Archivo por meses: enero 2009

Tribuna. Subcomisión del aborto: el truco final

El primer acto del debate parlamentario sobre la reforma de la ley del aborto se ha saldado de forma precipitada y sin transparencia para los ciudadanos. El autor critica las posiciones preestablecidas en relación al aborto parte del Gobierno y considera que los verdaderos perjudicados son la propia mujer y los miles de bebés sacrificados.
José Antonio Díez 29/01/2009
No hace mucho tuve ocasión de ver El truco final, una película más de la exitosa serie de películas de ilusionistas tan en boga últimamente. En ella se cuenta la historia de dos amigos magos -Robert Angier (Hugh Jackman) y Alfred Borden (Christian Bale)que se admiran mutuamente. Sin embargo, cuando el mejor truco de ambos se echa a perder se convierten en enemigos irreconciliables e intentan por todos los medios superar al otro y acabar con él. Truco a truco, espectáculo a espectáculo, se va fraguando una feroz competición que ya no conoce límites, y la sana competencia inicial se transforma en una pelea cruel en la que todo vale por ver quién logra el gran truco final: la desaparición real de un ser humano (escapismo) por arte de magia con amargas consecuencias.

Este apunte cinematográfico viene a cuento por la fugaz historia de los trabajos de la denominada subcomisión de la ley del aborto, cuya fase de comparecencia de expertos, que contaba con un plazo de seis meses para elevar su informe, ha sido liquidada apresuradamente por el Gobierno en el tiempo record de un mes. Sorprende la premura y agilidad con que sus señorías han despachado este primer acto del debate parlamentario para aprobar una nueva ley del aborto; diligencia que, sin duda, contrasta con el sosiego y la meticulosidad empleada en la discusión de otras leyes, menos complejas técnica y socialmente, que han precisado un largo estudio y el testimonio de muchos expertos.

Debate ficticio
Es difícil no sustraerse a la impresión de que el Gobierno ha tratado una vez más de darnos el pego del mago principiante, que tiene el conejo en su chistera antes de empezar a realizar su truco. Por el momento, la loable intención inicial de la ministra de Igualdad de que fuera un debate “sosegado, de altura, sin posiciones previas sobre el aborto y que busque el consenso y la participación de todos” lleva trazas de convertirse en un titular periodístico más.

A lo largo de estas pocas semanas han desfilado por el hemiciclo un total de 30 expertos: 14 designados por el PSOE, 10 por el PP y 6 propuestos por IU, ERC, BNG. Los nacionalistas de CiU y PNV han declinado la posibilidad de nombrar los pocos expertos que en este sorteo -harto singular- les hubiera correspondido. Aun cuando las comparecencias han sido a puerta cerrada (no se sabe qué secretos o temores o qué secretos temores tiene el Gobierno), ha trascendido a los medios su contenido gracias a declaraciones o comentarios formulados antes o después de las sesiones.

Los trabajos de la subcomisión han transcurrido en una especie de semipenumbra mediática. Cada cual puede interpretar como guste esta especie de opacidad: quizá es que el tema del aborto no interese demasiado (alguna voz y no precisamente del entorno del Gobierno ha hecho comentarios en este sentido); o bien que se dé por sentado que, digan lo que digan los expertos, la decisión está más que tomada y baste cubrir el debate previo con apariencias de diálogo, neutralidad y respeto a las reglas de juego democrático.

Una colosal tomadura de pelo para el que aún le quede un átomo de ingenuidad respecto al tratamiento que desde hace años da nuestra clase política -sea del color que sea- al derecho a la vida del no nacido. Con todo, a pesar de los estrechos cauces por los que han discurrido las sesiones, ha habido comparecencias bastante sustanciosas.

No es mi intención hacer aquí una valoración detenida de los argumentos esgrimidos por cada uno de los intervinientes, pero me permito invitar a quien tenga interés a examinar los argumentos de unos y otros porque han salido a relucir aspectos de este problema hasta ahora poco conocidos o que han sido sencillamente escamoteados al conocimiento de los ciudadanos. Después que cada cual los coloque en una balanza y saque sus propias conclusiones.

Argumentos de unos y otros
Los partidarios de la ampliación, llevados quizá por la tranquilidad que da jugar en campo propio y con reglamento conocido, se han movido -con alguna señalada excepción- en el terreno de los derechos reproductivos, la equiparación con el resto de Europa, la seguridad jurídica de los médicos, el tratamiento desigual que dan algunas comunidades autónomas a las mujeres que desean abortar, etc.

Por su parte, los críticos con el proyecto legal han desplegado un amplio abanico de cuestiones: el estatuto del embrión, el consentimiento informado a la mujer y la oferta de alternativas, las consecuencias psicológicas del aborto (el síndrome postaborto), su relación con la violencia doméstica, el dudoso respaldo constitucional de una ley de plazos, los beneficios de las clínicas abortistas, las consecuencias negativas que la ausencia de esos cientos de miles de vidas humanas podría tener a medio plazo para la economía de un país como España, en clara recesión demográfica, etc. Viejas y nuevas cuestiones fruto de la experiencia de 23 años de la ley despenalizadora y de los avances recientes de la biogenética.

De entre los expertos designados por el PSOE me quedo, por su coherencia y rotundidad, con el testimonio del profesor Pérez Royo. Según este catedrático, el aborto no es una cuestión de libertad sino de derechos y un problema que pertenece por entero a la mujer; el hombre no cuenta. No le falta razón, puesto que además de no ser consultado, en muchos casos realmente es el culpable y el que deja a la mujer sola y abandonada ante una decisión que seguramente nunca hubiera querido tomar. Pérez Royo añade que “no hay una relación jurídica entre dos personas con sus derechos, de tal forma que no puede resolverse el conflicto ponderando el derecho del uno contra el del otro, porque el nasciturus no los tiene”.

En efecto, la primera conclusión que se deduce del testimonio de los expertos favorables a la ley es que el embrión humano sencillamente no existe. “Ni está ni se le espera”, como dijo aquel viejo general. Cabía esperar que, siendo un actor del drama del aborto (porque a nadie le parece el aborto una solución positiva) tuviera algún papel, pero alguien se lo ha debido robar, quizá porque carece de voz para defenderse. La mujer aquí jugaba papeles distintos, según fuera el director de escena. Ciertamente para todos ocupaba un lugar central, también para los movimientos provida, aunque evidentemente lo interpretaría de un modo bien distinto.

Pero quizá la novedad principal es que las exposiciones de algunos de los expertos han puesto en cuestión verdades hasta ahora tenidas por irrefutables en el discurso político y mediático de los partidarios del aborto: los referidos a la libertad de la mujer y a las irrelevantes consecuencias sociales y psicológicas de la interrupción voluntaria del embarazo.

Estos testimonios novedosos nos llevan a plantearnos algunas reflexiones: ¿Puede hablarse de libertad de decisión de muchas mujeres que son presionadas por su pareja o su entorno para abortar? ¿Hasta qué punto actúa libremente quien toma una decisión de tal trascendencia sin que existan unos protocolos mínimos de información, alternativas o medios económicos y sociales para tener la oportunidad de continuar con su embarazo?

¿Puede considerarse el aborto una práctica indolora, cuando se conoce positivamente que causa daños psicológicos en muchas mujeres a las que se les ha practicado? ¿Qué clase de derecho es aquél cuyo ejercicio obliga a expropiar a un tercero -en este caso el embrión- de la más elemental protección que, según la doctrina constitucional, le debe proporcionar el Estado? ¿Qué salida les queda a la inmensa mayoría de médicos que, por apelar a su conciencia, ética profesional o simplemente a sus conocimientos científicos son obligados a apuntarse a una lista.

Beneficios de la nueva norma
¿A quién beneficia esta ley? De entrada, parece que beneficiará a ambas partes: las entidades defensoras de la vida, que verán incrementado el número de mujeres que acuden para buscar ayuda humana, social y psicológica (han salvado 32.000 vidas en 10 años), y a las clínicas abortistas, que engordarán sus cuentas de resultados y podrán trabajar con más seguridad sin ser molestadas por pequeños detalles de procedimiento o por vertidos irregulares de residuos. El desenlace de la película que mencioné al comienzo no puede ser más espeluznante: el mago triunfador que se hace aparentemente con la fórmula mágica logra el truco final (el prestigio, como reza el subtítulo del film). Eso sí, a costa de sacrificar innumerables clones, cuyos cadáveres aparecen en envases de formol depositados en un oscuro sótano del teatro y de morir él mismo en el empeño, asesinado -como no podía ser de otro modo- por su oponente. El truco de la subcomisión del aborto, manejada por los ilusionistas de turno, ha tenido ya sus víctimas. En primer lugar, la verdad, y en un futuro no muy lejano, la propia mujer y los miles de bebés sacrificados.

http://www.diariomedico.com/edicion/diario_medico/normativa/es/desarrollo/1198723.html

Asturias.-Comités de ética de los hospitales asturianos trabajan para acercar el “humanismo” a la “corrección técnica”

18:50 – 28/01/2009

Los comités de ética de los hospitales asturianos trabajan para acercar el “humanismo y la bondad” a la “corrección técnica”, una labor que “aun no se percibe en casos concretos pero sí en aspectos internos, en el trato con los pacientes y de éstos con los profesionales”, explicó la presidenta del Comité de Ética del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), Rosa María Simó.

OVIEDO, 28 (EUROPA PRESS)

Los comités de ética de los hospitales asturianos trabajan para acercar el “humanismo y la bondad” a la “corrección técnica”, una labor que “aun no se percibe en casos concretos pero sí en aspectos internos, en el trato con los pacientes y de éstos con los profesionales”, explicó la presidenta del Comité de Ética del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), Rosa María Simó.

La doctora apuntó, en declaraciones a Europa Press, la importancia de la formación bioética de los profesionales sanitarios. “Es fundamental para promover actuaciones que estén atentas a la autonomía y capacidad de decisión de pacientes y familiares en los procesos sanitarios”, argumentó.

El HUCA organizó hoy la primera jornada de comités de ética de los hospitales asturianos, que fue inaugurada por el consejero de Salud y Servicios Sanitarios, Ramón Quirós. La pretensión de estos grupos es consolidar los encuentros con carácter anual y darles movilidad por las diferentes áreas sanitarias de la comunidad. Actualmente el HUCA ya organiza sesiones bimensuales en las que participan miembros de los comités de otros hospitales asturianos para analizar la evolución de estas comisiones.

Están acreditados los comités del Hospital de Jarrio y su área sanitaria; del Hospital de Cangas del Narcea y su área; del Hospital del Valle del Nalón y el área sanitaria de Langreo; del HUCA y Monte Naranco en el área de Oviedo; y el comité del Hospital San Agustín de Avilés. Están en proceso de constitución los comités del área de Gijón, tanto el del Hospital de Jove, que está más avanzado, como el de Cabueñes.

“Hay una buena disposición por parte de los centros, los profesionales y la Administración sanitaria desde siempre para desarrollar los comités porque son cada vez más necesarios para ofrecer recomendaciones a los profesionales y mejorar su vínculo con los pacientes”, explicó Simó.

Asimismo, remarcó que las recomendaciones de los comités no son vinculantes sino que sirven de asesoramiento a los profesionales para tratar a sus pacientes y afrontar los casos. “Se pretende introducir el humanismo en la tecnología”, añadió diciendo que es algo “que se notará con el tiempo”.

El HUCA dispone junto al Hospital de Cangas del Narcea de comité de ética acreditado desde 1999. Además, el Hospital Central fue el primer centro hospitalario con código ético.

http://ecodiario.eleconomista.es/salud/noticias/999637/01/09/AsturiasComites-de-etica-de-los-hospitales-asturianos-trabajan-para-acercar-el-humanismo-a-la-correccion-tecnica.html

Las decisiones clínicas ante dilemas éticos neonatales no pueden ser intuitivas

Elena Martín Hortigüela, cirujana pediátrica del Hospital General de Alicante, considera que no debe hablarse de eutanasia neonatal, sino de finalizar la vida, “porque el concepto de eutanasia está relacionado con autonomía y voluntad propia y los niños no pueden tomar decisiones ni tienen valores personales”. Así lo ha señalado Martín durante su intervención en la clausura del Máster de Bioética de la Universidad Católica de San Antonio de Murcia.
Pilar Laguna. Murcia 28/01/2009
La cirujana ha subrayado la dificultad de las decisiones éticas ante resultados inciertos como la presunta inviabilidad de la vida por malformaciones congénitas y la prematuridad límite. “El problema se da en la sala de partos ante la gran incertidumbre pronóstica del recién nacido. ¿Se le reanima? ¿Se le pone un tratamiento agresivo para luego retirarlo?”.

A favor de la vida
Se trata de una difícil decisión que no puede ser intuitiva y que, en principio, se dirigirá siempre a la vida, aunque en situaciones extremas será buena praxis limitar el tratamiento. Explica que algunos protocolos establecen semanas mínimas de gestación, pero en el rango de 22, 25 ó 26 semanas cada día aumenta un 2 por ciento la supervivencia. “Inicialmente hay que apostar por la vida con pronósticos individualizados y, por supuesto, contando con las posibilidades del hospital. Si además de gran prematuridad hay malformaciones, se buscan soluciones quirúrgicas, aunque no se trata de prolongar la vida a toda costa con gran morbilidad”.

Desde los años 80 los avances tecnológicos en UCI no han logrado aumentar la supervivencia, pero sí la morbilidad, generalmente con ceguera,sordera, retrasos mentales y afectaciones neurológicas. El grupo de estudios de la Confederación de Pediatras Europeos – hoy Academia Europea de Pediatras- estableció en 2002 que una minusvalía no es suficiente para detener un tratamiento e hizo un rechazo explícito de las formas de muerte intencional en neonatos.

Ante el recién nacido en condiciones límite los criterios para asegurar los principios de igualdad de la vida y de no discriminación se enfrentan a otros como el de calidad de vida futura, entendida como ausencia de sufrimiento físico persistente y la capacidad de relacionarse con los demás. “No hay criterios médicos fiables para valorar la supervivencia del neonato. No es blanco o negro, vivir o no vivir, sino cómo vivir. Pero la calidad de vida es un estado subjetivo de bienestar que no significa lo mismo para todas las personas”.

http://www.diariomedico.com/edicion/diario_medico/normativa/es/desarrollo/1198665.html

La resonancia puede ayudar a conocer el estado de pacientes vegetativos

Hasta ahora a los pacientes vegetativos no se les sometía a resonancia magnética porque se creía que apenas tenía utilidad; sin embargo, investigadores de la Universidad de Barcelona han comprobado que la resonancia muestra activación cerebral en áreas auditivas y lingüísticas a pesar de la ausencia de respuesta observable.
Redacción 27/01/2009
El equipo barcelonés ha analizado el resultado de resonancias magnéticas funcionales en un grupo de tres pacientes en estado vegetativo y cuatro en estado de respuesta mínima; en concreto, las áreas de comprensión lingüística. Los resultados del estudio, en el que también participa el Instituto de Neurorrehabilitación Guttmann, se observó que cuatro de los siete pacientes mostraron una activación cerebral comparable a la encontrada en 19 voluntario sanos con la escucha de varias narraciones.

Hasta ahora, las pruebas rutinarias a las que son sometidos estos pacientes no eran capaces de detectar si existe una respuesta cerebral al lenguaje. “Aunque las personas alrededor del paciente miren o lloren no sabemos si el paciente procesa o no la información, si lo hace automáticamente o si lo hace con conciencia”, explica Carme Junqué, investigadora principal del proyecto.

Lo interesante de los resultados obtenidos es que la evidencia de la comprensión del estímulo lingüístico supone un mejor pronóstico y un cambio en el trato hacia el enfermo de familiares y terapeutas. Los resultados muestran que estos pacientes cuando escuchan narraciones (frases cortas como una persona está paseando por el mar y oye las olas, activan áreas complejas del cerebro “lo que indica que los pacientes poseen partes perceptivas del cerebro a las que llega información”.

http://www.diariomedico.com/edicion/diario_medico/especialidades/neurologia/es/desarrollo/1198640.html

“Si defendemos una vida digna, por qué no la muerte digna”

27.01.2009 El doctor Palacios asegura que la mayoría de la sociedad “está preparada para aceptar la eutanasia”
Currently 2.67/5123452.7/5 [6 Voto/s]

M.M. • SANTIAGO

Marcelo Palacios, segundo por la derecha, con García-Bodaño, Evaristo Nogueira y Pancho Candela
FOTO: Antonio Hernández
“Si defendemos y postulamos por un nacimiento y una vida digna, por qué no por una muerte digna, sobre todo teniendo en cuenta que la muerte forma parte de la vida; no es algo distinto de ésta, sino parte de ella”, declaró ayer a EL CORREO GALLEGO el doctor Marcelo Palacios, fundador de la Sociedad Internacional de Bioética y una de las figuras más relevantes en este campo a nivel estatal.
El experto, uno de los doce miembros del Comité de Bioética de España creado por el Gobierno en 2007 para reforzar las garantías éticas y sociales de los ciudadanos en las actividades ligadas a la Biomedicina y las Ciencias de la Salud, ofreció ayer una conferencia sobre Eutanasia, suicidio asistido y testamento vital, en un acto organizado por el Ateneo Compostelano, que tuvo lugar en la Fundación Caixa Galicia de Santiago.

Consciente de que el tema de la eutanasia y del suicidio asistido siempre son objeto de polémica, el doctor Palacios subrayó la necesidad de no confundir la terminología, “porque no estamos hablando de quitar la vida a alguien, porque lo que mata a un enfermo terminal es precisamente su enfermedad”.

Aunque quería presentarse a la conferencia con su nuevo libro bajo el brazo, titulado Soy mi dignidad, eutanasia y suicidio asistido, un problema de imprenta se lo impidió. Sin embargo, explicó que “de lo que tratamos es de eso, de la dignidad. ¿Por qué no tiene derecho una persona a morir dignamente, y no en unas circunstancias penosas no sólo para él, sino también para su familia?”, interrogó a los presentes.

El doctor Palacios, que fue presentado por Evaristo Nogueira, decano del Colegio de Abogados de Santiago, aseguró que en España “la sociedad está preparada para aceptar la eutanasia, eso sí, con las garantías precisas”.

Así, echó mano de diversas encuestas que indican que “a pesar de que hay que respetar la ideología individual, un 76% de jóvenes encuestados estaban a favor de ayudar a morir a los enfermos terminales si lo solicitasen, y un 51% de los profesionales de Cuidados Paliativos apoyaría una ley que despenalizase la eutanasia”.

http://www.elcorreogallego.es/santiago/ecg/defendemos-vida-digna-no-muerte-digna/idNoticia-389088/

Los expertos apuestan por las células embrionarias

España dispone de diez línas celulares embrionarias y de tres en fase de caracterización

ANTONIO GONZÁLEZ – Madrid – 27/01/2009 21:15

La aprobación en Estados Unidos del primer ensayo clínico con células madre embrionarias ha vuelto a otorgar protagonismo a esta vía de investigación, tras unos años en los que los mayores esfuerzos se han centrado en las células adultas, que sí tienen aplicación clínica.

En este contexto, varios expertos congregados ayer en Madrid en un seminario sobre clonación terapéutica por las fundaciones Garrigues y Sanitas coincidieron en la necesidad de mantener la investigación con células embrionarias, pese a existir otras posibilidades como el uso de las llamadas IPS –células madre obtenidas mediante la reprogramación de células adultas–.

Para el investigador serbio Miodrag Stojkovic, que lidera en el Centro de Investigación Príncipe Felipe de Valencia el primer proyecto de clonación terapéutica autorizado en España, hay que impulsar los estudios con las células embrionarias humanas pese a la disponibilidad de las IPS. A su juicio, aunque ambas tienen funciones semejantes son distintas. “Necesitamos las células embrionarias para comparar y ver las diferencias con las IPS”, indicó.

En la misma línea, Víctor González, asesor de la Dirección General de Terapias Avanzadas del Ministerio de Sanidad, recordó que las IPS no están exentas de problemas, ya que no es descartable que en el futuro se pudiera obtener un individuo completo a partir de las mismas. “Todas las vías deben estar abiertas”, agregó.

Por otro lado, indicó que en España ya hay diez líneas celulares embrionarias disponibles, más tres que están siendo caracterizadas. Asimismo, cree que es posible que en un “plazo razonable” se aprueben en España ensayos clínicos similares al de Estados Unidos y ve “sorprendente” que en Madrid sólo se haya autorizado un proyecto con células embrionarias, frente a la apuesta realizada por otras autonomías, incluso de alguna también gobernada por el PP como la Comunidad Valenciana.

“Expolio inadmisible”

Por otro lado, Marcelo Palacios, presidente del comité científico de la Sociedad Internacional de Bioética y miembro del Comité de Bioética de España, consideró “un expolio totalmente inadmisible” que Ley de Investigación Biomédica impida a los donantes de material biológico para experimentación beneficiarse de los beneficios económicos que pudieran resultar de la explotación comercial de un avance científico obtenido a partir de sus muestras. Palacios, que ya ha expresado sus quejas en este sentido en el seno del citado comité, sostiene que “hay que defender los intereses del donante para que tenga derecho a beneficiarse en los términos que procedan”.

http://www.publico.es/ciencias/194947/celulasmadreembrionarias/ips/biomedicina/clonacion

Enrique Bonete afirma que en España muy pocos enfermos terminales solicitan la muerte

27-01-2009

CAMINEO.INFO / UCAM.- La Universidad Católica San Antonio, de Murcia (UCAM) ha acogido el pasado viernes la segunda sesión de las Jornadas de Bioética sobre ‘Temas clave en la Bioética Contemporánea’.

Durante su intervención, el catedrático de Ética y Filosofía Política de la Universidad de Salamanca, Enrique Bonete, afirmó que “en España no existen las suficientes Unidades de Cuidados Paliativos, y es un error la mentalidad eutanásica generalizada que existe. Muy pocos enfermos terminales solicitan la muerte, y cuando la solicitan es porque algo no se está haciendo bien”.

Por su parte, el catedrático de Psicopedagogía de la Universidad San Pablo CEU de Madrid, Aquilino Polaino, incidió en que “es urgente profundizar en la educación en la sexualidad y la afectividad en los jóvenes, por las personas competentes en la materia, en el contexto de una antropología realista. De lo contrario, continuaría siendo frecuente la confusión y desorientación de muchos jóvenes respecto a esta materia”.

El coordinador de la Unidad de Medicina Fetal del Hospital Virgen de la Arrixaca, Juan Luis Delgado, también intervino durante la jornada, afirmando que “a pesar de las evidencias acerca del valor de la vida humana de un feto, el mundo mira hacia otro lado, consintiendo que sea la causa de muerte mayor de muerte de seres vivos en el mundo, por encima de la guerra, el hambre y las catástrofes naturales”. Además, el doctor Delgado analizó los aspectos sociales del aborto en España, y el documento del Ministerio de Sanidad acerca de las Interrupciones Voluntarias del Embarazo (IVE) en España en 2007. Según el informe, en dicho año se produjeron en nuestro país 112.000 abortos, duplicando así la tasa de diez años atrás.

Por su parte, la secretaria del Comité de Bioética Asistencial del Hospital de Alicante y cirujana pediátrica, Elena Martín, señaló que sólo existe un documento médico publicado en España sobre situaciones conflictivas desde el punto de vista ético en el ámbito de la neonatología, el Protocolo de la Sección de Neonatología de la Asociación Española de Pediatría de 1972. Según Martín, tal documento “reconoce la dignidad del menor, apoya la decisión conjunta de padres y médicos, así como rechaza la eutanasia”, entre otras cuestiones.

Los documentos sobre voluntades anticipadas son demasiado genéricos

Más de 23.000 catalanes disponen de un testamento de voluntades anticipadas registrado en el Departamento de Salud de la Generalitat, en un 50 por ciento redactados y firmados ante notario, pero eso no les garantiza que pueda ser utilizado en clínica si es preciso.
Carmen Fernández. Barcelona 27/01/2009
El motivo: en su mayor parte tienen un contenido demasiado genérico y, por tanto, ayudan poco a los médicos a tomar decisiones al final de la vida del paciente titular, según ha informado a Diario Médico Josep Maria Busquets, responsable de bioética de la consejería. Por ese motivo, los médicos, y todo el sector sanitario, deberían implicarse más en este asunto, ha explicado Busquets, que ha participado en la jornada Mejorando la utilidad de los documentos de voluntades anticipadas, organizada por la consejería en colaboración con la Mutua de Tarrasa.

De los documentos registrados en el departamento (hay más porque el registro no es obligatorio) destaca que los titulares son en un 60 por ciento mujeres; hay personas de todas las edades pero, especialmente, mayores de 55 años, y en su mayor parte son individuos que han vivido un fin traumático de familiares o amigos. El 50 por ciento de los documentos se han suscrito ante notario (la otra vía es ante tres testigos, dos de los cuales no pueden tener relación de parentesco o patrimonial).

Salvador Quintana, miembro del comité de ética y jefe de medicina intensiva de la Mutua de Tarrasa, ha explicado, por su parte, que es importante que los médicos de primaria y los dedicados al tratamiento de pacientes con enfermedad neurológica progresiva, cáncer o patología crónica neumológica o cardíaca se impliquen especialmente.

“Estos documentos tienen que redactarse bien, para que realmente sirvan de ayuda a la toma de decisiones y descarguen de responsabilidad a los familiares de los pacientes cuando éstos ya no puedan expresar sus deseos”, ha manifestado. También ha apuntado la necesidad de que se impliquen los profesionales de residencias sociosanitarias, aunque esto es más complejo puesto que la mayor parte de los ingresados lo hacen cuando ya presentan dependencia o deterioro cognitivo.

Quintana sugiere que, además de los documentos de voluntades anticipadas regulados legalmente, se considere la posibilidad de elaborar un plan sustitutivo con ayuda del enfermo (qué hacer ante situaciones previsibles en función de la patología). Por ejemplo: a partir de qué momento se dejará de recurrir a transfusiones, alimentación o ingreso en hospitales o UCI.

Fácil acceso
Salvador Quintana, de Mutua de Tarrasa, ha precisado que cuando les llega un paciente a urgencias en condiciones que requieren tener acceso a su documento de voluntades anticipadas no tienen problemas para acceder al registro centralizado del Departamento de Salud de la Generalitat pero, teniendo en cuenta que no todos los documentos se registran formalmente, a su juicio sería importante que al menos tuviesen constancia de ellos (y de su contenido) los médicos de primaria y especialistas que atienden habitualmente al enfermo. En el entorno de la Mutua de Tarrasa entre el 70 y el 80 por ciento de los documentos se suscriben ante notarios, que se encargan de registrarlos, y sus titulares son mayoritariamente de nivel intelectual medio-alto.

http://www.diariomedico.com/edicion/diario_medico/normativa/es/desarrollo/1198599.html

Los adelantos técnicos en Neonatología plantean dudas a los pediatras

Los problemas éticos a los que se enfrentan cada día los pediatras en nuestro país, entre ellos dilemas relacionados con los recién nacidos o cómo denunciar los casos de maltrato infantil, han sido analizados en la II Jornada de Bioética en Pediatría, organizada por varias asociaciones de la especialidad en el Hospital Infantil Universitario Niño Jesús, de Madrid.
Europa Press Toledo 27/01/2009
El encuentro ha sido convocado por la Sociedad de Pediatría de Madrid y Castilla-La Mancha con el apoyo de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (Sepeap) y la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (Aepap). María García-Onieva, miembro de la Sepeap, ha afirmado que los problemas de los menores son en muchas ocasiones “manifestaciones conductuales o físicas del mundo de relaciones que están viviendo, por lo que el pediatra de primaria debe atenderlas reconociendo los factores causales para conseguir la efectividad”.

Los adelantos técnicos, particularmente en Neonatología, también plantean nuevas dudas a los profesionales, ya que han permitido que recién nacidos que pesan 500 gramos consigan sobrevivir, algo inviable hace unos años. La limitación del esfuerzo terapéutico, la incertidumbre del pronóstico y la complejidad diagnóstica de la patología neonatal son otros aspectos que plantean dilemas.

Cuidados intensivos
Algo similar ocurre en las unidades de cuidados intensivos pediátricos donde no siempre se puede obtener la supervivencia del niño y se plantea la indicación o no de aplicar determinados tratamientos, admitiendo que mantener la vida a ultranza puede no ser lo mejor para un niño enfermo y que siempre debería huirse de una aplicación inmisericorde de la técnica. En la jornada también se ha puesto de manifiesto que la actividad pediátrica actual ha sufrido varios cambios importantes en su campo de actuación, al desaparecer las enfermedades infecciosas y surgir otro tipo de patologías, como las crónicas y las de tipo psicosocial. Esta circunstancia ha hecho que surjan nuevos dilemas morales que requieren un debate.

http://www.diariomedico.com/edicion/diario_medico/normativa/es/desarrollo/1198594.html

Rogelio Altisent: “Aplicar terapias paliativas a un SNS en crisis es un error ético”

Rogelio Altisent ha finalizado su mandato como presidente de la Comisión Central de Deontología de la Organización Médica Colegial tras diez años luchando por el papel primordial de la deontología en la Medicina. El testigo ha pasado a otro de los grandes: Marcos Gómez Sancho.
Marta Esteban 27/01/2009
Han pasado diez años desde que Rogelio Altisent, médico de familia y experto en bioética, entrara en la Comisión de Deontología de la OMC. Una década dedicado a reivindicar una actuación profesional impregnada de criterios éticos y a pedir una mayor formación deontológica para los facultativos. Su labor en la OMC culminó con su elección como presidente de la Comisión Central de Deontología en junio de 2006. Altisent ha pasado el relevo a otro bioético de primera línea, Marcos Gómez Sancho, elegido presidente de la comisión en la asamblea general del pasado sábado. Tras el paso de Altisent por la OMC, Diario Médico ha querido hacer con él un balance de estos años y del futuro de la deontología y de la profesión.

En los últimos años, y especialmente como presidente, la Comisión Central de Deontología ha tenido más presencia pública en temas de relevancia social ¿A qué se debe el cambio?
-Una de las funciones principales de la comisión es dar apoyo y asesoramiento en materia deontológica al Consejo General de Colegios de Médicos, lo cual tiene una proyección externa limitada pero fundamental para dar constancia a uno de los pilares que dan razón de ser a la OMC. Hemos intervenido en algunos temas con bastante relevancia social y es lógico que siga siendo así, pues la sociedad tiene derecho a escuchar el criterio de la institución que aglutina a los médicos.

¿Algún tema abierto..?
-Uno de los documentos más importantes de la comisión ha sido la declaración sobre tiempos mínimos en la consulta, que una vez aprobado por la asamblea del consejo, ha adquirido el mismo rango normativo que el Código de Ética y Deontología. Esta declaración tiene una trascendencia y un alcance que creo que no ha sido suficientemente valorado por los médicos y que puede influir de forma determinante en la organización sanitaria en España.

Las comisiones provinciales siguen pasando, al menos en el plano público, bastante inadvertidas…
-En estos años he percibido un impulso considerable en la mayoría de las comisiones provinciales, que espero se consolide.

Ha sido el primer presidente de la Deontológica que procede de la bioética. ¿Cómo ve la relación entre ambas disciplinas?
-Soy un converso a la deontología médica. Cuando empecé a trabajar en la OMC tenía una imagen rígida y oxidada del Código de Ética. Ahora estoy convencido de que la deontología es el compromiso profesional de los médicos ante la sociedad. Es un bien social porque significa asumir un nivel de exigencia profesional superior a la ley. Por lo tanto, serán los ciudadanos los principales beneficiarios de que existan unos colegios de médicos que promueven una práctica médica de calidad, no sólo técnica sino también impregnada de ética y delicadeza humana.

¿Qué se le ha quedado en el tintero?
-La batalla de la formación en deontología que las comisiones de los colegios provinciales vienen reclamando desde hace años. Me encantaría que la OMC tuviera una unidad de investigación en deontología médica, que supondría un espaldarazo a la credibilidad de la ética médica que se debe cultivar en los colegios en sintonía con las facultades de Medicina.

¿Algún comentario sobre el futuro de la sanidad desde el privilegiado observatorio de la comisión?
-La sanidad está en crisis. En primer lugar, porque el SNS se está resquebrajando y, en segundo término, porque los médicos están desalentados por una política de recursos humanos verdaderamente triste y anticuada. La clase política lo sabe, pero parece paralizada y perpleja. Es necesario un tratamiento curativo y se limitan a adoptar terapias paliativas, lo cual en el campo de la gestión como en el de la medicina es un error garrafal, técnica y éticamente.

¿Alguna salida?
-Las cosas no se arreglan con palabras bonitas políticamente correctas. Sólo veo salida si a los médicos se les reconoce un protagonismo proporcional a la responsabilidad que asumen. Tengo la esperanza de que en los próximos años la OMC asuma el liderazgo que le corresponde participando en una reforma en profundidad del SNS, para lo que es imprescindible que los colegios tengan el apoyo de los colegiados.

¿Qué hará con el tiempo que le ocupaba la presidencia?
– LLevo meses sin jugar al mus (risas…).

¿Qué hay de la colegiación?
Puede que el futuro de los colegios profesionales dependa en parte de que la colegiación sea o no obligatoria para los médicos. Altisent cree que desde la comisión “ha faltado capacidad de convicción para explicar el significado de la colegiación obligatoria”.
Denuncia el error que cometen los gobiernos autonómicos que se oponen a la colegiación obligatoria, pues “no se dan cuenta de que en el fondo están perjudicando a los pacientes”. Altisent se despide no sin antes agradecer “la fortuna de haber trabajado con un grupo de compañeros humanamente entrañables, contando con un secretario excepcional en la persona de Antonio Galbis”.

http://www.diariomedico.com/edicion/diario_medico/normativa/es/desarrollo/1198600.html

La Universidad de Deusto y Roche elaboran la ‘Enciclopedia de Bioderecho y Bioética’

12:02 – 26/01/2009

Nota de los usuarios: – (0 votos)
La Cátedra Interuniversitaria Fundación BBVA-Diputación Foral de Vizcaya de Derecho y Genoma Humano Universidad de Deusto-Universidad del País Vasco y el Instituto Roche han iniciado la elaboración de la ‘Enciclopedia de Bioderecho y Bioética’, que pretende realizar una aproximación ética y jurídica a las ciencias y tecnologías relacionadas con la vida, según informaron las entidades en un comunicado.

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

Esta obra, dirigida tanto a profesionales como al público general, se enmarca en el convenio firmado entre el instituto y la Universidad de Deusto, que tiene como objetivo fomentar las actividades de formación y divulgación en el campo de la bioética y el derecho biomédico.

Además de solventar la falta de una obra similar en español, los responsables de esta ‘Enciclopedia de Bioderecho y Bioética’ pretenden, según explicaron, “aportar información, combinando el rigor y la claridad expositiva, con objeto de crear una obra completa, que incluya todas y cada una de las cuestiones que puedan dar origen a una reflexión bioética”.

El director de la cátedra, Carlos María Romeo Casabona, subrayó que “se echa en falta una enciclopedia de estas características en lengua española”, algo que “no se comprende bien dado el alto nivel que está adquiriendo esta disciplina tanto en España como en Latinoamérica, así como por el alto número de lectores potenciales cuya lengua es el español”. “La próxima aparición de esta enciclopedia colmará una empresa ambiciosa, pionera y necesaria en nuestro ámbito cultural”, destacó.

Entre los autores de la obra se incluyen, además de expertos españoles, a otros de países como Argentina, Brasil, Colombia, Cuba, Costa Rica, Chile, Guatemala, Méjico, Perú o Uruguay, con el fin de reconocer la importancia de las aportaciones que se están haciendo en Latinoamérica.

Los miembros de la Cátedra Interuniversitaria de Derecho y Genoma Humano, constituidos en consejo de redacción, han identificado los términos que debían incorporarse a la enciclopedia, decidiendo el enfoque científico, ético o jurídico, o varios a la vez, que debía tener cada palabra.

Finalmente, se han seleccionado un total de unos doscientos nombres, aparte de una treintena más de entradas, entre las que se incluyen biobancos, biometría, célula troncal, farmacogenómica, medicina individualizada o xenotrasplante. Algunas, como aborto, asistencia sanitaria, eutanasia o trasplante de órganos revelan cómo ciertos asuntos antiguos en el debate mantienen su interés y presentan nuevos enfoques. Asimismo, señalaron que otras, como comités de ética asistencial, formación en bioética o Consejo de Europa, sugieren las múltiples facetas que giran en torno a este campo.

http://ecodiario.eleconomista.es/salud/noticias/993287/01/09/Empresas-La-Universidad-de-Deusto-y-Roche-elaboran-la-Enciclopedia-de-Bioderecho-y-Bioetica.html

«Obtener células madre de embriones plantea serias objeciones éticas»

CÉSAR NOMBELA CANO CIENTÍFICO Y CATEDRÁTICO DE MICROBIOLOGÍA DE LA UNIVERSIDAD COMPLUTENSE

Este prestigioso científico toledano, experto en el conocimiento de las células madre, ofrece el miércoles una conferencia en Guareña dentro del ciclo ‘Vía Cultura’ de HOY 
25.01.09 – 
César Nombela Cano (Carriches, Toledo, 62 años) es uno de los científicos españoles más reconocidos dentro del campo de la microbiología, habiendo realizado investigaciones sobre microorganismos patógenos. Nombela ha compaginado la labor académica con la gestión de organismos científicos. Es licenciado en Farmacia y en Química por la Universidad Complutense, se doctoró en la Universidad de Salamanca trabajando con Julio R. Villanueva, para incorporarse después al grupo de Severo Ochoa en Estados Unidos, en donde trabajó tres años. Desde 1982 es catedrático de Microbiología en la Complutense, cargo que dejó temporalmente, entre 1996 y 2000, para desempeñar la presidencia del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de España. En la actualidad, también es presidente de la Fundación ‘Carmen y Severo Ochoa’. César Nombela recibió el premio de la CEOE a las Ciencias (1995) y está en posesión de la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil. Este prestigioso científico estará el próximo miércoles 28 en Guareña, dentro del ciclo de conferencias ‘Vía Cultura’ que organiza el diario HOY. La cita será en el centro cultural, a las 20.15 horas, donde ofrecerá una conferencia bajo el título ‘La vida humana ¿valor o mercancía? Reflexiones bioéticas sobre la investigación biomédica’. 

– ¿A qué se debe el hecho de que la microbiología esté ganando cada vez más terreno dentro del campo de la biología?

– La microbiología es una disciplina básica. De hecho, sobre los estudios microbianos se ha construido una buena parte de la biología actual, como la genética, la biología molecular ., destacando igualmente el impacto de la vida microbiana en la patología, el medioambiente, la biotecnología, etcétera Además, los microbios representan el 90 por ciento de la biosfera y compendian gran parte de la biodiversidad.

– Usted es un experto en el tema de células madre. Un concepto del que se habla mucho últimamente, pero que no mucha gente tiene claro. ¿Qué son las células madre?

– Mi vinculación con el conocimiento de las células madre ha venido más desde el lado de la Bioética, campo en el que me introduje hace años. Las células madre son células capaces de multiplicarse y diferenciarse, para generar la variedad de órganos y tejidos propios de los animales y vegetales. El potencial de diferenciación que les define puede ser mayor o menor según el tipo de célula y su estado de desarrollo.

– Sin duda, de cara a la efectividad en cuanto a ensayos clínicos, no son las mismas las células madre embrionarias que las células madre de adultos, ¿no?

– Las etapas tempranas del desarrollo embrionario animal se basan en células madre con gran potencial de diferenciación y crecimiento, denominadas células pluripotenciales, mientras que en el organismo adulto hay reservas de células madre de gran relevancia aunque con menor potencial, las conocidas como células multipotenciales. A medida que se ha ido avanzando en su conocimiento, se ha demostrado que las segundas son más apropiadas para emplear en clínica, para posibles tratamientos y más controlables que las embrionarias.

– ¿Cuál es su opinión sobre la utilización de las células madre y toda la polémica ética que ha surgido en torno a este tema?

– Las obtención de células madre embrionarias, de animales o humanos, para investigación o para clínica, implica la destrucción del embrión, lo que plantea serias objeciones éticas, porque la etapa embrionaria es el comienzo de la vida de cualquier individuo. No todos muestran el mismo grado de compromiso con la protección del embrión humano temprano, pero muchos creemos ineludible prestar atención al hecho de que la vida humana tiene valor desde sus inicios, pues es la fecundación de los gametos lo que marca un antes y un después. Las etapas subsiguientes son un continuo en ese desarrollo hasta la muerte.

– Lo que sí ha disparado toda esta potencialidad celular son las esperanzas de curación de ciertas enfermedades. ¿Cómo está tema y qué avances hay en este sentido?

– En el mundo se llevan a cabo miles de ensayos clínicos para establecer los posibles tratamientos con células madre. Todos ellos emplean células madre adultas. A día de hoy se anuncia la posibilidad del primer ensayo con embrionarias, sobre el que me surgen dudas científicas y reservas éticas. En todo caso, sería uno entre miles, por lo que no me cabe duda de que las adultas deben considerarse prioritarias si se quiere avanzar rápido en medicina regenerativa. Las terapias que se abordan experimentalmente con adultas son variadas, la mayoría tratamientos de restauración del sistema hematopoyético, como tumores, inmunodeficiencias, anemias, etcétera , aunque ya se adentran estos ensayos en abordar cardiopatías, procesos intestinales inflamatorios, problemas de huesos y cartílagos, incluso patologías neurales.

– ¿Por dónde pasa la investigación actual en el campo de las células madre?

– Hay un gran esfuerzo para conocer los controles bioquímicos, genéticos y moleculares que regulan el funcionamiento de las células. Con ello, se ha logrado en los dos últimos años el avance espectacular de reprogramar células adultas para que se comporten como pluripotenciales. Un hallazgo que abre grandes posibilidades, al tiempo que promete resolver el problema ético al hacer innecesario el empleo de células embrionarias humanas, para investigación o para clínica.

– ¿Cree que en nuestro país se invierte lo suficiente en estas investigaciones o piensa que se debería potenciar más?

– Los grupos relevantes que trabajan en España en células madre se centran en adultas. Además se han logrado avances importantes en su empleo en clínica, por ejemplo en la utilización de células madre de la grasa corporal para algunos tratamientos. En este campo hay una intensa actividad científica, industrial y ensayos clínicos muy prometedores.

– ¿Considera que los poderes públicos deberían tomar más parte en este tipo asuntos?

–Se trata de un tema importante, desde el punto de vista científico y médico, a la par que delicado, por los dilemas éticos que puede suscitar la instrumentalización del embrión humano. Por ello, los poderes públicos precisan de un asesoramiento experto muy riguroso, a la hora de hacer propuestas a la opinión pública y tomar decisiones de gobierno. Desgraciadamente hay ejemplos demostrativos de que a veces han caído en la demagogia, seguramente por falta de ese rigor en las propuestas de las que se fían.

–¿Qué supuso para usted el trabajo con Severo Ochoa?

–Para mí supuso la oportunidad de aprender de un científico del máximo nivel, con un liderazgo mundial, al tiempo que desarrollar una excelente relación con un ser humano excepcional, por ser un gran creador de ciencia que disfrutó con otras creaciones del espíritu humano como la música, la pintura y la literatura.

http://www.hoy.es/20090125/sociedad/obtener-celulas-madre-embriones-20090125.html

 

Los pediatras de Primaria se enfrentan diariamente a problemas éticos derivados del auge de las patologías crónicas y psicosociales

Para dar respuesta a los conflictos éticos y legales que se plantean en el desarrollo de la práctica clínica diaria, la Sociedad de Pediatría de Madrid y Castilla la Mancha, con el apoyo de la SEPEAP y la AEPap, han organizado las II Jornadas de Bioética en Pediatría

Madrid (24/26-1-09).- Para dar respuesta a los conflictos éticos y legales que se plantean en el desarrollo de la práctica clínica diaria, la Sociedad de Pediatría de Madrid y Castilla la Mancha, con el apoyo de la SEPEAP y la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), han organizado las II Jornadas de Bioética en Pediatría.

La doctora María García-Onieva Artazcoz, miembro de la SEPEAP, ha asegurado que la Bioética “no busca el consenso, pretende, mediante un proceso deliberativo en el que se analizan los hechos y los valores en conflicto, ayudar a elegir los cursos de acción óptimos huyendo de los extremos irreconciliables”.

Según la doctora García-Onieva, en muchas ocasiones, los problemas de los niños “son manifestaciones conductuales o físicas del mundo de relaciones que están viviendo, por lo que el pediatra de Primaria debe atenderlas reconociendo los factores causales pues, de otro modo, el tratamiento resultaría ineficaz. El conocimiento funcional de las familias es determinante para prevenir y ayudar a resolver los problemas que se plantean en relación a los hijos”.

Estas Sociedades han comentado que se han producido adelantos técnicos, espacialmente en Neonatología, que permitido que recién nacidos que pesan 500 gramos consigan sobrevivir, algo inviable hace unos años. “La limitación del esfuerzo terapéutico, la incertidumbre del pronóstico y la complejidad diagnóstica de la patología neonatal son aspectos que plantean importantes problemas éticos a los profesionales sanitarios, que muchas veces tienen el papel de tratar de resolver las dudas y miedos de los padres que son, en última instancia, los que deciden por el mejor interés del niño”.

En las Unidades de Cuidados Intensivos Pediátricos, donde se plantea la indicación o no de aplicar determinados tratamientos, admitiendo que el mantenimiento de la vida a ultranza puede no ser lo mejor para un niño enfermo y que siempre debería huirse de una aplicación inmisericorde de la técnica. Estas situaciones pueden conducir a importantes conflictos entre los profesionales sanitarios y los padres, especialmente en una sociedad, cada vez más pluricultural.

Como complemento a la parte más teórica de la Jornada, también se ha desarrollado un taller sobre la forma de dar malas noticias, “que no es otro que el enfrentarse al dolor y sufrimiento en la relación clínica”, según expertos asistente. En el taller se han revisado las técnicas comunicativas más utilizadas y una metodología básica de entrevista.

El problema del maltrato infantil se discutirá con el fin de evitar caer en el frecuente error de considerar que el aspecto legal es el más importante y urgente de abordar. El principal problema ético está en la capacidad del profesional para analizar los hechos, realizar un diagnóstico de certeza o de sospecha y poder poner en marcha la vía de intervención necesaria, que no siempre, ni en primera instancia, es la legal. Por su naturaleza compleja “que implica deberes, derechos, valores y un sinfín de consecuencias y consideraciones para el niño, existen múltiples aspectos éticos en el maltrato infantil que han sido escasamente abordados en la las publicaciones específicas”, plantea la Dra. María García-Onieva.

El problema que se planteará en esta Jornada y al que habitualmente tiene que enfrentarse el pediatra de AP, es el valorar la maduración moral de los individuos así como su aplicación en la toma de decisiones sanitarias. La ley establece que el médico responsable del caso debe ser quién valore la capacidad, quedando a criterio suyo la posibilidad de informar a los padres en los casos graves. Según los expertos en pediatría de AP, la entrevista con los adolescentes debe basarse en los principios éticos universales de autonomía (reconociendo su capacidad para tomar decisiones sobre su vida de forma racional), beneficencia (reconocer qué es lo mejor para sus intereses sin imponer los criterios de otros), y justicia distributiva.

La confidencialidad aumenta la posibilidad de que los adolescentes expongan con libertad sus preocupaciones en problemas de salud como infecciones de transmisión sexual, anticoncepción, depresión, consumo de drogas, etc. “Esta confidencialidad sólo se puede romper en situaciones excepcionales, ya que el derecho a la privacidad está reconocido en la ley así como las situaciones en las que el secreto profesional puede romperse”, puntualiza la Dra. García-Onieva.

http://www.azprensa.com/noticias_ext.php?idreg=39973

«La sociedad moderna tiende a un hedonismo malo»

A salto de mata GLORIA MARÍA TOMÁS Y GARRIDO PROFESORA DE BIOÉTICA DE LA UCAM

«El sufrimiento forma parte del ser humano, como la felicidad; es el contrapunto. Si no existiera, no podríamos conocer el polo opuesto»
24.01.09 –

«La sociedad moderna tiende a un hedonismo malo»

G loria María Tomás y Garrido es farmacéutica y profesora de bioética de la Universidad Católica San Antonio (UCAM). Coordina el máster oficial de Bioética dirigido a graduados universitarios, tanto de formación humanística como a los relacionados con ciencias de la salud, la enseñanza o la práctica jurídica. La asistencia es on-line e incluye la obligatoriedad de asistir al Congreso de Bioética que hasta hoy se celebra en el campus de Los Jerónimos, con asistencia de importantes expertos. Es autora también de numerosos libros sobre bioética.
– ¿Qué es la bioética?
– La ética aplicada a la vida orgánica. En cierto modo es como la conciencia de la ciencia. El mundo en el que vivimos no es un supermercado, es un mundo teológico en el que las personas y la vida natural, tienen su propio significado, con unos valores que hay que respetar. Actualmente se tiende a un hedonismo malo, que convierte a las personas en objetos, ya que incita a confundir placer con felicidad
– ¿En qué campos es más importante la aplicación de la bioética?
– En el inicio y final de la vida. En la sexualidad y en la enfermedad. Curiosamente en la sociedad actual se está llegando a un gran confusionismo entre los conceptos de dolor y sufrimiento. Se dice que hay que eliminar el sufrimiento, cuando este concepto forma parte del ser humano, como la felicidad. Es el contrapunto. Ahora nos venden que hay que buscar la felicidad por encima de todo. Si no existiese el sufrimiento, no podríamos conocer el polo opuesto, es decir la felicidad.
– Según ese concepto ¿es posible la eutanasia para evitar sufrimiento a un enfermo terminal?
– La vida la da Dios y solo a él corresponde quitárnosla. Antes, cuando yo estudiaba, nos enseñaban que el protocolo a seguir en medicina era investigar, curar, consolar y cuidar. Ahora ante un enfermo se habla de esperanza de vida y de calidad de vida. Pero en realidad lo que se quiere es eliminar la parte de cuidar, porque es caro para la Administración y por el sacrificio que puede suponer para los allegados.
– ¿Qué opina de la procreación en laboratorio y manipulación de embriones?
– Creo que no se pueden fabricar personas como si fuesen zapatos o cualquier otra cosa. Se está alterando el concepto de procreación, por el de reproducción. La dignidad de una persona requiere ser concebida por amor entre un hombre y una mujer. Tampoco estética, porque supone elegir un embrión y desechar otros muchos. La naturaleza creadora tiene sus límites y hay que respetarlos.
– ¿El aborto es admisible en algún caso, según los conceptos de bioética?
– Para poner límites a la vida hay que entender bien su significado. Nadie es dueño de la vida que pueda generarse en el interior de su propio cuerpo. Está comprobado que la vida existe desde los primeros días del embarazo, y ese ser engendrado, aunque lleve pocos días en el seno de su madre, tiene todas las potencialidades del ser humano que está destinado a ser,. Nadie puede truncar esa vida. No se puede convertir la cuna de la vida, que es un seno materno, en un pasillo de la muerte.
– ¿Qué opina de la sexualidad aplicándole la bioética?
– La sexualidad humana es misteriosa y personal. Actualmente incitan a los jóvenes a disfrutar de su sexualidad, cuando es más importante enseñar lo que es el amor. Porque sin amor, el placer sexual se queda vacío. Hay que devolver la confianza en el hombre y en sus posibilidades, a través del amor.
– ¿Cómo reaccionan los alumnos ante esta disciplina?
– En general, bien. Los alumnos de hoy día no leen, sino que miran y oyen. Se saben todas las canciones de moda, se ven las películas y series de televisión. Pero a través de ese mirar las pantallas, de ese escuchar temas que hablan de los problemas del hombre, se sensibilizan y comprenden bien los conceptos éticos cuando se les explica.
http://www.laverdad.es/murcia/20090124/region/sociedad-moderna-tiende-hedonismo-20090124.html

“La ciencia no lo explica todo”

Murcia 24/01/2009

Fuente: UCAM
El Catedrático de Genética de la Universidad de Alcalá de Henares, Nicolás Jouve de la Barreda, ha disertado en la UCAM sobre “la investigación en bioética y la bioética en la investigación”

“La ciencia no lo explica todo”

La UCAM ha clausurado hoy las Jornadas de Bioética, que bajo el título, ‘Temas clave en la Bioética Contemporánea’, ha reunido a expertos en la materia. Las jornadas han concluido con la lectura de las conclusiones que se han recogido de las distintas ponencias que han tenido lugar durante el simposio. El Catedrático Genética de la Universidad de Alcalá de Henares, Nicolás Jouve, ha asegurado que “la ciencia no lo explica todo ni es la única fuente de conocimiento. Somos seres lógicos por lo que no podemos decir que el único conocimiento es el que se puede demostrar empíricamente”.

La jornada de clausura ha contado con un panel de expertos que ha debatido sobre ‘Antropología, Bioética y profesiones’. El primero conferenciante en intervenir ha sido el Profesor Asociado de Bioética de la UCAM, Modesto Ferrer Colomer, que ha centrado su ponencia en la situación actual que existe entre la profesión médica y la bioética. Ferrer, ha recalcado, entre otras ideas, que “se quiere hacer oír que la eutanasia es una prestación médica más”.

La profesora de Antropología y Educación de la Universidad Católica de Valencia, Consuelo Tomás Garrido, ha profundizado en la antropología y la bioética en la enseñanza universitaria. Consuelo Tomás ha discutido sobre la dignidad de las personas, “el valor que posee lo humano”, ha apostillado. Sobre este asunto, ha afirmado que existen dos formas de dignidad, la dignidad ontológica, la que existe por el hecho de ser humanos, intrínseca; y la dignidad moral, que depende de nuestra conducta. “Mis alumnos se sobresaltan cuando les digo que la dignidad ontológica es igual en la madre Teresa de Calcuta que en Hitler”, ha señalado. Por su parte, el profesor del Colegio Monteagudo (Murcia) y Profesor Asociado de Bioética de la UCAM, Juan Antonio Marín Martínez, ha debatido también sobre antropología y bioética, pero en su caso, en la enseñanza no universitaria. Marín ha planteado como posibles soluciones a la diversidad de opiniones que hay sobre temas relacionados con la bioética en la enseñanza varios aspectos, como el hecho de que los centros definan su ideario, la necesidad de formación del profesorado en temas relacionados con la bioética, “según su ideología”, ha subrayado; o sensibilizar a los políticos para que cumplan con su labor de servicio, “no de adoctrinamiento”. Del mismo modo, ha afirmado que “el Estado debe crear las condiciones morales para que yo pueda educar a mi hijo”.

El presidente de la UCAM, José Luis Mendoza, ha destacado en la clausura de las jornadas, que en la Universidad Católica “trabajamos por la cultura de la vida frente a la cultura de la muerte”.

“La ciencia no lo explica todo”, Foto 1
http://www.murcia.com/noticias/2009/01-24-ciencia-no-lo-explica-todo.asp

«Se abrirá un nuevo supuesto para autorizar el aborto»

25.01.09 –
El jurista Carlos Romeo Casabona. / M. BARTOLOMÉ
Los científicos británicos parecen estar interesados en que se promueva el desarrollo de fármacos que controlen la producción de testosterona durante el embarazo. «Podríamos hacer algo al respecto. Algunas compañías farmacéuticas pueden ver esto como una oportunidad para desarrollar un tratamiento prenatal», dijo el director de los estudios, Simon Baron-Cohen.
También apunta en esta dirección el hecho de que la Sociedad Nacional del Autismo de Reino Unido haya manifestado que algunos de sus miembros consideran que una prueba de este tipo ayudaría a los padres a prepararse para atender a su hijo.
Sin embargo, el profesor Baron-Cohen también planteó otras interrogantes.
«¿Sería deseable una prueba prenatal para el autismo? ¿Qué perderíamos si los niños con autismo fuesen eliminados de la población? Deberíamos empezar a debatir todo esto. Hay una prueba para el síndrome de Down y es legal; y los padres tienen el derecho a elegir la terminación (del embarazo), pero el autismo suele vincularse con el talento. Es diferente», afirmó.
El catedrático Carlos Romeo Casabona, jurista que pertenece al Comité Director de Bioética del Consejo de Europa y elegido para volver a formar parte del Comité de Bioética de España, considera que la disposición de pruebas prenatales para la detección del autismo «abrirá un nuevo supuesto para la autorización de la interrupción del embarazo».
A su entender, si se amplía la ley del aborto en los términos en que avanza y los estudios científicos llegan a posibilitar la predicción del nacimiento de un niño con autismo, los padres podrán alegar que el bebé supondrá para ellos una carga. Tendrán un argumento «y aportarán una prueba fidedigna de lo que dicen».
http://www.ideal.es/almeria/20090125/sociedad/abrira-nuevo-supuesto-para-20090125.html

Los pediatras de Atención Primaria se enfrentan diariamente a problemas éticos derivados del auge de las patologías crónicas y/o psicosociales

En la Comunidad de Madrid fallecen 400 niños al año de los que el 40% tienen un fallecimiento previsible. Una asistencia sanitaria de calidad requiere asegurar que cada paciente reciba el conjunto de servicios más adecuados para cada situación y de ahí la necesidad de desarrollar unos cuidados paliativos que traten al niño y su familia como una unidad, respetando la dignidad e intimidad del niño, favoreciendo el fallecimiento en el domicilio y evitando ingresos innecesarios

Madrid, 23 enero 2009 (mpg/AZprensa.com)

En la actualidad, la práctica de la medicina no se limita a la adecuada utilización de las diferentes técnicas (cada vez más sofisticadas) y a su interpretación, ya que precisa de un mayor compromiso moral del médico con el paciente que, en el caso de la pediatría, se extiende a la familia y a la sociedad.

Para dar respuesta a los numerosos conflictos éticos y legales que se plantean en el desarrollo de la práctica clínica diaria, la Bioética, que es una disciplina eminentemente práctica, ayuda a tomar decisiones prudentes y a realizar valores. “La Bioética no busca el consenso; pretende, mediante un proceso deliberativo en el que se analizan los hechos y los valores en conflicto, ayudar a elegir los cursos de acción óptimos huyendo de los extremos irreconciliables”, explica la Dra. María Garcia-Onieva Artazcoz, miembro de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP) y pediatra de AP del Centro de Salud Entrevías, Madrid

Problemática de la Ética en Pediatría de AP

La actividad pediátrica actual ha sufrido cambios importantes en su campo de actuación, al desaparecer las enfermedades infecciosas y surgir otro de tipo de patologías como las crónicas y las de tipo psicosocial.

Según la Dra. García-Onieva, “en muchas ocasiones, los problemas de los niños y niñas son manifestaciones conductuales o físicas del mundo de relaciones que están viviendo, por lo que el pediatra de AP debe atenderlas reconociendo los factores causales pues, de otro modo, el tratamiento resultaría ineficaz. El conocimiento funcional de las familias es determinante para prevenir y ayudar a resolver los problemas que se plantean en relación a los hijos”.

Los adelantos técnicos, particularmente en Neonatología, han permitido que recién nacidos que pesan 500 gramos consigan sobrevivir, algo inviable hace unos años. La limitación del esfuerzo terapéutico, la incertidumbre del pronóstico y la complejidad diagnóstica de la patología neonatal son aspectos que plantean importantes problemas éticos a los profesionales sanitarios, que muchas veces tienen el papel de tratar de resolver las dudas y miedos de los padres que son, en última instancia, los que deciden por “el mejor interés del niño”.

Algo similar ocurre en las Unidades de Cuidados Intensivos Pediátricos, donde no siempre puede obtenerse la supervivencia del niño y se plantea la indicación o no de aplicar determinados tratamientos, admitiendo que el mantenimiento de la vida a ultranza puede no ser lo mejor para un niño enfermo y que siempre debería huirse de una aplicación inmisericorde de la técnica. Estas situaciones pueden conducir a importantes conflictos entre los profesionales sanitarios y los padres, especialmente en una sociedad, cada vez más pluricultural.

En la Comunidad de Madrid fallecen 400 niños al año de los que el 40% tienen un fallecimiento previsible. Entre éstos, están los niños con patología oncológica, enfermedades metabólicas y degenerativas e invariantes. Una asistencia sanitaria de calidad requiere asegurar que cada paciente reciba el conjunto de servicios más adecuados para cada situación y de ahí la necesidad de desarrollar unos cuidados paliativos que traten al niño y su familia como una unidad, respetando la dignidad e intimidad del niño, favoreciendo el fallecimiento en el domicilio y evitando ingresos innecesarios. La difusión, entre los profesionales madrileños, de la existencia del Equipo de Soporte Domiciliario Pediátrico para toda la Comunidad permitirá ofrecer a un mayor número de familias una forma más cercana y digna de enfrentarse al fallecimiento de su hijo.

Cómo comunicar malas noticias y maltrato infantil

Como complemento a la parte más teórica de la Jornada, se desarrollará un taller sobre la forma de dar “malas noticias”, “que no es otro que el enfrentarse al dolor y sufrimiento en la relación clínica”, comentan los expertos. En el taller se revisaron las técnicas comunicativas más utilizadas y una metodología básica de entrevista.

El problema del maltrato infantil se discutirá con el fin de evitar caer en el frecuente error de considerar que el aspecto legal es el más importante y urgente de abordar. El principal problema ético está en la capacidad del profesional para analizar los hechos, realizar un diagnóstico de certeza o de sospecha y poder poner en marcha la vía de intervención necesaria, que no siempre, ni en primera instancia, es la legal. Por su naturaleza compleja “que implica deberes, derechos, valores y un sinfín de consecuencias y consideraciones para el niño, existen múltiples aspectos éticos en el maltrato infantil que han sido escasamente abordados en la las publicaciones específicas”, plantea la Dra. María García-Onieva.

Ley de la Autonomía del Paciente

En los últimos años, se han producido importantes cambios en la legislación española, en lo relativo a la Autonomía del Paciente (Ley 41/2002), que establece que todas las actuaciones concernientes al ámbito sanitario precisan el consentimiento libre e informado del paciente, exceptuando situaciones de urgencia vital o salud pública. A efectos legales, la mayoría de edad son los 16 años pero la ley contempla que, a partir de los 12 años, cuando se alcanza un razonamiento abstracto suficiente, el menor puede tomar decisiones que tienen que ver con su salud si se considera capacitado o maduro.

El problema que se planteará en esta Jornada y al que habitualmente tiene que enfrentarse el pediatra de AP, es el valorar la maduración moral de los individuos así como su aplicación en la toma de decisiones sanitarias. La ley establece que el médico responsable del caso debe ser quién valore la capacidad, quedando a criterio suyo la posibilidad de informar a los padres en los casos graves.

Según los expertos en pediatría de AP, la entrevista con los adolescentes debe basarse en los principios éticos universales de autonomía (reconociendo su capacidad para tomar decisiones sobre su vida de forma racional), beneficencia (reconocer qué es lo mejor para sus intereses sin imponer los criterios de otros), y justicia distributiva.

La confidencialidad aumenta la posibilidad de que los adolescentes expongan con libertad sus preocupaciones en problemas de salud como infecciones de transmisión sexual, anticoncepción, depresión, consumo de drogas, etc. “Esta confidencialidad sólo se puede romper en situaciones excepcionales, ya que el derecho a la privacidad está reconocido en la ley así como las situaciones en las que el secreto profesional puede romperse”, puntualiza la Dra. García-Onieva.

Contracepción y aborto en adolescencia

Por último, en la Jornada también se abordarán los aspectos éticos de la contracepción y aborto en la adolescencia, temas ambos que suscitan habitualmente importantes problemas morales en los profesionales que, en ocasiones, se acogen a su derecho a la objeción de conciencia.

“La deliberación de los numerosos temas anteriormente esbozados supone un reto formidable para los profesionales sanitarios que trabajan con los niños y sus familias que, en último término, tienen la obligación de desarrollar su actividad clínica dirigida a la búsqueda de la excelencia”, finaliza la pediatra de AP.

http://www.azprensa.com/noticias_ext.php?idreg=39933

Es necesaria una adecuada formación para poder identificar, afrontar y resolver los dilemas éticos con los que se encuentra el médico en el ejercicio de su profesión



Así lo ha asegurado el presidente del Consejo General de Colegios de Médicos, el doctor Isacio Siguero, en la clausura de las VII Jornadas de Comisiones Deontológicas celebradas del 14 al 16 de enero en Madrid


Madrid (20-1-09).- En la clausura de las VII Jornadas de Comisiones Deontológicas que se han celebrado en la sede del Colegio de Médicos de Madrid, el presidente del Consejo General de Colegios de Médicos (CGCOM), Isacio Siguero, ha destacado la labor de los Comités de Ética y Deontología como una “pieza imprescindible para resolver los dilemas éticos con los que puede encontrase el médico durante el ejercicio de su profesión, ya que no basta con la intuición ni con las buenas intenciones, sino que es necesaria una adecuada formación que permita identificar, afrontar y resolver estos dilemas”.

Tal y como se recoge en la página “Médicos y Pacientes”, Siguero ha asegurado que a lo largo de estas jornadas se ha profundizado en algunos de los temas de mayor interés en el campo de la deontología médica. “Aspectos como la objeción de conciencia o la necesidad de dotar a los profesionales de la Medicina de los suficientes recursos técnicos y humanos, a fin de que puedan desarrollar su labor con la calidad que merece el paciente, son a modo de ejemplo, aspectos que están permanentemente en el punto de mira de este Consejo General para lograr que sean respetados”.

La Organización Médica Colegial (OMC), como representante de todos los médicos colegiados, asume como uno de sus objetivos prioritarios “la promoción y desarrollo de la deontología profesional y, de hecho, no sólo contempla en sus estatutos un Código de Etica y Deontología médica, sino que trabaja por conseguir que las normas de este Código sean respetadas y protegidas por la Ley”, ha asegurado Siguero en su discurso.

Es por ello que, como se ha expuesto en una de las mesas redondas integradas en el programa estas jornadas, es muy importante facilitar la formación ética y deontológica de los médicos, haciéndoles ver que estudiar y conocer estos temas va a ayudar al incremento de la dignidad de la profesión y a la recuperación de la consideración social que el facultativo siempre ha tenido a lo largo de la historia, además de contribuir al descenso de conflictos entre colegas y entre médicos y pacientes.

En este sentido, el doctor Emilio Ibeas, secretario de la Comisión Deontológica del Colegio de Médicos de Burgos, ha comentado que “una de las herramientas más idóneas para este impulso parte de las comisiones deontológicas de los colegios de médicos, cuya existencia es incuestionable y, además, obligatoria, al tiempo que la considera un motivo más que justifica la existencia de los colegios de médicos ante la sociedad. Son estas Comisiones, en parte, las promotoras de acciones encaminadas a la difusión, docencia y formación de la ética, deontología y su aplicación en el ejercicio profesional”.

Por su parte, el secretario del CGCOM, el doctor Juan José Rodríguez Sendín, moderador de esta mesa redonda, “parece cierto que el saber de deontología se considera un lugar reservado a cierto tipo de compañeros profesionales y no una obligación de todos los colegiados”. El doctor Rafael Tejería, vocal de la Comisión Deontológica del Colegio de Médicos de Navarra, ha asegurado que, “en muchos casos se accede a las Comisiones Deontológicas sin la debida formación específica”. De tal forma que ha lanzado la sugerencia de que “sería conveniente o casi necesario exigir a los miembros que integren estas Comisiones una formación básica y liderada por la Comisión Central de Deontología”.

Como ha precisado el doctor Ibeas, en este sentido, “los colegiados que acepten estas responsabilidades deberán tener la capacidad de analizar los aspectos éticos y actuaciones clínicas determinadas; estar preparados para identificar las diferentes opciones morales aceptables y para la realización de actos para aclarar dudas; saber prever para planificar; y tener compatibilidad en las relaciones interpersonales y en la resolución de conflictos”. Igualmente, “los miembros que integren la Comisión Central de Deontología deberán tener una sólida formación en ética, deontología y derecho médico. Tienen la obligación y el deber moral de actualizarse continuamente y responder a la hora de desarrollar documentos sobre todas estas cuestiones que afectan a la ética y deontología médica”.

http://www.azprensa.com/noticias_ext.php?idreg=39875

 

La eugenesia espartana

 

El autor compara la eugenesia espartana y la situación actual en nuestra sociedad, que está tramitando una ley de plazos para el aborto. Pide la protección del no nacido y la defensa de la vida humana.
Jesús Aguirre. Médico y senador del Partido Popular 20/01/2009
Gran admiración nos provocaba a los estudiantes de bachillerato de los años 60, fomentado por el sistema educativo de la dictadura franquista, estudiar la organización social y la educación espartana. Pensar en Esparta era transportarnos a la antigua Grecia del siglo VII a.C, a orillas del río Eurotas, en la península del Peloponeso, al poderío militar de la ciudad hoplita por excelencia, a las guerras médicas, y al paso de las Termópilas.

Incluso imbuidos por la España de aquella época admirábamos la educación espartana basada en la guerra y en el honor, en la pureza de sangre de las minorías privilegiadas, en la educación por parte del Estado y no de la familia a partir de los 7 años, basada en reglas muy rigurosas de disciplina, de obediencia, y de sometimiento a la autoridad, con un objetivo educacional único de formar ciudadanos obedientes y valientes guerreros.

Estos conceptos admirados en aquella época, fruto de nuestra juventud, inexperiencia y de la cultura política-social imperante, hoy los tenemos totalmente superados y sólo son recuerdos de dictaduras pasadas y de extremismos por desgracia aún presentes dentro de los nacionalismos extremos y de los intentos del padre Estado de socavar a la familia y retornar a la antigua formación del espíritu como medida de adoctrinamiento político.

Similitud histórica
De la historia espartana, hay un capítulo, que ni en aquella época de juventud admiré, ya que siempre me ha causado un gran horror. Era la eugenesia espartana, consistente en que “al nacer el niño espartano era examinado por una comisión de ancianos en el Pórtico para determinar si era sano y bien formado. En caso contrario se le consideraba una boca inútil y una carga para la ciudad. En consecuencia, se le conducía al Apótetas, lugar de abandono, al pie del monte Taigeto, donde se le arrojaba a un barranco”.

Si comparamos la eugenesia espartana con nuestra sociedad actual encontramos una gran similitud.

El padre Estado tiene una legislación oportuna que permite deshacerse de una hipotética “boca inútil y carga para la ciudad”. Las dos únicas diferencias son: primera, que no se espera a que nazca, y segunda, que la comisión de ancianos es sustituida por la decisión de la madre en lo referente a si el hijo que hay en su vientre es una “boca inútil o una carga”.

No voy a entrar en las disquisiciones políticas, sociales, sanitarias, y de carácter legal sobre la idoneidad y el cumplimiento de la actual Ley Orgánica 9/1985 donde se despenalizan las interrupciones voluntarias de embarazo, ni sobre la futura ley de plazos, ni sobre el artículo 15 de la Constitución Española, que al regular los derechos fundamentales dice expresamente: “Todos tienen derecho a la vida”.

Defensa del ‘diferente’
Lo que quiero es transmitir un canto a la vida en defensa de los derechos de los no nacidos, de los más indefensos de nuestra sociedad y de aquéllos que al nacer van a ser diferentes y de los que no vamos a conocer sus sentimientos, alegrías y preocupaciones.

Tenemos una sociedad muy bien estructurada donde prima la defensa de los derechos del ciudadano; de ahí que existan figuras tan importantes como el Defensor del Pueblo, el Defensor del Paciente, el Defensor del Ciudadano, el Defensor del Niño, etcétera. Deberíamos crear la figura del defensor del que menos se puede defender, de aquél que no tiene voz, que su única misión es crecer y su único anhelo es nacer; del que no lo ha pedido, pero que ha sido concebido y que exige el derecho de ser alguien en esta vida y de no quedar en el camino.

Seamos progresistas, defendamos la vida, demos vida a la vida y huyamos de darle muerte a la vida, opongámonos a la pena de muerte desde la concepción hasta el final de nuestros días; rasguémonos las vestiduras ante las imágenes de niños muertos en las guerras o por inanición en el Tercer Mundo, pero mirémonos el ombligo de vez en cuando, sobre todo el ombligo creciente de la mujer embarazada.

Busquemos soluciones solidarias donde prime la defensa de los más indefensos y siempre pensando que ese no nacido podríamos ser tú o yo.

Sanidad estudia aprobar la selección de embriones libres de cáncer de mama

La Comisión Nacional de Reproducción Asistida (CNRHA) estudia aplicar la selección genética de embriones a algunos tipos de cáncer hereditario, lo que abriría la vía al nacimiento de bebés libres del gen responsable de tumores de mama o colon, los más frecuentes.
ANA SALAMANCA/EFE La decisión podría anunciarse esta primavera, según avanzó, en declaraciones a Efe, Augusto Silva, director general de Terapias Avanzadas y Trasplantes del Ministerio de Sanidad, y presidente de la CNRHA.

Una comisión técnica, asesorada por expertos en reproducción, genética, oncología, bioética y otras disciplinas, trabaja en un informe sobre la conveniencia o no de ampliar el Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP) a estos casos, que estudiará la Comisión Nacional de Reproducción Asistida en su próxima reunión.

De ser favorable, la decisión de la CNRHA, organismo asesor del Gobierno y las Comunidades Autónomas en esta materia, implicará revisar los supuestos que marca la Ley de Reproducción Asistida de 2006, que autoriza la selección de embriones en base a tres criterios: enfermedad hereditaria grave, precoz y de difícil tratamiento.

Hay enfermedades muy claras a las que ya se aplica. El problema es interpretar si otros síndromes, como el de mama o colon, se ajustan a estos criterios.

“Aunque el cáncer de mama es una enfermedad grave, no es precoz en el sentido estricto”, la posibilidad de transmitir la enfermedad con los genes implicados (BRCA-1 y BRCA-2) “no es del cien por cien”, y “es tratable”, explica Augusto Silva, pero el tratamiento no siempre implica curación.

El otro problema -añade- es que implantar estas técnicas en el sistema público sanitario conlleva un enorme coste económico, y son los responsables sanitarios de cada Comunidad Autónoma los que tendrán que decidir si pueden afrontar el gasto.

Habrá que analizar caso por caso, evaluar el riesgo de transmisión del tumor y la relación coste/beneficio, indica el presidente de la CNRHA.

“Si hay claramente una historia familiar de cáncer de mama muy directamente implicado con una mutación asociada a un BRCA-1 y BRCA-2 habrá que valorar la capacidad de generar un bebé sano, aunque cueste y la eficacia de la implantación sea baja, porque va a tener unas garantías de vida radicalmente distintas”, añade Silva.

OTROS TUMORES

El tumor de colon, asociado a una mutación del gen APC, o el síndrome de Li-Fraumeni, que predispone a contraer carcinomas múltiples, podrían prevenirse también con estas técnicas, entre otros cánceres hereditarios, que representan entre un 5-10% de todos los tumores, según datos la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).

La técnica, que consiste en extraer un embrión, aislar una célula, analizar si tiene o no la mutación genética, “al detalle y en poco tiempo para poder reimplantar el embrión sano”, explica el presidente de la CNRHA, “no es nada fácil”.

Y no hay un sólo gen asociado a un cáncer. En los últimos 20 años se han identificado unos 40 genes implicados en síndromes de predisposición hereditaria, según la SEOM.

La ciencia avanza “a un ritmo trepidante”, afirma Augusto Silva.

“Cada vez sabemos más de mutaciones asociadas a tumores, y cada vez más podremos utilizar estas técnicas para garantizar al individuo una vida saludable”.

Los supuestos habrán de revisarse según los resultados de las investigaciones, considera responsable de la dirección de Terapias Avanzadas, recientemente creada con el objetivo de trasladar a la sociedad la aplicación de los avances médicos.

CONSEJO GENETICO

Los estudios genéticos en familias con predisposición al cáncer de mama se llevan haciendo desde hace 10 años y éste es un tema que surge en las consultas de consejo genético.

“Hay una población importante de parejas que saben que son portadores de esta predisposición y se plantean tener hijos”, explica a Efe Joan Brunet, coordinador de la sección de Cáncer hereditario y Consejo Genético de la SEOM.

Pero “es dudoso que se traduzca en una avalancha de peticiones”, señala. En el Reino Unido se aprobó el DGP en cáncer de mama en 2006 y hasta este mes no ha nacido la primera niña libre del gen.

“Y no eliminas el riesgo, lo reduces”, subraya el oncólogo.

“Aunque esta niña haya nacido sin ese gen, el riesgo de contraer cáncer a lo largo de su vida es el mismo que tiene la población sin predisposición hereditaria”. En España es una de cada diez o doce mujeres, según la región.

La aceptación de estas técnicas por la sociedad es alta. Un estudio en varios hospitales catalanes sobre la toma de decisión de estas parejas, según Brunet, revelaba una aceptación en más de la mitad de los casos, “pero en la práctica no lo llevan a cabo”.

Lo más importante -insiste- es que las parejas reciban consejo genético: “El camino no es fácil y es largo. Una vez conocida la posibilidad de que el hijo herede esa mutación, los riesgos de esta técnica, la efectividad,… muchas deciden otra alternativa: el embarazo natural, la adopción o no tener hijos”.

Si la pareja decide continuar, desde la unidad de reproducción asistida hospitalaria o la Comunidad se pide autorización a la CNRHA, que tiene la última palabra. Pero es necesario que el proceso sea lo más ágil posible, apunta Brunet.

“Y se están tomando medidas”, señala el presidente de la Comisión. Ahora el tiempo de espera para las familias es de unos tres meses.

BEBÉS MEDICAMENTO

La CNRHA tiene conocimiento de 306 niños nacidos sin enfermedades hereditarias gracias al Diagnóstico Genético Preimplantacional desde 2006. Además ha estudiado 32 casos dudosos para los que se pidió autorización, ocho de ellos fueron favorables, tres se rechazaron y en otros se solicitó ampliación de información.

La Ley permite también la selección genética de embriones compatibles para curar a terceros. El primer “bebé medicamento”, como se conoce, nació en Sevilla el pasado octubre para sanar a su hermano, aquejado de Beta Talasemia, una anemia congénita severa.

En la actualidad “está en el aire” la autorización para la gestación de otro bebé medicamento, también en Andalucía, en una familia cuyo hijo sufre una inmunodeficiencia severa (por déficit de adenosin deaminasa).

A través de la Red de donantes de médula ósea se han detectado tres cordones histocompatibles (semejanza celular) con el pequeño, y se estudia la viabilidad de un tratamiento, sin necesidad de tener otro hijo.

No obstante, en la sanidad pública es todavía escasa la aplicación de estas técnicas de DGP y la actividad y efectividad en los centros privados no siempre se comunica.

Este es otro objetivo de la Comisión de Reproducción Asistida: Un registro público de centros y actividades para que los ciudadanos puedan saber dónde acudir y con qué garantías, que estará en la web de Sanidad este verano.

http://www.laopinion.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2009011800_9_194145__Sociedad-Sanidad-estudia-aprobar-seleccion-embriones-libres-cancer-mama

Preocupación de ginecólogos y obstetras por la repercusión de la reforma del aborto

Los ginecólogos y obstetras están preocupados por las repercusiones que va a tener sobre la especialidad la reforma legal del aborto prevista por el Gobierno. Basta con escucharles hablar en foros como la jornada sobre comisiones deontológicas que se está celebrando esta semana en el Colegio de Médicos de Madrid.
N.S. 16/01/2009
Los profesionales albergan dudas acerca de la posibilidad real de ejercer el derecho a la objeción de conciencia en la práctica y plantean el temor que pueden tener algunos profesionales (MIR, médicos temporales, etc.) a perder sus puestos de trabajo si objetan. La disminución de vocaciones de ginecólogos y obstetras podría ser otro daño colateral de la reforma legal.

Según José Antonio Usandizaga, catedrático emérito de Obstetricia y Ginecología de la Universidad Autónoma de Madrid, “la preocupación está justificada”. Usandizaga explica que “lo que se pretende con la ley de plazos es el aborto libre, lo que va a traer grandes dificultades, porque, entre otras cosas, va a convertirse en un medio de control de la natalidad, algo a lo que se opone la SEGO”.

A su juicio, “muchos médicos que se encuentran hoy en situación de interinidad temen que plantear su objeción de conciencia pueda acarrearles represalias”.

Horizonte negro
Además, “existe una judicialización de la Medicina que afecta sobre todo a la Obstetricia y a la Ginecología, que sufren un auténtico acoso. Pues bien, si a esto se le suma ahora la presión que puede haber sobre las conciencias [como consecuencia de la reforma legal del aborto], no tengo más remedio que pensar que nuestra profesión, que ya está sufriendo un descenso de vocaciones, tiene un mal porvenir. Lamento decir que unos negros nubarrones están en el horizonte del desarrollo de la especialidad en España”.

“La OMC debe posicionarse en contra de los cambios legales”

El médico tiene que defender su derecho a la objeción de conciencia, pero también es necesario un mayor compromiso institucional y corporativo.
Nuria Siles 16/01/2009
Según Manuel de Santiago, vocal de la Comisión Deontológica del Colegio de Médicos de Madrid, “los órganos representativos de la Medicina -en especial la Organización Médica Colegial (OMC)necesitan manifestar firmemente ahora su oposición a las leyes previstas, y con mucho mayor compromiso que el demostrado hasta ahora, bastante pusilánime”. A su juicio, la OMC debe actuar “de una manera mucho más decidida y desafiante, si es que realmente está contra el aborto libre y la eutanasia”.

De Santiago considera que “el órgano supremo de la corporación sanitaria necesita tomar las riendas de la defensa de los miles de médicos ginecólogos y no ginecólogos que se pueden ver implicados en las leyes previstas. La OMC tiene que estar a la altura de las circunstancias, pues es mucho lo que nos jugamos”.

Asimismo, ha explicado que “debe hacerse con luz y taquígrafos, en diálogo con la autoridad sanitaria y a la vez denunciando a la opinión pública la postura mayoritaria de los médicos; y si es necesario, llevando a cabo una leal oposición democrática a tales proyectos, recabando los apoyos necesarios”.

El vocal de la Comisión Deontológica del Colegio de Médicos de Madrid ha ido más allá: “si ante esta grave intromisión en la práctica diaria de los médicos, nuestras instituciones más representativas hacen la vista gorda o guardan la ropa, para no incordiar al poder, con toda la razón se podría uno preguntar, ¿para qué sirven las organizaciones corporativas? ¿para qué la colegiación obligatoria? ¿cuál es entonces la razón de ser de la OMC? ¿Qué fundamenta su costoso sostenimiento por los médicos?”.

Asimismo, ha apelado a la unidad de los profesionales: “Es necesario estar unidos, asumir nuestras convicciones y creer en nuestro poder real al menos en el nivel de las corporaciones. La enfermería y la medicina tienen que saltar a la opinión pública con declaraciones firmes y rechazar los proyectos de aborto libre y eutanasia que el gobierno prepara; y si el curso de los acontecimientos lo hacen imposible, seguir protestando y haciendo uso de los recursos más impactantes ante la opinión pública”.

Apoyo y solidaridad
Además, sostiene que “ha llegado el momento de mirar a las especialidades más amenazadas y apoyarlas, de solidarizarnos con sus posiciones y de recordar el papel límite moral que la Medicina ha adquirido ante la sociedad. Pongamos las cartas bocarriba, rechacemos las leyes”.

De Santiago ha sostenido que “si la voluntad del Ejecutivo es imponer el aborto libre y la eutanasia, habrá de haber alguna suerte de normativa sobre la objeción de conciencia para la clase sanitaria, simplemente para evitar ruidos y protestas en los medios”. Pero esto -ha añadido- “no puede conformarnos”.

Los órganos representativos de la Medicina, en especial la OMC, deben adoptar un mayor compromiso del hasta ahora demostrado “si es que realmente están contra el aborto libre y la eutanasia”, según Manuel de Santiago, vocal de la Comisión Deontológica del Colegio de Madrid.

Juristas y bioéticos piden una ley sobre objeción de conciencia

La objeción de conciencia debe tener una regulación legal, dado que en el campo sanitario es donde se producirán los próximos conflictos entre la ley y la conciencia. Así se ha puesto de relieve en las VII Jornadas sobre Comisiones Deontológicas de Colegios de Médicos.
Marta Esteban 16/01/2009
El derecho a la objeción de conciencia del profesional sanitario será uno de los aspectos claves de la sanidad en los próximos años. La prescripción y dispensación de la píldora del día después, la próxima reforma del aborto en España y las decisiones médicas al final de la vida son ámbitos en los que sin duda este derecho cobrará una gran relevancia.

El Tribunal Constitucional tuvo ocasión de pronunciarse sobre la objeción de conciencia en la sentencia de 1982 al analizar la constitucionalidad de los supuestos de despenalización del aborto.

El propio Tribunal Supremo o el Tribunal Superior de Justicia han abordado también esta materia en algunas sentencias, pero no hay una ley específica que regule este derecho.

Juristas y bioéticos han apuntado la necesidad de una norma legal que desarrolle el derecho de objeción durante la celebración de las VII Jornadas de Comisiones Deontológicas de Colegios de Médicos que se están celebrando en el Colegio de Médicos de Madrid.

“Estamos en el momento justo de encontrar una formulación. Hay derecho a objetar, pero no una ley que lo regule. Deben establecerse cauces para el ejercicio de este derecho donde también se establezcan sus límites”, ha subrayado Javier Sánchez Caro, responsable del Área de Bioética y Derecho Sanitario de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

Sánchez Caro ha recordado que hay algunas comunidades autónomas, como Galicia y Andalucía, donde el derecho a la objeción de conciencia está reconocido para el caso de la píldora del día después en las respectivas leyes de ordenación farmacéutica, lo que “creo supone una discriminación para el resto de profesionales de otras autonomías”.

Derecho implícito
Isidoro Martín, catedrático de Derecho Eclesiástico de la Universidad Autónoma de Madrid, ha aclarado que “el campo de la sanidad será en el que preferentemente se desarrollarán los conflictos entre la conciencia y la ley”. Según Martín, la objeción de conciencia debe reconocerse como “un derecho fundamental de carácter implícito del artículo 16 de la Constitución Española, que recoge el derecho a la libertad ideológica y de culto”. Además, ha recordado que la objeción no se menciona ni en la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias ni en el Estatuto Marco, pero sí en normas deontológicas como el Código de Ética y Deontología Médica de la Organización Médica Colegial. Sin embargo, “estas reglas éticas no pueden ser alegadas ante un tribunal para fundamentar el derecho a la objeción de conciencia”.

La misma postura es compartida por David Larios, coordinador de Derecho Sanitario y Bioética de la Consejería de Salud de Castilla-La Mancha. “Tenemos un modelo de inseguridad jurídica que crea problemas al profesional, a la Administración y a los pacientes”.

Caro: “Cuando una prestación se incluye en el catálogo del SNS, el conflicto está servido”

Javier Sánchez Caro, responsable del Área de Bioética y Derecho Sanitario de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, ha analizado la objeción de conciencia en relación con la dispensación y prescripción de la píldora del día después, que afecta tanto a farmacéuticos como a facultativos.
M. Esteban 16/01/2009
Sánchez Caro ha recordado que “desde el momento en el que se trata de una prestación incluida en el catálogo de prestaciones del Sistema Nacional de Salud, el conflicto está servido”. Y es que el médico y el farmacéutico pueden alegar su objeción de conciencia, pero es una prestación que la paciente tiene derecho a recibir. El jurista y bioético ha recordado la sentencia que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía dictó en el año 1997 sobre una orden de la Junta de Andalucía que regulaba las existencias mínimas de medicamentos.

Asimismo, ha declarado que el año pasado el Tribunal Constitucional de Chile prohibió la píldora del día después al entender que existe persona desde el momento de la concepción.

En nuestro país el Tribunal Constitucional “ha dicho que el nasciturus -el embrión y el feto humano- y el embrión in vitro no tienen derechos constitucionales, pero son protegibles”. Es decir, según Sánchez Caro, lo que hace el Constitucional es adoptar una “tesis gradualista”.

En el campo de la bioética hay tres teorías sobre la píldora del día después: “Quienes consideran que hay persona desde el momento de la concepción, los que defienden que es un conjunto de células a disposición de los progenitores y quienes optan por una moral gradual”. El problema fundamental está en el “estatuto jurídico del embrión”.

Vicente Moya: “La comisión está para proteger a la sociedad”

El papel de las comisiones deontológicas en un colegio profesional es clave y así lo defiende Vicente Moya, presidente de la Comisión de Deontología del Colegio de Médicos de Madrid. “Son las únicas que deben existir obligatoriamente en cada colegio, porque la deontología es el tema capital de esta institución”. El Colegio de Médicos de Madrid está acogiendo las VII Jornadas de Comisiones Deontológicas de Colegios de Médicos.
Marta Esteban 15/01/2009
Según Moya, los colegios de médicos pueden desarrollar de forma más extensa áreas como la mutualística, la ayuda a huérfanos, etcétera, pero “las dos actividades que definen su existencia son llevar un registro de médicos y la competencia para dictar normas sobre el ejercicio profesional y obligar a su cumplimiento”. Pero, ¿qué papel deben jugar las comisiones dentro de la institución colegial?

Las comisiones de deontología y, en general, los colegios han pasado por dos fases en relación con la sociedad. “Hubo una etapa, que ahora está superada, en la que la sociedad consideraba que los colegios tenían como misión defender a los colegiados. No digo que no deban hacerlo, pero esa sólo es una parte de su cometido”.

Moya aclara que “la función principal de la comisión deontológica es dar amparo y apoyo a los pacientes y a la sociedad”, y esta idea “debe extenderse de forma generalizada”. Vicente Moya recuerda que desde el Colegio de Madrid se han propuesto muchas sanciones contra médicos tras la reclamación de los pacientes, “lo que demuestra que el colegio no tiene como función proteger al facultativo”.

Peso de la comisión
En cuanto a la relación entre la comisión de deontología y el propio colegio profesional, “en Madrid nuestra comisión tiene un peso claro y evidente. Analizamos alrededor de 400 reclamaciones al año que nos han remitido los pacientes, los propios médicos o las instituciones asistenciales. Prácticamente el cien por cien de las propuestas que realizamos se aprueban y ejecutan por parte de la Junta Directiva”.

Las jornadas sobre comisiones deontológicas se abordarán, desde el prisma de la deontología, cuestiones como la objeción de conciencia en el ámbito de la Ginecología y Obstetricia, el problema de la ausencia o insuficiencia de medios humanos y tecnológicos, los llamados contratos basura, el tiempo de consulta y las respuesta de las comisiones ante las nuevas crisis éticas como la asistencia al final de la vida y/o las nuevas fronteras del ejercicio profesional. Por ejemplo, en temas como el tiempo de consulta, Moya aclara que “trabajar en ciertas condiciones dificulta el ejercicio y se pierde el nivel de calidad en la asistencia”.

Manual ante los problemas diarios
La Deontología Médica en el Siglo XXI es el título que la Comisión de Deontología del Colegio de Médicos de Madrid ha elegido para analizar “las preocupaciones reales que se plantean en la práctica diaria”, según Vicente Moya, presidente de la comisión. Los veintiún miembros de este órgano estudian las relaciones del médico con el paciente, el consentimiento informado y los informes médicos y psiquiátricos. La obra dedica un capítulo al secreto profesional y a la calidad en la asistencia sanitaria.

“Tras el análisis de las 400 reclamaciones anuales que llegan a la comisión, hemos elaborado este libro que puede tener interés para otros colegios, porque probablemente se enfrenten a idénticas cuestiones que nuestra comisión”. La obra también se extiende a ámbitos más amplios como la experimentación humana, el trasplante de órganos y las relaciones profesionales”.