Archivo de la categoría: Aspectos medio-ambientales

Más de 2.600 millones de personas no tienen acceso a servicios básicos de saneamiento

DÍA MUNDIAL DEL AGUA

  • Más de 40.000 personas mueren cada semana por enfermedades vinculadas al agua
  • Los problemas generados por su mala calidad son más letales que las guerras
  • En muchos países el gasto militar es entre seis y 28 veces superior al del agua

Unos niños se bañan en un río contaminado al sur de Manila (Filipinas). (EFE)

Ampliar foto

Unos niños se bañan en un río contaminado al sur de Manila (Filipinas). (EFE)

Actualizado sábado 22/03/2008 17:19 (CET)

EUROPA PRESS

MADRID.- Con motivo de la celebración, este sábado 22 de marzo, del Día Mundial del Agua, varias ONG han denunciado que aún hay 1.000 millones de personas en el mundo que carecen de acceso al agua potable, mientras que más del doble (2.600 millones, el 40% de la población mundial) no dispone de los servicios básicos de saneamiento. En consecuencia, más de 40.000 personas mueren cada semana en el mundo por enfermedades relacionadas con la mala calidad del agua. Los más perjudicados: las mujeres y los niños.

“Cuando la mujer no puede ejercer su derecho al agua, está también viendo negados gran parte de sus derechos como ser humano como son la salud o la educación, y se está contribuyendo de forma determinante a la feminización de la pobreza”, denuncian desde Manos Unidas.

La organización incide en que “las mujeres están más expuestas a las enfermedades transmitidas por el agua y a la contaminación” y señala que la falta de acceso al saneamiento adecuado “impide a muchas niñas asistir a la escuela a partir de la pubertad, por falta de higiene y privacidad, con la consiguiente pérdida de oportunidades”.

En la misma línea, Cruz Roja Española denunció que cada 15 segundos muere un niño de alguna enfermedad causada por esta falta de acceso al agua potable, el saneamiento inadecuado o la higiene precaria, siendo la diarrea su principal causa de muerte. Este mal es responsable del 21% de las muertes en niños menores de cinco años, es más letal que las guerras y mata cada día a 5.000 personas en el mundo.

La mejora de las instalaciones sanitarias y la promoción de medidas de higiene podrían reducir la mortalidad infantil en general y la relacionada con la diarrea, en uno y dos tercios, respectivamente. Ambas medidas contribuirían, además, a “acelerar el desarrollo económico y social en aquellos países donde el saneamiento precario es una de las causas principales de la pérdida de días de trabajo y escolaridad por enfermedad”, señala.

Un problema social y económico

En este sentido, Acción contra el Hambre recuerda que el saneamiento se ha convertido en un problema social, económico (la Organización Mundial de la Salud estima que reducir a la mitad el número de personas sin saneamiento supondría una ganancia de 66.000 millones de dólares), de género y medioambiental (50 de los 421 ríos de Filipinas ya no pueden albergar vida) que traspasa las fronteras nacionales.

‘Cada 15 segundos muere un niño de alguna enfermedad causada por falta de acceso al agua potable, el saneamiento inadecuado o la higiene precaria’.

Cruz Roja Española.


Por ello, la ONG propone soluciones sencillas como letrinas secas o aboneras y reivindica una apuesta decidida de los gobiernos del Norte y del Sur para invertir en saneamiento básico, porque sólo el control de excretas y aguas residuales o la gestión de residuos podría evitar millones de muertes por diarrea cada año, una de las principales causas y consecuencias de la desnutrición.

Por su parte, Ayuda en Acción pone el acento en el desigual reparto de oportunidades y en la mala organización de las prioridades, porque según denuncia, “en muchos países el gasto militar es entre seis y veintiocho veces superior al presupuesto en agua y saneamiento y triplica el presupuesto de salud”.

Para la ONG “el problema de la crisis del agua es más de voluntad política que de escasez” especialmente “en los países empobrecidos, donde se paga el agua más cara llegando a representar en muchos casos más del 10% de los ingresos familiares mensuales, que ya son por sí mismos insuficientes” por culpa de “las privatizaciones del agua”.

Una mejora en el año 2076

Una de las zonas más afectadas es el África subsahariana, donde, informa Intermón Oxfam, las posibilidades que tiene un niño de morir por una diarrea son casi 520 veces superior a las de un menor de Europa o Estados Unidos. La posibilidad de lavarse las manos con agua y jabón permitiría disminuir en un 45% los casos de diarrea. Sin embargo, no será hasta 2076 cuando se produzca este descenso, muy lejos de la fecha fijada por los Objetivos del Milenio.

Para Oxfam España “tiene aún deberes” que hacer en la materia porque “se comprometió” a destinar a lo servicios sociales básicos el 20% del total de la ayuda que destina a países en desarrollo a través del Plan Director de Cooperación. En 2006, se alcanzó el 16% por lo que calificó de “cruciales” los próximos años.

‘La posibilidad de lavarse las manos con agua y jabón permitiría disminuir en un 45% los casos de diarrea’.

Intermón Oxfam.


En este sentido se manifiesta la Coordinadora de ONG de Desarrollo de España (CONGDE), quien pide al Gobierno “cumpla sus compromisos internacionales”, que centre la ayuda oficial al desarrollo en el reconocimiento del acceso al agua y al saneamiento como un derecho fundamental y que, en consecuencia, enfoque su apoyo financiero a los países menos desarrollados hacia una ampliación de la cobertura de estos servicios.

Así, la organización reivindica que el Ejecutivo favorezca “la ayuda a los países con recursos insuficientes para garantizar el derecho al agua y al saneamiento, garantizando además que esa ayuda esté dirigida a los sectores sociales más vulnerables, asegurándose de que no se incluyan cláusulas de condicionalidad en la financiación de este sector y que se destine al ámbito público”.

Fuente: El Mundo (Noticia también recogida por La Razón)