Archivo por meses: febrero 2009

El médico está obligado a acompañar y consolar a los enfermos terminales


.es · 27 Febrero 2009 13:10

La declaración ética de la OMC recuerda la ilegitimidad de la sedación “para aliviar la pena de los familiares o la carga laboral de las personas que lo atienden”

 

 

 

La Organización Médica Colegial (OMC) ha aprobado la declaración ética sobre sedación en agonía elaborada por la Comisión Central de Deontología y Derecho Médico de este organismo que, entre otras directrices, insta a los médicos a respetar “la obligación de acompañar y consolar” al enfermo terminal en sus últimos días.
 
Según reza el texto, “en la situación de enfermedad terminal, la ética médica impone la obligación de acompañar y consolar, que no son tareas delegables o de menor importancia, sino actos médicos de gran relevancia para la calidad asistencial. No tiene cabida hoy, en una medicina verdaderamente humana, la incompetencia terapéutica ante el sufrimiento terminal, ya tome la forma de tratamientos inadecuados por dosis insuficientes o excesivas, ya la del abandono”.
 
Asimismo, el texto define la sedación como la administración de fármacos para disminuir la ansiedad, la angustia y eventualmente, la conciencia del enfermo y puntualizan que, en Medicina Paliativa, sedar es “administrar fármacos para disminuir el nivel de conciencia ante la presencia de un síntoma refractario a los tratamientos disponibles”.
 
 Más concretamente, precisa que la frontera entre una sedación en la agonía y una eutanasia activa está “en los fines primarios de una y otra. En la sedación se busca conseguir, con la dosis mínima necesaria, un nivel de conciencia en el que el paciente no sufra, ni física ni emocionalmente, aunque de forma indirecta pudiera acortar la vida. En la eutanasia se busca deliberadamente la muerte inmediata”.
 
 
Necesidad de consentimiento informado
 
A este respecto, puntualiza que lo que convierte la sedación en “éticamente aceptable o reprobable” es, además de sus fines, las circunstancias en las que se aplica, ya que deberá ser usada “como un recurso final” cuando se hayan agotado los demás recursos terapéuticos, y nunca “como recurso para reducir el esfuerzo del médico. No es legítima la sedación ante síntomas difíciles de controlar, pero que no han demostrado su condición de refractarios y tampoco debe instaurarse para aliviar la pena de los familiares o la carga laboral y la angustia de las personas que lo atienden”.
 
Para evaluar como profesional si está justificada la indicación de la sedación en un enfermo agónico, la OMC recomienda comprobar “que existe una sintomatología intensa y refractaria al tratamiento. Si tuviera dudas de la citada indicación, el médico deberá solicitar el parecer de un colega experimentado en el control de síntomas”.
 
Asimismo, se deberá valorar “que los datos clínicos indican una situación de muerte inminente o muy próxima”; que el enfermo o, en su defecto la familia, haya otorgado el adecuado consentimiento informado de la sedación en la agonía y que el enfermo “ha tenido oportunidad de satisfacer sus necesidades familiares, sociales y espirituales”.
 
Como con cualquier tratamiento, el médico deberá realizar “una evaluación continua del nivel de sedación en el que se encuentra y necesita el enfermo”, además de registrar en su historia clínica “los datos relativos al ajuste de las dosis de los fármacos”.
 
El empleo de la sedación en la agonía no descarga al médico de su deber de continuidad de los cuidados. “Aunque esta sedación pueda durar más de lo previsto, no pueden suspenderse los cuidados básicos e higiénicos exigidos por la dignidad del moribundo, por el cuidado y el aseo de su cuerpo”.

Aumentan las donaciones de óvulos en España

Nuria Briongos/Javier de Elías (A3N)

Madrid, 25.02.2009 15:15 h.

Se realizan pruebas genéticas, biológicas y psicológicas para descartar cualquier problema. Las clínicas de fertilidad compensan a la donantes por las molestias del tratamiento. Reciben unos mil euros por donación.

La donación de óvulos se ha convertido en una de las técnicas de fertilidad más demandadas en nuestro país y el número de donantes crece con la crisis.

En España por ley está prohibido pagar esos óvulos pero a las donantes se les da unacompensación económica por el tratamiento al que se someten, 1.000 euros para ellas y para la receptora un hijo.

El perfil de la receptora es el de una mujer que ha decidido ser madre tarde. La fecundación se produce en unos laboratorios. Donante y receptora nunca llegarán a conocerse.

http://www.antena3noticias.com/PortalA3N/noticia/sociedad/Aumentan-las-donaciones-ovulos-Espana/4907562

 

Las conclusiones de la subcomisión carecen de justificación médica y ética

La Asociación Nacional para la Defensa del Derecho a la Objeción de Conciencia (Andoc) ha señalado que las conclusiones de la subcomisión para la reforma de la ley del aborto responden sólo a motivos ideológicos, contradicen el ordenamiento constitucional y carecen de justificación ética, médica y social.
Redacción 25/02/2009
La asociación señala que en la actualidad el aborto es un delito despenalizado en tres supuestos y los médicos que no lo realizan actúan en el terreno de la legalidad y de las normas deontológicas. La negativa al aborto no es una “práctica abusiva”, sino una manifestación de buena praxis, legal y deontológicamente intachable. Al menos hasta el momento, pues con esta reforma el aborto pasaría de ser un delito despenalizado en ciertos casos a convertirse en un derecho limitado exclusivamente por unos plazos; y como acto médico exigible, quedaría el objetor en una situación de excepción.

La futura ley contradice el ordenamiento constitucional porque incluir el aborto dentro de los denominados derechos reproductivos es algo ajeno a las grandes Declaraciones de Derechos internacionales, a nuestra Carta Magna y a la doctrina constitucional, que establece, por un lado, que la vida humana es un proceso continuo que comienza con la gestación y termina en la muerte y, por otra, que la objeción de conciencia es en este caso un derecho constitucional que no precisa para su ejercicio de regulación específica.

Es muy dudoso que la reforma responda a una demanda social: en cualquier caso, la opacidad y precipitación con que ha procedido la subcomisión ha hurtado al debate a los ciudadanos. Los presupuestos en que se fundamenta no se corresponden con la realidad, puesto que no hay una objeción de conciencia institucional, sino una mayoría de médicos y personal auxiliar que individualmente, por motivos legales, científicos y éticos, se niegan a participar en abortos. Además, no está claro a qué comunidades se refiere la propuesta: salvo raras excepciones, la mayoría apoya el aborto desde hace años, negando iniciativas para ayudar a embarazadas y facilitando la labor a las clínicas abortistas.

Los términos de la propuesta parecen pretender hacer “entrar por el aro” a los objetores, abocarles al dilema de plegarse a una ideología o cargar con las consecuencias laborales o profesionales. La situación de los médicos no ofrece demasiada escapatoria, pues la mayoría trabajan para la sanidad pública. Violentar la conciencia de aquéllos que ejercen una profesión con tanta carga humana es un gravísimo atentado a la libertad.

Los obispos critican que no se respete el derecho a la vida del no nacido

El secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE), monseñor Juan Antonio Martínez Camino, afirmó que la aceptación social del aborto “es uno de los dramas mayores del siglo XX”.
Europa Press Madrid 23/02/2009
Tras la reunión de la Comisión Permanente de la CEE, se preguntó “cómo es posible que no se le reconozca el derecho a la vida si se reconocen derechos patrimoniales al que va a nacer. Cuanto la ley menos protege este derecho, más injusta será y menos carácter de ley tendrá”.

Asimismo calificó el aborto como un “acto intrínsicamente malo que viola muy gravemente la dignidad de un ser humano inocente, quitándole la vida. Una sociedad que no asegura la vida de los no nacidos es una sociedad que vive en una seria violencia interna”.

El portavoz de los obispos abogó “por reaccionar ante la propaganda que presenta el aborto engañosamente como una intervención quirúrgica o farmacológica más, higiénica y segura” y afirmó que el aborto “hiere gravemente la dignidad de quienes lo cometen, dejando profundos traumas psicológicos y morales”.

Excomunión
Martínez Camino señaló que “la Iglesia alerta ante la gravedad del aborto determinando la excomunión para todos aquéllos que colaboren como cómplices necesarios en su realización efectiva”.

Además, pidió apoyo personal, económico y social a la mujer “que merece la maternidad como valiosísima aportación al bien común.

Por desgracia, las mujeres gestantes, abandonadas a su propia suerte o incluso presionadas para eliminar a su hijo, acuden al aborto como autoras y víctimas a la vez de esta violencia”.

Autorizar una operación no es equiparable a un CI

Firmar una autorización para someterse a una intervención quirúrgica no es equiparable a un consentimiento informado (CI), según una sentencia de un juzgado de La Coruña que condena al pago de 58.000 euros.
M. Esteban 23/02/2009
Los tribunales suelen ser muy exigentes con la información que se ofrece a un paciente antes de ser intervenido y con la forma en la que se redacta el consentimiento informado. En ocasiones las irregularidades del documento no han sido obstáculo para avalar la buena actuación profesional, siempre y cuando se haya probado una previa y completa información verbal.

Sin embargo, los jueces sí hacen continuamente alusiones a la necesidad de que la información sea comunicada al enfermo con la antelación suficiente como para que pueda ejercer su derecho a optar por la no intervención. Un juzgado de primera instancia de La Coruña ha rechazado la validez de la autorización firmada por un paciente antes de ser operado por considerar que no cumplía con los requisitos legales del consentimiento informado.

Según los hechos probados, el paciente se sometió a una cervitomía lateral en la que le fue extirpado un tumor mesenquimal benigno.

Al mes de la intervención, el enfermo refirió una afonía ligera, que tras agravarse en el tiempo requirió la práctica de una TC y una fibroscopia. Los informes de los peritos confirmaron que si se produce una sección del nervio recurrente durante la operación, los síntomas de afonía van aumentando con el paso del tiempo.

En consecuencia, la resolución judicial ha declarado la relación causal entre la intervención quirúrgica y la afonía que padece el enfermo.

El juzgado ha apreciado responsabilidad del profesional y ha entrado a valorar si existió o no consentimiento informado, pues en la demanda figura un documento denominado “autorización para intervención quirúrgica y exploraciones invasivas”.

La sentencia hace un recorrido por la normativa sobre información y documentación clínica incluida en la Ley General de Sanidad y en la Ley 41/2002, de Autonomía del Paciente, para declarar que “la intervención quirúrgica es uno de los actos médicos que precisan de consentimiento por escrito”. Por tanto, “tendremos que detenernos en las condiciones de la información que debe recibir el paciente previamente para ejercer su derecho a elegir”.

Obligación legal
El fallo recuerda que el médico, antes de recabar un consentimiento escrito, debe informar al enfermo de las “consecuencias relevantes que la intervención origina con seguridad, de los riesgos relacionados con las circunstancias personales y profesionales, los riesgos probables en condiciones normales y las contraindicaciones”.

Atendiendo a la doctrina del Tribunal Supremo, el juzgado coruñés anula el valor de la autorización firmada por el paciente al “no poder ser considerada como un consentimiento informado en los términos requeridos por la ley”. La razón alegada por el juez, que acoge los alegatos de Alfonso Iglesias, abogado del paciente, es que “la autorización tiene un carácter absolutamente genérico y de ella no puede deducirse que se cumplan las exigencias de información que se contienen en la ley”. En efecto, el fallo aclara que en dicho documento “nada consta sobre los riesgos probables”. La indemnización impuesta por el juzgado asciende a 58.000 euros.

Parámetros para una información correcta
¿Con cuánta antelación se debe ofrecer al paciente el documento de consentimiento para entender cumplido el deber legal de información? La pregunta se suscitó cuando los tribunales comenzaron a analizar casos en los que el documento de consentimiento se había firmado a las puertas del quirófano antes de la intervención. Los juristas suelen coincidir en que el tiempo debe ser el necesario para que el paciente pueda tomar conciencia del alcance de la operación a la que se va a someter y de los riesgos. Otra de las prácticas comúnmente censuradas por los tribunales es no dar validez a los documentos genéricos que no incluyen las condiciones que exige la ley. Y es que la información no sólo es un derecho del enfermo, sino que su incumplimiento ha sido calificado por el Supremo como infracción de lex artis.

Europa expedienta a España por impedir el acceso gratuito a los fármacos a los jubilados extranjeros

JANO.es · 19 Febrero 2009 13:17

La discriminación, según Bruselas, vulnera la normativa comunitaria sobre los derechos en materia de seguridad social de las personas que viajan por Europa

La Comisión Europea ha lanzado en el día de hoy un ultimátum contra España por impedir el acceso gratuito a los medicamentos a los jubilados de otros países de la UE que se encuentran de vacaciones en España. Esta discriminación, según Bruselas, vulnera la normativa comunitaria sobre los derechos en materia de seguridad social de las personas que viajan por Europa.
 
El ultimátum adopta la forma de un dictamen motivado, segunda fase de un procedimiento de infracción. Si en el plazo de dos meses las autoridades españolas no corrigen la situación, el Ejecutivo comunitario podría llevar el caso ante el Tribunal de Justicia de la UE.
 
En palabras del comisario de Empleo y Asuntos Sociales, Vladimir Spidla, “hemos actuado para garantizar que los turistas de los otros países de la UE gocen de los mismos derechos que los residentes. España es uno de los principales destinos turísticos en Europa, pero la regulación española actual impone formalidades administrativas suplementarias a los jubilados comunitarios que pueden necesitar medicamentos durante una estancia temporal”.
 
La legislación comunitaria exige que todos los ciudadanos comunitarios que visitan otro Estado miembro tengan el mismo acceso a la sanidad del que se benefician los residentes de ese país.
 
En este caso, la normativa española permite a los jubilados residentes obtener los medicamentos de forma gratuita. Sin embargo, los jubilados de la UE de turismo en España deben presentar un documento suplementario, expedido por sus instituciones nacionales de seguridad social, que certifique que reciben una pensión del Estado.
 
La Comisión considera que la exigencia española vulnera la legislación comunitaria y constituye una discriminación respecto de los jubilados comunitarios que van de vacaciones a España. Además, la obligación de presentar un documento suplementario contradice los principios de la tarjeta sanitaria europea, que tiene como objetivo simplificar los procedimientos para las personas que viajan por Europa.

El registro de donantes de semen y ovocitos evitará el uso indiscriminado de donantes

JANO.es · 19 Febrero 2009 11:00

La Ley de Reproducción Asistida establece que sólo pueden producirse seis recién nacidos vivos de un mismo donante

El nuevo registro de donantes de semen y ovocitos en el que está trabajando el Ministerio de Sanidad y Consumo, conseguirá, como explica la Dra. Victoria Verdú, coordinadora de ginecológica de la clínica de fertilidad de Ginefiv y miembros del grupo de interés de la Sociedad Española de Fertilidad de Salud Embrionaria, “controlar el uso indiscriminado de un mismo donante de acuerdo con lo establecido en la actual Ley de Reproducción Asistida”.
 
Según establece “claramente” la normativa, sólo pueden producirse seis recién nacidos vivos de un mismo donante, por lo que según la Dra. Verdú, “sin un registro como el que piensa poner en marcha Sanidad las clínicas no pueden cumplir la Ley”. En consecuencia, la iniciativa “beneficia directamente al sector, ya que ahora cualquier donante puede acudir a los centros que quiera, puesto que la única manera de comprobar si se han realizado más donaciones es a través de la información del propio donante”.
 
Se trata, en definitiva y en palabras de la Dra. Verdú, “de una medida necesaria que se lleva queriendo poner en marcha desde hace tiempo y con la que se conseguirá regular mejor este sector”. Además, el registro, que se espera esté listo el próximo año, permitirá a los profesionales contar con datos actualizados de los posibles donantes, la tasa de embarazo que lograron con sus muestras de óvulos o espermatozoides y sus posibles enfermedades.
 
 
Embarazos múltiples
 
La legislación española prohíbe transferir más de tres embriones en los procesos de reproducción asistida. Sin embargo, en opinión de la Dra. Verdú, “hay que conseguir en toda Europa que se imponga la tendencia de transferir un sólo embrión”, algo que ya se está comenzando a instaurar en aquellos países donde la seguridad social cubre este tipo de tratamientos.
 
En España, la posibilidad pasa por una “concienciación” dentro de la relación médico-paciente, aunque según considera la Dra. Verdú, “tratar de realizar un cambio en la mentalidad de las parejas que acuden a estas clínicas con un problema de fertilidad es, cuando menos, complicado”. En la actualidad, la tasa de transferencia de un sólo embrión está aumentando, aunque también esta aumentado la de dos embriones, mientras que se ha conseguido recudir la implantación de tres embriones.
 
En estos momentos, la posibilidad de implantar un solo embrión es una decisión consensuada entre la pareja y el especialista y especialmente recomendada a mujeres jóvenes, menores de 35 años y que se encuentran en el primer o segundo ciclo, además de a aquellas receptoras de ovocitos, que “tienen muy buen pronóstico y las posibilidades de embarazo son muy altas”.

España es el tercer país europeo con más tratamientos de fertilidad

El 2% de los nacimientos se deben a estas técnicas.- Sanidad ultima un registro de clínicas de reproducción asistida

EFE / ELPAÍS.com – Madrid – 17/02/2009

España es el tercer país europeo con más tratamientos de fertilidad, sólo por detrás de Francia y Alemania, al practicarse en 2006 un total de 80.000 ciclos de reproducción asistida. El presidente de la Sociedad Española de Fertilidad, Buenaventura Coroleu, ha presentado hoy, en una rueda de prensa, los últimos datos recogidos por la organización en un registro en el que han participado voluntariamente 130 centros que realizan estas técnicas. En 2006 se produjeron en este país más de 30.000 ciclos de inseminación artificial y más de 50.000 fecundaciones in vitro y microinyección espermática. El 2 % de los nacimientos registrados en España durante ese año se debieron a estas técnicas, mientras que en 2005 el porcentaje fue del 1,6 %.

El doctor ha destacado que en España las tasas de embarazos logrados están muy por encima de la media europea, con un 39 %, frente al 30 % de la Unión Europea. El 80 % de las pacientes que siguen un tratamiento in vitro tienen un edad comprendida entre treinta y cuarenta años, y el 55,7 % de las receptoras de ovocitos superan los cuarenta. En cuanto a las causas de esterilidad más frecuentes, el factor masculino estuvo presente en el 32,7 % de los casos, el femenino es responsable del 26,4 % mientras que las causas mixtas han estado presentes en el 23,3 %. José Antonio Castilla, coordinador del registro, ha destacado que la tasa de gestaciones únicas ha aumentado paulatinamente en detrimento de los embarazos múltiples de los últimos años.

El experto ha resaltado que se ha observado una tendencia a disminuir el número de embriones transferidos, logrando por cuarto año consecutivo que las trasferencias de dos superen a las de tres. En cuanto a los partos, más del 75 % han sido únicos, los dobles siguen descendiendo del 30 % en 2005 al 21,9 en 2006 y los triples representan cifras mínimas -1,7 %-. El número de abortos se aproxima al 17 %. A pesar del descenso de partos múltiples, los porcentajes del registro español son superiores a la media europea, un 24 % frente a un 20 % aproximadamente. “Si queremos seguir bajando la tasa de embarazo múltiple ya no debemos transferir dos embriones, sino que debemos empezar a transferir un solo embrión”, ha subrayado Coroleu, quien ha recordado que así se hace en países como Suecia, Finlandia o Bélgica.

Castilla ha animado a los centros de reproducción asistida a que opten por implantar un solo embrión -actualmente en el 60 % de las trasferencias se utilizan dos-, por ser mejor para la salud de la madre, reducir la morbilidad de los neonatos y conllevar un coste menor que un embarazo múltiple. Sin embargo, los expertos han coincidido en que no es viable el imponer por ley la implantación de un solo embrión, dado que el 80 % de las clínicas que realizan estas técnicas son privadas.

Por su parte, el director general de Terapias Avanzadas y Trasplantes, Augusto Silva, ha anunciado que a finales de este año se pondrán en marcha los registros nacionales de centros y actividades asociadas a reproducción humana asistida, una de las principales demandas de información de ciudadanos y profesionales. El registro incluirá una detallada información sobre las técnicas asociadas a Reproducción Humana Asistida que se efectúan en cada uno de los centros, así como su eficacia y porcentaje de éxito.

Silva ha avanzado además que el departamento que dirige Bernat Soria espera finalizar en 2010 el registro de donantes de gametos, que requerirá un desarrollo informático que garantice la confidencialidad junto con la colaboración de las comunidades autónomas.

Registro de clínicas

El Ministerio de Sanidad y Consumo tendrá listos a finales de este año el registro nacional de centros que realizan técnicas de Reproducción Humana Asistida, así como el registro de actividades que se desarrollan en cada uno de ellos. Así lo ha asegurado el director general de Terapias Avanzadas y Trasplantes, Augusto Silva, durante su intervención en la rueda de prensa organizada por la Sociedad Española de Fertilidad, que se ha celebrado esta mañana en Madrid. Silva ha explicado que la Dirección General de Terapias Avanzadas y Trasplantes ya trabaja en el desarrollo de ambos registros, cuya creación está prevista en la Ley de Reproducción Humana Asistida. Estos registros se habían convertido en una de las principales demandas tanto de los ciudadanos como de los profesionales, que van a ver así cumplidas sus necesidades de información.

El registro de actividades incluirá una detallada información sobre las técnicas asociadas a Reproducción Humana Asistida que se efectúan en cada uno de los centros, su eficacia y porcentaje de éxito (inseminación artificial, fertilización in vitro, diagnóstico genético pre-implantacional, etc.). Una vez terminados, el Ministerio de Sanidad y Consumo pondrá a disposición de los ciudadanos toda la información contenida en ambos registros, que además podrán consultarse en la página web del Departamento (www.msc.es).

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Espana/tercer/pais/europeo/tratamientos/fertilidad/elpepusoc/20090217elpepusoc_3/Tes

 

El Vaticano alerta sobre el riesgo de eugenesia

La Academia Pontificia para la Vida del Vaticano ha alertado sobre los riesgos de eugenesia en que podría derivar la experimentación genética si se pierde de vista el valor esencial de la dignidad humana, según ha señalado el presidente de este organismo, monseñor Rino Fisichella.
E.P. Roma 20/02/2009
El arzobispo hizo estas declaraciones durante la presentación del congreso Las nuevas fronteras de la genética y el riesgo de la eugenesia, que se celebra estos días en el Vaticano con ocasión de la XV asamblea general de la Academia Pontificia para la Vida.

Según Fisichella, este tipo de experimentaciones se suelen presentar bajo el “rostro consolador de quien querría mejorar físicamente la especie humana”, tal y como demuestran diversos proyectos de orden científico, biológico, médico, social y político. Sin embargo, dichos proyectos acaban practicando la eugenesia “en nombre de un cierto concepto de la normalidad”.

Mentalidad reductiva
Esta mentalidad reductiva tiende a considerar “que hay personas que tienen menos valor que otras, ya sea a causa de sus condiciones de vida, tales como la pobreza o la falta de educación, como a causa de sus condiciones físicas, como por ejemplo los discapacitados, los enfermos psíquicos, las personas en estado vegetativo o las personas ancianas con graves patologías”.

Según Fisichella, el riesgo de que, poco a poco, la experimentación genética vaya tomando esta deriva no es “sólo teórico sino un hecho” y se corresponde con una mentalidad “que tiende lentamente pero inexorablemente a difundirse cada vez más”.

Además, ha señalado que la Iglesia está “llamada a expresarse” en todas las cuestiones relacionadas con el inicio, el desarrollo y el final de la vida.

Cuando el médico no puede actuar éticamente

El síndrome del distrés moral se origina cuando el profesional no puede hacer lo que cree que es éticamente correcto por presiones del entorno en el que trabaja. Se trata de un creciente problema en el ámbito sanitario y para solucionarlo es necesario reconocerlo y hablar de ello y aumentar la formación en bioética.
G.S.S.
20/02/2009

El síndrome del distrés moral se origina por no poder actuar de acuerdo con lo que una persona cree que es éticamente apropiado

Maite Delgado, del Grupo de Bioética de la Semfyc, cree que parte del problema es que hemos pasado del paternalismo médico-paciente al paternalismo de la familia del enfermo, que a veces ponen al profesional entre la espada y la pared.

El síndrome del distrés moral se origina por no poder actuar de acuerdo con lo que una persona cree que es éticamente apropiado por obstáculos inherentes al supuesto que contempla. Esta patología fue descrita por primera vez en 1984 en un libro de ética para enfermeras. Posteriores investigadores focalizaron el problema en las experiencias de los profesionales sanitarios y concluyeron que los que sufrían distrés moral son los más reacios a interactuar con pacientes.

Según informa The New York Times, un reciente estudio muestra que el 15 por ciento de los profesionales sanitarios dejó su trabajo por sufrir este desorden psicológico, que puede surgir por la dificultad de adecuarse a los intereses de los pacientes debido a rígidas normas institucionales o a los familiares del enfermo.

Normalmente es más frecuente en las etapas terminales de los pacientes; en estos casos se crean situaciones en las que los profesionales deben optar por lo que creen que deberían hacer y lo que les piden los familiares. También es frecuente en la atención neonatal y se da entre los profesionales que atienden al bebé prematuro no viable. Otra fuente de distrés moral surge cuando la familia decide continuar con tratamientos fútiles para prolongar al máximo la vida del paciente.

Formación insuficiente
En ocasiones surge en el enfrentamiento de los profesionales sanitarios con situaciones límite, sobre todo cuando los recursos cognitivos aprendidos durante su formación profesional -con un fuerte énfasis en el razonamiento científico- no bastan para una correcta toma de decisiones, lo cual afecta a su desempeño como profesionales y puede provocar que se asuman posiciones defensivas.

Además de su aspecto profesional, los médicos tienen un lado humano, y las decisiones que toman en el trabajo pueden incidir en su vida privada.

Los dilemas éticos presentes en el trabajo pueden persistir de manera continua y reiterada y las exigencias pueden rebasar la capacidad del sujeto y éste puede verse incapaz de afrontarlas.

Entre los indicadores de este tipo de estrés están las emociones negativas (irritación, preocupación, tensión y depresión), los trastornos cognitivos reflejados en una disminución del rendimiento y los signos físicos a largo plazo, con afecciones psicosomáticas.

se trata de un creciente problema en los hospitales y los médicos y enfermeras se sienten atrapados por las demandas de administradores, compañías de seguros, abogados y familiares

Según The New York Times, se trata de un creciente problema en los hospitales y los médicos y enfermeras se sienten atrapados por las demandas de administradores, compañías de seguros, abogados y familiares de pacientes y “se ven forzados a adquirir compromisos acerca de lo que éstos creen que es mejor para los pacientes”.

¿Qué pueden hacer estos profesionales? “Existen diferentes razones por las que un médico puede sentir que no es capaz de hacer lo que es éticamente apropiado”, ha afirmado Ann Hamric, profesora de la Universidad de Virginia y que ha realizado un estudio sobre el distrés moral.

En su opinión, muchas de las causas que provocan el distrés moral provienen del entorno del trabajo donde se desenvuelven los profesionales.  “Los médicos sienten que los gestores de riesgos o los abogados les dicen qué es lo que deben y no deben hacer en la atención a sus pacientes y eso les afecta”.

¿Cómo cambiar esto? “Para empezar, es necesario reconocer que se padece distrés moral y hablar de ello deliberadamente. De otro modo, no podremos reconocer el daño que produce. No podemos esperar que la gente trabaje en este tipo de escenario con tanta carga emocional y esperar que toleren amenazas a su integridad profesional”.

Frecuentes en España
Según Maite Delgado, del Grupo de Bioética de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc), los casos de distrés moral son muy frecuentes en España, sobre todo con médicos residentes, a pesar de que normalmente cuesta hablar de ellos. ¿Cuáles son los supuestos más típicos de distrés moral? “Por ejemplo, a pesar de que la Ley de Autonomía del Paciente deja claro que el paciente tiene derecho a recibir información veraz, a veces el médico no puede dar toda la información, sobre todo cuando hay malas noticias, porque lo quieren así los familiares del enfermo”.

A su juicio, esto sucede en parte porque hemos pasado del paternalismo médico-paciente al paternalismo de la familia. “A veces se protege demasiado al enfermo para que no se enfrente a situaciones desagradables y eso dificulta las decisiones éticas de calado”.
Además, se refirió a la ley de cuidados inversos, cuando el paciente recibe cuidados en proporción inversa a su necesidad. “Esa es una fuente clarísima de distrés emocional, ya que si no haces una visita domiciliaria porque crees que tu presencia es más necesaria en tu consulta te enfrentas a una reclamación. En esos casos no se atiende a quien más lo necesita”. Estos supuestos pueden llevar al abandono del trabajo, ya que una de las consecuencias más típicas es el burnout. “No es fácil pensar en una solución porque cada caso es distinto, pero una mayor formación en bioética ayudaría bastante”.

Un estudio realizado por la Facultad de Enfermería de la Universidad de Pennsylvania (Estados Unidos) concluyó que el 25 por ciento de las enfermeras de ese país experimentaron distrés moral, lo que les hizo querer abandonar su trabajo. Además, el 41 por ciento afirmaron no estar seguras de que volverían a elegir su profesión.

Fue uno de los primeros trabajos en investigar la relación entre la ética y el abandono del trabajo. Connie Ulrich, profesor de esa universidad, afirmó que el distrés moral derivaba en sentimientos de debilidad (32,5 por ciento), sensación de abrumación (34,7 por ciento), frustración (52,8 por ciento) y fatiga (40 por ciento).

Sentimientos de frustración, debilidad, abrumación y fatiga
El estudio mostró que cuando los profesionales sanitarios deseaban abandonar el trabajo era en gran parte por experimentar la citada patología y por no sentirse apoyados institucionalmente para lidiar con los problemas éticos de la profesión. Además, todo esto derivaba en una baja percepción de su profesión.

Los problemas relacionados con el distrés moral a los que se enfrentan los profesionales están relacionados con la protección de los derechos de los pacientes, el apoyo en la toma de decisiones en el final de su vida y una justa distribución de los recursos.

Según Ulrich, “los profesionales muchas veces sienten que no pueden proteger de forma adecuada los derechos de los pacientes y deben hacer un ejercicio de ponderación entre esta y otras cuestiones conflictivas”.

La falta de respeto entre los compañeros de trabajo y de confianza ejerce también una fuerte influencia en la decisión de abandonar un trabajo. “Sólo el 58,3 por ciento de los encuestados consideraba que los profesionales sanitarios se respetaban mutuamente y únicamente el 55.4 por ciento cree que existe confianza entre los médicos y las enfermeras o trabajadores sociales”, afirmó Ulrich.

Por otra parte, cerca de dos tercios de los profesionales encuestados afirmaron enfrentarse a conflictos éticos que escapaban de su control y cerca del 25 por ciento manifestaron que no habían recibido formación ética. El estudió concluyó que es muy difícil encontrar un clima de trabajo positivo y que se deberían invertir más fondos para la formación.

Bioética: debate de la vida a raíz de los avances científicos

Publicado el 18/Febrero/2009 | 00:02

 

Entrevista a Miguel Ángel Sánchez

¿Quien es? Doctor . Profesor de reproducción asistida de la Universidad Compliutense de Madrid

¿Qué es la bioética?
Yo entiendo la bioética como un movimiento ciudadano que no propone soluciones tajantes ni fórmulas mágicas, sino que busca la deliberación, la participación y la conciencia.

¿Qué es lo que pone en tela de discusión?
Problemas nuevos que no sabemos muy bien cómo tratar, y que las nuevas ciencias de la vida han traído

¿Como cuáles?
Por ejemplo, las posibilidades de mantenimiento artificial de las funciones vitales, los estados vegetativos permanentes o la muerte digna.

¿Y aquellos relacionados con la creación de la vida?
También hay debate sobre el principio de la vida, y tiene que ver con la reproducción y con el uso de embiones.

Dentro de la discusión, ¿qué papel cumple la bioética?
La bioética tiene que hacer conocer estos problemas. Su primera labor es la de la información y la divulgación de ellos. Es una labor de siembra.

¿Ya se ha definido cuál es el límite de la ciencia?
Hay una tendencia a pensar que la ética esta para prohibir. No es eso. Está para examinar y para descubrir posibilidades.

¿Luego de la discusión?
Tras el debate, tenemos que encontrar las mejores formas de encausar nuestro poderío tecnológico.

¿A través de legislación?
Yo soy de los que entienden que la bioética es más un movimiento de conciencia y que el bioderecho es otra cosa.

Pero, ¿se necesitan leyes?
Tiene que haber leyes para ciertas cosas. Pero no para todas. Y solo con leyes no se resuelven los problemas.

¿Cuánto hay de ideología o de religión en este movimiento?
Este es un movimiento universalista, pluralista, no confesional, más bien laico.

¿Cuál es su paradigma?
Gran parte de la bioética tiene que ver con el pensamiento liberal, que tiende a dar al individuo el control sobre su propio cuerpo y a elegir su propia vida.

¿Cómo cuaja este pensamiento en la realidad?
Está en el origen de las nuevas normas que propone la bioética sobre el consentimiento informado y la participación del paciente en la toma de decisiones.

¿Qué opina sobre la muerte de Eluana Englaro?
Cada caso es distinto. Pero me parece que este caso ha estado demasiado influido por factores que no deberían tener tanto peso.

¿Como cuáles?
Factores políticos y religiosos que han intervenido, cuando, en realidad, quien debe tener la última palabra debe tender a ser el propio interesado o sus familiares directos. (AIV)

http://www.hoy.com.ec/noticias-ecuador/bioetica-debate-de-la-vida-a-raiz-de-los-avances-cientificos-334550.html

La muerte más clara

Expertos en Bioética abogan por clarificar conceptos en torno a la eutanasia para evitar la confusión, facilitar el debate social y alcanzar un consenso ético
Hace diez días Eluana Englaro. Hace dos años, Inmaculada Echevarría. Hace diez, Ramón Sampedro… Parece una ley natural: cada cierto tiempo, la eutanasia regresa a las portadas de los periódicos y los telediarios. Partidarios y detractores de la ‘buena muerte’ -ese es el significado etimológico de eutanasia- se enzarzan en largas e inútiles discusiones. A veces, los dos bandos llegan a las manos, como ocurrió hace unos días a las puertas de la clínica de Udine donde, por fin, murió Eluana…
El médico Pablo Simón, profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública y experto en Bioética, cree que el problema es que «la palabra eutanasia significa para cada persona una cosa diferente. Para unos es sedación paliativa, para otros, rechazo al tratamiento; para un tercero, causar la muerte de una persona…». A unos, destaca el vocal del Comité de Bioética de España, «les recuerda a los nazis» y otros lo consideran un avance «progresista y liberal».
Quizá porque toca de cerca a la muerte y porque implica las creencias más íntimas sobre la vida humana, eutanasia es «una palabra contaminada emocionalmente». Simón está convencido de que, si la gente llegase a un acuerdo sobre las palabras antes de empezar a discutir, sería mucho más fácil llegar también a un consenso ético.
En un artículo publicado en la ‘Revista de Calidad Asistencial’ en 2008, Simón y otros cuatro expertos en Bioética aclaraban muchos de los conceptos relacionados con la muerte digna. También recordaban que el apoyo a la eutanasia y el suicidio asistido en España oscila -según las encuestas- entre el 41% en la población general, el 51% de los médicos de cuidados paliativos y el 76% de los jóvenes.
Considera que España debería aprender de otras tradiciones democráticas en que los ciudadanos no se limitan a serlo una vez cada cuatro años, cuando son llamados a las urnas. A su juicio, la regulación de la eutanasia y el suicidio asistido -anunciada por el Gobierno para esta legislatura y después congelada por el propio Zapatero- debería ser consultada en referéndum. Así es como la han aprobado los estados norteamericanos de Oregón y, hace pocas semanas, Washington.
Simón, que también pertenece a la Comisión Andaluza de Bioética, ha preparado el siguiente glosario de términos.
CUIDADOS PALIATIVOS
«Conjunto coordinado de intervenciones sanitarias dirigidas, desde un enfoque integral, a la mejora de la calidad de vida de los pacientes y de sus familias, afrontando los problemas asociados con una enfermedad terminal mediante la prevención y el alivio del sufrimiento así como la identificación, valoración y tratamiento del dolor, y otros síntomas físicos, psíquicos, sociales espirituales o relacionados con los valores individuales o creencias de la persona».
EUTANASIA
«Actuación en la que un profesional sanitario produce la muerte de un paciente, inyectándole una medicación que acaba con su vida, porque se lo pide de manera expresa, informada y reiterada, ya que experimenta un sufrimiento que no ha podido ser mitigado por otros medios, por ejemplo mediante cuidados paliativos».
En España es un delito. Está despenalizada en Holanda, Bélgica y Luxemburgo.
Los expertos en Bioética prefieren desterrar todos los adjetivos que suelen acompañar a la palabra eutanasia, porque confunden a los ciudadanos. Por ejemplo, señalan, la eutanasia no puede ser ‘involuntaria’, por definición; si se hace contra la voluntad del paciente, es simplemente ‘homicidio’. Tampoco puede ser ‘pasiva’; es decir, causar la muerte mediante la retirada de un tratamiento a petición expresa del afectado es ‘rechazo al tratamiento’.
LIMITACIÓN DEL ESFUERZO TERAPÉUTICO
«Retirada, o no instauración, de una medida de soporte vital o de cualquier otra intervención que, dado el mal pronóstico del paciente en términos de cantidad y calidad de vida futuras, constituye, a juicio de los profesionales sanitarios implicados, algo inútil que sólo contribuye a prolongar en el tiempo una situación clínica carente de expectativas razonables de mejoría».
Se trata de una medida «habitualmente practicada en las Unidades de Cuidados Intensivos de todo el mundo» y «perfectamente legal».
OBSTINACIÓN TERAPÉUTICA:
«Situación en la que a una persona que se encuentra en estado terminal se le inician o mantienen medidas de soporte vital carentes de utilidad clínica y que únicamente prolongan su vida biológica, sin posibilidades reales de mejora o recuperación, siendo en consecuencia susceptibles de limitación».
Antes se denominaba a esta práctica ‘ensañamiento’ o ‘encarnizamiento’ terapéutico.
RECHAZO DE TRATAMIENTO:
«Situación en la que un paciente solicita que se retire o no se le inicie un tratamiento indicado por los médicos porque en opinión del propio paciente no mejorará su calidad de vida o no aliviará su sufrimiento». «El Testamento Vital es la mejor forma de expresar de manera anticipada un rechazo de tratamiento». «Si el paciente no puede decidir por sí mismo su representante o su familia pueden decidir en su lugar».
Hay casos muy conocidos de rechazo al tratamiento: el de Inmaculada Echevarría, que pidió la retirada del respirador que la mantenía con vida; o el de la propia Eluana, cuyo padre logró tras años de lucha suspender su alimentación artificial.
Esta práctica legal da lugar a situaciones controvertidas, como la negativa de los Testigos de Jehová a recibir transfusiones sanguíneas, que debe ser respetada. Sin embargo, cuando un miembro de esa confesión pide que no se aplique una transfusión a un hijo menor, la legislación española da prioridad al derecho del niño a la vida, por encima del derecho de sus progenitores al respeto a sus creencias: los médicos deben aplicar el tratamiento adecuado y pueden comunicar su decisión al juez.
SEDACIÓN PALIATIVA:
«Administración de fármacos, en las dosis y combinaciones requeridas, para reducir la conciencia de un paciente en situación terminal o de agonía, para aliviar adecuadamente uno o más síntomas refractarios, previo consentimiento informado explícito en los términos establecidos en la ley. Uno de los posibles efectos de esta sedación es el acortamiento de la vida».
Pertenecen a esta categoría los casos del Hospital Severo Ochoa de Leganés. Es una práctica habitual en las UCI y no es delito.
SUICIDIO ASISTIDO
«Actuación en la que un profesional sanitario proporciona a un paciente que experimenta un sufrimiento insoportable y que se lo pide de forma expresa, reiterada e informada los medios necesarios para que pueda acabar él mismo con su vida cuando lo desee. Por ejemplo, le receta la medicación y le explica cómo tiene que tomarla para suicidarse».
En España es delito. Está regulado en Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Suiza y en los Estados norteamericanos de Oregón, Washington y California.

La Fundación de Ciencias de la Salud formará sobre comunicación de malas noticias y entrevistas con adolescentes en AP

14:06 – 18/02/2009

La Fundación Ciencias para la Salud incluirá en su área de formación de 2009 los cursos ‘La Entrevista con Adolescentes en Atención Primaria’, ‘Entrevista Clínica para Residentes de Medicina Familiar y Comunitaria’ y ‘Comunicación y Salud. Comunicar Malas Noticias’, según informó hoy la entidad en un comunicado.

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

La fundación señaló que la comunicación del profesional sanitario con su equipo, con el paciente y con el entorno familiar de éste, es uno de los temas hacia los que se orientan los proyectos formativos, que han buscado cubrir aquellas áreas de conocimiento que, por diferentes razones y motivos, no están del todo cubiertas en el pre y en el postgrado y son ampliamente demandadas por los profesionales sanitarios.

Por otro lado, indicaron que, aunque la mayoría de los cursos se imparten de manera presencial, cada vez más se están planteando sus versiones a través de internet, como es el caso del titulado “Comunicación y Salud. Comunicar Malas Noticias”.

En este sentido, el programa del curso ‘La Entrevista con Adolescentes en Atención Primaria’ se plantea como principal objetivo la actualización de los conocimientos que tienen los médicos del primer nivel asistencial en torno al mundo de la adolescencia, y la sensibilización de los mismos sobre las barreras que dificultan el trabajo preventivo con este subgrupo de población. Con una metodología eminentemente práctica, el curso se impartirá, por primera vez, en Lugo, los días 23 y 24 de marzo, y en Pontevedra, los días 30 y 31 del mismo mes.

El magíster en Bioética y miembro del Grupo de Comunicación de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SemFYC), la doctora Yolanda Jarabo, señaló que “es muy importante que el médico de Atención Primaria (AP) tenga una visión amplia de los problemas éticos que pueden surgir al abordar las situaciones conflictivas de la adolescencia”

Asimismo, señalaron que la bioética es una de las áreas más fuertes de la actividad docente de la Fundación de Ciencias de la Salud, y el curso más destacado de todos ellos es el ya tradicional curso de formación de formadores ‘Bioética 4×4’, que ya está preparando su sexta edición. A su vez, ‘Bioética: origen, fundamentación y método’ e ‘Introducción a la Bioética’ son otros títulos destacados.

http://ecodiario.eleconomista.es/salud/noticias/1043482/02/09/La-Fundacion-de-Ciencias-de-la-Salud-formara-sobre-comunicacion-de-malas-noticias-y-entrevistas-con-adolescentes-en-AP.html

Demanda, queja y sentimiento en la relación clínica

Andrés Pandiella

Fundación Iatrós y Cátedra Wyeth-UAM de Teoría de la Medicina. Departamento de Psiquiatría. Universidad Autónoma de Madrid.

13 Febrero 2009

Analizar el papel del sentimiento favorece el encuentro entre las demandas del paciente y la respuesta del profesional


El doctor Baselga, un firme defensor de la empatía en el trato con los pacientes, en el transcurso de una consulta en el Servicio de Oncología de Vall d’Hebron en Barcelona.

Es necesario profundizar en el estudio de la demanda y la queja, así como en el análisis del papel del sentimiento como elemento complementario de los aspectos éticos y técnicos en la relación clínica.

 

 

Referentes 
Valores, hechos y razones en el ámbito sanitario 
Este texto está basado en una de las sesiones del Simposio Internacional “Valores, hechos y razones en el ámbito sanitario: la racionalidad acotada”, celebrado los días 26-27 de junio de 2008 en la Universidad Autónoma de Madrid. Participaron en el debate, Enrique Baca, Francesc Borrell, Antonio Colodrón, José Luis González Quirós, Blanca Gutiérrez Parres, José Lázaro, Ramiro López Menchaca, Armando Menéndez Viso, Andrés Pandiella y Carlos Pose. 

Este simposio se inscribe en las actividades del proyecto de investigación HUM2005-02105/FISO. 

 

La relación clínica entre la persona enferma que pide ayuda y el profesional de la salud (que posee los conocimientos y habilidades necesarios para cuidar, proteger y curar la salud de los otros) se gesta a través de un proceso complejo que da lugar a una relación multidimensional. Esta relación se inicia con la demanda sanitaria, que se concreta en el momento en que un paciente se presenta ante el clínico para solicitar cierta clase de cuidados. Tras la demanda se produce la entrevista clínica. Es allí donde se encuentran las expectativas del médico y las del enfermo respecto de lo que es apropiado demandar. 

El clínico tiene siempre una teoría personal sobre la demanda y la queja que determina lo que debe responder en calidad de médico; el paciente trae también una teoría personal, no reflexiva, sobre lo que puede o no puede pedir a los profesionales de la salud y la forma de hacerlo (Borrell, F, 2008). En el mejor de los casos (que se produce con frecuencia si en las consultas predomina el interés mutuo: vocación de ayudar y necesidad/deseo de ser ayudado), se produce una interacción satisfactoria que atenúa el malestar del paciente y satisface la profesionalidad del médico. 

Sin embargo, no siempre tiene este desenlace idóneo, pues factores como la falta de tiempo, la imprecisión y ambigüedad con la que se expresa algunas veces el paciente o los prejuicios del médico, entre otros problemas, pueden dar al traste con la posibilidad de respuesta satisfactoria a las demandas realizadas. 

Y por pocos que sean los casos en que la relación se vuelve áspera e improductiva, parece conveniente tenerlos en cuenta y analizarlos con vistas al incremento de la calidad de la atención sanitaria. Este incremento habrá de afectar tanto a la calidad laboral del médico como a la respuesta adecuada a la demanda del paciente. Por ello hay que profundizar en el estudio de la demanda y la queja, así como en el análisis del papel del sentimiento como elemento complementario de los aspectos éticos y técnicos en la relación clínica. 

Creación de la demanda 

El profesor Enrique Baca señala que la demanda sanitaria se produce no solo cuando se percibe una necesidad (en el caso de la medicina, cuando se siente el dolor, el malestar o la disfunción, o cuando se vislumbra un peligro para la vida debido a la enfermedad), sino también cuando los mecanismos de autoayuda han fracasado, momento en el que da comienzo la ayuda profesional, es decir, el cuidado médico. 

Tras fallar los procesos fisiológicos de defensa del individuo y una vez percibida la necesidad, el enfermo trata de poner remedio por sí mismo a su mal e intenta autosatisfacer su necesidad. Si dichas acciones de autoayuda resultan ineficaces, buscará el consejo o apoyo laico (no médico), recurriendo a algún familiar, amigo o conocido, y una vez superada esta fase es cuando se produce la demanda expresa hacia aquel sujeto al cual la comunidad en la que vive el demandante identifica como poseedor de la capacitación o conocimientos necesarios para prestar dicha ayuda (Baca, E. 2006; 2007). En este momento, aparece la clínica, con el encuentro del que demanda y el que presta ayuda. 

Sin embargo, esta descripción sólo tiene en cuenta un modelo sanitario simple, constituido por dos agentes: médico y paciente. Más adelante, en formas más complejas de asistencia, como son las disponibles en países desarrollados, aparece un modelo que desborda a estos protagonistas primigenios y en el que intervendrán, como mínimo, según el planteamiento de Baca (2006), dos nuevos agentes fundamentales: el complejo industrial sanitario y el tercer pagador. Se introduce así un nuevo juego de relaciones en el sistema sanitario que da pleno sentido a la noción de asistencia. 

La demanda sanitaria da pie a la clínica, al encuentro entre médico y paciente, y constituye un proceso previo a la relación clínica que determinará de manera trascendental dicha relación. 

La entrevista clínica “sagrada” 

Todo encuentro entre el profesional de la salud y el demandante de ayuda requiere un entorno de confidencia (en el que el paciente revela intimidades personales, familiares y laborales que puedan afectar a su enfermedad y el clínico escucha pacientemente e indaga aplicando su ciencia con voluntad de ayuda). Pero algunas consultas (en opinión de Juan Gervás y colaboradores –2008–), por el grado de intimidad, la intensa carga emocional o el carácter “sensible” de los problemas que el paciente expone, deben considerarse “sagradas”, ya que en ellas el paciente expone su piel y su alma en unos minutos de entrevista (el término “sagrado”, para no inducir a equívoco, debe entenderse en un sentido metafórico, que da cuenta del clima de respeto e intimidad que es particularmente necesario en esas consultas). Estos autores reivindican la necesidad de que tales consultas se planteen como un paréntesis en la prisas cotidianas, un remanso de calma en la tempestad, de serenidad en el apresuramiento, de modo que, sin durar más que una consulta normal, estén libre del ajetreo diario. 

La entrevista problemática 

Sin embargo, como suele ocurrir en las relaciones humanas, el encuentro clínico no siempre se corresponde con la situación ideal. Muchos factores interfieren diariamente en las consultas y, por extensión, en la relación clínica; por un lado, elementos materiales como la masificación, la falta de recursos, la limitación del tiempo de consulta debido a la demanda, etc.; por otro, factores subjetivos como la ambigüedad, la mala expresión de la demanda, la falta de sinceridad de algunos pacientes y, por parte del médico, los prejuicios personales, la equivocación en la interpretación del sentido de la demanda, etc. 

Así pues, la consulta en que se da una relación médicopaciente ideal (o simplemente adecuada) no siempre se produce, aunque sí en muchos casos, gracias al mutuo interés en que así sea. 

El surgimiento de la queja 

Según una útil precisión de Francec Borell (2008), la queja se caracteriza por la falta de expectativa de respuesta que un paciente tiene al expresar un malestar corporal a un profesional de la salud; la demanda, por el contrario, incluye de manera explícita esta expectativa, es decir, solicita de forma abierta un diagnóstico o tratamiento de un mal que sufre el paciente. 

La distinción entre ambas permite una mejor ordenación de los materiales de la anamnesis, y cuanto antes se produzca en el contexto de la entrevista tanto mejor (Borrell, 2008). De este modo, el clínico puede elaborar un “mapa de demandas y de quejas” (formado por los síntomas que el paciente refiere de manera consistente en un momento temporal “t” y que le suponen un disconfort, con o sin expectativa de ser resuelto por el profesional). 

Así, el médico (consciente de que lo que primero aparece como queja después quizá aparezca como demanda) puede aprovechar como dato de gran importancia una queja del paciente y actuar como si éste hubiera expresado una demanda, anticipándola y previéndola, con las importantes consecuencias que esto conlleva para la satisfacción del paciente y el ahorro de tiempo para el clínico. Por otro lado, la distinción entre queja y demanda no sólo favorece un mejor diagnóstico y mejora la comunicación en la relación clínica, sino que, además, permite, si se presta atención a la expresión misma de la queja y la demanda, analizar los componentes verbales y no verbales que ayudan a enjuiciar la verosimilitud y la consistencia de los síntomas del paciente. 

Este último aspecto nos conduce, finalmente, al papel del sentimiento como una de las dimensiones a tener en cuenta en el análisis de la relación clínica (Pose, 2008). 

La importancia del sentimiento en la clínica 

Tradicionalmente, los profesionales de la salud han considerado que su actividad consistía en ayudar a las personas ante los problemas de salud y enfermedad, manejando conocimientos técnicos y atendiendo a ciertos criterios morales. El desarrollo en los últimos años de la llamada narrative based medicine, que aspira a recuperar las dimensiones menos objetivables de los pacientes (como complemento a la medicina basada en pruebas: evidence based medicine, que pretende una clínica basada en el método científico experimental), ha puesto de manifiesto la importancia de atender también a la naturaleza narrativa de la experiencia de enfermar y a los elementos subjetivos e intuitivos de la enfermedad (Lázaro, 2003). 

En este contexto, se ha propuesto analizar el papel del sentimiento en la relación clínica (Pose, 2008) como herramienta que favorezca la articulación satisfactoria entre las demandas del paciente y la respuesta del clínico. En esta línea, la distinción entre las nociones de emoción, actitud y sentimiento puede ser un buen punto de partida que se desarrolla con el estudio de la noción de sentimiento a lo largo de la historia del pensamiento y de la clínica, estudio que nos muestra que la polaridad entre la búsqueda de objetividad y la valoración de la subjetividad del paciente no es nueva en la medicina.

“La demanda sanitaria da pie a la clínica, al encuentro entre médico y paciente, y constituye un proceso previo a la relación clínica que determinará de manera trascendental dicha relación”.

Bibliografía 
-Baca, E. (2006): “Las cuatro ‘lógicas’ del sistema sanitario: médico, enfermo, tercer pagador e industria”. Claves de Razón Práctica, nº 165, septiembre, pp. 42-47. 
-Baca, E. (2007): “Biografía y narrativas”, en: Teoría del síntoma mental, Madrid. Triacastela, pp. 194-216. 
-Borrell, F. (2004): Entrevista Clínica. Manual de estrategias prácticas. Barcelona. SEMFYC.
-Borrell, F. (2008): “Demanda y queja en la entrevista clínica”, en: Simposio Internacional: Valores, hechos y razones en el ámbito sanitario: la racionalidad acotada. Madrid, 26-27 de junio de 2008 (en prensa). 
-Gérvas J, Pérez Fernández M, Gutiérrez Pares B. (2008): “Consultas sagradas: serenidad en el apresuramiento”, Atención Primaria, vol 41 (en prensa). 
-Lázaro, J (2003): “Entre pruebas y narraciones: objetividad y subjetividad en psiquiatría”, en: Hechos y valores en psiquiatría, Madrid. Triacastela, pp. 117- 142. 
-Pose, C (2009): Lo bueno y lo mejor. Madrid. Triacastela.

http://www.jano.es/jano/humanidades/medicas/humanidades/medicas/andres/pandiella/demanda/queja/sentimiento/relacion/clinica/_f-303+iditem-3474+idtabla-4+tipo-10

El PSOE y los grupos de izquierda pactan el texto de la Ley del Aborto

JANO.es y agencias · 18 Febrero 2009 10:42

Se acordó que el informe de la subcomisión parlamentaria encargada de revisar la Ley del Aborto, no fije plazos determinados para la interrupción voluntaria del embarazo

El PSOE alcanzó ayer un principio de acuerdo con las minorías de izquierda (ERC, IU, ICV, BNG y Nafarroa Bai) para que el informe de la subcomisión parlamentaria encargada de revisar la Ley del Aborto, que hoy comienza a redactarse en el Congreso, no fije plazos determinados para la interrupción voluntaria del embarazo, pero sí amplíe las garantías y facilidades para ello, pues extiende el uso de anticonceptivos y de la píldora abortiva, evita objeciones en bloque de un centro público sanitario y aboga por acercar nuestra legislación a las más avanzadas de Europa en la materia.
 
Según informaron fuentes parlamentarias, el documento no concreta el plazo de tiempo en el que las mujeres embarazadas podrán abortar libremente, ni tampoco los plazos en los que se podrán acoger a las indicaciones en caso de malformación del feto o de riesgo para la salud de la madre.
 
En cualquier caso, el texto acordado aboga por seguir la recomendación de la Organización Mundial de la Salud en esta materia y asemejarse a las legislaciones más avanzadas de la Unión Europea. El mayor plazo de tiempo para abortar sin justificación en Europa es de 24 semanas, en Holanda. Igualmente, los proponentes apuestan por “sacar el aborto del Código Penal”.
 
Los grupos también acordaron que la interrupción voluntaria del embarazo, además de los anticonceptivos y la píldora abortiva, deben ser una prestación garantizada en el sistema de salud pública. Además, apuestan por regular la objeción de conciencia de modo que la dirección del hospital no pueda objetar por todo el centro sino que sea una decisión personal.
 
Este borrador de será votado hoy en la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados. Pese a este principio de acuerdo, el grupo formado por ERC, IU e ICV mantendrá su voto particular, ya que solicitan que la propuesta de la subcomisión sea más ambiciosa y fije el plazo del aborto libre entre las 20 y las 24 semanas.

Una enferma terminal mostrará su boda y su muerte a los medios británicos

Jade Goody es una persona coherente: ha vivido su vida ante los medios y delante de éstos quiere estar cuando toque a su fin. Un momento que no se demorará más allá de las próximas semanas según el criterio de los oncólogos, que acaban de certificar que los tumores se le desparraman sin control por el organismo y que es imposible hacer nada más.

Jade se casará este domingo con su novio disoluto y tiene previsto filmar los detalles de la ceremonia, que se celebrará en un lujoso hotel rural del condado de Essex. También ha vendido los derechos de las instantáneas de la ceremonia, que corresponderán a la revista ‘OK’ y que, según la cadena británica Sky, ascienden hasta la suma de 700.000 libras (790.000 euros).

El traje de novia de Manuel Mota se lo ha regalado el dueño de Harrod’s, Mohamed al Fayed, y los gastos de la ceremonia correrán a cuenta de un jugoso rosario de exclusivas con las que Jade planea dejar un legado millonario para sus hijos. “Me gustaría que Dios me explicara por qué no me ha dado más tiempo para estar con ellos”, asegura abatida.

Luego vendrá, según ha confesado Jade, la ceremonia de la muerte en directo, que se emitirá en Living TV. Un final adecuado -por lacrimógeno y prematuro- para quien ha ido sacando brillo durante años al título oficioso de reina de la televisión basura del Reino Unido. Porque desde que hace siete años entrara en la casa de ‘Gran Hermano’, Jade Goody se ha desenvuelto como pez en el agua sometida al escrutinio del ojo público.

Poco ha importado que sea vulgar, soez, inculta o irrelevante. Al contrario. Esos son precisamente sus mejores atributos. Los que la convierten en el espejo perfecto del populacho que dispara las cifras de audiencia y agota los tabloides en los quioscos.

‘Abonada’ a la polémica

Su cénit lo alcanzó por ejemplo con una andanada de insultos racistas proferidos en el ‘Gran Hermano’ para famosos contra una concursante india. Un episodio que generó un incidente diplomático y disparó de inmediato su caché mediático. A partir de entonces, escándalo y Jade han sido sinónimos.

Por ejemplo, cuando fue la primera concursante de ‘GH’ en tener sexo delante de las cámaras o cuando en 2006 anunció que correría el maratón de Londres y se desplomó en el kilómetro 34 como por arte de magia. Cada escalón redundaba en su desprestigio personal pero engordaba su cuenta corriente, en una dinámica adictiva que ahora parece decidida a seguir hasta el final.

La fama televisiva empujó a Jade a explotar su imagen en todos los frentes posibles. Publicó su autobiografía, lanzó una cadena de salones de belleza y escribió un libro de recetas de cocina.

Criada por un padre drogadicto que murió en plena sobredosis mediática de su hija, Jade tuvo dos hijos -Bobby Jack y Freddie- y luego se enzarzó en una relación desasosegante con otra criatura televisiva, Jack Tweed. Fue entonces cuando se presentó por sorpresa el cáncer, diagnosticado en agosto del año pasado. Como no podía ser menos, Jade enseguida lo hizo público y empezó a rodar un programa titulado ‘El progreso de Jade’, dedicado a desmenuzar los detalles morbosos de su tratamiento. Conocida esta semana la metástasis, el espacio ha pasado a denominarse sólo Jade pero sigue en antena. Y ahí seguirá mientras no se extinga la llama de su vida.

http://www.elmundo.es/elmundo/2009/02/18/comunicacion/1234954125.html

 

Absolución penal tras retirar varios tratamientos fútiles

Dos médicos han sido absueltos de un delito de homicidio imprudente por ordenar la retirada de ciertos tratamientos en una paciente con un cáncer avanzado. El fallo se apoya en los dictámenes de los especialistas para declarar correcta la actuación de los facultativos.
Marta Esteban
18/02/2009
La Audiencia Provincial de La Coruña ha absuelto a dos médicos de una demanda penal en la que se solicitaba condena por la comisión de un delito de homicidio imprudente tras el fallecimiento de una paciente con un carcinoma. El hecho imputado a los facultativos era la retirada precoz del tubo torácico, de la cobertura antibiótica antes de tiempo y la suspensión o no administración del tratamiento de quimioterapia pautado y que había sido consentido por la enferma.

Rechazada la imprudencia por el juzgado penal, los familiares de la paciente interpusieron recurso ante la Audiencia, que hace una relación pormenorizada de los hechos. En términos generales, los magistrados analizan el caso de una mujer que fue intervenida en cirugía cardiovascular por un reemplazo protésico de la válvula mitral tras haberle diagnosticado un carcinoma ductal invasor de la mama derecha que requirió la práctica de una mastectomía radical. Diez años más tarde presentó un carcinoma ductal infiltrante residual en la mama izquierda de grado II, por lo que se sometió a una mastectomía radical con vaciamiento axilar, tratándose con seis ciclos de quimioterapia. En los años siguientes se le detectaron nuevas recidivas que fueron tratadas con radioterapia hasta que ya no se le pudieron dar más ciclos por haber agotado las posibilidades de dicho tratamiento. Días antes de su fallecimiento fue ingresada en la planta de Oncología de un hospital por derrame pleural izquierdo y atelectasia, presentando adenopatías supraclaviculares.

El servicio de Anatomía Patológica confirmó la existencia de numerosas células sugestivas de carcinoma. Tras colocarle un tubo de drenaje pleural y pautarle antibióticos y nuevos ciclos de quimioterapia, a los pocos días los médicos imputados decidieron la retirada del tubo de drenaje y de los antibióticos al no haber alcanzado el objetivo propuesto tras quince días de tratamiento. Después del alta, la enferma reingresó por un empeoramiento, falleciendo en el hospital. La autopsia determinó que la causa del óbito fue un tromboembolismo pulmonar en una paciente con carcinoma de mama en estadio IV.

Consenso médico
La sentencia, facilitada por Aranzadi, aclara que el ámbito que debe analizar es “muy concreto y especializado”, por lo que otorga una especial relevancia a los informes de los especialistas, ya que “estamos hablando de la eficacia y trascendencia que tuvieron determinadas decisiones médicas en torno al estado y evolución de la paciente”.

El hecho de existir varios dictámenes que respaldan la actuación de los facultativos hace al tribunal concluir que existe “un cierto consenso de la ciencia médica acerca de la acomodación de los actos realizados con la lex artis”. Es decir, “estamos ante un acción socialmente adecuada -facultativos que adoptan una decisión dentro del ámbito de su competencia conforme a las pautas normales de comportamiento- que llevaría a excluir la tipicidad de la conducta”.

Además, los magistrados aclaran que “no existe una prueba clara y evidente de que los actos imputados a los médicos hubieran sido determinantes del fallecimiento anticipado de la paciente”, ya que su estado “era grave”. En consecuencia, “no se desprende que los actos imputados a los facultativos hubieran ocasionado la muerte de la enferma, sino que a lo sumo habrían alargado en modo no determinado su vida y reducido su sufrimiento”. Es más, “las opiniones contrarias sobre lo acertado del diagnóstico y de la solución no son suficientes para integrar el tipo penal”.

Casi 15.000 menores de 19 años abortaron en España en 2007

JANO.es y agencias · 16 Febrero 2009 09:58

Según un informe del Ministerio de Sanidad, 500 de ellas eran menores de 15 años. La tasa de interrupción voluntario del embrazo no ha dejado de crecer en la última década


Un total de 14.807 chicas menores de 19 años abortaron en España en 2007, de las que 500 tenían menos de 15 años, según un informe del Ministerio de Sanidad y Consumo. El estudio del departamento dirigido por Bernat Soria refleja que el número de abortos de chicas menores de 19 años aumenta cada año. De este modo, si en 1998 la tasa de interrupciones de embarazo era de 5,71 por cada mil mujeres, en 1997 el índice se situó en 13,79 por mil.

El PSOE presentó en el Congreso, en su informe de conclusiones sobre la Subcomisión que estudia la legislación sobre el aborto, una propuesta para que se pueda interrumpir el embarazo a partir de los 16 años sin consentimiento paterno y que desde los 12 años se escuche la opinión de la menor.

Los datos del estudio del Ministerio de Sanidad y Consumo están divididos por quinquenios de edad, por lo que no es posible conocer el número de chicas que anualmente abortan en España con 16 y 17 años.

http://www.jano.es/jano/actualidad/ultimas/noticias/janoes/agencias/casi/15000/menores/19/anos/abortaron/espana/2007/_f-11+iditem-5602+idtabla-1

 

 

El Supremo recuerda que la información verbal es la más relevante para el paciente

“El consentimiento será verbal por regla general”, dice el artículo 8 de la Ley de Autonomía del Paciente. Aunque la sentencia del Tribunal Supremo, en la que absuelve a la Administración de una demanda por falta de información, no hace mención del artículo -no era aplicable cuando ocurrieron los hechos-, sí recoge el espíritu de este precepto legal.
Redacción 05/02/2009
Los magistrados del alto tribunal recuerdan que “la constancia escrita de la información tiene mero valor ad probationem, pero no puede sustituir a la información verbal, que es la más relevante para el paciente”.

Con este argumento la Sala Civil ha desestimado la reclamación de una paciente que alegaba que había sido sometida a una intervención quirúrgica sin informar antes a sus padres, ya que en el momento de la operación era menor de edad.

La resolución judicial, de la que ha sido ponente el magistrado José Antonio Seijas, afirma que “la omisión del deber de obtener el consentimiento informado constituye una infracción de la lex artis”.

Es más, es un acto “que debe hacerse efectivo con tiempo y dedicación suficiente y que obliga tanto al médico responsable del paciente como a los profesionales que le atiendan durante el proceso asistencial, como uno más de los que integran la actuación médica”.

Por último, la sentencia del alto tribunal hace hincapié no sólo en el deber legal de suministrar información médica, sino también en que “es una exigencia ética exigible a los miembros de la profesión sanitaria, antes con la Ley General de Sanidad y ahora con la de autonomía del paciente”.

Los expertos de Igualdad proponen un aborto libre entre las semanas 14 y 22

JANO.es · 02 Febrero 2009 12:42

voluntarias del embarazo sean una prestación de la sanidad pública


El Comité de Expertos del Ministerio de Igualdad está elaborando un documento en el que se inclina por elaborar una ley que permita abortar libremente en España en torno a las 14 primeras semanas de gestación y hasta las 22 primeras semanas en caso “de grave peligro para la vida o la salud de la embarazada y de graves anomalías físicas o psíquicas en el feto”.
 
Este Comité de Expertos del Gobierno, que ha analizado a fondo la legislación internacional sobre la interrupción voluntaria del embarazo, tiene el cometido de redactar un texto que recomiende al Ejecutivo socialista la legislación más adecuada para España, aunque “el Gobierno elaborará el proyecto de ley sobre el aborto que considere oportuno”.
 
En cualquier caso, el documento final elaborado por el Comité de Expertos, que ya se ha reunido en cinco ocasiones –la última en el día de ayer–, se cerrará en las próximas semanas, por lo que el texto actual es simplemente un borrador, y no se descartan cambios de última hora.
 
Concretamente, el comité propondrá que se pueda interrumpir el embarazo libremente alrededor de las primeras 14 semanas de gestación porque en ese tiempo “no hay riesgos desde el punto de vista médico y porque es la fórmula más utilizada en el resto de Europa”.
 
 
Prestación de la sanidad pública
 
En el documento también se solicitará que la interrupción voluntaria del embarazo “sea una prestación de la sanidad pública”, ya se practique en un hospital público o en un centro concertado como los que ya existen en muchas comunidades autónomas.
 
Asimismo, y a falta de su redacción final, es previsible que el documento aluda a la posibilidad de facilitar el acceso a los anticonceptivos, muy especialmente a los de emergencia, caso de la consabida ‘píldora del día después’, y a la necesidad de “hacer compatible el derecho de los médicos a objetar con el derecho de las mujeres a decidir”.
 
El documento final también considerará probablemente la importancia de desarrollar programas de educación y prevención de embarazos no deseados y de informar sobre las ayudas y redes asistenciales con las que cuentan las mujeres que quieran tener el hijo, así como de las posibilidades de adopción en las casos en los que la mujer quiera tener el hijo pero no pueda o quiera hacerse cargo de él.
 
 
Partidos políticos
 
El documento, que se hará público en las próximas semanas, servirá de base –junto con el informe de la subcomisión del Congreso– para la nueva ley que elaborará el gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero. Por su parte, los grupos parlamentarios presentarán sus conclusiones en la reunión de la subcomisión del próximo miércoles.
 
Tanto el PSOE como el PP todavía no han hecho pública su propuesta final, mientras que IU e ICV ya han solicitado una nueva regulación que permita el aborto libre “en torno” a las primeras 20 semanas de gestación y sin límite de tiempo en caso de “grave malformación fetal y grave peligro para la vida de la madre”.
 
En el caso del BNG, la propuesta mantiene la línea de IU e ICV, aunque abren la horquilla para que se pueda abortar libremente entre las 16 y las 20 primeras semanas de gestación. Por su parte, CiU y PNV no presentarán, previsiblemente, ningún documento formal a la subcomisión.