante notario.

“Lo que ocurre es que el código civil contempla el testamento ante notario como la figura general” ante la que dejar constancia de las voluntades personales, ha agregado Pi, quien ha precisado que son excepcionales los casos en los que la norma establece otras posibilidades.

Ha citado de entre ellos el de los capitanes de buques o comandantes de aeronaves, a quienes los ocupantes de un barco o un avión pueden otorgar testamento, o circunstancias como la de peligro inminente de muerte, en la que dos testigos pueden cumplir la función.

“Pero la norma general es que el testamento se otorgue ante notario”, según Pi, que cree que en el caso del testamento vital, hacerlo ante notario evitaría dudas sobre lo “fehaciente” de la manifestación de esa voluntad realizada por la persona en cuestión.

Por su parte, el subdirector general de Calidad, Investigación y Gestión de la Consejería de Salud, Rafael Carretero, ha indicado que el anteproyecto de ley andaluza de muerte digna empezará en un mes su tramitación en el Parlamento andaluz, una vez ha recibido el respaldo del Consejo Consultivo de Andalucía.

Ha subrayado la “transparencia” del procedimiento, ha rechazado equiparar anteproyecto de ley a la eutanasia y ha señalado que su objetivo es el de proteger la dignidad de las personas en el proceso de la muerte.

En las jornadas también ha participado Juan José Hernández, fraile de la orden San Juan de Dios, que gestiona el hospital de Granada en el que pasó los diez últimos años de su vida Inmaculada Echevarría, la mujer con distrofia muscular que hace dos años reabrió el debate de la eutanasia en España con su petición de que la desconectaran del respirador que la mantenía con vida.

Este religioso, también sanitario, ha considerado a los periodistas que con su decisión de suspender el tratamiento que la mantenía con vida, Inmaculada Echevarría hizo “el gran favor” de proporcionar a la sociedad una futura ley donde los profesionales de la medicina tengan “un respaldo” y los enfermos “cobertura”.

El comité de ética de esta orden religiosa respaldó la decisión de Echevarría de morir en el hospital donde pasó los últimos años de su vida, si bien decisiones superiores motivaron finalmente su traslado a otro centro dependiente del Servicio Andaluz de Salud, donde se cumplió la voluntad de la enferma.

El religioso ha dicho hoy que en aquel momento, en el que tuvieron que tomar una decisión consensuada sin que hubiera “cobertura legal” al respecto, tuvieron claro que “lo importante es la dignidad y la autonomía del paciente”, postura que mantienen, de ahí que considere “imprescindible” el anteproyecto de ley, cuyo debate debe estar fuera a su juicio del ámbito de la religión.

http://granadadigital.com/index.php/sociedad_gr/44-granada/151170-efe

 

El 29% de las investigaciones revelan conflictos de intereses

El 29 por ciento de los trabajos sobre investigación oncológica publicados en revistas de alto impacto tienen conflictos de intereses, especialmente por la inclusión entre sus autores de algún empleado de la industria farmacéutica, lo que puede sesgar los resultados.

DM Nueva York – Martes, 12 de Mayo de 2009 – Actualizado a las 00:00h.

Cerca de un tercio de las investigaciones sobre cáncer publicadas en revistas de alto impacto revelan un conflicto de intereses, según un estudio realizado por científicos de la Universidad de Michigan, en Estados Unidos, que se publicará en el número de junio de Cancer.
  • “Lo preocupante es que los individuos con conflictos de intereses serán, consciente o inconscientemente, parciales”, según Reshma Jagsi

El tipo más frecuente de conflicto es el relacionado con la financiación de la industria, detectado en el 17 por ciento de los casos.

Además, hasta el 12 por ciento de los estudios tenían entre sus autores a un empleado de la industria, y es más probable encontrar resultados positivos en estudios randomizados con conflictos de intereses documentados.

“Considerando la frecuencia con que observamos estos problemas y el hecho de que influyen en los resultados, creo que simplemente revelar su existencia no es suficiente. Cada vez está más claro que necesitamos estudiar cómo desenredar la investigación sobre cáncer de los lazos de la industria”, afirma Reshma Jagsi, autora principal del estudio y profesora de oncología radioterápica en la Facultad de Medicina de la Universidad de Michigan.

Revistas de impacto
Los investigadores estudiarion 1.534 trabajos publicados en revistas como The New England Journal of Medicine, JAMA, The Lancet, The Journal of Clinical Oncology y Cancer.

“Lo preocupante es que los individuos con conflictos de intereses serán, consciente o inconscientemente, parciales en sus análisis, y como investigadores tenemos la obligación de tratar los datos con objetividad”. Por ejemplo, estos individuos serán más favorables a publicar los resultados positivos que los negativos.

“Como sociedad debemos reflexionar sobre cómo queremos que nuestra investigación se dirija y financie. Es cada vez más complicado conseguir fondos para la ciencia, especialmente en los últimos años, así que es normal volver los ojos hacia la industria. Por tanto, si queremos reducir las consecuencias de la parcialidad tenemos que proporcionar otras fuentes de financiación que permitan alcanzar resultados fiables, no en función del mercado”, sostiene Jagsi.

 Regalos promocionales

Pequeños regalos promocionales de compañías farmacéuticas, como bolígrafos y blocs de notas, pueden influir positivamente en la actitud de un médico con respecto a los productos de dicha compañía, según un estudio que se publica en el último número de Arc

http://www.diariomedico.com/2009/05/12/area-profesional/gestion/29-investigaciones-revelan-conflictos-intereses

 

“Los paliativos deben ser derechos fundamentales”

Unos 3.000 médicos y científicos exigieron en Viena que los cuidados paliativos y los tratamientos contra el dolor sean considerados derechos humanos fundamentales. Esta reivindicación quedó plasmada en una declaración internacional de numerosas organizaciones, informó Hans Georg Kress, presidente del undécimo Congreso Europeo de Cuidados Paliativos, que se clausuró el pasado domingo en la capital austríaca.

Redacción – Martes, 12 de Mayo de 2009 – Actualizado a las 00:00h.

Más de 3.000 expertos de más de 80 países discutieron sobre los avances científicos y la situación en el cuidado y la atención de personas con enfermedades graves sin perspectiva de curación.

Llegaron a la conclusión de que, a pesar de los muchos avances registrados en los últimos años, aún es muy insuficiente la atención a moribundos y a los que sufren y, por ello, opinaron que los gobiernos deben adaptar la legislación para mejorar la situación.

“Según los datos de la Organización Mundial de la Salud solamente una pequeña minoría de los más de un millón de personas que mueren semanalmente en todo el mundo recibe cuidados paliativos para disminuir su sufrimiento”, indicó Kress.

Pocos recursos
Asimismo, explicó que “en los países en desarrollo, donde vive el 80 por ciento de la población mundial, solamente se registra el seis por ciento del consumo mundial de morfina, una de las medicaciones más importantes en el tratamiento contra el dolor.

Abogamos por un mejor acceso a los opioides y otros medicamentos importantes en el tratamiento contra el dolor y el control paliativo de síntomas. Se trata especialmente de formas de administración y de medicaciones adecuadas sobre todo para niños”.

http://www.diariomedico.com/2009/05/12/area-profesional/normativa/los-paliativos-deben-ser-derechos-fundamentales